Default
  • Blank.gif
    Tristeza
    Poemas, frases y mensajes sobre tristeza
  • Blank.gif
    Muerte
    Poemas, frases y mensajes sobre muerte

Poemas, frases y mensajes sobre Tiempo

Selección de poemas, frases y mensajes más populares sobre Tiempo


Esporas de Tiempo

Esporas de Tiempo
Yacen bajo las horas pequeñas esporas de tiempo
Que vivas se detienen, para poder recrear recuerdos
Una lágrima se asoma por el horizonte de tus pómulos
Recorre tus mejillas, se mescla con la saliva de tus labios rojos
Lo dulce se vuelve agrio, lo blanco se tiñe de negro
Lo que amabas se murió, lo que odiabas sigue vivo
El amor y la pasión, se quedaron dormidos, en un aletargado
Sueño, que vio alejarse tu mirada en horizonte negro
Cierras el puño, apretando el aire entre tus dedos
Como queriendo retener viejas sonrisas, muecas que ya no están
Y que alguna vez dibujaron arrugas en tu piel, ahora otoñal
Es triste saber que ya no te sirvo, que ya no eres feliz a mi lado
Tal vez lo fuiste alguna vez, eso no lo sé, se miente para no herir
Y se Hiere cuando uno miente, el pasado, ya es pasado
El presente tiene un final, que todos esperan pero que nadie lo siente.

Por Conrado Augusto Sehmsdorf

[img width=300]https://res.cloudinary.com/emazecom/image/fetch/c_limit,a_ignore,w_360,h_400/https%3A%2F%2Ffarm5.staticflickr.com%2F4052%2F4353951312_e7edae4d0e_b.jpg[/img]

HACE UN TIEMPO ...

HACE UN TIEMPO ...
Cuántas veces te lloré
cuántas veces saliste por la puerta
despidiéndote para no volver
diciendo que no me querías
y que tenías a otra mujer...

Cuántas veces volviste y te perdoné
porque tu amor afloraba en mi alma
haciéndome creer que cambiarías
que yo era lo único en tu mundo
y que recuperándome volvía tu calma

Vaya...
fueron interminables las mentiras que creí
infinitas las heridas que marcaste
en un corazón fibrilado y casi muerto
por el insoportable dolor
que poco a poco acrecentaste

No se lo pedí a nadie
pero así como te perdoné tantas veces
el cadáver de nuestro amor se hizo presente
y te hizo ver como el culpable...
logró lo que ambos creíamos imposible
que pasara un borrador sobre tu nombre
y te hicieras invisible para mi mente

No me alegra saberte triste
y ver que ahora eres tu quien llora
pero la vida se encargó de cobrarte lo que me hiciste
y ese sufrimiento que llevas a cuestas
será tu cruz hasta que me dejes libre

Sácame de tu corazón
así como yo lo hice
para que recuerdes que hace un tiempo
yo también te quise
sin que se deforme tu sonrisa
porque estas al lado de una bella dama
que te cuida y te sustenta
pero no cometas el mismo error dos veces
porque ya te pudiste dar cuenta
que el que la hace la paga siempre

"auris"

de "PARA TI MÍ COLOBRÍ"

enero 2011

Una vuelta por el foro que ya estoy terminado de publicar los poemas de auris, se lo prometí.
Muchas gracias por sus amables lecturas y comentarios.

No sé que tiene mi pueblo.

No sé que tiene mi pueblo.
Con mis recuerdos voy, de mis recuerdos vengo
Anda conmigo el tiempo, no me bastan los silencios
Son gritos de los Muertos, de donde soy solo lamentos
No sé que tiene mi pueblo que nadie sale con vida
Herida tiene el alma, por no poder escapar
Se parece mucho a un infierno, aunque disimule ser el cielo
No se ve la mano de dios, solamente un cancerbero.
Por Conrado Augusto Sehmsdorf

[img width=300]https://i.ytimg.com/vi/iENl2vhk74Y/maxresdefault.jpg[/img]

UNIVERSO INFINITO

Estoy en medio de los mundos de sueños y vigilias,
parece tan lejos de donde he estado entre lo real y lo falso,
sin miedo a perderme en el abismo,
repleto de luz y oscuridad.

La imaginación viene y barre las costas de mi mente,
dejar que esas visiones pasen,
y surgen las emociones,
más allá están las puertas que nunca he visto,
abriendo una por una.

Escucho esa voz,
que me llama y me despierta,
pero no puedo,
estoy en coma.

Descubrir una galaxia de planetas y las estrellas,
dentro de mí se escucha cada una de ellas,
cantando la melodía silenciosa,
la canción del silencio,
la voz de las sirenas me atraen.

Escucho esa voz,
que me vuelve a llamar,
pero no logro despertar,
aún no abro los ojos.

Entre dos universos,
vagando en ellos estoy,
comparando lo real de lo falso,
entre dos dimensiones,
donde no puedo despertar.

Erick R. R. Torres
(Angel Negro)

VERDADERA FE

Me siento tan bien,
algo tiene el control sobre mi,
tengo este sentimiento,
me pongo en movimiento.

Estoy contento,
de ver el lado bueno de la vida,
sentir esa brisa del mar,
verte caminar en la playa.

Una súbita sensación de libertad,
no me importa,
porque no estoy allí,
y no importaría,
si estuviera aquí mañana.

Una y otra vez,
he estado suponiendo demasiadas cosas,
que no tienen sentido alguno,
que no valen nada,
de las cosas que te cuestan demasiado.

Erick R. R. Torres
(Ángel Negro)

Compulsa evocable...(Neosurrealista)

COMPULSA EVOCABLE

Entre las azules sonrisas el tiempo,
nos ha olvidado por el atroz rojo del aire,
en el capullo de lluvia que arrulla,
los empeños del grito que se fija en los,
detalles de las inmundas reacciones detalles,
en la virtud del callejón que regresa enseguida.

Compulsa en la playa con traje.
Evocable en la orilla desnudándose.
Compulsa en la esquina carnosa.

En los vasos irritados de versos interiores.
Con la angustia reincidente de las nueces.
Y unas hormigas unos años unas horas.
Lejanamente amarillas por cada parpadeo.
De los máximos fragmentos cada asamblea.
Atestando estrepitosamente una aguja.

Evocable como el suspiro del granito.
Compulsa como el misterio del verde.
Evocable como el contrato del manto.

En la desolación del espacio niño.
Al salir del rostro abrupto el árbol.
De la reunión de las ostras amadas.
Al enrabietado caminar corriendo.
Al amurallado comienzo terminado.
¡Con las curvas del absurdo cuadro!.

Compulsa fervorosa y pura compulsa.
Evocable vibrante esmeralda evocable.
Compulsa frondosa y suave compulsa.

En el triángulo que rueda sangre.
Y el hambre ahorca lenguas fría.
El olor con sabor a nada queda.
A nada importa a nada escapa.
Del tiempo inmensas uñas aquí.
Por el sedimento seco bloque.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

YA QUE PARA DESPEDIRME

Ya que para despedirme,
dulce idolatrado dueño,
ni me da licencia el llanto
ni me da lugar el tiempo,

háblente los tristes rasgos,
entre lastimosos ecos,
de mi triste pluma, nunca
con más justa causa negros.

Y aun ésta te hablará torpe
con las lágrimas que vierto,
porque va borrando el agua
lo que va dictando el fuego.

Hablar me impiden mis ojos;
y es que se anticipan ellos,
viendo lo que he de decirte,
a decírtelo primero.

Oye la elocuencia muda
que hay en mi dolor, sirviendo
los suspiros, de palabras,
las lágrimas, de conceptos.

Mira la fiera borrasca
que pasa en el mar del pecho,
donde zozobran, turbados,
mis confusos pensamientos.

Mira cómo ya el vivir
me sirve de afán grosero;
que se avergüenza la vida
de durarme tanto tiempo.

Mira la muerte, que esquiva
huye porque la deseo;
que aun la muerte, si es buscada,
se quiere subir de precio.

Mira cómo el cuerpo amante,
rendido a tanto tormento,
siendo en lo demás cadáver,
sólo en el sentir es cuerpo.

Mira cómo el alma misma
aun teme, en su ser exento,
que quiera el dolor violar
la inmunidad de lo eterno.

En lágrimas y suspiros
alma y corazón a un tiempo,
aquél se convierte en agua,
y ésta se resuelve en viento.

Ya no me sirve de vida
esta vida que poseo,
sino de condición sola
necesaria al sentimiento.

Mas, por qué gasto razones
en contar mi pena y dejo
de decir lo que es preciso,
por decir lo que estás viendo?

En fin, te vas, ay de mi!
Dudosamente lo pienso:
pues si es verdad, no estoy viva,
y si viva, no lo creo.

Posible es que ha de haber día
tan infausto, funesto,
en que sin ver yo las tuyas
esparza sus luces Febo?

Posible es que ha de llegar
el rigor a tan severo,
que no ha de darle tu vista
a mis pesares aliento?

Ay, mi bien, ay prenda mía,
dulce fin de mis deseos!
Por qué me llevas el alma,
dejándome el sentimiento?

Mira que es contradicción
que no cabe en un sujeto,
tanta muerte en una vida,
tanto dolor en un muerto.

Mas ya que es preciso, ay triste!,
en mi infeliz suceso,
ni vivir con la esperanza,
ni morir con el tormento,

dame algún consuelo tú
en el dolor que padezco;
y quien en el suyo muere,
viva siquiera en tu pecho.

No te olvides que te adoro,
y sírvante de recuerdo
las finezas que me debes,
si no las prendas que tengo.

Acuérdate que mi amor,
haciendo gala de riesgo,
sólo por atropellarlo
se alegraba de tenerlo.

Y si mi amor no es bastante,
el tuyo mismo te acuerdo,
que no es poco empeño haber
empezado ya en empeño.

Acuérdate, señor mío,
de tus nobles juramentos;
y lo que juró la boca
no lo desmientan tus hechos.

Y perdona si en temer
mi agravio, mi bien, te ofendo,
que no es dolor, el dolor
que se contiene atento.

Y adiós; que con el ahogo
que me embarga los alientos,
ni sé ya lo que te digo
ni lo que te escribo leo.

Amando vaga

AMANDO VAGA

Donde.
El destino flota dócil.
Las suertes de caprichosas lides.
Atrapando al tiempo, qué mira lejos.
Amando el jugo, del nomeolvides.
Entre
¡Los cánticos del pórtico qué vibra!.

Semilla en la soledad henchida.
En la esperanza inquieta de las estrofas.
¡Qué laten violetas azucenas!.
Con el ruido calcinante del retorno.
Aman
Do
Vaga
En los extremos ardientes,
inflamados, recuerdos.
En el rincón de los violines,
senderos iluminando.

Amando.
Cándidos lirios de la palabra.
¡Qué anuda insondables sueños!.
Y
La manzana peina.
En
La virtud perpleja.
Al margen suspirando.

Vaga
Al cielo que halaga sin malicia.
Vaga
Al bendito veneno transfigurando.
Vaga
Al torrente abrazador que forja.
Amando
Los fuegos pródigos
Amando
Triángulos, opuestos, al breve arrullo.
Amando, vaga, amando, amando.
Al terciopelo tibio.
Ama___ En el viaje qué muerde al tiempo.
Dovaga___¡Maravilla del pincel parlante!.
Una
Vez. De muchas cosas de ilusión bañada.
Con
Los mágicos muñecos entre las pajas.
Y
Donde.
¡Las perlas visten sus amarillos!.
Anhelos vistiendo soles.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

TODO SE DESVANECE

Llévame en el jardín,
el espacio es cada vez más alto,
deja que me quede para siemprecuanto más frío,
mas cálido es cuando estas a mi lado.

Todo se desvanece,
poco a poco,
no dejo de pensar en ti,
mi amada damisela.

Toma mi mano para siempre,
busca un terreno más alto,
espérame mañana,
estaré allí pronto,
el tiempo está cada vez más cerca,
flores en plena floración.

Todo pasa rápido,
el tiempo se desvanece,
la noche se desvanece,
todo se va.

Erick R. R. Torres
(Ángel Negro)

SIN PREVIO AVISO

Se viene el fin,
incluso se siente encima,
nos quedamos solos,
unos al parecer llegará y aun si no fuera verdad,
creemos en esas cosas del significado de la existencia.

Se viene la cuenta regresiva,
el tiempo se agota,
solo quedamos tu y yo,
solos en este universo.

Un mundo alterno nos espera,
algo que no nos imaginábamos,
algo que no esperábamos ver,
sin previo aviso.

La voz melodiosa llegara a tu corazón,
te alcanzará aunque te hayas ido,
¿No estoy de acuerdo en cantar solo para que me des una pequeña sonrisa?
tal vez si esté de acuerdo contigo,
aún si esa melodía te seguirá.

Erick R. R. Torres
(Angel Negro)

Infigurable

I.N.F.I.G.U.R.A.B.L.E.

En
los
ojos
Del mañana
La esperanza teje
El pasado
Veleidoso
En la memoria infiel
Del tiempo
Circular
En una aguja
¡Décadas pétreas, lustros blandos!.
Instantes... Milenarios.
¡Hechos de hoy!.
Un recuerdo, una esfera, un mundo
Universo de asombro peregrino
Anverso de vividos tiempos
Inverso de ignotos espacios
In
Fi
Gu
Ra
Ble...
El mañana siempre
Será un siempre, siempre.
¡Mañana, mañana!.
Qué tal vez...
Vea
El
Futuro
De
La
Esperanza
Ciega
¡Ante la certeza!.
Del
Ignoto
Imposible
¡Bajo la piel eterna!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Intangible... (Bilingüe)

O.N.T.A.S.T.B.A.A.R.

Door het verlies
van de betekenis nul.
Hou sprongen te dagdromen.
Weven kettingen
in de ruimte.
Het hart stoptijd.

Na het tellen
van de val.
Op een blad ... Wind Rider.
Huid herinneren ... Water.
Toen ik
ziek was!.

Vanuit
elk oogpunt.
Het moment is eindeloos ... Actief.
Overal waar je loopt voorbij.
Tegen de ochtend
waar ze slapen.

Transparant...
zon.
De gasten van het
verlangen genummerd.
Vinden van een vacuüm.
In liefdevolle pure liefde!.

Intangible

Por el cero que perdió el significado.
El amor salta al sueño despierto.
Las cadenas tejiendo al espacio.
El corazón deteniendo al tiempo.

Después de contar los otoños.
En una hoja... Jinete del viento.
La piel recuerda... El agua.
¡Cuándo estaba enferma!.

Desde cualquier punto de vista.
El instante se eterniza... Activo.
Por donde el pasado camina.
Por donde las mañanas duermen.

Al sol transparente.
Al huésped del deseo numerado.
Al encontrar el vacío.
¡Al amar el amor puro!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

En la borrasca... (Neosimbolista)

EN LA BORRASCA
(Neosimbolista)

Entre ríos hablaré de las nevadas noches,
acariciadas por flamas, azulándose,
y olvidaré, sereno, desdoblando mi sombra.
Anudaré la humedad a mis lágrimas viejas.

Porque el trecho en cuestión es parte de la única vía
de acceso al vientre del tiempo con sus carreteras
absurdas, responsables de la neblina y de las generosas
lluvias que caen a lo largo de los recuerdos más secos,
donde la erosión resulta constante en las antiguas sendas
formando cascadas permanentes de otoños olvidados.
Por tener una idea de la dificultad sin confirmarse, y
tomando por despreciable la sencillez natural.

Y volaré, en el fondo del océano,
con las alas del viento en las olas.
Anidaré lejos, en las brisas lejanas
porque enrojezco cuando enverdezco.

De acuerdo con las características compartidas en versiones
superficialmente diferentes, ante la evidencia morfológica
del aliento felino, y la sensatez de los hongos con sus ligeras
suposiciones creacionistas, tan asfixiantes dentro de la gruta
que estuvo insatisfecha por darle cabida a la distribución
estadística, que a despecho de la espera vana, buscan ser
discretos al vestir con lamentos las arenas indefensas.
Aunque el atavismo pálido navegue en el crepúsculo dulce.

Inquieto, despierta el sol, helado,
el corazón adormecido ennegrece,
al evocar la frescura primera.
Amarillandose el fulgor revive.
Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Referencia útil:
https://es.e-stories.org/read-stories.php?sto=12456

ADVERTENCIAS AL DISCIPULO

ADVERTENCIAS AL DISCIPULO
___Poesía Egipcia.
(c. 1000 a.C.)

Procede de Papiros y óstraka del Imperio Nuevo.
Es una especie de curioso elogio del oficio de escriba y de la escritura misma. Traducción: Revista de Occidente.

Los sabios escribas...
Sus nombres seguirán vigentes hasta la eternidad
aunque hayan desaparecido,
aunque haya terminado el tiempo de su vida,
la posteridad los haya olvidado
y no se les hayan hecho pirámides de bronce
ni estelas de hierro...
aunque hayan desaparecido los servidores de su culto
la arena haya cubierto sus estelas
y sus habitaciones hayan sido olvidadas,
su nombre seguirá pronunciándose
a causa de los libros que escribieron
porque eran hermosos...

perdiendo el tiempo.

Lento,
parece ir tan despacio,
parece detenerse.
Suprime y reprime,
esas emociones.

Pensando en ti.

Tiempo,
que importancia tiene el tiempo,
cuando ya te has hecho viejo.

Cuerpo joven,
alma vieja.
Tiempo,
ha dejado de importarme
hace tiempo.

Pensando en ti,
pensando en ti.

El péndulo
parece a verse detenido.
Y el reloj marca distancias.

Pasado y futuro
parecen no mezclarse,
cuando solo existe
es el presente.

Pensando en ti,
pensando en ti.
Perdiendo el tiempo
pensando en ti.

Fue odio oído

FUE ODIO OÍDO

En ese oído que la mano huele,
y duele a la voz amarillenta,
macilenta a su medida,
ajustando el rostro al viento.

Al aliento. ¡Que inquieta y que deja!.
Al sustento. ¡Quieto y ralo!.
En el aplauso indiferente.
En el recuerdo perdido.

De espaldas atrapadas de rodillas.
De frentes preocupadas de ignorancia.
De párpados ardientes de salitre.
De pieles obedientes de lechuza.

Ese oído viaja rojo,
el odio viejo rosa,
el alba marca gris,
el orbe muele verde.

Ese oído odia el silencio sordo,
el sable sabe ave avecindada,
cuando nadie lo esperaba,
y nunca llegó tarde.

El odio oído fue,
por lo que después se fue,
antes que el tiempo fuera,
más allá de la palabra dentro.

El odio oído fue.
No entendido ni soñado.
Sin principio ni final.
El odio oído fue.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Pasajero del Tiempo

Pasajero del Tiempo
Tengo miedo de no poder ver crecer la vida
De sentirla lejos, herida de muerte lenta
De no escuchar las aves, volando por los vientos
Intentos de felicidad que no encuentro, ida

Sin regreso, boleto comprado en el infierno
De ciudades que no existen, autómatas viajan
Por caminos perdidos, saben de soledades
De tristezas y de olvidos, no tienen destino

Solos están como yo ahora, siento que pasa
Rosando mi piel el frío tren, los años perdidos
Están en él, pasajero del tiempo que supura
La hiel que estremece mi ser y que no comprendo.

Por Conrado Augusto Sehmsdorf (Kurt)

[img width=300]http://www.ciudadanoenelmundo.com/wp-content/uploads/2012/09/P1170209.jpg[/img]

quiero dejar de amarte

Este es mi último escrito
No se pero estoy molesto conmigo mismo
Ya no quiero pensar en ti
Y más me envuelvo
Alucinando que estas en mi lado
Hablándome palabras lindas
Me prometo olvidarme de ti
Pasa el tiempo mas no puedo
Me duele la cabeza
No sé qué hacer
Todo me da cólera
Y pienso como una ser tan linda como tu
Se puede portar o tratarme así
Me bota me ama hace que me olvide
Y hace que me enloquezca
Todo huele mal
No sé si escribir o escuchar
O caminar o correr
Porque me descontrolas
Porque te adueñas de mí
Ya quiero ser libre
Olvidarme que te conocí
Olvidarme tu nombre
Ya quiero salir de donde estoy
Ya quiero acabar todo
Quiero insistir que no existes
Pero más te amo
Si amarte es sentirme como estoy
Ya no quiero amar
Aun así... Quiero estar a tu lado
Amándote sentir tu piel
Escuchar tu voz que parte mi alma en mil pedazos
Y ya no quiero pensar en ti
Aun así….
Te extraño te amo
Quiero más de ti….
Eres todo para mi
Te has vuelto como el aire que respiro
sin ti nada soy si tan solo leyeras mi corazón
sabrías cuanto te amo
y muero por ti

Tu poeta fenix
25/12/2011

Largura

LARGURA

Partida
La llegada
Del pañuelo
Al horizonte
Despedido
Del tiempo
Péndulo
De sueños
¡Qué duermen!.
Despiertos
Los árboles
Manzanas
Invisibles
Al
sabor
Final
Almendro
Dulce
Encuentro
Encristalando
Encriptado
Encapsulado
El pañuelo
El anhelo
Amor
Al tiempo
Al sueño
Al horizonte
Parte. Repartiendo. Aparte.
Insípidas
Palabras
Pálidas
Paredes
Precipicios arrodillados
Portal de mordiscos y asteriscos
Piel de soles impacientes
En la lluvia perece
En la humedad del humo
En la partida final
En la largura
Repartida
Despidiendo
Al
Tiempo
Péndulo
De sueños largamente recortados de blancura.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

RESONANCIA

A pesar de que lo obtuviste,
aún estabas insatisfecha,
saliste corriendo otra vez,
la cortina se cortó y se dejó caer,
suena la campana,
sin ningún tipo de confusión.

Es de noche otra vez,
la luna resplandece,
estás aquí,
sin decir una sola palabra.

¿Cuanto tiempo estarás conmigo?
¿que necesitas de mi?
no quieres decirme nada,
te quedas callada.

La libertad es una cosa dulce,
vaga como una ilusión,
una cosa intangible,
imposible de la que me estoy enamorando profundamente.

Erick R. R. Torres
(Angel Negro)