Poemas de despedida :  Alberto "El Caballo" Rojas
“Luces, cámara, acción, hoy . . . se apagó tu actuación.”

Has muerto “Caballo” Rojas
con la parca te desposas,
los films, las cintas, tu vida,
comicidad sin medida.

Alegre, fino, estudiado,
serio, despierto, porfiado,
recorriste bien la legua
en tu foro no hubo tregua.

Percherón genial histrión,
artista de corazón,
cabalgaste el escenario
del “Teatro Blanquita” a diario.

Enredos, farsas, comedias,
entre risas y tragedias
sátiro, cine de ficheras,
golfas, muñecas, “ñeras”.

Trotaste con mucho ruido
pícaro doble sentido
“Perico, el de los palotes”
muy macho, miles de escotes.

Garañón ciento por ciento
como gay fuiste portento
Alberto “El Caballo” Rojas
mis versos ramos de rosas.

De la gracia al blanco porno
tu ser no tiene retorno
llegó el cáncer sin piedad
butacas . . . en soledad.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 21 de febrero de 2016
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14
Poeta

Poemas de despedida :  Al Profesor Jubilado
“Por el éxito logrado . . .”

Se jubila satisfecho
por el bien máximo que ha hecho
forjando seres humanos
estudiosos, nobles, sanos.

Tras sus lentos pasos lerdos
quedan atrás los recuerdos
en las paredes del aula,
del conocimiento jaula.

La escuela su fiel colegio
vio enseñar al hombre regio,
tenaz, ferviente lector,
como ninguno instructor.

Orientador pertinaz
presto se brindó de más
sin envidias, sin recelos,
curtidísimo en desvelos.

Guardián de la rectitud,
de la mejor actitud,
las que tiene un Profesor,
un Maestro, un soñador.

Pero, que al fin concretiza
en el pizarrón con tiza
preparando a sus alumnos
para que sigan los rumbos.

Del camino bien trazado,
del éxito asaz logrado,
ya que contuvo capaz
la ignorancia harto falaz.

Sin saber de los plantones
ni de huelgas, pues, sus dones
solo transitan la marcha
de la educación sin mancha.

La incultura se repara
con libros, mágica vara,
bello el arte de ilustrar
letras, ciencia, cultivar.

Fue docente siempre serio
joya real del Magisterio
ejemplar, comprometido,
su vocación ha cumplido.

Hoy, se va con el orgullo,
los ¡vivas! fuerte barullo
de gentiles escolares
que le pondrán sus altares.

Se retira satisfecho
porque se entregó, de hecho,
al tan leal apostolado
dejando todo de lado.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 24 de enero del 2019
Dedicado al insigne Sr. Profesor, Don Arturo Vara Bello
Registro SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Al Maestro Rubén Fuentes
“Sus notas quedan silentes . . .”

Un manto negro se cierne
cuando una vida se pierde,
pero, es lúgubre y funesto
cuando se muere un Maestro.

Las notas callan silentes
feneció Don Rubén Fuentes,
llora lágrimas amargas
todo su Mariachi Vargas.

De Tecalitlán canciones
laten penas corazones
en Ciudad Guzmán, Jalisco,
hay silencio nunca visto.

No se oye “El son de la negra”,
hoy, de algarabía no alegra,
se extrañará allá en su casa
en Garibaldi, La Plaza.

Música no dará fruto
“La Bikina” está de luto,
pues, le falta su creador
gran genial compositor.

Nos deja de herencia hermosa
sus obras: “Sabes una cosa”,
“Flor sin retoño”, se estima,
“Camino Real de Colima”.

“Que murmuren”, “Las alazanas”,
un Grammy premio de hazañas
por “Ni princesa ni esclava”,
“El carretero se va”.

Sin “Que bonita es mi tierra”,
su trayectoria se cierra,
Discos de Oro, de Platino,
se nos fue el talento fino.

No llegó a vivir “Cien años”
el folclor resiente daños,
queda en blanco desolado
el fiel cuaderno pautado.

Las cuerdas de aquel violín,
el que tocaba sin fin,
no tendrán quien las escuche
resguardadas en su estuche.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F. a 05 de febrero del 2022
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Adiós Vicente Fernández
“Un ídolo de los grandes . . .”

Prendan velas con cerillos
en Rancho “Los Tres Potrillos”
trina en pena un gorrioncillo
desde su pecho amarillo.

Murió Vicente Fernández
un artista de los grandes,
enorme excelso titán
el “Charro de Huentitán”.

La barranca se estremece
porque el ídolo fenece
el pueblo, toda la gente,
llora triste por el “Chente”.

Sufren las damas más finas,
todas “Mujeres divinas”,
ya no escucharán tal voz
entonar “Amor de los dos”.

Para éllas todo un dandi
en la Plaza Garibaldi
orgulloso de su origen
musical las notas rigen.

El Mariachi de Cocula
jalisciense lo postula
como máximo cantante
de esta época baluarte.

La nostalgia se remonte
hasta esa “La ley del monte”,
ya que no habrá de “Volver,
volver” y no podrá renacer.

“Viejo mi querido viejo”
México añora ese dejo
de humildad y de franqueza,
mientras tanto se le reza.

Este doce de diciembre
su recuerdo aquí se siembre,
pues, con la Guadalupana
“El Arracadas” se hermana.

Allá, en el cielo trovando
nos seguirá deleitando
mientras el público aplauda
siempre brillará la cauda.

De Vicente “El Rey” cantor
de “Por tu maldito amor”,
“De qué manera te olvido”,
hoy, que abandonó su nido.

Que se escuchen más canciones
rancheras, boleros, sones,
en Bellas Artes linajes
que empiecen los homenajes.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 12 de diciembre del 2021
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  La voz del Estadio Azteca
“Voz digna . . . de fonoteca.”

El Monumental de luto
hay silencio en absoluto,
su micrófono se apaga,
bocinas no dicen nada.

Ha muerto Sánchez Orozco
hombre afable nunca tosco
de palabra tersa fina,
reposada, paulatina.

Locutor televisivo
de tono suave expresivo,
que del arte fiel gustaba,
pues, pintando se extasiaba.

El “Perraco” le decían,
así, muy bien lo conocían
sus amigos entrañables
por sus modales afables.

Voz digna de fonoteca
ha enmudecido el Azteca,
ya dejó de hablar Melquiades,
estas no son nimiedades.

Cuando el Coloso se cimbre
extrañaremos su timbre:
“¡gol, anotado por Negrete!”,
¿quién portará su escudete?

Melquiades Sánchez Orozco
don, talento, reconozco
“La Voz del Estadio Azteca”
que Dios en el cielo . . . beca.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 05 de noviembre del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Pareados mal escritos
¿Por qué me rompes cada abril?
Y regresas cuando el rocío roza las flores.

Me han dicho que te me cristalizas en la mirada;
yo solo siento el desgarre del trozo de alma que te di.

Cuando sabias a labio nacía un hada de azúcar,
hoy la brisa de tu aliento sabe a corazón.

El vino que ayer bebí se embriagó de ti
vociferando que solo te puedo vivir una sola vez.

¿Qué hago con los residuos de sol?
Si cuando sale en abril texturiza tu piel sobre mí.
Poeta

Poemas de despedida :  Hasta siempre Fermín...
Recuerdo ahora tus lejanos textos irreverentes,
esa prosa profunda siempre y siempre sin pausas,
las metas modestas y luego tus vuelos sin límites,
tus versos libres, tu deambular pleno de motivos,
de paisajes, de retos, de personas, que invitaban,
me escuece el alma no haber concretado ese dúo,
que con océano de por medio, quedó esperando,
como coro de sinzontes mientras el sol se pone…

Hermano Quijote… en las locuaces travesías…
de escribir y sostener en líneas todas las ilusiones,
de inventar auroras, aunque la noche esté oscura,
de recordar sonrisas de quien se fue, aunque duela
en el alma hacerlo, de vivir y sufrir por aquello…
de atizar la alegría, la pasión y sostener esperanzas,
de brindar a manos llenas ternura y toda la magia...

Nunca nos vimos y ni falta que hizo, para aprender,
para apreciar, para vibrar con lo que conmueve…
leerte, es un ejercicio que nunca puede terminar,
es el privilegio que tu legado deja para siempre..
y es hasta siempre que tu presencia se queda, sí,
como la vieja galaxia hacia donde nos movemos,
o como las inagotables auroras llenando de luz,
ese milagro que es la vida y que hoy me permite
despedirte, con un hasta siempre querido Fermín,
buen viento, amigo poeta, vuela alto, muy alto…
Poeta

Poemas de despedida :  Falleció Don Oscar Chávez
“El folklor quema sus naves.”

Está llorando “Macondo”,
del alma, de lo más hondo,
le brota triste resuello,
la música pierde un sello.

Guardan luto “Los Caifanes”,
esto no estaba en sus planes,
no tocan, hoy, “Los Morales”,
no soportan tantos males.

Falleció el trovero autor,
sensible compositor,
el profesional baluarte
de la melodía, del arte.

Extrañaremos conciertos,
tersos copleros aciertos
de un hombre puro cantar,
de una voz tan singular.

Patrimonio Cultural
Vivo de la Capital
de México, en su grandeza,
que no perdió la cabeza.

Fiel enigma, leal arcano,
harto latinoamericano,
que recorriera la legua
formando dueto con Tehua.

Falleció Don Oscar Chávez,
sus tonos agudos, graves,
no surcarán el espacio,
languidecerán despacio.

Llega un lamento hasta aquí,
¿quién nos cantará “Por ti”,
“La llorona”, “La casita”,
“Mariana”?; se necesita.

Al que pudo ser longevo
porque forjó el “canto nuevo”
en las peñas, canta bares,
cafés-cantantes, sus lares.

¿Quién parodiará al gobierno,
al mal político eterno,
quién les dirá sus verdades
criticando necedades?

Vacío se halla el Auditorio
Nacional, su adoratorio,
Bellas Artes, sufren pena,
perdieron joya, una gema.

Tal trayectoria remata
Premio Ariel, Diosa de Plata,
deja de herencia añoranza
como eje de esta semblanza.

Falleció el “Caifán Mayor”,
mi verso sufre un temblor,
le escucho “Nunca jamás”,
no la interpretará, ya, más.

Falleció Don Oscar Chávez,
guitarra, vihuela, claves,
arpa, jarana, afinadas,
infaustas quedan guardadas.

Falleció Don Oscar Chávez,
callan jilgueros, las aves,
falleció Don Oscar Chávez,
entró en el cielo sin llaves.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 30 de abril del 2020
Reg. SEP. Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Al Maestro Tata Aurelio
“Llanto amargo en su sepelio . . .”

El Lago de Pátzcuaro llora el deceso
del gran Maestro Aurelio, congoja hay por eso
las aguas y el viento le rinden tributo,
el silencio reina, es triste, absoluto.

El luto ha asolado los alrededores
no zarpan las lanchas de los pescadores
lágrimas, tragedia, colman la tarraya,
la muerte triunfante, pues, jamás desmaya.

Sinfonía de sombras la dirige el llanto,
la pena, a las olas, cubre con su manto
el vaivén restringen, la aflicción las mece,
el pescado blanco bailar no apetece.

Este golpe es duro pa’ la danza, seco,
de las mariposas queda solo el eco;
tanta inspiración que dio el fiel cerebro
del compositor cuidemos su acervo.

La música calla mustia en su “orillita”
por la ausencia, sola, se encuentra marchita,
sufren un martirio el tul, la chuspata,
las aves no graznan por desgracia ingrata.

Al prócer Morelos, magno monumento,
llegan desconsuelo y aciago lamento,
la efigie del “Siervo” en cantera rosa
conoce el trayecto, la historia gloriosa.

Del genial artista, con el puño al cielo
le dice: ¡presente! en un vivo anhelo
de que sus pirekuas rítmicas virtudes
impregnen los aires de otras latitudes.

Falleció Don De La Cruz Campos Aurelio,
“Los Hijos de Itzihuapa” están en su sepelio
las islas Yunuén, Tecuena, Pacanda,
le preparan misas porque Dios lo manda.

Tan huérfana armonía enmudece presta
en Janitzio hay duelo no toca la orquesta,
quedan en paz la vihuela, el sax, la trompeta,
la infausta guitarra desdicha respeta.

El arpa, violines, bajo, el mismo piano,
se van con su Tata lejos a lontano,
instrumentos varios resguarda un estuche
que el músico inerte nuestro rezo escuche.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
Ciudad de México, a 01 de marzo del 2021
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Un poquito de su ser
“El cielo ante ti se abra . . . amante de la palabra.”

Treinta y seis, mil novecientos,
con sus dones y talentos
llegó al mundo ser pensante
autodidacta brillante.

Solo sexto de primaria,
lectura . . . faena diaria,
dominó múltiples temas
memorizó cien poemas.

Muy respetable orador,
excelso declamador,
¡di “Los Motivos del Lobo”
padre sano, señor probo!

En el lenguaje impecable
de una dicción admirable
varonil voz, gran cantante
que, bailando, fue galante.

Esencialmente un artista
que su majestad persista,
tuvo apego a la madera,
la honestidad por bandera.

Con poco se conformaba
el tabaco le gustaba
un buen trago con amigos
ellos mismos son testigos.

Sin ser santo hombre bueno
capaz, ilustrado, ameno,
letrado, una enciclopedia,
su carácter . . . cosa seria.

Atenea Diosa preclara
sabiduría virtud rara,
hoy, que se apagó su vida
¡mi conciencia llora herida!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 04 de enero del 2014.
Dedicado a mi Señor Padre, Gonzalo Ramos Amaya (QEPD)
Reg. SEP Indautor No. 03-2014-073110472600-14
Poeta