Poemas de amistad :  Vate amigo
Querido poeta, presente desde siempre,
brindando tu poesía como mágico rocío,
cubriendo de cristalinas y diminutas perlas,
cada despertar, la esperanza y las ilusiones,
derrochando ternura y encanto sobre nuestras
montañas, ríos, el frío, el barro y el quinde…

Vate amigo, regalón de alegría, de emociones,
de alimento para el espíritu; en tus líneas,
traes un espejo de sentires, para que las almas
se asemejen, vibren, explosionen nuevos sueños,
y en tu cabás médico, bálsamos, consuelo,
calma, cercanía, abrigo, abrazos solidarios…

Alfarero de cultura, de lazos de hermandad y
amistad entre los pueblos; desde Tulcán, nido
de esperanza, dignidad, tesón, la Patria extiende
todo su esplendor, enjugada en tu verso franco,
en la palabra diáfana, que describe paisajes,
sudor, corazones, que convoca y hace soñar…

Entregar el corazón en líneas, induce réplicas,
legado intangible, que despega nuevos vuelos,
desde los páramos y el frío viento, para recibir,
en el cielo la comunión del infinito…
gracias Luis Enrique por las estelas luminosas,
que latentes, perdurarán en los viejos caminos.
Poeta

Poemas de amistad :  Maclovio
¿Qué diremos de Maclovio?,
¿qué es triunfador? . . . es obvio,
¿qué bien nació en Villa Aldama
de su Veracruz que ama?

¿Las hazañas de su vida?,
¿de cómo emprendió subida?,
¿qué es el alma del negocio?,
¿qué no necesita socio?

¿Qué no le gusta el fútbol?,
¿de que sabe de béisbol?,
no, hoy hablemos del gran amigo,
pongan atención les digo:

La edad lo tiene curtido
así como es siempre ha sido,
jamás cambiará el Señor
es caballero de honor.

Muy adorador de sus hijos
diferentes acertijos
que le siguen buena huella,
su sangre, puntas de estrella.

Amante de Agustín Lara
lo viste elegante hada,
¿bohemio?, . . . rendido bohemio
música tiene por premio.

Él es fuente laboral,
es harto atento, cordial,
la calidad su estandarte
servir para él . . . un arte.

De la amistad es cascada
¡nadie le critique nada!
tiene Don que sabe a mando,
Dios nos lo está cuidando.

Amanece anda desanda
con su mujer Alejandra
poco sabe de descansos,
de la calma y los remansos.

¿Qué a veces no está de humor?,
no más hay que encontrarle el candor,
¿qué lo enoja cualquier cosa?,
¿su vida es color de rosa?

A su forma da cariño,
le gusta brindar con vino,
no ha perdido la humildad,
justo exige fiel lealtad.

Seguirá cumpliendo años
¡qué nos sigan sus regaños!
nos los dice sin desdén
deseándonos mucho el bien.

Tan solo hay que conocerlo,
así, presto aprendí a quererlo,
puro amigo, dueño sin par,
mariscos restaurante-bar.

Él es su propio regalo,
¿cantar?, que mejor halago
interpreta y nos callamos,
Martín y él son hermanos.

Es hombre, al fin, del buen amor,
mas, conoce el desamor,
¡se llama Maclovio y qué
porque tiene, pues, . . . con qué!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 05 de enero del 2013
Retrato “a la letra” de mi hermano del alma, el Sr. Maclovio Ortiz López
Reg. SEP Indautor No. 03-2014-073110472600-14
Poeta

Poemas de amistad :  Cabañita de la luna (kutsi)
Cabañita de la luna
cálida como ninguna,
cabañita de dos aguas
que enamoras y empalagas.

Cabañita acogedora,
cabañita soñadora
de maderas barnizadas,
de las vigas adoradas.

Cabañita de Morales
que seduces a raudales,
cabañita del candor,
del placer y el confort.

Puerta, entrada de tu vida,
tapete de bienvenida,
hoy pisé tu hermosa duela
espero que no te duela.

Filtras sol por tus ventanas
trillizas lindas hermanas,
las cortinas son de seda
mi cariño se te queda.

Que mullida está tu cama
de noche y mañana sana,
cabecera de primera
tulipanes de Rivera.

Tu encanto me ha esclavizado,
tienes fusil empotrado,
un baño de la limpieza,
lámparas de luz traviesa.

Silla, cómoda, perchero,
burós de tu amor sincero,
seis fornidos travesaños
impiden que sufras daños.

Dios te cuide de goteras,
de aquellas almas rastreras,
del fuego, de las termitas,
de seres que nunca invitas.

Cabañita de mil tablas
hasta parece que me hablas,
cabañita la bonita
de Kutsi que está . . . bendita.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Desarrollo Ecoturístico Apúpato (Cabañas Rústicas), Lago de Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo México, a 18 de marzo del 2012
Dedicado a la Familia Morales Becerra
Reg. SEP Indautor No. 03-2012-083012362100-14
Poeta

Poemas de amistad :  HOSPITALIDAD
No hay mejor refugio,
no hay mejor hospitalidad
que aquella que se da
en una cocina de campo,
generosa desde siempre
apegada junto al rancho.

Huracanes de aromas
brotan por sus rendijas;
pero mejor saben sus sabores
a sencillas esencias de huerto
y a la multitud de sus verdores:
albahaca, hierba buena, tomillo,
morrón, romero, cilantro...

Rústica cocina de campo,
hermosa por su simplicidad
por su pintado a humo
y por su barnizado de alquitrán.
Cocinas decoradas con zapallos;
con largas ristras de cebollas,
de ajíes y de ajos.

Olletas negras penden de cadenas
que abrazan la calidez del fuego;
y dentro de ellas su magia:
el caldo, el estofado, los porotos,
la cazuela, el perol o el mote.

Ollas, cacerolas y sartenes
son fuentes de alquimia
de la apartada alquería.

Penden, también de la oscuridad
las carnes secas y el costillar
que lagrimean por el calor
y que mañana serán sabor
sobre una mesa dadivosa,
en un gran plato suculento
que los alimentará a todos,
hasta el errante hambriento.
Poeta

Poemas de amistad :  Es Martín Urieta
Ayer se murió un poeta
ya nos quedan solo algunos,
entre ellos Martín Urieta
¡como sus versos ningunos!

Del bien forjado en Huetamo
de su amado Michoacán,
quien del bolero es el amo
grato musical sultán.

Ya que pone sentimiento
con su martillo es Dios Marte
lanzando su estilo al viento
cual artístico estandarte.

Martín de padre es Urieta
por su madre es Solano,
anda con el alma inquieta
en el “feeling” busca hermano.

De pequeño, a los quince años,
compuso primeras odas,
coplas, tonos aledaños,
febril imponiendo modas.

Surgió el especial talento
que incrementó con el tiempo
llegando sutil con tiento
y sin algún contratiempo.

A ser gran Señor que escribe al amor
al ritmo de su corazón,
todo un Maestro en fiel clamor
que al crear nos da la razón.

Así, le inspira la vida
con alegría o triste llanto,
en repertorio va herida
o anécdota vuelta canto.

Como en “Mujeres divinas”,
por mucho su mejor creación,
todas musas adivinas
de su genial devoción.

Convirtió “Paso a la reina”
en pautado monumento,
tal pieza tornó en virreina
de melodioso ornamento.

En “Urge” pulió su brillo,
perpetuo será baluarte
aunque por siempre sencillo
del fino ranchero arte.

Dicen que no canta . . . encanta
expresando su canción
de lo íntimo, en su garganta,
compungida adoración.

Su voz es letra dolida
que sufre frágil, pausada,
vibra tenue redimida
le sale queda, quebrada.

Así que por eso y también por Dios,
como en cántico se diría
con rúbrica de “Aquí entre nos”
les transmito mi osadía.

Pues, “Qué de raro tiene”
si cual “Bohemio de afición”
brota leal, no se contiene,
esta mi composición.

Ya que, gracias al Creador,
en fin, para nuestra suerte
el virtuoso sensible autor
aquí se encuentra presente.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, Distrito Federal, a 03 de diciembre del 2007
Reg. SEP Indautor No. 03-2008-071113112400-14
Poeta

Poemas de amistad :  Vicente Gálvez Pineda
“Gran amigo, . . . alma de seda.”

Vicente Gálvez Pineda
mi negro santo, candela,
hombre honesto, leal y franco,
que viste de beige, de blanco.

Dueño del “Servicio Gálvez”
o será, quizás, . . . ¿tal vez?,
bromista, dicharachero,
un maestro hojalatero.

Como patrón, ¡admirable!,
como amigo, incomparable,
pregúntenle a Don Carlitos,
a Sergio, a Aarón, sus “cuatitos”.

Jaime Tatcher, digno afecto,
su “brother”, su predilecto,
“carnales” sin devaneos
en Bélgica y Pirineos.

Vicente Gálvez Pineda
ser de museo, pura entrega,
se ha pasado año tras año
sin hacerle a nadie daño.

Del dominó jugador,
inteligente Señor
amante de su Bacardí,
al que siempre dice . . . sí.

Hoy, degusta whiskey caro,
baila a gusto con descaro
es amo asiduo del “Desván”,
de “La Copa de Champagne”.

Del “Barba Azul”, “Balalaika”,
de “La Hacienda de Jamaica”,
del “San Luis”, de “La Burbuja”,
en “El Berlín”, él, “embruja”.

Le va al Necaxa el buen tipo,
toda la vida su equipo,
recuerda a los once hermanos
jugadores limpios, sanos.

A veces se echa su “choro”,
mas, lo dice con decoro
procurándonos el bien,
el que le deseo también.

Mil surcos luce su cara
dura, arrugada, marcada,
aunque es de sonrisa noble,
recio, fuerte, como un roble.

Por su excelencia, su edad
se vuelve una nimiedad,
reconozco al gran Vicente
como el Padrino . . . decente.

Es el Rey de la Portales,
¡órale, tales por cuales!
justiprecien las virtudes
de un ser de otras latitudes.

Bendito sea mi Vicente
cortés, presto, diligente,
bendito sea mi Vicente,
lo quiere toda la gente.

Prefiero a Gálvez Pineda
que al oro, que a una moneda,
pues es persona muy fina
su amistad es una mina.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 07 de abril del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amistad :  Elsa Victoria
Elsa
Mujer sensible, honesta, y bondadosa
Consagrada, que ama a Dios
Por sobre todas las cosas
Eres dulce, comprensiva y generosa.

Eres extrovertida, comunicativa y leal
La base de tu vida ha sido la superación
Has sabido enfrentar el paso de la tormenta
con tu actuar hemos obtenido grandeza

Victoria
Eres socia de mis pensamientos
De mis aspiraciones eres la más grande
has logrado mantener mis sueños bien despiertos
eres el nombre más bonito de todos mis cuentos.

Has alcanzado metas
Has hecho realidad sueños
Has triunfado sobre la adversidad
Me impulsas a alcanzar el éxito
Ves más de un camino
En esos duros momentos

Eres dulce, femenina y emotiva
Eres amor, felicidad y grandeza
Tu encanto proviene de tu fuerza

Eres juventud y esperanza
Portadora de mi buena suerte
Estamos hechos el uno para el otro,
En ti he encontrado mi alma gemela.

JoseFercho ZamPer
Poeta

Poemas de amistad :  Teofaz Pineda
“Vi la tristeza en tu faz, hermano . . . descansa en paz.”

Se ha ido Teofaz Pineda,
caminó surco, vereda,
sentimiento se me enreda,
su imagen lo desenreda.

En “Cadillac” lo recuerdo,
fatalidad por ti pierdo
amistad, la de los dos,
les diré aquí, entre nos.

Aunque lejana, muy sana
charla, anécdota cercana,
café negro, ¡estaba flaco!,
copas, licor y tabaco.

Exhalaba una humareda,
de fumadas polvareda,
por sus chivas fiel entrega,
siempre amigo, ¿quién lo niega?

Inteligencia su alhaja,
jugó dominó, baraja,
la trampa es falsa moneda,
enseñanza se me queda.

De pláticas de la historia
de México, de su gloria
referida a la Bandera,
oda al viento, justiciera.

¿De la muerte que te ataja?,
la vida es sólo una paja
quebradiza, que se raja,
sábana blanca, mortaja.

La existencia se tropieza,
así acaba lo que empieza,
entrañas del cementerio
de los mortales misterio.

Falleció Teofaz Pineda,
su rostro . . . grietas de seda,
arrugas en piel no gruesa,
en su corazón grandeza.

La tez de crucifixión,
le rezaré una oración,
estoy triste por Pineda,
réquiem y compás de espera.

Le lloro a Teofaz Pineda,
mi lágrima mustia rueda
llegando a su cuerpo inerte,
tras de él anda mi suerte.

Ya no nos fuimos a Iguala,
quedamos en la antesala,
extrañaré su consejo,
¡era buen tipazo el viejo!

Fue muy serio, respetuoso,
se merece buen reposo,
mas, he de aclarar un punto
que ha de ilustrar este asunto.

De esas cosas curiosas,
no era Cleofas, era Teofaz,
como “la cara de Dios”,
Señores, díganle adiós.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 29 de marzo del 2012
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amistad :  Morelos Morales
“Morelos es de rosada cantera, Morales . . . Geólogo de carrera.”

Muy arriba está Morelos,
lo admiran ciertos mancebos,
abajo grita Morales:
“¡trabajen pobres mortales!”

También su puño va al cielo
pues quiere cumplir su anhelo,
él va siempre pa’ adelante
campirano y elegante.

Saúl Morales su nombre,
tiene cabañas el hombre
de más de doscientos años
las maderas, travesaños.

De Pichátaro, ¡de arriba!,
pues, ya tiene quien le escriba
dos licenciados hermanos
que le tienden fieles manos.

Anda con cuatro mujeres
todas ellas sus quereres,
primero su esposa amante,
tres hijas lo aman bastante.

Usa sombrero, se agacha,
tiene la mirada de hacha
vuelve la cara y escupe,
yo lo he visto, ya lo supe.

Es como pocos amigos
él no sabe de enemigos,
expresa breves palabras
le entienden hasta las cabras.

Escúchenlo cuando habla
su voz es abracadabra,
es un ser extraterrestre
sano, ecológico, agreste.

Es buen tipo el gran Saúl
junco, chuspata, un tul,
bien toma cerveza helada
en esta cuenca soñada.

¡Como goza la León de Oro
se la empina con decoro!
la Holandesa, Heineken,
se la bebe sin desdén.

Catorce años de abstinencia
de bebé a la adolescencia,
por su ocurrencia me alegro
¡cántenle su “Perro Negro”!

Ha sido harto compartido
Juramuti agradecido,
escribiendo esto en su honor
le deseo lo más mejor.

Por eso digo sin rollo
¡éxito en su “Desarrollo”!;
que conozca todo el mundo
siempre feliz vagabundo.

Le gusta mucho viajar
como pachá, como zar,
se ha subido a los aviones
ya no sabe de camiones.

Morales es Ingeniero
Geólogo de piedra, entero,
que conoce de la historia
¡de Apúpato!, . . . de su gloria.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Apúpato (San Pedrito), Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México, a 18 de marzo del 2012
Reg. SEP Indautor No. 03-2012-083012362100-14
Poeta

Poemas de amistad :  Cabañita "La Nanita"
“Tu corazón de ayarín, callo de vida . . . sin fin.”

Eres de madera dura
Pichátaro sabia pura
morena de la más fiel
corteza color de piel.

Palo de doscientos años
nudos, vigas, travesaños,
fuiste troje, mora humana,
bosque de vida lejana.

Morales tu pino acuña
cabaña, agreste fortuna
en Apúpato, tu casa,
la ecología nos abraza.

San Pedrito, Michoacán,
corundas, uchepos, pan,
antigua agrietada vena
“Nanita” cruje tu yema.

Pátzcuaro ribera asiento,
duelas, zapatos, lo siento
te piso calmo sereno
levito sobre tu leño.

Tabla del lago cuarteada
dejó atrás verde alborada,
tus entrañas son destiempo
termitas de otrora tiempo.

La vara se te ha secado
más tienes cariño al lado
de Lucía, Saúl, . . . glorioso,
del “Pachorras”, “Perezoso”.

Tu corazón . . . de ayarín
firmeza, tronco sin fin
postes de vejez gozosa,
de raja, astilla porosa.

El amor todo lo cura
tu esencia el barniz perdura,
sentí frío en el espinazo
luego tu calor regazo.

“Nanita” te vi por dentro
de tu alma muy adentro
ya te estaba conociendo,
salí, me estabas pariendo.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Desarrollo Ecoturístico Apúpato, Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México, a 04 de julio del 2016
Dedicado a la Sra. Lucía Becerra Guerrero
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-092711430700-14
Poeta