Poemas :  COLMENA DE SUEÑOS
COLMENA DE SUEÑOS
Autor: Jean Arp
1887 -1966
Escultor, poeta y pintor francoalemán. Fue uno de los fundadores del movimiento conocido como Dadaísmo. A partir de los años 1930 y hasta su muerte, escribió y publicó ensayos y poesía. En 1942, huyó de su casa en Meudon escapando de la ocupación alemana y vivió en Zúrich hasta el final de la guerra. Ësta es versión de: Aldo Pellegrini

Información útil es:

https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Arp
https://www.youtube.com/watch?v=7ANvQv8AUVo
https://www.youtube.com/watch?v=sdBaS8fgwNs
https://www.youtube.com/watch?v=xthvemoL2FQ



Colmena de sueños

las flores se visten con relámpagos
en el plumaje de la estrella duerme el sueño de carne
guarnecido de senos
el sueño tiene en la boca una estrella como el gato tiene en la
boca un ratón
las flores de carne tienen lengua de sueño
estrella de bruma

la estrella de carne bajo la bóveda del tiempo
el tiempo ronronea como un sueño
alrededor de los senos alrededor de las colmenas de sueños
duermen las estrellas
bruma de flor
plumaje de estrella
las flores ronronean

las estrellas ronronean frente a la colmena de los relámpagos
ratón de bruma
ratón de estrella
ratón de flor
el sueño es un gato su lengua es una flor

la carne ronronea en el plumaje del tiempo
los ratones y los gatos duermen sobre la lengua del tiempo
el relámpago duerme bajo la bóveda de bruma
las estrellas se visten con senos
la lengua de bruma en la boca de flor
la boca de bruma bajo la bóveda de carne.
Poeta

Poemas :  Condescendiente
CONDESCENDIENTE

Tan poco verde como dulce es el mar,
en el hilo del hielo al fuego salado,
al recuerdo desnudando mariposas.
En el silencio de la esquina.
Oye al viento hijo.

Por ser tan gris donde se aferran,
y se desviven las nuevas nubes,
nieve naranja nave noble naipe.
En el silencio de la esquina.
Oye al viento hijo.

En el barro mirándole la espalda,
en la blanda codicia hecha virtud,
en la pérdida, en el llanto, en la noche.
Deja al vestir la izquierda diestra,
donde la música nace y muere...

En el silencio de la esquina.
Oye al viento hijo.
En el silencio de las hojas.
Mira el último perfume hijo.
Desnudando lágrimas al tiempo.

En el silencio de los hielos.
Palpa la primera música hijo.
En el silencio de las nubes.
Teje los sueños olvidados hijo.
Entre los ojos puros de tu vacío.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta

Poemas :  Séquito de pañoletas
SÉQUITO DE PAÑOLETAS

Porque allá el cielo está rayendo,
al rayo, que reía al desierto,
cada raíz, absorto y acopado,
opaco ópalo, bonanza y badajo,
cuando alela y aviva y reprende,
eso que decrece y perece.

Entre lo que habría raído
al mismo viento,
en aguas, sangres, arenas inocentes,
como si rayese tejidos los sueños,
con insomnios almendrados,
sin vivir, ni lid justa,
sólo áfono sonreír,
barato ágrafo y barrancoso.

Aunque degüelle núbiles alientos,
engargolando nieblas duras,
rapaz atroz, cada tiempo infecto,
como degollarían los huesos la muerte,
yerta, más que eterna
más que tierna dócil flama.

Donde riñó al reino la risa,
condecorando infames,
panteones, lápidas, plumas, agua, aire,
incendios ceniza caminos zapatos
gritos silencio amargo vinagre largo.

No es ajeno para la espalda,
ni para el llanto del tejado,
este amarillento intento,
que atraviesa párpado y cabalgadura,
ya que puede desnudar al hueco,
que desayunan las ventanas,
en la nieve incendiada del almidón,
del cansancio al primer desfile,
huracán con pingüinos y canguros,
donde dolores duelen duelas,
rauda rueda ruda ronda.

¡Si aquella orilla fuera timón!.

Me devolverían la ceguera
los topos, con el pico de la noche,
donde anidan los muslos del ojo,
y acribillan los cristales.

Enjambres de manzanas,
y serpientes bailan al corcho,
dormido y empaquetado diluvio,
de caimanes candados espinas espumas humo
números pedazos incansables jardines tabernas
muelles escaleras fusiles.

¡Celeste abismo y despeñadero
empeñado empañado pañuelo!.




Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta

Poemas :  AYER, HOY, MAÑANA.
III.- AYER, HOY, MAÑANA.
Autor: Omar Khayyam
Persia: 1040-1121

Destacado en Literatura: Pensador, sibarita, ácido, místico y profeta, estudió Matemáticas y Astronomía, reformó el calendario musulmán, cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales.
Notable en el plano de las letras por sus famosas «Rubaiyat», que constituyen una alabanza al brindis, una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y del goce del instante, frente a la finitud de la vida. El siguiente texto ha sido tomado de la obra «Rubaiyat» en la versión yuxtalineal de Joaquín V. González, de la versión inglesa de Edward Fitzgerald. (Texto íntegro, de acuerdo con el original)
.


Referencias útiles:
https://es.wikipedia.org/wiki/Omar_Jayam
https://www.youtube.com/watch?v=ZUxM9e1hmoA



III. Ayer, hoy, mañana

27
A aquellos que en el hoy aguardan su ventura,
y a los que en el mañana fijaron su esperanza,
un muezín les grita desde la Torre Oscura:
-«¡Locos! ni aquí, ni allí, vuestra paga es segura!»

28
En sueños, otra voz, que me repite, advierto:
-«La flor abrirá al beso de la nueva mañana»;
mas un rumor que pasa, me dice, ya despierto:
-«La flor que ayer abrió, dio su aroma y ha muerto».

29
Y los santos, y sabios, y rígidos ascetas
que de ambos universos el estudio agotaron,
son arrojados fuera como locos profetas,
sus bocas y palabras del mismo polvo prietas.

30
¡Oh! cuando yo fui joven ávido he frecuentado
los santos y doctores, y oí cosas sublimes
sobre esto y sobre aquello: mas siempre me ha pasado
volverme por la puerta por donde había entrado.

31
Yo he sembrado semilla de aquel saber arcano,
y la ayudó a crecer la labor de mi mano:
y ésta fue mi cosecha: -«yo vine como el agua,
y me voy de este mundo como va el viento vano».

32
Llegado a este Universo el porqué ignorando
y el de dónde, como agua que, quiera o no quiera, corre,
salgo de él como el viento que el desierto cruzando,
sin saber hacia donde, quiera o no sigue andando.

33
¿Y qué, y así me traen desde un donde cualquiera
y desde aquí hacia allá, sin pulsar mi albedrío?
¡Si el cielo, al menos, darnos siempre el vino quisiera,
que ahogue este recuerdo que la mente lacera!.
Poeta

Poemas :  GLUÓN... (Ciberpoesía)
>>G}{L}{U}{Ó}{N<<
)))(Ciberpoesía)(((


¿XXXXXXXXXXXXXXX?
¿LiberTAD ó libertinAJE?
¿0000000000000000?
G
*L*
GLUÓN
*Ó*
N

67 6c 75 f3 6e
Se fue siguiendo los ojos, los sueños,
el tiempo también se hizo polvo,
nadando, al fondo ardiente. Luz. ¡Soy ciego!
¡Varias retinas alimentado he!.
VmFyaWFzIHJldGluYXMgYWxpbWVudGFkbyBoZQ==

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
¿ Libre ó libertino ?
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

67
6c
67 6c 75 f3 6e
f3
6e

Se fué, tejiendo a los muertos el silencio,
los pies también se hicieron espuma,
desnudando, hojas al libro. Agua. ¡Soy sequía!
¡Ínfima gota destruído pasados he!.
zW5maW1hIGdvdGEgZGVzdHJ17WRvIHBhc2Fkb3MgaGU=

&&&&&&&&&&&&&&&
¿ Auténtico ó apariENCIA ?
$$$$$$$$$$$$$$$$$$$

Y ello se iba, al fondo del ápice
antes de entrar al humo del siglo, ignorando
el vacío de los ecos, como viento yerto.

ZWNvIHZpZW50byB5ZXJ0bw==
ECOVIENTOYERTO

Esperando, desandar, por las nubes puentes,
anudaba los recuerdos, como fieras finas,
los sueños inútiles, forjando el aliento.

}}}}{ G+L+U+O+N+E+S }{{{{


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez


POST DATA:
Información útil

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciberpoes%C3%ADa
y
https://es.wikipedia.org/wiki/Gluon
y
https://es.wikipedia.org/wiki/ASCII
Poeta

Poemas :  Silenciosos solamente... (Neodadaista)
SILENCIOSOS SOLAMENTE
(Neodadaista)

Caminan los sueños anudando, dulces serpientes,
y se alejan las lentejas, los aviones descalzos y todo.
Abajo, una abeja me ha dibujado. Un tiburón temeroso.
Un ostión confeso, mil perdones sin rodillas.
Una mañana, con mañas y acordeones,
entre las cajas del hielo menos frío.

Ni lo pienses. Es la mentira menos cierta, con uñas pintadas.
Con píldoras para puertas inquietas.
Ni lo escribas. Las letrinas, letras, beben del vidrio.
Es el dado un dedo, soldado, y quitado del dormitorio.
Tanto, que casi lo cree el foco, la foca y el faro del foro.
La piedra, escapa en la espuma y la piel del polvo enardece.

Más allá, los cangrejos ofenden a un mandril de cera,
y cada barco esconde su vela, su vuelo, su primer recuerdo.
La seda suda con la noche, en una botella, en una gota.
Porque llueven llaves cerradas, en la sierra que ha cerrado.
El Valle se ha ido, un poco amarillento en el ojo de madera.
Los colmillos tienen miedo, y un jabalí ayuna.
Cada jueves jala, y teje al jamón con alambres alarmas.

El hambre ha muerto intoxicada de la risa lisa.
Al sapo capo. Le cupo media copa en la cocina.
Y el humo a medias. Como al último volcán la minifalda.
Ya ni la sopa suple al hule, ni el sombrero acaricia gallos.

Si todo es excesivamente claro, tu espacio es mi vacío,
y en la casa, la vendedora remienda sus dudas al cepillo.
El trapeador tiene náuseas. Por el camino del comino. Aunque hace tiempo que olvidó su tiempo.
Nadie lo extraña, ni son rojas sus entrañas, solo nubes.
Por eso es tan tarde debajo del vino
que se fue haciendo añejo, en vano,
en una telaraña y cientos de asientos sin café.

Ya las rodillas duelen, la humedad perdió el agua,
el humo se ha enredado y es sensible como acero
sin las espinas del pescado.
Por eso se le debe buscar, negarle las cadenas y molerlo.
Así que iremos a recalentar las pesadillas del florero.
Y nadie sabrá lo que quieren decir, los olores del silencio yerto
.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta

Poemas :  Trapisondear urdemales... (Neodadaísta)
Trapisondear urdemales
(Neodadaísta)


Sobre la mesa que silenciosa expira,
la huella y ella son funeral fallido,
que la esperanza ha devorado amarga,
enlagrimada túnica e indignación descarga,
mordiendo al viento la indiferente tinta.

Nieve pura donde el silencio crece,
metálicas fragancias de inexistencia absuelto,
viril martirio en la eternidad convierte,
mudable, indomable, estóica lealtad antigua,
al ritmo de la idea y las estrofas peregrinas.

Arcana calma que despedaza el alma,
espiga espuma en la suprema silla,
la sombra del silencio derrama la mirada,
en el menudo sueño con lava hirviente,
mil tumbas áureas el cielo habitan.

Allá el hierro de la congoja mudo,
teje con viento al monocorde instante,
del futuro los fantasmas hoguera fría,
aprisionan los antojos de la espera núbil.
¡Árido huracán yerto!.. Rigor y roble.

Fervoroso el fuego en la ceniza vive,
los muslos de las grutas del mármol dulce,
rasgando la escoria del sensualismo torpe,
leyendo pintoresco las blancas hojas,
el rojo que envenena, condena y redime.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta

Sonetos :  Amores Ausentes
Solo estoy, como desierto sin viento
Arenas tibias de recurrentes
Sueños, surcos abiertos en dolientes
Almas, se desangran cuando te miento

Tu corazón abierto, que sediento
Puede latir, sin mis manos ardientes
Rodeando tu piel, desnuda mentes
La verdad, la mentira es escarmiento

Por no regalarte noches gimientes
Sonidos de mujer, casi serpientes
Dejando huellas sin curar, invento

Un mundo irreal, en el que tú aliento
Es solo para respirar, te sientes
Vencida, herida de amores ausentes.


Conrado Augusto Sehmsdorf (Kurt)


[img width=300]http://img.meteorologiaenred.com/wp-content/uploads/2016/08/desierto-830x623.jpg[/img]
Poeta

Poemas :  PROYECCIÓN ASTRAL
Tan bella la luna,
tan profundo mi sueño,
como una canción de cuna,
que arrulla mi desvelo.

Dulces cantos,
más el profundo mar de estrellas,
que se reflejan en la atmósfera,
que se dejan guiar por luz.

Mi sueño empieza,
como si mi cuerpo yace en mi cama,
como si viajara en proyección astral,
mi mente entra en otros sueños.

Mis pensamientos se hunden,
bajo el silencio eterno,
que puedo decir,
mi mente navega entre mares de sueños y vigilias.

Erick R. R. Torres
( Ángel Negro )
Poeta

Poemas :  SUEÑOS EN ROJO CARMESI
Una luz carmesí desorientada, 
en un sueño de una noche de verano, 
quizás pueda volar lejos y encontrar el amor, 
te miras en el espejo de tus pesadillas, 
al mirar con los ojos cerrados ves tus malas costumbres. 
 
En mis memorias te veo,
en mis pesadillas te siento,
en mis sueños te ausentas,
en mi vida estas sin decir nada.
 
La manera en que hablas,
en que te mueves,
en lo que sientes,
me atrae sin piedad.
 
Azota mi alma perturbada,
mi fiel cómplice,
hazla pedazos sin misericordia,
solo eso te pido.
 
Solo estoy aquí emborrachándome de dolor, 
en el farol de la playa junto al sol depresivo, 
locamente comienzo a cantar el nombre de alguien, 
que adorable es este mundo de sueños y donde conoceré el tuyo.
 
Erick R. R. Torres 
(Ángel Negro)
 
Poeta