Poemas de reflexíon :  De López y de su "ética"
“De prédica . . . nada estética.”

Día veintiséis de noviembre,
en la memoria se siembre
sermónica verborrea
de López, en mañanera.

Desde el púlpito, en calma,
habló de dicha, del alma,
de amor, de moral, valores,
de felicidad, . . . Señores.

Soslayó que es Presidente
de México, de su gente,
que tiene el cargo efectivo
del Poder Ejecutivo.

Que, a él, única, solamente,
legal y constitucionalmente,
corresponde aplicar la ley,
buscando el bien de su grey.

Desde aquí, le exijo al peje
que su mente, ya, despeje,
que no olvide sus deberes
por pastorales quereres.

Los principios que refiere,
a los que mucho se adhiere,
son de casa, son ejemplos
en la escuela, en los templos.

Son de curas, del Eterno,
no prédica de un gobierno
que se precie bien de serlo,
habría, en serio, que entenderlo.

Que lo sepa la nación,
Andrés, va en la sin razón
de “mandatar en su ética”,
pues, no da una en política.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 26 de noviembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Músico Poeta
“El de inspiración . . . inquieta.”

Procurando serle fiel al buen destino,
degustando copa del Martell más fino,
fumando su Pall Mall, sutil tabaco,
con figura quijotesca, la de un flaco.

De oro refulgente, amor apasionado,
como el mayor delincuente consagrado
robándole a las musas inspiración plena,
el Maestro Lara, entre quimera y dilema.

Sobre lápiz, papel, su diestra mano,
dedos de la izquierda, tocando piano,
al rítmico sonido de un “negro” de cola,
en la profunda inmensidad de su alma sola.

Sacro personaje, disonancia ausente,
la métrica, rima, cadencia presente,
destilando arpegios, son de ensoñación,
músico poeta compone . . . canción.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Dedicado al Señor Agustín Lara Jr.
Ciudad de México, a 06 de noviembre del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Maestro Candor Guajardo
“Su legado está a resguardo.”

Cómo han pasado los tiempos,
centuria mil ochocientos,
el año de ochenta y tres,
México estaba “al revés”.

Previo a la revolución,
en Coahuila, con pasión,
en el pueblo de Progreso
nació, buscando solo eso.

El niño Candor Guajardo
quien, pronto, sin un retardo,
se dio al trabajo temprano
y al estudio presto, sano.

Terminada su enseñanza
de primaria, con templanza,
entró a la Escuela Normal
siendo becado, formal.

Se tituló de Maestro,
fue catedrático diestro,
Director de Escuelas varias,
cursó leyes, necesarias.

En política iniciado,
fue Regidor destacado
en Saltillo, Capital
de ese su Estado natal.

Por mil novecientos diez
el país no tenía pies,
ni cabeza, a punto tal
que, de manera frontal.

Con el pesar de las almas,
tuvo que tomar las armas
siendo duro combatiente
en revolución, ferviente.

El peleó con gran tesón
por Carranza y Obregón;
que todo el mundo lo entienda,
terminada la contienda.

En que expuso vida, ser,
la patria empezó a crecer,
junto a la paz, lenta, tensa,
obtuvo su recompensa.

Después de candidatura,
ocupó cargos de altura,
Gobernador Interino
por Michoacán, fue genuino.

Diputado, Don Candor
alcanzó a ser Senador,
luchó, así, por profesores,
por prestaciones mejores.

P’urhépechas aires triunfales,
erigió Escuelas Normales,
poniendo tales cimientos
tuvo reconocimientos.

Medallas del magisterio,
pergaminos, al ser serio,
recto, honrado, un humanista,
por ser docente altruista.

Más calma, soplan los vientos,
en pleno mil novecientos
cuarenta y tres, lo recuerdo,
vía Presidencial acuerdo.

Por sus logros, con honor,
fue nombrado Director
General de Educación
Primaria, para gestión.

En Distrito Federal,
que desempeñó cabal
por el lapso de cinco años,
con afanes, sin engaños.

En base a lo que he narrado,
citado, rememorado,
mil novecientos, conmueve,
año del sesenta y nueve.

Al fundarse esta Primaria,
de manera corolaria,
le fue puesto, bien, su nombre,
como recuerdo del hombre.

De convicciones leales
que bregó por ideales,
educando, con esencia,
a través de la docencia:

Maestro Candor Guajardo,
en esta escuela, a resguardo,
su legado, apostolado,
se conserva inmaculado.

Jamás ha sufrido daños
después de cincuenta años
que se diera su creación,
para bien de la nación.

Desde entonces, día con día,
se estudia con alegría
en estas aulas sagradas,
al aprender consagradas.

Los alumnos, muy bien guiados
por profesores aliados,
según sus tiernas edades,
en ciencias y humanidades.

Van cultivando intelecto,
poco a poco, con acierto,
con música, en el deporte,
el internet da su aporte.

Maestro Candor Guajardo,
le brindo un poema, un nardo,
su entrega no ha sido en vano
porque su espíritu hermano.

Habita en estas paredes
del conocimiento, sedes
de las enseñanzas francas,
en las aulas, en las bancas.

En los libros, con los gises,
se disipan nubes grises
de la incultura, ignorancia
que, aquí, no tienen estancia.

El alma fiel de Candor,
manifestando su amor
por los niños, las lecciones,
vive en las instalaciones.

De esta su bendita escuela
dejando, como secuela,
vocación, credo, enseñanza,
lo que defendiera a ultranza.

Hoy, se cumple año cincuenta
de la fundación de cuenta,
Dios quiera se cumplan más,
que se estudie bien y en paz.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
Ciudad de México, a 20 de noviembre del 2019
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  De López y de los cien mil muertos
“Por covid; beisbol y entuertos.”

Este Andrés, no tiene sesos,
van más de cien mil decesos
por el covid diecinueve,
pero, él, ni se conmueve.

De contagios, un millón,
mas, no muestra compasión,
demuestra solo inconsciencia
por desempleo, delincuencia.

Chiapas, Tabasco, inundados,
por la miseria asolados,
pérdidas, ya varios muertos,
desgracia, muchos entuertos.

¿La crisis?, no pasa nada,
su actitud, . . . desenfadada;
México está “del cocol”
y, él, solo piensa en beisbol.

El día de ayer, muy formal,
en Palacio Nacional,
recibió al pitcher Urías
que fue campeón hace días.

López, hizo una reunión
con hijos, amigos, en un salón,
sin guardar sana distancia,
insensatez, arrogancia.

Su gusto, así, satisface,
anda en el pleno desface,
no ve toda esta tragedia
como la cosa más seria.

Decir esto, lo lamento,
pues, con tanto sufrimiento,
¿cómo puede sonreírse
ante el luto, divertirse?

No hay crítica que resista,
ni tantito la despista,
como si nadie lo viera,
ni un tapabocas siquiera.

Se puso en ese momento,
sigue sin dar el ejemplo
al pueblo “sabio” tan bueno,
¡ampáranos, Padre Eterno!

Qué triste desinterés,
penosa actitud de Andrés,
ya ni la burla perdona,
a la demencia se asoma.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 20 de noviembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  De López y de los pobres
“A los que les muestra el cobre.”

El peje tiene gran maña,
al hablar tan solo engaña,
cita pensamientos nobles
como: “primero los pobres”.

Gritándolo, hace alharaca,
a desvalidos destaca
como primer objetivo,
pero, solo le hace “al vivo”.

Porque, a la hora de la hora,
nada más, pues, no le atora,
no pone en práctica el dicho,
quedando en el entredicho.

Ahora, en las inundaciones
de Tabasco, “en soluciones”,
tuvo la oportunidad
de demostrar su bondad.

Pura, real, la efectiva,
al estar en disyuntiva
entre qué región salvar
y a cuál de éllas perjudicar.

Él, resguardó a Villahermosa,
desfogó presa famosa
y afectó Zona Chontal,
dejando más peor que mal.

A los más desprotegidos,
a esos los más jodidos,
los puso bajo del agua,
así, la traición se fragua.

Por Andrés, faltaba más,
su pobreza quedó atrás,
ahora están en la miseria,
sumergidos, que tragedia.

Anegadas, como nunca,
Macuspana, Nacajuca,
Centla y Jalpa de Méndez,
¿tú, por esto no te ofendes?

Con tal decisión clasista,
discriminatoria, racista,
excluyente, muy insana,
dañina, asaz inhumana.

Se ha pisoteado un principio,
la moral al precipicio,
la artificial verborrea
de López, solo marea.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 18 de noviembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Bandera P'urhépecha
“Enseña de un pueblo herido, . . . que nunca será vencido.”

Provienes de noble cuna,
Santa Fe de la Laguna,
precioso, sagrado lienzo,
preludio de un recomienzo.

Las costuras, que te enmarcan,
tu virtuosismo resaltan,
reminiscencia de amores,
cuatro campos de colores.

Ciénega, tinte morado,
Maíz, manjar adorado,
que se preserve el idioma,
materna lengua que aroma.

Azul, la Región del Lago,
pescado blanco un halago,
Yácatas en las riberas,
memoria de viejas eras.

Once Pueblos, la Cañada,
luz de amarillo . . . bañada,
el Río Duero serpenteando,
la vida fertilizando.

Meseta, bosques serranos,
el verde y madera, hermanos,
su fecundidad, promesa,
de inestimable riqueza.

Un escudo, bello emblema,
rematado por un lema,
voz, Juchari Uinapekua,
frase que, al verso, se adecua.

Significa: nuestra fuerza,
palabras de raza tersa,
simbolismo michoacano,
herencia de un pueblo sano.

Como el canto de un pireri,
Dios del Sol, Curicaveri,
transformado en obsidiana,
fuego, brasa meridiana.

Veinte flechas puntiagudas,
medio cuerpo sus figuras,
hacia puntos cardinales
mensajes subliminales.

Cuchillo de piedra blanca,
destino de esencia franca,
filo que termina en punta,
un puño hacia el cielo apunta.

Morena mano cerrada,
su poder será alborada
de aire, agua, tierra, fuego,
por Michoacán es mi ruego.

Tela de varias facetas,
todas éllas muy concretas,
primeramente, nacer,
después, en el bien crecer.

Reproducirse, morir,
a la eternidad partir;
fiel, P’urhépecha Bandera
a nuestra estirpe libera.

De injusticia, de miserias,
de traiciones, de tragedias,
etnia de ancestrales sabios
olvidemos los resabios.

Vinculados a Quiroga,
con vigor, que el llanto ahoga,
pasemos el trago amargo,
¡hay que salir del letargo!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Cherán, Michoacán, México, julio del 2011
Dedicado al diseñador de la Bandera P’urhépecha, el pintor y muralista Don José Luis Soto González; réquiem a los indígenas asesinados el 17 de noviembre de 1979, en Santa Fe de La Laguna, por los ganaderos y guardias blancas de Quiroga.
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  De López y de los muertos que votan
“De corruptelas que brotan . . .”

El INE ha certificado
algo que nos ha intrigado,
que, en la consulta pasada,
en septiembre realizada.

Por el partido morena,
que sus ánimos no frena
pa’ enjuiciar a expresidentes,
engañando, así, a inocentes.

La que tanto pidió López,
aunque nos demos de topes,
sucedió algo siniestro,
que implica fraude maestro.

Resulta que, en tal encuesta,
que, por cierto, mucho apesta,
hasta los muertos votaron,
a las urnas se arrimaron.

Pero, no a las funerarias,
de los panteones, osarias,
sino a las electorales,
la “democracia” a raudales.

Ah, que occisos tan canijos,
tan activos, tan prolijos,
en el más allá vagando
y en México sufragando.

Aún ejercen sus derechos,
con los huesos contrahechos
las papeletas firmaron,
credenciales presentaron.

En la consulta citada,
asistió clase finada,
mueve a risa o a desgracia
que haya tanta “democracia”.

Cinco mil fiambres votaron,
de las fosas escaparon,
su letargo sacudieron
y a otras urnas acudieron.

Los de “mugrena” se pasan,
de la corrupción se abrazan,
a cadáveres salpican,
son peor de lo que critican.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 16 de noviembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Libro abierto
“Veo tus hojas, . . . te me antojas.”

Tus hojas, no son de un árbol,
ni de acero, ni de mármol,
son de papel pergamino,
de una imprenta, su destino.

Tus hojas, no están en ramas,
son lisas, delgadas, planas,
páginas de la cultura,
fabricadas con mesura.

Tus hojas, no lucen verdes,
son de un beige, que nunca pierdes,
pues conservan letras negras,
signos con que nos alegras.

Tus hojas, no van al viento,
pues guardan razonamiento
de un autor, tan inspirado,
que nos deja su legado.

Tus hojas, jamás se abaten,
simplemente vibran, laten,
cuando sienten, con delicia,
la vista, como caricia.

Tus hojas, nunca se arrugan,
sin embargo, se corrugan,
cuando un dedo se desliza,
sobre su cuerpo, sin prisa.

Tus hojas, nunca se doblan,
más bien, esfuerzos redoblan,
por mostrar discernimiento,
sabiduría, pensamiento.

Tus hojas, no son sencillas,
pues germinan las semillas
del escritor más sagrado,
por su texto, consagrado.

Tu hojas, no tienen plaga,
pues su contenido halaga
al lector, siempre exigente,
al estudiante ferviente.

Tus hojas, no aroman feo,
huelen bien, cuando las leo,
enriquecen mi intelecto,
me hacen un ser muy selecto.

Tus hojas, no contaminan,
con la ignorancia terminan,
en la escuela, en biblioteca,
grafos de la a, a la zeta.

Tus hojas, no se marchitan,
porque a la lectura incitan,
palabras, conocimientos,
de la educación cimientos.

Tus hojas, no se desprenden,
ya que, cosidas, comprenden
al cáñamo enamorado
de ejemplar encuadernado.

Tus hojas, no caen al suelo,
que nos sirva de consuelo,
gozan pegadas al lomo
de empastado, bello tomo.

Tus hojas, no morirán,
antes bien, perdurarán,
por los siglos de los siglos,
enseñando, sin remilgos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 23 de abril del 2018
Dedicado a la Maestra María Teresa Leyva Rodríguez
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  De López y de su "visita" a Tabasco
“Ante la desgracia . . . un fiasco.”

López, necesita, urgente,
un asesor muy consciente,
un humanista sensible
ante desgracia terrible.

Por la que Tabasco pasa,
huracanes, lluvia abraza
al maravilloso edén,
que ha quedado sin sostén.

Bajo aguas está sumido,
todo su encanto perdido
por el líquido echo presa,
sea del cielo, de la presa.

Entre otros muchos entuertos,
en la cuenta, van seis muertos,
cerca de doscientos mil
damnificados, caos vil.

Él, no quería visitarlo,
trató siempre de evitarlo,
ya olvidó que ahí nació,
que en esa región creció.

Después de un mes de evadirlo,
de esquivarlo, de rehuirlo,
al fin viajó a tal terruño,
mas mostró el cobre, su cuño.

Al preguntas responder,
“tengo otras cosas que hacer”,
puso de excusa y pretexto,
de modo muy incorrecto.

Pues solo hizo un sobre vuelo,
jamás piso el triste suelo,
lodos, terreno anegado,
a paisanos ha negado.

La dicha de su presencia,
de su fortaleza, esencia
de un sentimiento de apoyo
que los libre del embrollo.

Porque todo ha sido un fiasco,
en tal paseo por Tabasco
no mojó ni sus zapatos,
¡ay, momentos tan ingratos!

López no hizo recorridos
por los sitios más sufridos,
la inundación de Tabasco
al peje le dio mucho asco.

Actitud malvada, insana,
no pasó por Macuspana,
cuna donde vio la luz,
cargará siempre la cruz.

De agobios de lugareños,
de penas de tabasqueños,
pero más por el desaire
que les hizo desde el aire.

El infame “presidente”
que no cuida ni a su gente,
así, por encima del agua,
la traición siempre se fragua.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 11 de noviembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Al más musical
“Do, re, mi, . . . magistral.”

Canciones de magia
con ritmo de alquimia,
fantástico músico
eres Flaco de Oro.

Tus dedos delgados
parecen espinas
que, en finos vaivenes,
acarician teclas.

De un piano muy negro
que sangra, doliente,
sus notas más tristes
por amor teñidas.

Eres un venero,
gran preclara fuente,
manantial que solo
inspiración tiene.

Compones con arte,
alegre o doliente,
al pueblo transmites
esa exquisitez.

Escribes tus versos
con métrica y rima,
la pasión te anima,
Dios te dio el don.

Combinas sonido
con tiempo, talento,
haces tuya la armonía,
el compás y melodía.

Se anima la clave,
la llave de sol,
tiembla el diapasón,
se ha entonado un son.

Maestro: te adora,
te admira la gente,
Músico Poeta,
sobrio, elegante.

Yo quiero que sepas,
por este conducto,
te escribo mis letras
y rindo tributo.

Para mí estás vivo,
pues nunca te has ido,
sigues en los discos,
en los cancioneros.

Postrero recuerdo,
homenaje leal,
por el sentimiento
al hombre cabal.

Sabes tú, Agustín,
que eres musical,
Agustín, tín, tín,
Lara, la-ra, la.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 30 de agosto del 2007
Reg. SEP Indautor No. 03-2007-082112003600-14
Poeta