Poemas :  Recordándola en las noches del campo
Una bruma se acuesta,
zombi, en los pastizales.
La noche trae sus males
y una insana propuesta:
la de hurtarle la cresta
al único vigía
de la ubicua jauría
que acecha a mis memorias.

El monte, con sus glorias
(ahora en agonía)
se lleva mi inventario
de semblantes sensatos;
también, los garabatos
en estado larvario
que, terco, planto a diario
sobre un mudo papel.

Parece algo tan cruel
la mano de la niebla
que sin querer despuebla,
con grisáceo pincel,
del nítido color
de abril al flaco almendro.

Yo dejo que este engendro
(o un vaso de licor)
silencie al ruiseñor
que vive en tus racimos.

Y dejo al cerro, en limos,
fundirse junto al cejo
para verlo, perplejo,
sufrir lo que sufrimos.


Publicado hace unos instantes en el sitio de mundopoesía.com
Poeta

Poemas :  Recuerdos
Todo renace al fin del día, cuando
la idea de lo sólido perece.
La noche no es misterio al que le ofrece
sus secretos desnudos, palpitando.

Torna un susurro en fiera voz de mando
y suicida, el pudor, se desvanece
en los tentáculos de un dios que ofrece
sus glorias a la carne celebrando.

El aire en los pulmones
aviva movimientos indecibles.
Le nace una pirómana centella​

de hambrientas conjunciones.
Y muere igual, en ríos combustibles
que en él, alguna vez, tatuara aquella.


Publicado hace unos instantes en el sitio de mundopoesía.com
Poeta

Poemas :  MDQ III
Mi moribunda ciudad, encaneces,
con el deseo de andar más despacio.
Cales leprosas,
cáscaras blancas, paredes sin cielo
te levantaron, comiéndote el sol.
Mar de aquel verde fajina en Goose Green
para que madres se nieguen olvidos
entre tu espuma.
Solo una mueca, sin dientes ni lengua,
un estertor que es infame secreto.


©Gustavo Larsen, 08/01/2018
Poeta

Poemas :  Una gaviota hacia el Fitz Roy
[img align=center width=400]https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/03/eb/1f/03eb1f3c7495d1ba777dd5938d7bb090.jpg[/img]
Veo un sol en el barranco
que reticente me absuelve,
y la gaviota que vuelve,
la sangre en el pecho blanco
cuando del mío la arranco.

Más al sur, verdugo y lanza,
filo del alba el Fitz Roy,
entiende que en ella voy
a matarme una añoranza.
La despena sin tardanza
sobre mi suelo argentino,
mientras esculpe un destino
de valles, sílice y sal,
arte y condena, vitral
de lo cruel y lo divino.

Quiera la roca algún día,
entender que son sus celos
cuando le surca sus cielos
en débil policromía,
ave y sangre, mi utopía,
lo que se enciende en el Ande.
Brinde entonces un instante
de piedad inmerecida
y que al cerrarse su herida
goce su vuelo y le cante.


Publicado hace algunos instantes en el portal de mundopoesía.com
Poeta

Poemas :  Summertime dream
Aquel trazo,
un jadeo lejano que anidó en los cuellos,
recuerda la noche en que lo bebiste.
Me contabas que el aliento
y la brisa son impacientes
y que la distancia es un jilguero
negando primaveras.
Pero si un destello
de aquella rama soleada te cobijara
y te fueras donde otra promesa aguarda,
si tu mirada se esfuma
dentro de un intocable cristal
diciendo que el momento
es de cada curva de tu senda,
digo, mujer onírica,
que los recodos del olvido son infinitos
y los pies de mis recuerdos
alguna vez en ellos descansaron.


©Gustavo Larsen, 27/08/2016
Poeta

Poemas :  LLEGADA
He vivido tantas horas de sol
y paisajes como despertares,
nos atamos a los mares.

El hogar,
hacia ti,
en tus brazos
una historia de mares que cuentas.

La llegada al mar,
la hora llegó,
en todo su esplendor,
las olas llegan a tocar tus pies.

Lo que deseo,
lo que siento,
no se compara con nada,
es lo que anhelo con el corazón.

Erick R. R. Torres
( Ángel Negro )
Poeta

Poemas de desamor :  Como El Río
Tu recuerdo es como el río;
a veces crece, a veces mengua.
Simula irse para permanecer.
Ah!, si un día se secara tu recuerdo...
Lo cual es imposible porque soy
su propio manantial.

Además, en el maltrecho paisaje
de mi ser, vuelto porfiada cicatriz,
habría de insistir su curso seco.
Prefiero entonces que transcurra
con algo de frescor y rumor tuyos.

Imposible, imposible eludir
tu evocación como imposible
liberarme de tu ausencia; por eso,
en ciertas noches, entregado,
me tiendo junto al río... y me acaricia.



.
Safe Creative: 1602076454597[img width=300]https://static.poematrix.com/sites/default/files/styles/img-poema/public/imgs-poemas/poeta-1395/poema-60417-como-el-rio.jpg?itok=knmNF-_x[/img]
Poeta

Poemas de amor :  Vos
Vos, sos de aquellas flores
que sueltan despacito
su ternura de pétalos
en la grama del alma,
y aunque los lleve el viento
dejan aromas íntimos
que jamás se disipan
y caminan con uno
del amor a la lápida.
Vos, sos inolvidable.
Indispensable sos,
por más que yo me mienta
que me arreglo lo mismo
con un par de rencores
de cuando discrepamos
y un suspiro de alivio
que ni mi almohada cree.
Vos sos, y lo sabés,
el amor de mi vida
aunque ya no te tenga,
mi niña que me amaba,
compañera absoluta
que me dejó de amar.
Cuantas veces te abraza
mi soledad a muerte...
Si lo supieras vos.




Safe Creative:1508304997921
Poeta

Poemas :  Ocre
[img align=center width=380]http://arteyartistas.files.wordpress.com/2010/08/atardecer-de-otono-1924.jpg[/img]
Con la primera hoja caída regresa,
con hábito de vacilaciones de equinoccio,
ese recuerdo inquebrantable,
andando en compañía de otros menores
pero igualmente tercos, de rama en rama
como pájaros perdidos,
a veces disfrazado de río moribundo
en el desierto de una duda eterna,
de haberse perdido algo
en el declive de mis días.

O llega arropado, dando explicaciones
sesudas y absurdas de su merodeo.
Llega con un discurso grave o de sainete,
pero siempre evitando decir esa palabra,
mostrar ese ademán adolescente
que destruya su esencia madura.
Ese gesto que lo haga casi humano,
que finalmente lo triture un llanto
con sus fauces saladas y carnales.

Y luego es un recuerdo
que él mismo se recuerda, egoísta,
persiguiendo su propio rabo ignominoso.
Y entre esas primeras hojas caídas
se vueve a alejar, dejándome la carga
de otra bestial sepia.


©Gustavo Larsen, 17/11/2014
Poeta

Poemas de despedida :  La Vieja Durmiente
(A mi perra, que ya vieja recogí hace cuatro años de la calle y ayer se murió):

Duermes, mi perra, junto al limonero
como invierno y verano has dormido ante mi puerta.
Duermes bajo tierra porque moriste ayer.
Y como la vida es lo más indiferente que hay,
amaneció de fiesta: ¡meta pájaros y flores y abejorros!
mientras vos, “La Vieja”, mi perra, estrenás muerte.

El limonero sí, es más sentimental y le asoman
cien lágrimas gualdas que, duras como las mías,
caen algunas y rebotan cerca de tu manto de terrón, “Vieja”.
Sentimental el citrus, digo, como tu amigo “Estopa”;
el perro vagabundo que casi hasta el alba, a hondo punzón
de lamento por vos, le abolló del todo a la noche
su palangana de argento.

Y yo, a cirio de cigarro calmo, velé tu fosa
hasta muy tarde, amiga, aun sin saber si habrá un “más allá”;
pues, si a más preciso instinto vela el perro por días,
la tumba de su dueño, señal que éste no dio un paso
fuera del camposanto.

En fin, “Vieja”, porfiando lógica, igualmente confío
que un día o noche de éstas, me reciba tu ladrido celeste alla arriba en la réplica de ésta nuestra casa
para hacerte el resto de caricias que te pospuse en vida
por lo optimista de creerte eterna y a mí, inmortal.

Por tanto, con mi congoja yo no puedo hacer de tu alegría
una perra triste, pues, un can que se precie de tal
actúa en consecuencia al carácter de su amo y sé
que tu recuerdo, “Vieja”, me esperará haciéndome fiesta
en cuanto abra mi puerta en las mañanas, para renovar
aquel optimismo mío, que con o sin gloria, te lleve al paso del lado de mi corazón.


Safe Creative: 1410252395615
Poeta