Poemas :  Amor a Destiempo
Eres, lo que nunca debí ver, más si no te habría visto no tuviera de ti este bello recuerdo, ni estas ansias locas de volverte a ver
Eres, la mano que no debí tocar, el suelo que no debí pisar y la flor que jamás debí cortar, perdón, perdóname tu mi bello pecado
Eres, la miel de lo amargo, la luz de este ciego, la bendición de una gota de agua, que da vida a mi corazón desierto
Bello encanto, hoy, no sé qué será de ti ni tampoco se, si te atreverás a besar y a mirar de frente a quien prometiste amar y respetar todos los días de tu vida
En tus labios conocí los pétalos de la vida y sus espinas el día de tu adiós, te extraño bella paloma tanto que has teñido mi cielo de gris
Cuando en soledad tomo un café, respiro en el, aquel primer beso y sabiendo que no vendrás bajo la mirada al sentir nuestro amor a destiempo
Contigo, no vi pasar los días, solo supe de la noche cuando los pajarillos trinaban y trinaban hasta que cansados de amar me dabas la espalda para que yo te abrazara mientras tú acariciabas mi pierna
Como olvidar esas noches si aún conservo entre mis manos el aroma de tu piel y aquellas lágrimas de sinceridad al decirme gracias, gracias por estar conmigo
Hasta aquella noche qué decidiste volver con aquel que un día te abandono, llevando entre tu vientre el fruto de aquel amor prohibido
Sabes, hoy sé que por las tardes cuando llega del trabajo te lleva flores arrepentido por haberte abandonado un día
Tú, sin atreverte a mirarlo de frente vuelves a recordar en esas rosas nuestro amor frustrado
Cuando acaricia tu vientre sin darse cuenta, parte tu corazón en dos al hacerte comprender que él es culpable de nuestro amor a destiempo
De nuestro encuentro, y adiós.
Poeta

Poemas :  Susurros Desprevenidos
Susurros Desprevenidos
Hay quienes se atreven a todo,
sin escatimar esfuerzos para alcanzar,
lo que ellos consideran imprescindible,
sin importar lo arriesgado, tortuoso, difícil,
y hasta a veces cruel,
que pueda resultar el aventurarse de ese modo,
tan temerario y personal,
tan irreflexivo como inoportuno,
solo para obtener,
el secreto más amado del alma,
Yo mismo debería, y puede que no, mencionar,
cuánto me cuesta entregarlo todo,
por el mero hecho de que así lo he decidido,
a pesar de que mañana, podría o no,
recostarme sobre la sombra de una decepción,
y llorar de espanto por un buen rato,
y,
si ese fuera el caso, sé que hoy,
al escucharte a través de los latidos de tus palabras,
me doy cuenta que, todo cuanto hubiera hecho por ti,
lo habrá valido en un ciento por ciento,

Los milagros ocurren cada día,
y es por eso,
que debemos estar atentos a las señales,
¡Nosotros somos esas señales!, intermitentes,
Vacilantes en ocasiones,
que se mecen en las veredas de los momentos,
momentos que se deslizan al igual que la brisa,
lo hace en el atardecer de un día otoñal,
y mientras las aves se alimentan,
los árboles se nutren de la savia,
la tierra produce sus frutos,
el mundo avanza,
y con él,
nosotros también,
y lo hacemos amando,
impulsando nuestros sentimientos más allá,
amamos porque así lo sentimos,
sea en la oscuridad de los misterios,
sea alejados de todos,
sea de frente, a un centímetro del aliento,
o acariciando con sutiles expresiones,
el oído de aquella persona que nos afecta,

No pierdes nada cuando lo que más interesa,
es el bucle de una burbuja que,
ha sido conformada, diagramada y hasta,
delineada con bordes que solo a ti,
y solo a ti, competen,
Y en este preciso instante, me atrevería a decir que,
la vida habrá garabateado en los rincones del corazón,
los relieves que conformarán tu preciada existencia,
sin presumir en suposiciones, ni adagios,
que te pudieran indicar lo contrario,
¡Y todo es verdad cuanto digo!
¡Estás hecha para amar!
Sin importar lo que expresen lo demás y,
así el planeta se esté quebrando a la mitad,
Tú, mereces ser amada,
porque recibir, dar, es parte de nuestra historia,

Yo espero que, algún día,
pueda obtener, la mano de tu amor,
signifique una chance para mí, en este mi deleite,
y un motivo de reconciliación,
como aquellos pocos privilegiados,
que han sufrido privaciones y cuyos pies,
han descendido al final de sus caminos,
en busca del sepulcro de sus amados recuerdos,
y de los sueños que, en tiempo y espacio,
recrearon con la sola fuerza de su amor y amistad,
un coincidente e iridiscente: punto de encuentro,
y que, por error y falta de valor quizás,
debieron enterrarlos pensando en la muerte,
como una sólida señal de adiós,
sin la esperanza de revivirlos,
de sus dominios eternos,

Fueron estas mis batallas, con espada y escudo,
enfrentando dragones y ogros, horribles circunstancias,
sufriendo en carne propia, la humillante separación,
que arrancaba mis sentimientos de manera prepotente,
arrogante y bestial; sencillamente,
porque este era el precio a pagar,
y no era un simple estremecimiento,
mis ojos ardían,
el pecho quemaba, y dolía… ¡Oh tú no sabes,
tú no sabes cuánto dolía, cuánto significaba vivir,
cada noche y mañana con el peligro de no verte más!

¡Cuán vulnerable es la fragilidad de tu esencia!
cubierta de matices, percepciones,
interrogantes, y todas esas emociones,
que se hallan enterradas,
en una sin igual comprensión que y por excelencia,
idealiza la profunda variación de tú personalidad,

Y he aprendido,
acerca de la firmeza de tus convicciones,
la tenaz fortaleza de tu carácter,
el dulce sentir de tu humor,
y el constante sentido común que tanto te identifica,
como la fragancia de una peonía, madura, inviolable,
perfecta, sonriente, soñadora y amable,
y cuyo dulce néctar, depuran todos mis defectos,
esas anomalías esparcidas aquí y allá,
que no sirven, y solo ocupan lugar,
y aquí es donde me detengo y te pregunto:
¿Crees en las casualidades o en el destino?

Me escucho decir estas palabras,
y sonrío para mis adentros,
tal vez lo sepas, tal vez no, sin embargo,
y a pesar de los obstáculos, de la distancia,
de no conocer los pormenores del uno y del otro,
es bueno haberte encontrado, sin importar como seas,
ni el testimonio de vida que llevas o tu pasado,

En lo personal, sé lo que he sentido, y me ha dado,
uno de los mejores momentos de mi vida,
Te deseo lo mejor y si lo sabes, lo sellarás en tu silencio,
habrás de callar para que no suene a locura,
porque lo inesperado, a veces significa eso,
y otras tantas,
un minuto más cerca de alguien imposible.
Poeta

Poemas :  Corazón Imbatible
Corazón Imbatible
Bellos enigmas se encogían en su rostro,
pequeñas gotas de rocío sobre sus ojos,
una íntima impresión, una fuerte impresión,
que habitaba en la firmeza de su corazón,
llenaban de entusiasmo intelectual,
el magnífico amanecer de su vida,
y en sus primeros tiempos, esos pasos que dio,
colocó sobre la vereda de su intuición,
las copas que habría de compartir con otros,
sin alfombras ni tapices, pero elegantes y alegres,
y avanzaría con bríos sobre los excelsos prodigios,
del pensamiento humano; y lo haría,
sin vanidades, ni orgullo,
solo con la fortaleza de su carácter,
de su inagotable determinación de mujer,
y al mencionar sus palabras,
las musas permanecían quietas, obedientes,
por nada del mundo la interrumpirían,
su elocuencia, sin falsedades, directa y agresiva,
desquiciaron a más de un hombre,
y a ninguno subyugó a voluntad,

¡Damas y caballeros!
No hubo dominio absoluto de su parte,
jamás fue detrás del mundo, ni deseó conquistarlo,
solo a su destino, ese frágil,
y a veces endurecido peñón,
es lo que anhelaba,
y amaba ser quien quería ser,
y no deseaba limosnas de amoríos,
ni suculentos placeres,
el amor se descolgaba en ella, al igual que la miel,
esa ambrosía la embellecía, y la gratificaba,
¡Ese era su sueño, su navío, la bandera de su idealización!
Feroz e indiscutible, odió la manipulación,
y soñó con la libertad sin identidades,
con la institución igualitaria del hombre y la mujer,

Vivió encadenada a su libertad,
deshizo nubes de prisiones que se cernieron sobre ella,
empleó su ingenio, inteligencia,
y rompió todos los moldes,
Abnegada, irresoluta, magnánima,
era poco estimada por los arquetipos de su entorno
quienes la veían como un premio al cual poseer,
un lujo de noches estrafalarias
y maniáticas ideas de sometimientos,
¡Yo la haré mía!, decía uno,
¡Jajaja, pedante y ruin, no presumas!, decía otro,
¡No tienen lo que se necesita!, objetaba un tercero,
Y la lista proseguía, y los rechazos también,
nadie fue lo suficientemente perspicaz para ella,
y quienes se acercaron lo necesario,
perdieron el sueño, se acalambraron en sus ambiciones,
y de impotencia rechinaban sus dientes,

Sin embargo, metódica, una fiel creyente,
jamás humilló a nadie, nunca se opuso,
como un relicario que se pavonea con sus joyas,
en cambio, accedió a demostrar,
la verdadera composición de su ser,
convicciones sin ambiciones, deseos sin prejuicios,
debates, revelaciones y profundas disertaciones,
que únicamente avalaban el pensamiento humano,

Amante, avasalladora,
y mártir de sus propios conocimientos,
a los cuales defendía a muerte,
no se doblegó frente a la férrea tenacidad,
de quienes buscaban sujetarla,
imponerse sobre todo lo que creía y pensaba,
y de lo cual estaba más que segura,
que no habría oportunidad alguna,
para tales infieles,

Pero estaba dicho que,
en un singular despliegue irracional,
el amor que puja de manera salvaje sobre todos,
y,
tal vez porque el fruto ya estaba en su tiempo,
o por dejarse llevar por los atributos,
de un terreno por el que no había transitado,
se despojó de su autoimpuesta castidad,
y el amor la visitó, y lo hizo de manera inaudita,
sorpresiva y con la fuerza de un torbellino de fuego,
Hubo llamas que incendiaron sus huesos,
lamieron su alma,
y la cubrieron de los pies a la cabeza,
y esa armonía, ese descabellado zumo,
la fuerza que arrecia sobre los desprevenidos,
impulsa y adosa a la pared de los suspiros y las caricias,
como un dragón enrollado sobre la roca de un murallón,
pleno, irresistible, e invisible al razonamiento,
dejó que aquel elixir la colmara,
y todo lo bebió,
y comprendió el significado de amar,
el concepto que se escudaba detrás de la mente,
que había esperado su momento,
para atacar y seducir,
y las palabras fueron dejadas de lado,
y los instantes, los días, las noches, y la luna los iluminó,
eso fue todo, esa fue su canción,
auténtica, original,
con la simpleza de un ramillete de rosas,
esa querida filósofa,
anudó su corazón al pliegue de su historia,
y se desnudó a sí misma, enseñando el valor,
la simpatía y la sensatez que representaba,
y nada más entregó, solo el deseo oculto,
la vivacidad que se había empeñado en esconder,
y lo sintió bien, y fue su romance, uno bueno y encantador,
pero, como inició, culminó,

Y continuó su lucha, su desapego por lo frívolo,
su vida comprometida por la creatividad y el esplendor
la existencia a una exposición cruda y verosímil,
una profunda y reflexiva conciencia,
por ver que todo sea completo,
y la independencia de todo cuanto sea posible,
tanto en hombre como en la mujer, en especial esta última,
la diligencia de un pensamiento que,
se extendería hacia todos los aspectos de la personalidad,
Lou Andreas Salomé, no solo inspiró,
destacó, forjó, e impulsó los mejores mandatos,
en los ejes del razonamiento filosófico y psicoanalítico,
e influyó sobre la vida de varios hombres,
y no fue una herramienta de estos,
sino una sólida chispa de energía pura y bendita,
en la que todos amaron sumergirse,

La vida humana –qué digo, la vida en general– es poesía.
Sin darnos cuenta la vivimos, día a día, trozo a trozo.
Pero, en su inviolable totalidad,
es ella la que nos vive, la que nos inventa.
Lejos, muy lejos de la vieja frase,
“hacer de la vida una obra de arte”;
no somos nuestra obra de arte.


Y este último párrafo no es mío sino de ella,
¡Cuán fácil resultaba enamorarse,
de esta maravillosa mujer!
Poeta

Poemas :  Jordan, tú eres fuerte, lo eres…
Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte
es la única opción que te queda…”
-Bob Marley-


Tú, eres fuerte Jordan Alexander, lo eres,
por sobre las espinas de la memoria y de
los insomnios crueles, eres fuerte, lo eres,
más allá de las imágenes fantasmagóricas,
que dejó alucinando la infamia perversa,
te templas aún más, joven guerrero de paz.

El sol siempre impasible, ha girado 10 veces,
desde que eclipsaron los sueños de Nanny,
no había que entenderlo, no hay como, no…
Pero sobre los amaneceres con preguntas
sin respuestas, caminaste, corriste también,
no has parado, porque eres fuerte, lo eres…

No existe noche eterna, ni oscuridad total,
sigues rompiendo albas a fuerza de amor,
esperanza, de determinación por crecer…
suelta las amarras y deja tu barca navegar,
donde el mar y cielo confunden sus matices,
donde seguramente Nanny tendría más paz.

Que hay injusticias innúmeras, las hay…
es probable que pasen muchos años, para
que hayan menos víctimas y victimarios,
para que los irracionales y las viles drogas,
abrevien, no dejes que tu alma se envilezca,
lleva paz en tu corazón, porque eres fuerte…
Lo eres Jordan… lo eres…
Poeta

Poemas :  Mujer
La hembra sedienta de emociones
Vibrantes sus ojos
de penetrante belleza
Energica morada encubrando mesetas
Forestando árboles en desiertos condenados
El magma de la vida corre por sus venas
Ama el infinito presente
con atonita clemencia
Sacude las verguenzas
En su climax la miel endulza
La palabra desea ser su amiga
El disfrute de lo tierno la armoniza
Se viste con su inteligencia emocional
en su gracia al caminar
las piedras se inclinan
y el barro no la salpica
Divina gracia ser mujer
con su entrega y valentia
los leones se arrodillan
La vida a chorros emana
como el agua se desliza
Creadoras de las caricias
y de las infintas maravillas

27/02/2021
®Dikia
Poeta

Poemas :  Alistando la maleta
Alistando la maleta

Alistando la maleta, se va lentamente empacando
A medida que se va llenando, se va emocionando
La emoción sube, la hora se acerca y está llegando
La imaginación vuela, de sueños presurosos soñando
Los anhelos se llenan de fantasía, de aquello hermoso visitando
La incertidumbre del viaje, de miedos, se va preocupando

Sin elegir y aún vacía, se sigue alistando la maleta
Ropa, calzado, vestido y hasta la chaqueta
Dineros que inquietan y alteran el rostro y la silueta
Medicinas y aseo personal y la blanca camiseta
Botiquín, la macheta y la munición de la escopeta
Parece que no va a caber y sin alistar ya está repleta
El temor crece hasta que el claxon, suena de la camioneta

Se siente un frío, que arremete en las inmensas oscuridades
La maleta está abierta, esperando los egos de las vanidades
Una sombra se posa en el aposento de sus intimidades
¿Quién es Ud.? La sorpresa de las calamidades
Soy la voz de la conciencia, en la maleta de las espiritualidades
Alistando la mochila, haciendo de los sueños realidades
Todo en la vida es una maleta, llena de clamor y felicidades
Atiborrada de cosas interesantes, que desbordan oportunidades
Equipaje, que remolcan metas, el grito de necesidades
Baúl, que guarda recuerdos de amistades y soledades
Valija que no se quiere abrir, llena de llantos y enfermedades
Cofre que guarda aquellos amores, de pasiones en las intimidades
Equipaje de mano para huir de prisa y eludir sinceridades
Maletas que acarrean el caos, la ventisca de las tempestades

Alistando la maleta se acrecientan las sensaciones
Se acerca la hora de empacar, silenciando las conversaciones
No importa si está llena o medio vacía, si aún faltan los pantalones
El viaje será sin valijas, pero llena de ansiedades y preocupaciones
El aposento se llenará de baúles, cofres y obligaciones
La maleta se debe alistar en vida, con precauciones y bendiciones
Vivir lleno de equipajes, con cofres que guardan dineros y otras tentaciones
Sólo arrastran el temor, de sus revelaciones

Alistar la maleta con detalles, que se reparten al partir
No importa el tamaño, si todo lo allí se ha de compartir
La muerte lo arropará y la llevará vacía sin aplaudir
Lo material se quedará en la maleta, lo bueno saldrá a relucir
Lo malo del equipaje arderá y no habrá nadie a quien acudir

Alistando la maleta se cae en un sopor, de miedos naturales
No se quiere partir sin el bolso, así se rompan los cristales
Se coleccionan maletas de todo tipo, hasta bolsos y morrales
Se cree que la maleta hace al monje, si son de buenos materiales
De sociedades de abolengo, que llevan maletas de sus riquezas y capitales
Maletas de hoja o de cartón, del humilde que llora en los matorrales
Unas y otras arderán por igual, con miedos y caos infernales
Creen que la vida son las maletas y se creen con poderes sobrenaturales
Seres que van por la vida, con equipajes abominables, descomunales
Se disfrazan en valijas, como si la vida solo fuesen carnavales
Maletas que llevan seres con riquezas, de haciendas colosales
Nada de la maleta se puede llevar, ni los objetos personales

Alistando la maleta, el ser se llena de sentimientos
En cualquier rincón, quedarán olvidados sus pensamientos y conocimientos
Se luchó en la vida por tener y poseer equipajes y campamentos
No hay valija que aguante, tantas lágrimas y sufrimientos
Sólo la de aquel que la llenó de odio, de rencores y de remordimientos
Baúles de aquel ser, que las manchó con actos sangrientos
Equipajes del poderoso, que exprimió al débil, hasta debilitarlo en sus agotamientos
Alistando la maleta, para partir sin despedidas, ni espavientos
Recibir las bendiciones de Dios, el agua bendita y sus sacramentos
Maletas, que el ser acumuló en la vida, con avaricia de sedientos
Equipajes y valijas, que al final se convirtieron en excrementos
El cuerpo ardió sin pena ni gloria, sin maletas, ni ornamentos

“Joreman” Jorge Enrique mantilla – Bucaramanga febrero 11-2021
Poeta

Poemas :  Arrogante y prepotente
Arrogante y prepotente

Hay de aquellos seres arrogantes, que se creen de estirpe y superiores
Carecen de humildad y se creen todos unos infalibles doctores
Creen que les deben hacer la venia y rendirle honores
Seres altaneros, engreídos, llenos de podredumbre y errores
Se creen expertos en todos los temas y los demás son inferiores

Pobres criaturas engreídas, faltas de cariño y amores
Desprecian a los demás y se burlan de sus lágrimas y dolores
Pisotean su esencia, con la inseguridad de sus temores
Arrogantes, llenos de soberbias con la ira de sus temblores
No conocen la felicidad, ni el sueño tranquilo de los soñadores
La arrogancia los lleva a creerse, que siempre son los vencedores

Hay de aquel espécimen, prepotente y presumido, ávido de sensaciones
Presume de su poder agresivo, ocultando sus miedos y sus preocupaciones
Carentes de gallardía y nobleza, sin humildad, ni consideraciones
Petulantes, que detestan que le señalen sus defectos y traiciones
Vanidoso y arrogante, que no reconoce errores, ni súplicas, ni confesiones
Persona tóxica, carente de empatía, no acepta reglas ni condiciones
Le importa un carajo lo que piensen los demás, ni sus opiniones
Prepotentes, seres llenos de ira y debilidades, hasta que se le escurren los pantalones
Se creen imprescindibles y que les rindan aplausos, en las mansiones de sus balcones
Pobre materia gris la de estos seres, la naturaleza sin explicaciones

Arrogantes y prepotentes, infalibles, dominantes, hirientes y agresivas
Cuerpos llenos de hediondez, el estiércol apestoso de sus horribles figuras
Seres con poca autoestima, llenos de egoísmos y voracidades explosivas
Arrogantes y opresores, déspotas, el engendro macabro de sus armaduras
Pobres criaturas insolentes, hasta la muerte con sus creencias y horrendas posturas
Tiranos y pretenciosos, pero en su interior llenos de sufrimientos y amarguras
Arrogantes y prepotentes, esencia de lucifer y del mal, el candado de sus cerraduras
Sus orgullos y vanidades los premiarán, con los egos de adefesios de sus vestiduras
El transcurrir de la vida los castigará, con el olvido en sus sepulturas
Se podrirán los cuerpos de los arrogantes y se acabará la insolencia de los horrores de sus travesuras
Arderán sin pena, ni gloria, arrogantes sin riquezas, sin poderes, la prepotencia el pavor de sus horrendas criaturas

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga febrero17-2021
Poeta

Poemas :  Un abrazo sin besos...
Nuestros corazones se acercaron una vez más,
desde un nuevo abrazo, que ojalá hubiese sido…
interminable, es que nuestros brazos y manos,
tenían tanto que decir y estrechar, forjando una
sinfonía única, de centelleos y sentires, que seguro,
sacudieron hasta la última fibra de nuestras almas.

Cómo no levitar y comulgar en el mismo infinito,
con tu aroma y cabellos turbando mis sentidos,
mucho más todavía, con los detalles exquisitos,
que conseguían mis manos y brazos al explorar
extasiados, tu talle, tu espalda, cuello y hombros,
al percibir que vibrábamos como hojas al viento…

Fue un abrazo sin besos y aunque los deseábamos,
no… no hicieron falta, en un abrazo así, sentimos,
nos entregamos, todas las ansias represadas; en
ese lenguaje corporal, anidamos nuevas esperanzas,
desde la certeza, que muy juntos, hacemos estallar,
todos los sueños e ilusiones, rompemos esquemas
y formas, para volar otra vez en un nuevo abrazo así…
Poeta

Poemas :  Una espera común
La dureza del tronco hecho añicos
con malos augurios
El torrente sanguineo decibelios aumenta
Las tinieblas cubren el firmamento
Una franga de fuego ahoga el aliento
El círculo se cierra con un suspiro atronador sobre el acreedor
Entumecido con el rostro helado
El desenlace espera
Suena el timbre que lo cuenta
Una simple palabra oir desea
Negativo, hasta el culo sonrie
y se maravilla como la mariposa de su alma
retoma el vuelo con un profundo gracias
La expiación libera
con una espiración larga e intensa
El laberinto abre su jaula
y las alucinaciones se despegan
El sol calienta y el fuego ya no quema
Corre al arroyo para beber esperanza
y dejarse ir a su vera
Este cruel momento que padecemos
como común denominador
que nos recuerda
La señal que conduce
el camino al cementerio

24/02/2021
©Dikia
Poeta

Poemas :  Deseo
Deseo


Deceo

deceo



como agua fría fluyendo

sobre las pieles

haciendose una.



Deseo

fuego interno corriendo

como electricidad,

en los cuerpos agitado.



Deseo,

deseo ...



Abejilla inquieta incando

en los ligamentos de los

confines más intimos de los cuerpos.

deseo,

deseo......



Eva estella parejas manzanal
Silvia del valle suarez
Mr. _ Foto tomada de la red

Eva estella parejas manzanal
Silvia del valle suarez
Mr. _ Foto tomada de la red
Poeta