Otros

Poemas, frases y mensajes de Otros

Selección de poemas, frases y mensajes mais populares de Otros


DUALIDAD

DUALIDAD
_Alberto Guillén (Peruano)

DUALIDAD
(Soneto)

Filosóficamente
veo en fuga las cosas,
e intermitentemente
amo larvas o diosas;
yo llevo una serpiente
enroscada a mis prosas,
pero bajo mi frente
hay semillas de rosas.
Yo no sé si Mefisto
es mi padre o si Cristo
se prolonga en mi ser,
pero si sé que todos
los dioses y los lodos
amalgaman mi ser.

EN EL HOMBRE APROXIMATIVO

EN EL HOMBRE APROXIMATIVO
___Tristán Tzara ( Rumania )
1896-1963

“El tiempo deja caer pequeñas pulgadas detrás de él
siega las finas moléculas en las praderas de agua
domina las bolsas de aire atraviesa su jungla
corta el gusano de la ola y de cada mitad nace llena
de luz una mariposa
en el volcán se hilvana a lo largo de una nota de violín
riza el corte errante del vidrio en las finas horas de
transparencia
allí donde nuestros sueños revuelven el cantarino
manjar de luz


el río que la montaña enfila hacia el oriente articulado
de peligros y de porqués
y carga de medallas y de holocaustos a todo lo largo de
las gardenias
se ha crispado alrededor de tu puño camino abotonado
de mojones al sol vecinos a los campos
más allá de las riberas el arco agranda la sonrisa del
espacio hasta el rictus del glaciar
y la lanzadera del tejedor punteado de ramas en la
borrachera del ciempiés
atraviesa los obstáculos calvos y los ojos pelados de
las flechas que veían
sin embargo la soldadura al borde del lago se deshace
como bocanadas de nubes se instalan sobre el agua los
sentimientos ordenados de las canastillas bordadas
con plumas estilográficas
o el trémolo de fuego que se mueve por el espacio que
el eco ha vaciado
el viento huye de la puerta giratoria el viento examina
los paisajes los pasajeros
y la voluntad de ser uno mismo modifica en el hueco
del chapoteo su continuo arriendo


las amapolas eléctricas bajo la concha de tortuga
arropan los granos de arena y de belleza
el crepúsculo eleva los adioses al horizonte bañado con
la fría claridad del estetoscopio
azotado por los resplandores navales da la vuelta a la
prisión
y sus caídas de sitio en sitio preparan la electrificación
de los ojos
Adán y Eva se esconden en el bello lugar del fruto hendido
dos vueltas hacen bajar del cielo subterráneamente a
gemelos de otras épocas
con el sabor de los metales pesados los cristales de las
estrellas ofrecen el regazo en la entrada de la
cueva
en el roquedo petrificado en alto para usted
cayendo en el dejar-ir del invierno que esgrime
sus sables ..”

EL POETA

EL POETA
___Hermann Hesse

Solamente para mí, el ser solitario
Brillan sempiternas las lejanas estrellas,
Y es para mí ese canto milenario
De la fuente, y sus estrofas mas bellas.
La sombra de las nubes me cubre de noche
Se mece en mis sueños, me ve caminar
Por veredas y bosques, en mi peregrinar.
No tengo ningún privilegio, oro o riquezas,
Pero lo que es mío nadie lo podrá quitar:
Mi riachuelo, la selva y el mar,
El eco de una risa infantil.
La delicia del hombre en su amor:
Su íntimo secreto, su afán juvenil.
Míos son también los templos y dioses,
Los ríos y los vientos que corren veloces,
Las memorias de antaño, ecos luminosos;
Y la esfera celeste, mi futuro hogar.
Mi alma se eleva con anhelos grandiosos
De emular al bueno, al del alma ejemplar
Rendir culto al amor, sobre todas las leyes,
Amar toda cosa, a esclavos y a reyes,
Campesino, negociante, marino, soldado,
Pastor, jardinero, extranjero, lisiado
Con amor espontáneo, con gracia y franqueza
A la dama o doncella, a la linda princesa.
Así es como canta, así es como sueña
Este ser solitario, este augur
Reclinado sobre áspera peña
Descorriendo el velo del norte hasta el sur,
Viendo al mundo futuro, que poco le aqueja
Al vislumbrar su tumba, que la noche refleja...

El viento, el viento alto.

El viento, el viento alto
Autor: Fernando Pessoa
Portugal : 1888=1935

El viento, alto en su elemento
Me hace más solo -no me estoy
Lamentando, él se tiene que lamentar.

Es un sonido abstracto, insondable
venido del elusivo fin del mundo.
Profundo es su significado.

Me habla el todo inexistente en él,
Cómo la virtud no es un escudo, y
Cómo la mejor es estar en silencio

CENIZAS

CENIZAS
__Alejandra Pizarnik (Argentina)
1936-1972.

CENIZAS

La noche se astilló de estrellas
mirándome alucinada
el aire arroja odio
embellecido su rostro
con música.

Pronto nos iremos

Arcano sueño
antepasado de mi sonrisa
el mundo está demacrado
y hay candado pero no llaves
y hay pavor pero no lágrimas.

¿Qué haré conmigo?

Porque a Ti te debo lo que soy

Pero no tengo mañana

Porque a Ti te...

La noche sufre.

ESTOY TRISTE

ESTOY TRISTE
__Autor: Nezahualcóyotl
(1402-1472) (1-Conejo-6 Pedernal)
Poeta del mundo azteca.

Fué Gobernante de Tezcoco (México), poeta, arquitecto y sabio consejero por excelencia de Tenochtitlan. También como algunos de los filósofos presocráticos los sabios del México antiguo habían hecho de la poesía forma habitual de expresión.
Traducción: Miguel León-Portilla.

ESTOY TRISTE

Estoy triste, me aflijo,
yo, el señor Nezahualcóyotl.
Con flores y con cantos
recuerdo a los príncipes,
a los que fueron,
a Tezozomoctzin, a Quahquauhtzin.

En verdad viven,
allá en donde de algún modo se existe.
¡Ojalá pudiera yo seguir a los príncipes,
llevarles nuestras flores!
¡Si pudiera yo hacer míos
los hermosos cantos de Tezozomoctzin!
Jamás perecerá tu renombre,
¡oh mi señor, tú Tezozomoctzin!,
así, echando de menos tus cantos,
me he venido a afligir,
sólo he venido a quedar triste,
yo a mí mismo me desgarro.

He venido a estar triste, me aflijo.
Ya no estás aquí, ya no,
en la región donde de algún modo se existe,
nos dejaste sin provisión en la tierra,
por esto, a mí mismo me desgarro.

INVOCACION A LA AMISTAD

INVOCACION A LA AMISTAD
Del Maha-mangala Sutta
Textos Budistas. Escritura Canónica de la Vertiente Hinayana.

¿Le he fallado a un amigo? ¿He sido--a través del cuerpo, la palabra o la mente-- hostil, indiferente o rudo hacia los demás? ¿He buscado sacar ventaja de otros, sin reparar en la relación que tengo con ellos ?. Aquí y ahora, delante del Buda, resuelvo ser un verdadero amigo de todo el mundo.

Como amigo, ayudaré al necesitado, aconsejaré al desorientado y consolaré al solitario.

Como amigo, jamás usaré las confidencias ajenas en mi favor o contra otros.

Como amigo, no abandonaré al tonto o al malvado porque si no , ¿quién será el que los guíe?.

Como amigo, ignoraré la ingratitud y la desconfianza, y seguiré ofreciéndome.

Como amigo, fomentando la concordia, hablaré siempre de las virtudes ajenas, pero nunca de sus faltas.

Como amigo, recordaré cuando me han favorecido, pero no cuando me perjudicaron.

Ojalá que mi amistad me traiga sentimientos recíprocos.

Ojalá que mi amistad me proteja de la ira y de la agresión.

Ojalá que mi amistad crezca en amor y compasión y me ayude a liberar el corazón.

La niña del lago

La niña del lago
[img width=300]http://1.bp.blogspot.com/_N1F3RKzeSoQ/S9CTBmDEcSI/AAAAAAAABZM/iNg8KnWj988/s320/ramondealmagro2.jpg[/img]

Don Ramon de Almagro [Poeta Argentino]
10-04-1934 Arrecifes - Buenos Aires

La niña sentada a orillas del lago,
leyendo poesía de su libro Azul,
te muestra que todo no está tan cambiado,
están los que sueñan lo mismo que tú.

Son los que leyendo de un mundo de ensueño,
mundo de romance, reino del amor,
sienten que ellos pueden también ser los dueños
de esos sentimientos que brinda el autor.

Sueñan ser amados como en la poesía,
por seres perfectos de muy suave voz,
que al hablar envuelven con la melodía
que sólo se escucha cuando habla el amor.

La niña del lago levanta los ojos,
viendo que la tarde ya casi pasó,
leyendo poesía se le hizo tan corta,
que dubitativa mira su reloj.

Con pena, suspiros, recoge sus sueños,
los guarda entre hojas de su libro Azul,
y por un sendero se nos va corriendo,
ha vuelto este mundo, de tanta inquietud.

El alma en los labios

El Alma En Los Labios: de Medardo Angel Silva (Ecuatoriano)

Para mi amada

Cuando de nuestro amor la llama apasionada,
dentro de tu pecho amante contemples extinguida,
ya que sólo por ti la vida me es amada,
el día en que me faltes me arrancaré la vida.

Porque mi pensamiento lleno de este cariño,
que en una hora feliz me hiciera esclavo tuyo,
lejos de tus pupilas es triste como un niño,
que se duerme soñando en tu acento de arrullo.

Para envolverte en besos quisiera ser el viento,
y quisiera ser todo lo que tu mano toca;
ser tu sonrisa, ser hasta tu mismo aliento,
para poder estar más cerca de tu boca.

Vivo de tu palabra y eternamente espero,
llamarte mía como quien espera un tesoro.
Lejos de ti comprendo lo mucho que te quiero,
y besando tus cartas ingenuamente lloro.

Perdona que no tenga palabras con que pueda,
decirte la inefable pasión que me devora;
para expresar mi amor solamente me queda,
rasgarme el pecho, Amada, y en tus manos de seda,
dejar mi palpitante corazón que te adora.

Malevo (soneto lunfardo)

MALEVO

Autor: Carlos A. Alberti

Apenas por la luz iluminado
de un farol que se quiebra de cachuso,
un malevo en la esquina está parado
enfundado en su traje rantifuso.

Pinta brava de guapo retobado
que con la faca su valor impuso,
La chamuya de vesre y es malvado
con la nami que guita no le puso.

La luna que lo mira, silenciosa,
lo enmarca en la calleja tenebrosa
en un aro de pálido cristal,

y al mirarlo, en la esquina dibujado,
el malevo parece recortado
por el filo invisible de un puñal.

Una referencia interesante para la lectura del soneto lunfardo es: http://www.elortiba.org/pdf/Antologia-Lunfarda.pdf

Por supuesto, una excelente histórica referencia es: "Antología del soneto lunfardo" de Luis Alposta

INVOCACION A LA OSA MAYOR

Invocación a la Osa Mayor
Autora : Ingeborg Bachmann
Austria 1926-1973.
Escritora de poemas, cuentos, ensayos y libretos para Ópera. Obtuvo Doctorados en Filosofía, Psicología y Literatura. Una de las más importantes escritoras modernas en lengua alemana. Esta es versión de : Cecilia Dreymüller y Concha García. Ed. Hiperión 2001.

Invocación a la Osa Mayor.

Osa Mayor, baja, hirsuta noche,
animal de piel de nubes con ojos viejos,
ojos de estrellas,
por la espesura irrumpen relucientes
tus patas con las garras,
garras de estrellas,
mantenemos despiertos los rebaños,
pero encantados por ti, desconfiamos
de tus flancos cansados y de tus dientes
agudos y semidescubiertos,
vieja osa.

Una piña: vuestro mundo.
Vosotros: sus escamas.
Yo la muevo, la hago rodar
desde los abetos del principio
hasta los abetos del final,
la resoplo, la pruebo en la boca
y la agarro con las zarpas.

Ya tengáis miedo o no lo tengáis,
pagad en la limosnera y dadle
al ciego una buena palabra,
para que sostenga a la osa de la correa.
Y sazonad bien los corderos.

Podría ser que esta osa
se soltara, no amenazara ya más
y corriera tras todas las piñas caídas
de los abetos grandes y alados
que cayeron del paraíso.

Autora : Ingeborg Bachmann (Austria 1926-1973).

EL CAMINO

EL CAMINO
Autor : Antonio Noli (¨Flavio¨)
Panameño.
Soneto.

EL CAMINO
(Creacionismo Italiano).

Camino que me caminas
por las vísceras externas,
vete hundiendo hasta las cimas
de los ojos de mis piernas.
Sube y nada en las modernas
horizontales esquinas.
donde las fieras más tiernas
le rezan a las gallinas.
Pero descansa corriendo,
porque la paz va sufriendo
del delito de heroísmo,
y nada en mí te hará ver
lo genial que debe ser
el clásico Modernismo.

Antonio Noli (¨Flavio¨)

ABRO A LA MAÑANA DE UN BLANCO LUNES

ABRO A LA MAÑANA DE UN BLANCO LUNES
___Pier Paolo Pasolini ( Italia )
1922-1975.

Estudió filosofía y letras, fué escritor, poeta, dramaturgo, cineasta y ensayista. Magnífico escritor de crítica social. Guionista y director de cine. Esta es versión de: Delfina Muschietti.

Abro a la mañana de un blanco lunes...

Abro a la mañana de un blanco lunes
la ventana, y la calle indiferente
roba entre su luz y sus rumores
mi presencia infrecuente entre las hojas.
Este moverme... en días totalmente
fuera del tiempo que parecía consagrado
a mí, sin regresos ni paradas,
espacio lleno todo de mi estado,
casi prolongación de la existencia
mía, de mi calor, del cuerpo mío...
y se ha truncado... Estoy en otro tiempo,
un tiempo que dispone sus mañanas
en esta calle que yo miro, ignoto,
en esta gente fruto de otra historia.

EL VERBO SER

EL VERBO SER
Autor: André Breton
Normandía 1896 París 1966
Esta versión al castellano es de Armando Rojas

EL VERBO SER

Conozco la desesperación a grandes rasgos. La desesperación no tiene alas, no se halla necesariamente en una mesa servida en una terraza, en el atardecer, al borde del mar. Es la desesperación y no el regreso de una cantidad de hechos sin importancia como las semillas al caer la noche dejan un surco por otro. No es el musgo sobre una roca o el vaso para beber. Es un barco acribillado por la nieve si queréis, como los pájaros que caen y su sangre no tiene el más mínimo espesor. Conozco la desesperación a grandes rasgos. Una forma muy pequeña delimitada por joyas capilares. Es la desesperación. Un collar de perlas para el cual uno no sabría encontrar un broche y cuya existencia ni se sostiene en un hilo, tal la desesperación. Del resto no hablemos. No hemos terminado de desesperarnos si comenzáramos. Yo, me desespero por la pantalla a las cuatro, me desespero por el abanico a medianoche, me desespero por el cigarrillo de los condenados. Conozco la desesperación a grandes rasgos. La desesperación no tiene corazón, la mano queda siempre en la desesperación sin fuerza, en la desesperación cuyos hielos no nos dicen jamás si murió. Vivo de esta desesperación que me encanta. Amo esta mosca azul que vuela en el cielo a la hora que musitan las estrellas. A grandes rasgos conozco la desesperación, de vastos asombros menudos, la desesperación de la altivez, la desesperación de la cólera. Me levanto cada día como todo el mundo y descanso los brazos sobre un papel floreado, no me acuerdo de nada y siempre es con desesperación como descubro los hermosos árboles desarraigados de la noche. El aire de la habitación es bello como palillos de tambor. Hace un tiempo increíble. Conozco la desesperación a grandes rasgos. Es como el viento de la cortina que me asiste. ¡Se conoce semejante desesperación! ¡Fuego! Oh van a venir de nuevo... ¡Socorro! Helos aquí cayendo por la escalera... Y los anuncios del periódico y los avisos luminosos a lo largo del canal. ¡Montón de arena, vete, especie de montón de arena! En sus grandes rasgos la desesperación no tiene importancia. Es un hacinamiento de árboles que una vez más van a hacer una foresta, es un hacinamiento de estrellas que una vez más van a hacer un día de menos, es un hacinamiento de días que una vez más va a hacer mi vida.

PRIMAVERA

PRIMAVERA
Autor: Kobayashi Issa
Japón (1763-1827)

Escritor japonés nacido en la Provincia de Shinano (Kashiwabara). Tuvo una vida en extremo difícil, huérfano de madre a temprana edad. A los 14 años se inició en el conocimiento y práctica del Haiku en el ciudad de Edo(actual Tokio). Su libro "Tabishui" se publicó en 1795. En el invierno de 1827, murió en la pobreza. Estas obras son versiones de: Tsutomu Takagi y Alberto Manzano.

Primavera

En cada puerta,
La primavera ha empezado
Con el barro en los zuecos.

* * *

La primavera ha llegado
Con toda sencillez:
Un ligero cielo amarillo.

* * *

Cuando envejecemos,
Incluso la duración del día
Es causa de lágrimas.

* * *

Click, clack,
El hombre se acerca en la niebla. -
¿Quién es?

* * *

También hoy, también hoy,
Viviendo en la niebla,
Una pequeña casa.

* * *

Un día de niebla y bruma:
Sin duda los Habitantes del Paraíso
Están aburridos y lánguidos.

* * *

¡Flores de cerezo en la noche!
Cómo ángeles
Descendiendo del cielo.

* * *

Después de que oscureciera
Quise cambiar
La manera cómo lo injerté.

* * *

Una hermosa cometa
Se alza desde
La barraca del mendigo.

* * *

La urraca
Se limpia sus patas lodosas
En las flores del ciruelo.

* * *

Pequeño gorrión,
Apártate, apártate del camino,
El señor Caballo se acerca.

* * *

Un exhausto gorrión
En medio
De un montón de niños.

* * *

Echar arroz también
Es un pecado:
Las gallinas se pelean entre ellas.

* * *

El cervato
Se quita de encima a la mariposa,
Y sigue durmiendo.

* * *

La mariposa revoloteaba
Como desesperada
De este mundo.

* * *

La mariposa voladora:
Yo me siento
Una criatura del polvo.

* * *

No parece
Muy ansioso por florecer,
Este ciruelo en la puerta.

* * *

Nosotros, seres humanos,
Retorciéndonos entre
Las flores que se abren.

* * *

¡Qué extraño,
Estar tan vivo
Bajo las flores del cerezo!

* * *

Flores esparciéndose :
El agua que queremos beber,
En la niebla, lejos.

En la caída de las flores,
No ven ningún Buda,
Ninguna Ley.

* * *

Bajo la luna y las flores
Cuarenta y nueve años
De infructuoso vagabundeo.

* * *

Simplemente confía:
¿No revolotean así
También los pétalos?

ROMANCE DE LA NIÑA NEGRA

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en la puerta de su casa
estaba la niña negra.

Un erguido moño blanco
decoraba su cabeza;
collares de cuentas rojas
al cuello le daban vueltas.

Las otras niñas del barrio
jugaban en la vereda;
las otras niñas del barrio
nunca jugaban con ella.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un silencio sin lágrimas,
lloraba la niña negra.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un féretro de pino
reposa la niña negra.

A la presencia de Dios
un ángel blanco la lleva;
la niña negra no sabe
si ha de estar triste o contenta.

Dios la mira dulcemente,
le acaricia la cabeza
y un par de alas blancas
a sus espaldas sujeta.

Los dientes de mazamorra
brillan en la niña negra.
Dios llama a todos los ángeles
y dice: "Jugad, jugad con ella".

Luis Cané

UN SONETO DE CATORCE POETAS

UN SONETO DE CATORCE POETAS
___Varios poetas.

Este soneto tiene el mérito de haber sido compuesto con catorce versos que fueron tomados cada uno de diferente autor.
El 1o. es de Herrera, el 2do. de Quintana, el 3o. de Saturnino Martínez, el 4to. de José Cadalso, el 5to. de Ramón Palma, el 6to. de Manuel Ma. Arjona, el 7mo. de Lope de Vega, 8vo. Anónimo, 9no. de Francisco de la Torre, el 10mo. de José de Espronceda, 11vo. de Zorrilla, el 12vo. de José Roldán,13o. de Francisco Martínez de la Rosa y el último de Luzán.

Cándida luna, que con luz serena
del espacio los ámbitos dominas
y el horizonte lóbrega iluminas,
de pompa, majestad y gloria llena.

¿Sientes, acaso, la amorosa pena,
y a la mansa piedad dulce te inclinas,
y en busca de un amado te encaminas
que a eterna desventura te condena?

¡Parece que me escuchas y parece
que en gloria y paz y amor y venturanza,
tibia, modesta, fugitiva luna,

tu faz en dulce lumbre resplandece,
y entre el vago temor y la esperanza
constante dura sin mudanza alguna!.

LA NUEVA LIBERTAD

LA NUEVA LIBERTAD
Autor : Carlos A. Imendia.
Salvadoreño
Soneto.

LA NUEVA LIBERTAD

Decid al pueblo que no más consienta
en inclinarse ante ningún magnate;
que es amplio su derecho y que es afrenta
el respeto a la ley: que muera o mate.
Decid al periodista ponga en venta
su pluma contra el bien: que siempre trate
el orador, con expresión violenta,
de injuriar al contrario en el combate.
La calumnia, el ridículo, el engaño,
que el interés envuelve y eslabona,
son armas poderosas para el daño,
hay que usarlas; con ellas se corona
el triunfo personal que exige amaño...
Esta es la libertad que hoy se pregona.

Carlos A. Imendia.

CATORCE VERSOS

SONETO PERFECTO
CATORCE VERSOS
__Diego Hurtado de Mendoza (Español)

CATORCE VERSOS

Pedís, Reina, un soneto; ya le hago;
ya el primer verso y el segundo es hecho;
si el tercero me sale de provecho
con otro verso en un cuarteto os pago.

Si llego al quinto; ¡ España! ¡Santiago!
¡Fuera! que entro en el sexto. ¡Sí, buen pecho!
Si del séptimo salgo, gran derecho
tengo a salir lucido de este trago.

Ya tenemos a un cabo los cuartetos;
¿qué me decís señora? ¿No ando bravo?
Mas sabe Dios si temo los tercetos.

Y si con bien este soneto acabo,
nunca en toda mi vida más sonetos;
¡ya deste, gloria a Dios, he visto el cabo!

EL HOMBRE IMAGINARIO

El Hombre Imaginario
___Nicanor Parra (Chile)

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario