Poemas de amor :  ESPERANDO
ESPERANDO
Esperando tu llegada
Enmudecieron mis horas
Esperando tu mirada
Mis ojos se perdieron
En la oscura llamarada
Esperando sentir tu piel
Se perdio mi sensación
En la locura del corazón
Esperando beber la miel
Me perdi en las flores
De mis pensamientos
Que construyen mi sufrir
Esperando tu boca
Para pintar mis paisajes
Con la tinta del amor
Me quede tarciturno
Buscando las puertas
Donde quedaron muertas
Mis ganas de verte
Y mis pupilas lloran
Por tu espera tardía.
EnriqueCanchola
01082021
Derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  Llegas
Llegas
Llegas como mis pensamientos a mi memoria
haciendo surgir el temblor de mi palabra
llenas de música los vuelos de mi aire
juntas mis silencios en el nido donde duermen
las preguntas que se bañan en mis ojos
y alumbras mis recuerdos con tu silueta divina.

Llegas a limpiar mi corazón de los abrojos
que han venido creciendo a espaldas de tu ausencia
llegas a mi mente a dibujar el paisaje que ilumina
mis sueños y a esta pasión que no termina.

Llegas a mis pensamientos para ubicarte
en todas partes transformando mis horas en arrullo
de mis noches y llenando de alegría la triste melancolía
que nutre de tu ausencia a mi loca melodía.

Llegas a mi pensamiento con la arena de los sueños
para llenar con tus playas mis anegados ojos
llegas a mi mente a inundar de placer y de misterio
donde estaba perdido el martirio que se convirtió en delirio.
Enrique Canchola
12072021 Cd. México, México
Derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  La Abuela
Cada tiempo que pasa me recuerda a ti, cada momento que no estuve contigo me hace sufrir. Con tus ojos de ternura y rostro de experiencia, encendiste en mí una fogata maternal. Envidio todo comienzo, y lamento de todo corazón tu final. Tu comienzo es vida en mí, y tu final lo que dejo de existir, dejando como herencia una ternura infinita que vivir. Llenas mi alma con tus preocupaciones, y siembras en mi persona tu sabiduría. Extraño tus momentos en la cocina, donde un pedazo de pan conmueve a un banquetee de alegría. Mis lágrimas escogen cada detalle, el quererte abrazar, el darte más de lo que nunca te di, y rescatar más tiempo para mí. Me quiero entregar a tu pasado, para adorar la niña, la joven, y la madre que me falto conocer. Me has entregado la virtud de ser nieto, para adorarme con todo tu ser. Reconozco que fuiste niña mimada por tu padre, y muñequita sentimental para tu madre, estudiante infantil y protagonista de un primer amor que vivir. Me relato a la vez, tu vida juvenil, amigas y amigos que descubrir. Ser madre por primera vez, con tu corazón entregado a tu primogénito sin mucho que saber. No tengo ojos para imaginarme tu niñez, y menos para adivinar tu infancia. Tanto te extraño y tanto te quiero, que ni el tiempo y menos tu pasado, interpretará otra versión de cuanto te amo.

Antonio Liz
Poeta

Poemas de amor :  Luna luminosa
“Muéstrate piadosa . . .”

Luna luminosa
de seda brillante,
mi maja preciosa
eres un diamante.

Tanto he observado
tu magia divina
que ando obsesionado,
porque me fascina.

El día que no salgas
a alumbrar la noche
lágrimas amargas
fluirán en derroche.

Muy dentro del alma
sentiré esa ausencia,
faltará la calma,
busco al fin clemencia.

Celestial lucero
me siento galante,
solo a ti te quiero,
¿puedo ser tu amante?

Aspiro a mil citas,
que tal luz me cubra,
que aclare las cuitas
descorra penumbra.

Te expreso un anhelo
deseo hacerte mía,
no me importa el cielo,
perdón, . . . que osadía.

No temo a recelos,
ni a la furia intensa
del sol, ni a sus celos,
el ansia es inmensa.

Luna luminosa
espero te animes,
muéstrate piadosa
la fe no me arruines.

Mi esencia cautiva
no soportaría
la cruel negativa,
al fin . . . moriría.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 22 de junio del 2008
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amor :  En las ramas de tus encantos
En las ramas de tus encantos

Como los rayos del sol matutino
así se esparcen mis manos
en las ramas de tus encantos
incendiando tus ojos de pasión,
mis dedos en medio de la ilusión
se expanden temblorosos
por los senderos fogosos
donde cruzan los ríos
qué suben al cielo por el mar,
dónde crecen las serranías
en que se funden las eucaristías
y gime el canto en el sendero
para llegar primero que las palabras
a la poesía a los muros y fronteras
de tu delicada armonía
que dan vida a los movimientos
que se encuentran en el camino
silencioso de los besos
Enrique Canchola
22062021 derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  Buscando tu amor
Buscando tu amor

Al ritmo de tu amor
bailan mis manos
jugando suavemente
en tu esplendor.

Buscando la dicha
que guarda tu cuerpo
y que esconde la razón
en tu palpitante corazón

Las fuerzas de mi deseo
buscan el amor desesperado
que nos tiene separados
con dos historias apocadas.

Que se van abriendo a la vida
por la puerta escondida
para no dejar huella del amor
y encontrarse en el misterio.

Donde el dolor se une
a esta loca pasión
para gritar el nombre
de la atormentada ilusión

Enrique Canchola
21062021
Derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  Por siempre
Amore que caminas por la arena
sola y triste sin mí
No sabes que yo soy la playa
y el sol que acaricia tu cara

Estoy en el agua cuando te bañas
y desenredo tu pelo cada mañana
No comprendes que tienes mi amor
y que nunca te faltará , un te quiero

En tus mejillas me duele
ver correr las lágrimas
Pero lucen tus ojos como luceros del alba
que te hacen la flor más bella jamás soñada

El canto del gallo
anuncia mi venida a casa
para despertar en tu almohada
y darte los buenos días amada mía

Deshacer tu agónica melancolía
mi quehacer a la luz del día
Sueño con verte sonreír
y que el amor no se marchite en tí

Nos juramos amor eterno
nada ni nadie lo podrá evitar
Vive en paz mi mano contigo va
y con un beso te vendré a buscar

Cruzaremos la noche mágica
y subiremos al altar
a renovar los votos
para volver a recomenzar

18/06/2021
©Dikia
Poeta

Poemas de amor :  Ven como el rayo
Ven como el rayo

Ven como el rayo que ilumina
y que culmina
este dolor estruendoso
haz que sienta la herida
por donde sale el gozo.

Ven con el delirio contigo
a besar mi corazón herido
que se pierde en su latido
y se encuentra confundido.

Ven como el rayo que hiere
y que no se siente su ruido
hasta que el alma ah herido.

Ven que quiero platicar contigo
sobre la muerte y la vida
y quedarme en el olvido.
Enrique Canchola
16062021
Derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  Sed de amor
Sed de amor
Mis manos te gritan
en el desierto de mis deseos
Mis dedos gritan
por recorrer los campos
sedientos de tu cuerpo
Mis manos de náufrago
buscan tus mares
para beber las aguas
embravecidas que destila tu piel
Mis suspiros agonizantes
buscan tus Montes plagados
de frutas para saciar mi hambre
que atormenta a mis deseos
Mis labios agonizantes piden
la clemencia de tu boca
Para beber en la fuente
de la pasión y la ternura
Mi cuerpo pide clemencia
para mecerse en los columpios
de tu cadera frondosa
EnriqueCanchola
O9062021
Derechos Reservados
Poeta

Poemas de amor :  ANAGRAMA
El amor. Ese ser tan subjetivo, amorfo, mutante, difuso, confuso y amateur. El amor. Ese ser que no entiende de sexos o preferencias. De polla con polla, de chocho con choco, de polla con chocho. Que desdichados nos hace a los animales consientes. Homínidos con tapujos he inseguridades. Tapujos a sus cuerpos, tapujos a sus sueños, tapujos a sus vidas; al amor a seres homínidos del mismo sexo o del opuesto. De la propia religión o de la opuesta. Del mismo color de piel o del opuesto. De la misma cultura y o la opuesta. El amor, ese ser brumoso que nos quita el sueño a las tres de la mañana cuando intentamos comprenderle, cuando el solo espera que le sientan en cada beso, en cada gesto, en cada arruga, en este despertar a tu lado, por ejemplo. El amor, ese ser polifacético disfrazado de días, semanas, meses, años y con suerte una vida si no nos dejamos abandonar a los tabúes impuestos por la sociedad. Sí. La misma sociedad que amedrentó a Galileo a decir que éramos el centro del universo. La misma por la cual se implantaron imperios de terror y tiranía. La misma sociedad que nos impuso vestir de traje y corbata de nueve a seis, la misma sociedad que nos dijo que no eres nadie sin un título universitario. Oh el amor venció a todos ellos cuando Galileo murmullo "y sin embargo se mueve", cuando imperio troyano cayó en nombre de Elena. Cuando decides dejar tu trabajo de mierda por un año y en el camino te descubres y descubres tu verdadera pasión. Cuando esos hombres sin un título universitario soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron. El amor, ser lleno de agujeros en el pecho de tanto haber amado, y que, sin embargo, siempre se levanta y da la otra mejilla. El amor, hijo de Afrodita y Jesús Cristo. Digámoslo así, para hacer sentir incómodos a los feligreses en la tierra y a los dioses en el cielo. El amor, ese ser que aqueja a ricos y desamparados, a viciosos y virtuosos por igual. El amor ese ser sin cuerpo, pero con espíritu que lo único que te pide cariño es que vivas el día a día, y con suerte en mi cama. Perdón por la ofensa, replanteo. No, no mi cama no es tu cama, nuestra cama. Por supuesto que sé que el sentimiento de culpa permanecerá algún tiempo, pero con amor te prometo borrarlo. Dejándote besitos en la espalda, preparando el café y el desayuno, regalando un libro que de hace tiempo esperabas, entregándote un souvenir, pero sobre todo estando en tus horas más bajas y porque no en las más altas. El amor, cariño, tendrás toda una vida para comenzar a sentirlo pues el amor es como Roma. No sé hizo de la noche a la mañana. Y como ya sabrás, cariño. Roma y amor son un anagrama.
Poeta