Paz
  • Blank.gif
    Poemas
    Poemas, frases y mensajes sobre poemas
  • Blank.gif
    Tristeza
    Poemas, frases y mensajes sobre tristeza

Poemas, frases y mensajes sobre paz

Selección de poemas, frases y mensajes más populares sobre paz


EL CAMINO

EL CAMINO
Autor : Antonio Noli (¨Flavio¨)
Panameño.
Soneto.

EL CAMINO
(Creacionismo Italiano).

Camino que me caminas
por las vísceras externas,
vete hundiendo hasta las cimas
de los ojos de mis piernas.
Sube y nada en las modernas
horizontales esquinas.
donde las fieras más tiernas
le rezan a las gallinas.
Pero descansa corriendo,
porque la paz va sufriendo
del delito de heroísmo,
y nada en mí te hará ver
lo genial que debe ser
el clásico Modernismo.

Antonio Noli (¨Flavio¨)

He sentido...

He sentido...
He sentido la paz,
mirando, absorto en tu recuerdo,
la belleza que sin dueño ni nombre
de nuevo se escapa;
ese caudal de emociones
que roba espacios a la sangre
haciendo de las venas por un segundo “eterno”
insólitas rutas de ilusiones.

He sentido el silencio,
estallido de la nada que retumba
y que todo lo calla;
no hay espacios, no hay lugar,
ni principio ni final,
¡silencio!, solo silencio y paz.

Candileras que van trazando
sendas por donde perderse;
¡perderse!...
acaso única forma
ganada por la ceguera y pobreza del hombre,
en ese loco y justo afán de volver a encontrarse.

©(Jpellicer)2012

Misantropía

Pido casa al desierto
que al abrir su ventana
sola palma mostrara
la dimensión de arena.

Y por las noches quiero
bajo su fría calma,
la silueta de palma
pedestal de una estrella.

Mi soledad pretendo
para limpiarme el alma;
de aquí no quiero nada
que la nada me diera.

Si nómada en camello
pasajero cruzara,
leve señal de raza
que su presencia fuera.

Y si un día regreso,
lo haré mundo, si cambias,
con mi razón humana
ni sabio ni poeta.

Safe Creative: 1509205200417

Especulando...

ESPECULANDO...

No quiero mancharme, dijo, la mancha,
a la pureza perdida entre espejos,
ciegos de luz con razón,
en la voz tal vez voz sin los labios,
en la paz tal vez pez sin las redes.
¿Quién puede dar lo que no tiene?.

Al que espera recibir lo que no quiere,
no siente no piensa no escucha.
¡Siendo la espera pura!.
Sin esperanza o con ella.
O a pesar de ello.
¡Uno fuera de sí mismo!.

Afirmación del cero!.
Negación que ilumina y obscurece.
Sincronía...Sublime.
¡Afirmando al sí!.
Excelsa...Isocronia.
¡Negando al no!.

Especulando, especulando, especulando.

Todo simultáneo, falsamente cierto.
¡El engaño aparente, la mentira esencial!.
La mentira del reflejo superficial.
¡En la huida de todas las retinas!.
No, no, no.
¡No quiero mancharme!. Dijo...

Sin marcharse.
Sin reflejarse.
¡Perdidos todos los espejos en la incuria!.
Nunca la encontraron.
Era, era... ¡La pureza que nadie poseía!.
¡Ciega la luz sin razón!.

Cualquier humilde obscuridad sin importancia.
Especulando, especulando, especulando.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

LA CALIDEZ DE TU ABRAZO

Siento en la piel el amor,
que me transmitió tu inolvidable abrazo,
abrazo cálido y callado,
que más de mil sentimientos expresó,
haciéndome viajar entre nubes y estrellas infinitas.

Abrazo que me da la fuerza para seguir adelante,
Abrazo que me hilvana a tu ternura y a la vida.
Abrazó que arropa mi corazón, abrigándolo del frío,
quedándose impregnado en mi memoria.

Dulzura que me adhirió a tu pecho,
que embriagó mi alma, llenándola de ilusión.

Estrechándome fuerte entre tus brazos,
me sentí feliz, amada y protegida,
y mi corazón abrazó con amor al tuyo,
musitándole al oído:
¡¡¡eres tú, toda mi vida!!!

Claudia Alhelí Castillo
02-11-11

Paz & harmonia

Paz & harmonia
Vivemos num clima de paz,
não de harmonia...
Na verdade vivemos
sob uma guerra fria.

E para sobreviver
fingimos ser alegria
os risos e cantorias
movidos a álcool
nos finais de semana.

A paz é o cessar fogo,
é ausência de artilharia.
A harmonia é união,
fraternidade e alegria.

A paz está contida
na harmonia.
A harmonia nem sempre
está contida na paz.

A.J. Cardiais
imagem: google

Avenencia de forastero

AVENENCIA DE FORASTERO

Por allá donde el tren fue corrido,
perturbando al calentamiento excesivo,
del pronóstico nefasto un centímetro,
donde el aire casi muere bajo el mar,
y la distancia muere peregrina.

Ahí dónde se humedece la lluvia,
aunque las erupciones huyan,
y al sol le iluminen sin esfuerzo,
con el trigo que al molino mueve.

Por la raíz donde la esperanza sangra,
y la sombra esculpe al mármol,
con la huellas del último verano,
desentrañando telúrico al destino.

Por allá el mismo proceso atiza el fuego,
que más que humano, angélico perece,
y mece desenterrando una estridente voz,
en la ruindad de pretéritos abrojos rojos,
caminan las pupilas en la opresión impía.

En la conmovedora sencillez insigne.
De la montaña más profunda.
En la periferia de una estrella.
Por el sueño de cada nube.

¡Qué la paz desesperada suda!.
¡Qué la vejez trina cuando nace!.
En el color más joven desempleándose.
¡Avenencia más vieja qué pasmada es abismada!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

VERDADERA FE

Me siento tan bien,
algo tiene el control sobre mi,
tengo este sentimiento,
me pongo en movimiento.

Estoy contento,
de ver el lado bueno de la vida,
sentir esa brisa del mar,
verte caminar en la playa.

Una súbita sensación de libertad,
no me importa,
porque no estoy allí,
y no importaría,
si estuviera aquí mañana.

Una y otra vez,
he estado suponiendo demasiadas cosas,
que no tienen sentido alguno,
que no valen nada,
de las cosas que te cuestan demasiado.

Erick R. R. Torres
(Ángel Negro)

Pavorosa ingenuidad

PAVOROSA INGENUIDAD

Llevaba al partir primaveras,
el ritmo ardiente entre dientes.
Pero volvió el eco tembloroso,
con la sorpresa que no he muerto,
con la luna vieja y blanquecina,
porque en cada rama advierto rosas.

Al tañer tiñendo mi dureza,
en la ventura de los luceros,
para tornar al pandero en trueno,
y muda la paz a mi ruego venga,
como rayo vespertino al crepúsculo,
de leve espuma y zafir color,
que ni sabe nada de luz incierto,
entre vientos afilados y rumbo raro.

Donde ceñía alfombras tiñendo,
al tañido de rojos rayos.
Por éso y por aquéllo, donde,
arde ya la yedra,
y el orejero ojo azuza,
eso que oyeréis leyendo lento,
aunque fueses fuera hoy raudo,
y de mucho sepas poco,
o loar croar olas ralas.

Del llorar cansado un sable,
surge un rostro y figura descarnada,
al despertar nobles ideales yerto,
por mudable falsa esquiva paz,
del ensueño errático y efímero.

Así no hiciese lo que hizo.

Y oyese oasis floreando malvas.
Y supiese del vino un irse.

Porque...
Aboba ata reconocer oro.
Como tañíamos al dolor su rojo.

Y
Deposita triunfal su himno ausencias.
Y
Los cielos adoran declinando.

Dejar su voraz ardor.
Dejar su atroz guía.
Dejar su feroz flecha.

Y que de tan fuerte.
Debilidad.
Crezcan espirales alfileres.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Caracol desamparado

Caracol desamparado

Murmura viejo osado el mismo caracol. Los nuevos horizontes rojos.
El azul delirio infame, laurel estéril.
Mil infancias ha derrumbado.
Mil veces ha mentido.
El
Viejo
Caracol.
¡Pensaba!.

El viejo caracol pensaba...
Con el eco de las sombras esperaba...
El olvido tras la puerta,
desgarrada.
Y los pedazos alegres.
Murmurando.

¡Vaya cántaros de flautas!.
Los buitres alimentan hienas.
Y el dolor abeja las entrañas.
¡Mieles de mentiras!.

El
Viejo
Caracol... Pensaba.
¿No escuchas cómo laten lutos?.
¿No palpas cómo absurdos hablan?.

Osado.
Osado solo murmuraba.
¡Sin ser oso!. Sin serlo.
El
Viejo
Caracol. ¡En la desdicha!.
Ya no hay conciencias.
¡He muerto demasiado tarde!.
He
Muerto
Demasiado.
¡Tarde, tarde, sí, muy tarde!.

El calendario cambia los nombres
Y... La historia, se repite.
Y
La historia, repite, reptiles.
¿Soy el mismo?
...¡Pensaba!...
¿Aún en mi ausencia?---Tan así.
¡Tan desenconchado!...

La paz, ha sido. ¡Secuestrada!.
Y... A lo lejos... Miles de gusanos... Miles de gusanos gozan.
En
Su
Diminuta... ¡Caverna!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Rastreador sacrílego

RASTREADOR SACRÍLEGO

Busco, me dices: La montaña,
clandestina de los ensueños perdidos,
de los manantiales algodón,
en los arcos de plumas verdes,
que bailan rojo al embeleso,
y al cristal de las arenas.

¡Pureza en sacrilegería!.
¿Nerviosismo supernumerario acaso?.
Me dicen, dilatando lo difuso,
lo deliberado famélico,
al detractor ubicuo y carnicero,
en la irreverencia mutante, me dices.

Busco, busco, no lo niego,
el dulce motivo de las sirenas,
en la espuma de las perlas,
con la realidad de las cadenas,
una golondrina abastecida,
una palabra por inventarse, neologismos.

¡Ya abunda el incorruptible desenfreno!.
¿Afrentosa integridad honesta en ocaso?.
Me dicen, con la escrupulosidad facciosa,
ser en la veracidad con desmesura,
una desvinculación y vilipendio,
en la fornitura imprescindible, me dices.

Busco, busco, ser el mes,
hermano amigo de los años,
con el silencio justo,
que su ignorancia acepta,
con el espacio ausente,
que el tiempo cultiva grácil.

Busco, me dices, decirte...
Que la luz es más obscura.
Que la paz es simple sueño.
Por las voces apagadas del aliento.
Por los peces agresores del veneno.
¡Sacrílego y rastrero rastreador de cielos!.

Si
Solo
Soy
Aquél
Que en la insulsez del exabrupto piensa.
¿Porqué se busca regalar el engaño para salvarse?.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

UN SONETO DE CATORCE POETAS

UN SONETO DE CATORCE POETAS
___Varios poetas.

Este soneto tiene el mérito de haber sido compuesto con catorce versos que fueron tomados cada uno de diferente autor.
El 1o. es de Herrera, el 2do. de Quintana, el 3o. de Saturnino Martínez, el 4to. de José Cadalso, el 5to. de Ramón Palma, el 6to. de Manuel Ma. Arjona, el 7mo. de Lope de Vega, 8vo. Anónimo, 9no. de Francisco de la Torre, el 10mo. de José de Espronceda, 11vo. de Zorrilla, el 12vo. de José Roldán,13o. de Francisco Martínez de la Rosa y el último de Luzán.

Cándida luna, que con luz serena
del espacio los ámbitos dominas
y el horizonte lóbrega iluminas,
de pompa, majestad y gloria llena.

¿Sientes, acaso, la amorosa pena,
y a la mansa piedad dulce te inclinas,
y en busca de un amado te encaminas
que a eterna desventura te condena?

¡Parece que me escuchas y parece
que en gloria y paz y amor y venturanza,
tibia, modesta, fugitiva luna,

tu faz en dulce lumbre resplandece,
y entre el vago temor y la esperanza
constante dura sin mudanza alguna!.

NAVIDAD

¡¡¡...NAVIDAD!!!



Brindemos por… ¡la Navidad!

Con toda nuestra alegría,

Pues somos una hermandad,

Unidos todos por la poesía!.



Expresemos nuestro gozo,

También por el año entrante,

sin dejar la felicidad solo en esbozo,

sigamos todos… adelante!



Que esta Navidad,

Deje inundado de paz tu corazón,

la armonía, no tenga caducidad,

y el amor, sea de tu vida… la razón.



Claudia Alhelí Castillo
17/12/13

UN ABRAZO MUY FUERTE EN SEÑAL DE AMISTAD, CARIÑO Y ARMONIA, PARA TODOS EN LATINO POEMAS.
FELIZ NAVIDAD PARA TODOS, CON MIS MEJORES DESEOS PARA EL PROXIMO AÑO.
DIOS LOS BENDIGA ABUNDANTEMENTE.

FELIZ NAVIDAD FAMILIA DE LATINO POEMAS

Que la magia de la Navidad, convierta en realidad sus más grandes anhelos, que estas fechas, estén llenas de paz y armonía para cada uno de ustedes y sea extensiva a sus seres queridos, y que la calidez de cada abrazo recibido o brindado, quede en sus corazones transformado en amor.
¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!!!
Es mi mayor deseo para mis amigos y compañeros de Latino Poemas.

Claudia Alhelí Castillo
Diciembre, 2012

Otro mar desconocido

Otro mar desconocido
OTRO MAR DESCONOCIDO

Ya llegó el sonido de la paz,
y con él, murmullos que reconcilian,
se escapan querubines,
para mecerse entre los ocres del crepúsculo.

Lejos queda la tristeza, lejos la amargura,
lejos va quedando el pasado
donde un beso –furtivo del desamor-
inventaba otro nuevo día;
marchó el semblante de la duda,
y de él la calma se hizo viva.

Dejo perdida la mirada
en el ocaso del lamento,
pozo negro sin final;
donde la vida, tan ciega como despiadada,
hizo del presente cárcel con barrotes
de sueños imposibles.

Ya las olas me bañan en sutil
caricia para llevarme;
un nuevo mañana me espera
en la profundidad, ahora cálida y azul,
de otro mar desconocido.

(Jpellicer)

Por aquéllo...

Por Aquéllo...

Silencioso
Al lento tiempo
Lo pasado lo revive
Jovial sembradura en que se mece
Al frío río vibrar desenterrando
Al fuego de vestales señales
Del cortejo erecto silencioso
Sosiego ante la paz eterna
Qué ofusca la pasión de vaporosa
Niebla
Al ver en ardorosas
Formas
El lucero desenrollarse
Por ser de la muerte incurable
El tedio estéril
El hado tibio el espacio busca
La obscuridad inmaculada del suspiro
En la pira lenta revivirse
La blandura silente penetrando
Al pasado desenterrando
La sombra engendra una mañana
La tarde una noche
Jovial silente
Al tiempo erecto reloj veloz viviendo...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

PENSAMIENTOS

PENSAMIENTOS

¿Por qué será que para llegar a la paz, deben fomentar millones de artículos y códigos? -Cuando para la guerra solo se necesita una pequeña excusa-

(José Monnin elpoeta)

Asoleado Deambulando

Asoleado Deambulando

Al anzuelo suelo ver,
desde el suelo sin raíz,
en el olvido hosco óseo.
¡Irrecusable incomprensible!.
Tan equívocamente diáfano.
Vernáculo en el limbo aureolado.
Tan horrísono, tan truculento.

Deambulando, deambulando, asoleado.

Como recalcitrante es la consternación volátil.
Por el cercear algodonoso pusilánime.
Por ser avilantez abulia filiación.
Por la diátesis amonedada en sucesión.
Por ser proclive a ungir al prócer.
¡Que agita hercúleo creso!.
¡Que al perillán exime eximio tunante!

Asoleado, deambulando después.

Del inclementemente tarantulado.
Del diminutamente temedero.
En el suelo gemebundo y elegíaco.
Al que suelo desesperanzar indocto.
En el ostracismo prudente trillado.
¡Idólatra de la paz insulso!.
¡Ígnaro de la incandescente abyección!.

Asoleado, asolado... ¿Estará el sol alado?.

Por el suelo en su desconsuelo.
Tan utopista como en la destemplanza.
Cuando suelo pensarlo.
¡Excéntrico afanoso del sosiego!.
Porque el desencanto es el colofón.
¡Que en la suela atrapa al anzuelo!.
Desde el suelo que clama y suelo ver.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Caminar contigo

Caminar contigo
[img width=350]http://1.bp.blogspot.com/_dfZrKuCHgmw/THiCBUssDaI/AAAAAAAABtM/dcMI4qbgTgg/s1600/mother1-mlily2.jpg[/img]

Señor siento perder cada segundo
la materia preciosa que llevo en mi vida
Gustaría que poder conseguir a bordo con usted
y deshacerse de todas las heridas.

Pone al lado de ella y buscar su rostro
en tu respirar me causan dolor
verte marchar cada mañana
Orar a Dios tomarme con usted.

Brillo sereno de su ojos
me muestran gran inocencia
corazón dulce amor niño.

Cambio el dolor para mí
poder abrazarte y decirte mi amor
eres mi universo de paz y dolor!

12.12.215

Armados olvidos

ARMADOS OLVIDOS

No, no... ¡Las armas en las ramas!.
Verdes.
Amarillas.
En el agua.
Secas.
¡Corren tras los ríos!.
Por las desiertas. Armas. ¡Envejecidas!.

Ninguna gloria hay,
en matar, inocentes, débiles.
Pobres.
¡En la riqueza del vacío!.
De tus armas.
De palabras, qué han intoxicado,
tu consciencia, tu alma.
Presa de miedo. Obedece. Ciega y cobarde.

Armas. Envejecidas. ¡De glorias!. Olvidadas. ¡Entre mil olvidos!. Paradas. Ante los ojos. ¡Secos!.
Secos, solo ecos, del tiempo.

¡Qué nadie recuerda!.

Nada eres matando.
¡Ni siquiera un simple sí mismo!.
Por los lagos. Amarillo. Reverdecido.
¡Enojo!. ¡Ojo ciego!.
Ciego, de tu sangre hermana.

¡O, muéstrame una sangre qué no lleve ningún rojo, oxígeno, vida!.

¡Ahogados!.
Sí, si... ¡La guerra en la vida!.
Turbia nace. La paz impura. Muere día a día.
¡La ennegrecida culpa!.

No llores helado el fuego. Bajo la húmeda. Ceniza.
Amarilla de los verdes. Agua de armas ahogadas.
¡Gloria de luciérnagas!. Secas. Verdemente.
¡Envejecidas... Y... Olvidadas!

Los ojos delante. ¡Corren muertos!.
En el fondo de tu esencia.
¿Vas a permitirlo?.
Y
Pasarás
Por la vida. Seco, eco, de noche. ¡Cada resto de vida!. Y por la vida, ignorado.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez