Poemas :  Abstrayendo un beso tuyo
Para abstraer un beso tuyo, tan solo uno,
que me subyugue como cada vez: total,
insensata, inmisericordemente, y por ello,
pretendo detener el tiempo, para cumplir
el más tántrico ceremonial, que nos hunda,
en una espiral que se pierda en el infinito.

Entonces atesoraré tu hermoso rostro, cual
si fuera agua entre mis dedos, juntándolos
para que no se me pierda ni una sola gota,
para recorrer tus párpados, cual si acariciara
las olas, que en suave vaivén se deslizan por
tus mejillas, hacia la corola siempre ansiada.

Lo que aprendieron mis dedos, repasarán
mis labios, cual colibrí en vuelo suspendido,
acariciando como leve brisa tu cara bonita,
repasaré tu mentón y mejillas, las comisuras
de tus labios, hasta que tu boca entreabierta,
sea la invitación al beso a punto de atropellar.

Cópula de bocas, sellando las ganas y sueños,
en conjunción de lenguas, dientes y labios…
que en ese universo interrumpido, contabilice,
cada célula de tu boca, sus jugos, de la locura,
que se vierte a torrentes, mientras somos uno,
la pareja amándose hasta el delirio, en un beso.
Poeta

Poemas :  ¡Resabiado!
Yo diría que, más bien indomable,
irreverente, muy independiente;
así debería identificarse a aquellos,
jóvenes y niños que pretendieron
estigmatizarse. con lo de resabiados,
para disuadirlos y encasillarlos fácil.

Nunca lo consiguieron, hay quienes
les trataron hasta de patanes… y
muchos hasta lo aceptaron y para
devolver la cuasi agresión, dijeron,
si y ¡a mucha honra!; ¡cuánta rebeldía,
cuanto espíritu libre, cuánto carácter!

Pero que fácil más bien se olvida: el odio,
la represión, la injusticia, el abandono…
conque se templó ese carácter indómito,
fácil también se olvida, se pasa por alto,
el rencor acumulado entre rechinar de
dientes y seños fruncidos, entre insomnios
y muchas respuestas que nunca llegaron…

Resabiado también para buscar réplicas,
para jamás aceptar ser relegado, mal visto,
resabiado para contestar ofensas y regaños,
resabiado para lanzar flores y piropos, por
el solo derecho de apreciar la belleza y el
talento, resabiado para soñar sin límites…

Resabiado para amar con total intensidad,
con todas la pasión, fuerzas e ilusiones…
para compensar reventando de felicidad,
las hipócritas ataduras que no alcanzaron,
para frenar tu paso, cómo podrían si tienes
alas y magia, para surcar el mismo infinito.
Poeta

Poemas :  Esto, también es un sueño...
Y aunque la mascarilla oculta tu precioso rostro,
tu sensualidad ondulando en tus pestañas en fuga,
llega junto a la picardía sutil de tus hermosos ojos,
para inquietar mi alma a imaginar tu sonrisa oculta,
que tanto inquieta y no cesa de fascinarme sin fin,
con tal júbilo, como el de un lobo aullando a la luna.

Asustan los peligros que acechan en estos tiempos,
y por ello, no dejo de afinar formas para proteger
lo que más amo, la vida que da sustento a la mía…
Sin tubos ni medicinas, eres mi aliento y fortaleza,
para ti, filtraría hasta el aire y el mismo alcohol…
para llegar a estrecharte, sanitizaré hasta mi alma.

Siempre vuelvo a ti, a la hoguera incendiándose…
La ceremonia cambia, las ansias se multiplican, la
devoción por apreciar y amar todo lo tuyo también,
la luna, la lluvia, la noche, el alba, el rocío, tu risa,
seguirán siendo el ambiente mágico para amarnos,
para soñar, que esto también es un sueño y pasará.
Poeta

Poemas de tristeza :  Adiós Milagritos
Las despedidas, siempre son difíciles,
inesperadas, otras angustiosas, otras…
ojalá no se dieran; ésta es una despedida,
entre líneas... porque ese virus terrible,
entre las intromisiones aciagas, se deslizó,
justo ahora, que la primavera llegaba y
todos esperamos el reverdecer, florecer,
el milagro del recambio y ni tu nombre:
“Milagros”, ayudó a que te fueras fugaz,
como tormenta, como la noche al alba.

Con tus tiernos versos, queda tu sonrisa,
tus ojos resplandeciendo, de esperanza,
como faros en puerto seguro, como vigía,
quedan tus sueños cual vuelo de mujer…
inundando todo, impregnando todo, todo,
¿sabes?, acá siguen las lluvias, duras, si
peligrosas, pero limpiadoras, refrescantes,
las rosas tendrán ese sello y más color, ya
mismo, en que se abrirán como tu poesía,
para acariciar el alma como bálsamo vital.
Poeta

Poemas :  Loco por tus besos...
Que te besé hace poco, sí, que quiero más,
sí… que traes en tu piel y boca, un infinito de
delicias por explorar y disfrutar, sí también,
es que besarte es mi adicción, la sed loca…
aquella, de la que habla un anónimo: “que solo
puede saciar otra boca que tenga la misma sed”.

Hay un algo de hálito divino, de vida, que hallo
en tus besos, tu boca, tu piel, que me urge sentir,
que necesito, como al oxígeno, como mi sangre
y es que, en esta comunión de bocas, nuestras
almas se funden en una sola llamarada de luz,
de ilusiones, de esperanza, de nuevos sueños.

Deja que te bese y que en cada beso atesore,
algo de tu ternura, de tu calidez, de tu pasión,
que recorrer a besos tu piel, descubra siempre,
oasis desconocidos, con fuentes inagotables
de tremores, placer, demencia por más besos,
deja que intente contar lo que está más allá
de ese conjunto exquisito de tus labios y boca…
pero antes, inspira mis líneas con un beso más.
Poeta

Poemas :  Como viento frío y candente brasa...
Como el viento en las tardes de nuestras montañas,
invadiendo hasta el alma con su penetrante frío,
que evoca y convoca al refugio… cálido, acogedor,
de la casa, de lo amado, de la fortaleza que no cae,
así me han llegado, las noticias que me dicen de ti,
a ramalazos, como recia lluvia, en la puesta del sol…

Como candente brasa, que funde el más fiero acero,
he sentido derretirse desde mi memoria y el alma,
cada pizca de control, de cordura, de coherencia…
y no puedo más que sucumbir en total indefensión,
al resplandor arrullador e inquietante de tus ojos,
esos hermosos y profundos ojos en que me pierdo…

Cómo no reconstruir desde tu sonrisa y alegría,
la fuerza y valía que atesora cada detalle amado,
las avenidas resplandeciendo enlazado a tu mano,
el tiempo mismo, transcurriendo como debiera, lento,
muy lento, para esculpir en mi esencia, cada rasgo y
expresiones tuyas y absorber como sediento colibrí,
todo el néctar derramándose desde tu exquisita boca…

Los giros impasibles de sol por medio, con el paisaje,
cambiaron muchas cosas, menos las montañas y el frío,
de la energía derrochada en los años púberes, hoy,
con vehemencia y todas las ilusiones sonrío, suspiro
y te vuelvo a amar, intensa e irresponsablemente…
sin reservas, sin temor alguno, con infinito fervor...

Lo que la vida interrumpió, el universo lo encontró,
reverdecen en mi alma mariposas y suspiros, la luna,
está llena y suspira conmigo, tanto que le hable de ti,
como la primavera, que se adelantó y florece rosales,
para formar un arco iris con ellas que me lleve hasta ti,
¡mi Cielo!, bendito espacio, que tanto buscaron mis alas
y lo surcarán, contagiadas por la fiebre icariana, para
explorar más vida en tu cosmos y ojos… Cielo mío…
Poeta

Poemas :  Jordan, tú eres fuerte, lo eres…
Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte
es la única opción que te queda…”
-Bob Marley-


Tú, eres fuerte Jordan Alexander, lo eres,
por sobre las espinas de la memoria y de
los insomnios crueles, eres fuerte, lo eres,
más allá de las imágenes fantasmagóricas,
que dejó alucinando la infamia perversa,
te templas aún más, joven guerrero de paz.

El sol siempre impasible, ha girado 10 veces,
desde que eclipsaron los sueños de Nanny,
no había que entenderlo, no hay como, no…
Pero sobre los amaneceres con preguntas
sin respuestas, caminaste, corriste también,
no has parado, porque eres fuerte, lo eres…

No existe noche eterna, ni oscuridad total,
sigues rompiendo albas a fuerza de amor,
esperanza, de determinación por crecer…
suelta las amarras y deja tu barca navegar,
donde el mar y cielo confunden sus matices,
donde seguramente Nanny tendría más paz.

Que hay injusticias innúmeras, las hay…
es probable que pasen muchos años, para
que hayan menos víctimas y victimarios,
para que los irracionales y las viles drogas,
abrevien, no dejes que tu alma se envilezca,
lleva paz en tu corazón, porque eres fuerte…
Lo eres Jordan… lo eres…
Poeta

Poemas :  Un abrazo sin besos...
Nuestros corazones se acercaron una vez más,
desde un nuevo abrazo, que ojalá hubiese sido…
interminable, es que nuestros brazos y manos,
tenían tanto que decir y estrechar, forjando una
sinfonía única, de centelleos y sentires, que seguro,
sacudieron hasta la última fibra de nuestras almas.

Cómo no levitar y comulgar en el mismo infinito,
con tu aroma y cabellos turbando mis sentidos,
mucho más todavía, con los detalles exquisitos,
que conseguían mis manos y brazos al explorar
extasiados, tu talle, tu espalda, cuello y hombros,
al percibir que vibrábamos como hojas al viento…

Fue un abrazo sin besos y aunque los deseábamos,
no… no hicieron falta, en un abrazo así, sentimos,
nos entregamos, todas las ansias represadas; en
ese lenguaje corporal, anidamos nuevas esperanzas,
desde la certeza, que muy juntos, hacemos estallar,
todos los sueños e ilusiones, rompemos esquemas
y formas, para volar otra vez en un nuevo abrazo así…
Poeta

Poemas :  Navegando en tus ojos...
Cuánta serenidad y abrigo a raudales…
al volver a explorar tus profundos ojos,
cómo evitar que me envuelva su marejada,
que en su seductora expresividad, diga
todas las cosas que hay que contar y
tantas otras que quedarán solo contigo.

Cómo no quedar en la indefensión…
si aprendí a redundar en tus miradas,
lo que decían nuestros besos, caricias,
los inaudibles susurros, los te quiero…
me pierdo mientras hablas y vuelvo a
extraviarme aún más, en tu boca…

Esa boca, que cuántos delirios más,
regaron en la mía, en mi subconsciente,
en los tortuosos insomnios y lejanías…
sólo contemplarte es una delicia única,
que la disfruto en silencio y sin pensar,
para qué, si navego desde tus ojos, para
intentar acariciar tu alma, tu memoria…
Poeta

Poemas :  Pero que te besé... te besé
Pretendí ignorar el riesgo y
conviví en el mismo espacio,
fue como quemarse únicamente
hasta calentarse la piel, ¿cómo,
qué tiempo, hasta cuándo?… así
fue tenerte, sentirte, tan cerca.

Es que el suplicio más desafiante,
fue tu boca, tu sediciosa boca,
que cuántas y tantas veces… besé,
con la mirada… con mis ansias
de recorrerla y sentirla cierta,
en toda su jugosa carnosidad.

Lo hice en vehemente silencio,
con pasión, lascivia, con ternura,
muy lentamente, hasta soñar y
despertar sin tu presencia… creo
que hasta podría, sin esfuerzo,
recorrer de memoria, cada palmo
de tus labios, dientes, tu lengua…

Ojalá hayan llegado al menos uno
de tantos de esos besos evocados,
los ansiados y a ratos desesperados;
tengo la absoluta certeza, que muy,
muy adentro, habrán estremecido,
hasta la última fibra de tu alma…

Pero que te besé… te besé,
desde el anonimato, sin compasión,
habría desgastado tu boca, habría…
bebido tu saliva, tu esencia, tu ser;
si esto acusa algún nivel de demencia,
bienvenida la locura, por recorrer,
desde mis ojos esa exquisita gruta,
de belleza, de delicias, de delirios…
Poeta