Poemas de amistad :  Teofaz Pineda
“Vi la tristeza en tu faz, hermano . . . descansa en paz.”

Se ha ido Teofaz Pineda,
caminó surco, vereda,
sentimiento se me enreda,
su imagen lo desenreda.

En “Cadillac” lo recuerdo,
fatalidad por ti pierdo
amistad, la de los dos,
les diré aquí, entre nos.

Aunque lejana, muy sana
charla, anécdota cercana,
café negro, ¡estaba flaco!,
copas, licor y tabaco.

Exhalaba una humareda,
de fumadas polvareda,
por sus chivas fiel entrega,
siempre amigo, ¿quién lo niega?

Inteligencia su alhaja,
jugó dominó, baraja,
la trampa es falsa moneda,
enseñanza se me queda.

De pláticas de la historia
de México, de su gloria
referida a la Bandera,
oda al viento, justiciera.

¿De la muerte que te ataja?,
la vida es sólo una paja
quebradiza, que se raja,
sábana blanca, mortaja.

La existencia se tropieza,
así acaba lo que empieza,
entrañas del cementerio
de los mortales misterio.

Falleció Teofaz Pineda,
su rostro . . . grietas de seda,
arrugas en piel no gruesa,
en su corazón grandeza.

La tez de crucifixión,
le rezaré una oración,
estoy triste por Pineda,
réquiem y compás de espera.

Le lloro a Teofaz Pineda,
mi lágrima mustia rueda
llegando a su cuerpo inerte,
tras de él anda mi suerte.

Ya no nos fuimos a Iguala,
quedamos en la antesala,
extrañaré su consejo,
¡era buen tipazo el viejo!

Fue muy serio, respetuoso,
se merece buen reposo,
mas, he de aclarar un punto
que ha de ilustrar este asunto.

De esas cosas curiosas,
no era Cleofas, era Teofaz,
como “la cara de Dios”,
Señores, díganle adiós.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 29 de marzo del 2012
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amistad :  Morelos Morales
“Morelos es de rosada cantera, Morales . . . Geólogo de carrera.”

Muy arriba está Morelos,
abajo vuela Morales
gritando a ciertos mancebos:
“¡trabajen pobres mortales!”

También su puño va al cielo
pues quiere cumplir su anhelo,
él va siempre pa’ adelante
campirano y elegante.

Saúl Morales su nombre,
tiene cabañas el hombre
de más de doscientos años
las maderas, travesaños.

De Pichátaro, ¡de arriba!,
pues ya tiene quien le escriba,
dos licenciados hermanos,
que le tienden fieles manos.

Anda con cuatro mujeres,
todas ellas sus quereres,
primero su esposa amante,
tres hijas lo aman bastante.

Usa sombrero, se agacha,
tiene la mirada de hacha,
vuelve la cara y escupe,
yo lo he visto, ya lo supe.

Es como pocos amigos,
él no sabe de enemigos,
expresa breves palabras
le entienden hasta las cabras.

Escúchenlo cuando habla
su voz es abracadabra,
es un ser extraterrestre
sano, ecológico, agreste.

Es buen tipo el gran Saúl,
junco, chuspata, un tul,
bien toma cerveza helada
en esta cuenca soñada.

¡Como goza la León de Oro,
se la empina con decoro!,
la Holandesa, Heineken,
se la bebe sin desdén.

Catorce años de abstinencia,
de bebé a la adolescencia,
por su ocurrencia me alegro,
¡cántenle su “Perro Negro”!

Ha sido bien compartido,
Juramuti agradecido,
escribiendo esto en su honor
le deseo lo más mejor.

Por eso digo, sin rollo,
¡éxito en su “Desarrollo”!;
que conozca todo el mundo
siempre feliz vagabundo.

Ha gustado de viajar
como pachá, como zar,
se ha subido a los aviones,
ya no sabe de camiones.

Morales es Ingeniero
Geólogo de piedra, entero,
que conoce de la historia
¡de Apúpato!, . . . de su gloria.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Desarrollo Ecoturístico Apúpato (San Pedrito), Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México . . .
Reg. SEP Indautor No. 03-2012-083012362100-14
Poeta

Poemas de amistad :  Cabañita, "La Nanita"
“Tu corazón de ayarín, callo de vida . . . sin fin.”

Eres de madera dura,
Pichátaro, sabia pura,
morena, de la más fiel
corteza, color de piel.

Palo de doscientos años,
nudos, vigas, travesaños,
fuiste troje, mora humana,
bosque de vida lejana.

Morales tu pino acuña,
cabaña, agreste fortuna
en Apúpato, tu casa,
la ecología nos abraza.

San Pedrito, Michoacán,
corundas, uchepos, pan,
antigua agrietada vena,
“Nanita”, cruje tu yema.

Pátzcuaro, ribera, asiento,
duelas, zapatos, lo siento
te piso calmo, sereno,
levito sobre tu leño.

Tabla del lago, cuarteada,
dejó atrás verde alborada,
tus entrañas son destiempo,
termitas de otrora tiempo.

La vara se te ha secado,
más tienes cariño al lado
de Lucía, Saúl, . . . glorioso,
del “Pachorras”, “Perezoso”.

Tu corazón . . . de ayarín,
firmeza, tronco sin fin,
postes de vejez gozosa,
de raja, astilla porosa.

El amor todo lo cura,
tu esencia el barniz perdura,
sentí frío en el espinazo,
luego tu calor, . . . regazo.

“Nanita”, te vi por dentro
de tu alma, muy adentro,
ya te estaba conociendo,
salí, me estabas . . . pariendo.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Desarrollo Ecoturístico Apúpato, Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México, a 04 de julio del 2016
Dedicado a la Sra. Lucía Becerra Guerrero
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-092711430700-14
Poeta

Poemas de amistad :  Germán Gayoso
“Emprendedor, . . . candoroso.”

Fotografía que no miente,
¡la felicidad se siente!,
que dichoso, que buen mozo,
su nombre: Germán Gayoso.

Época del siglo veinte,
su fortuna es ascendente,
año del cuarenta y dos,
en su camino está Dios.

Premiándolo con amor,
en sepia, sobrio color,
vivencia de la armonía,
estampa de antología.

Invitado va a una fiesta,
su alegría es manifiesta,
parece que está bailando
un minué acompasando.

Anda de muy buen talante,
bien boleado y elegante,
pavimento en que se posa,
digna pose candorosa.

Juventud que sale avante,
la bonanza por delante,
los edificios testigos,
zaguán, ventanas, postigos.

A flor de labio sonrisa,
esa suerte tiene prisa,
poste, la cruz, su vigía,
¡la prosperidad . . . lo guía!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Cantina “La Reforma” (hoy, “La Covachita de la Reforma”), Col. Narvarte. México, D. F., a 07 de diciembre del 2012
Dedicado al Sr. José Antonio Gayoso Sáenz (QEPD)
Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14
Poeta

Poemas de amistad :  El gran Alí
“Siempre ha dicho que no es Ángel, si no es Ángel, es . . . Arcángel.”

Alí, sirve de aliciente,
ser destacado, valiente,
relax, alicaído . . . jamás,
cuasi Dalí, cuantimás.

Egocéntrico, sagrado,
fiel perfil muy refinado,
revolucionado a tope
que va del trote al galope.

Gozando la buena vida
a la que da bienvenida,
bon vivant, Alí Fernández
de México, hasta los Andes.

Tan sabio como irredento,
la Cu Cu le marca el tiempo,
joven, bravo, perspicaz,
dicharachero, locuaz.

Su álter ego, Ángel Fernández,
un cronista de los grandes;
heredero de esa gloria,
cuando habla usa la memoria.

Ex futbolista, el más tipo
del verbo leal arquetipo,
mágico, abracadabrante,
de palabra burbujeante.

Rimando lo quiere Dios,
hierve el léxico en su voz
oraciones deportivas
de estilo, las más festivas.

Al micrófono, en estudio,
su expresión es fiel preludio
de crónicas explosivas
con frases, . . . alegorías.

Prosa del showman más dandy,
dicción de un Mahatma Gandhi,
narrador ciento por ciento
arrebatado, opulento,

En su esférico museo
de bellas ideas, deseo
que consagre la figura
de inteligente estatura.

La visoría viste frac,
anda buscando su crack
en las canchas del talento,
ya llegará tal portento.

Que, digno, apadrinará,
ahí se consagrará
el guerrero alentador,
pura fibra, . . . soñador.

La Diosa Kali lo cuida,
Kalimán no lo descuida,
hombre que causa revuelo,
por el sismo, dio consuelo.

Ha regresado de Australia,
le regalaré una dalia,
ya lo extrañaba el balón
pues es de gran corazón.

Desquiciado frenesí
del mundo, según Alí,
triunfo rotundo, . . . ojalá,
del preferido de Alá.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 1º de noviembre del 2017
Dedicado a la Mamá Cu Cu de Alí Nahum Fernández Gris . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amistad :  Necesitamos soñar
En estos últimos tiempos que corren, somos muchos más que más, los que nos sentimos soñadores, que siembran de palabras las noches y también los días.
Sabemos que no es nada nuevo lo que decimos, pero no por ello, deja de ser una realidad, se mire como se mire. Deseamos y anhelamos soñar, por ser el presente de un momento, ya que el porvenir se presenta un tanto incierto. Reconocemos, que vestir traje negro acompañado de un mutismo controlado, visten de inteligente a cualquier persona...
Poeta

Poemas de amistad :  Tu silencio
Me encanta presenciar tu silencio, sobre todo, cuando levantas la mirada, contemplando el azul del cielo, te muestras como ausente de la tierra...
¿Desearías cabalgar a lomos de tu estrella preferida, con la intención de volver a visitar aquel idílico lugar, en el cual te sentiste tan gratificada?.
Me fascina tu mirada, cuando se pierde en el intento de darle vida a ese mundo que deseas como propio.
Adoro tus sueños, tus deseos, no sabes hasta que punto quisiera sentirme cómplice de tus secretos, pues sin apenas conocerlos, siento la misma necesidad de trasladarme a ese idílico lugar, donde has decidido que descanse tu silencio.
El corazón amigos míos, tiene la facultad de ser libre, por esa misma razón, debemos tener el valor de escucharlo cuando nos quiere decir algo.
Poeta

Poemas de amistad :  No te detengas
Permitirme, seguir siendo fiel a la promesa de ser lo que quiero ser.
Las palabras vacías y sin fuerza, no nos harán desistir en crear nuestro propio camino. No hay que detenerse, hay que vivir en espiral, evitando que te ofendan con el que dirán.
La masa amigos míos, no suele pensar, es fría e inconsecuente. Sus tabúes como vicios, son perjuicios que en ocasiones, nos evitan avanzar.
Debemos vivir nuestra verdad, continuar hasta el fin, y no renunciar nunca...
¡Avanzar bajo este cielo, -debe ser nuestra letanía- con verdadero espíritu de halcón!!.
No debemos olvidar jamás, que en algo tan diminuto como una lágrima, cabe algo tan grande, como es el sentimiento verdadero.
Poeta

Poemas de amistad :  Miedo
Somos muchos, los que sentimos miedo de perder todo aquello que nos hace sentirnos bien.
Como es lógico, y no puede ser de otro modo, sentimos respeto por el presente, el ayer vivido y el mañana ausente...
Entiendo, que en la vida hay que amar, perdonar y olvidar.
Al día de hoy, eso mismo te lo ha dicho un amigo de verdad, mañana te lo dirá la propia vida!!.
Poeta

Poemas de amistad :  LA VIDA PASA
La tierra gira, la vida pasa, se apartan en ocasiones los sentimientos, pero no por ello, terminan desapareciendo en su totalidad. Solemos alentar los momentos vividos, no cesando hasta recuperar aquello que nos importa.
Cuando esto suceda, caminaremos por los senderos y vericuetos de la vida, recordando que volver a querer, es el castigo que merecemos los que lo hemos hecho con exceso.
¡El tiempo y el olvido, son situaciones que no tienen fin aparente!!...
Existen momentos en los cuales, nuestro corazón se muestra triste, vacío, inanimado, tan solo logra mantener sus sístoles y diástoles, con la esperanza puesta en recuperar aquellos momentos vividos que nos aportan satisfacción.
Poeta