Poemas de amor :  Si tú me quieres
Tengo que saber si tú me quieres,
Pero no me hablas, tu silencio me hiere.
Siento que te alejas cada día un poco más,
Mi vida se muere sin tenerte a mi lado.
Tengo tanto para darte, pero tú prefieres irte,
Me dejas solo, sin amor, sin pasión.
Tu aroma se desvanece con el viento,
Se desploma en cada mañana sin tenerte.
La soledad me tiene inerte, de a poco me estoy muriendo acorralado entre paredes que me encierran en el limbo de un desierto.
Tanto amor desperdiciado, tantos sueños no cumplidos,
Tantas sonrisas terminadas, tantas caricias sin tu piel.
Una lágrima se asoma, sobre el valle de mis ojos,
Brilla con las sombras mi despojo
No tengo recuerdos, ni atardeceres,
Solo tengo noches negras de profunda soledad.


Por Conrado Augusto Sehmsdorf



[img width=300]https://www.elpradopsicologos.es/wp-content/uploads/2014/01/dudas-amor.jpg[/img]
Poeta

Poemas :  El loco
Un viento baila solo,
demente en la alameda.
La mañana se queda
sin ropas por Eolo
mientras, terco, me inmolo
a la temprana rueda
de la nueva jornada
sin paz y con memorias.

Se murieron las glorias
de la hoja aplastada.
Ya traza, desbocada,
piruetas aleatorias
que el poema relata
sin haberlas vivido.

Y el trayecto seguido
por la hoja insensata
de pronto me desata
la furia de su olvido.

Parece un proyectil
la ráfaga de invierno.
Vuelve a sonar, eterno,
en la sien un fusil.

Serpentea febril
su imagen, un infierno
en cada trazo ciego
que estalla de la pluma.
Dejo que me consuma,
como si fuera un juego
su evocación de fuego
entre un mundo de bruma
liquen, tos y ataúdes
que me disuelve el juicio.

Y ya no queda indicio
de mis pocas virtudes;
tan solo ineptitudes
y de invocarte, un vicio.
Poeta

Poemas :  Loveless
Conozco de desiertos, de piel seca
que es arena encerrada en las clepsidras
de un tiempo que en la herida se demora.

Sé de la noche cuando, en triste mueca,
perece en contorsiones con las hidras
que anidan en la sábana traidora.

Lo sé, porque he libado de las bocas
que salivan un bálsamo fugaz,
el mismo que me esparces si me tocas
fantaseándome frágil o voraz.

Lo sé, porque brutal voló la paz
de un pecho que ya es ánfora de rocas,
cuando en vano buscó pueril solaz
en el primer amor, amor que evocas.


Publicado hace unos instantes en el sitio de mundopoesía.com
Poeta

Poemas :  El tiempo en la estación
En soledad se fue el tiempo,
olvidado el mundo en la estación.
La acompañas tú solamente,
otros la quieren,tu la tomas,
no se encuentra màs allá...

El tiempo fluye con el viento,
sin ser tocado por nadie.

En toda esta confusión
preguntas quién va,
y quién se queda?
Estas tú que vas,después de ti,
todo sigue siendo...
como espectador continúa viendo
como el tiempo se queda en la estación.
Poeta

Poemas :  Modesto Benigno Diminutto (1954-2035)

Una noche como aquella, que olvidó su clímax
en alguna letrina, me marché.
La imagen de morir, tan nítida,
que todos confirmaban
como otra muerte cualquiera,
en pulcritud de anillas de bronce.

Un Jenga de huesos torcidos, mi cuerpo:
se desbarató en estrépitos cuidadosamente planeados.
Mis automóviles me lo advirtieron.
Se muere así, en obsolescencia programada.

Antes de irme, vi que en el fondo,
todo era igual al milenio anterior:
tablets inteligentes y usuarios catatónicos,
tablas de la ley y sabios en duda,
tablas en ajedrez y Big Blue riéndose,
tablas de multiplicar obsoletas,
tablas del tapeo innecesario
y hambre en el Congo.
Vi un gusano de seda, incapaz de suavizar la pobreza,
escupiéndole atuendos de etiqueta en la cara.
Chinchillas chillonas de dolor,
terminando en estolas bajo las luces de Broadway.

Errores y aciertos intrascendentes se sucedieron con saña,
y cómo olvidar el top four, mis mejores logros:
la perfecta amante imaginaria,
el libro mejor, el nunca leído,
el sueño siempre ignorado,
y un día diáfano en el ventanal a mis espaldas,
el dintel espiando como leía las noticias in silico, a las 06:50.

Estoy solo en el suelo ahora,
creciendo una nueva raíz entre mis uñas,
sintiendo que el pecho comienza a aliviarse finalmente
de su inicial inflamación anaeróbica.

Las costillas se me caen en ordenada secuencia,
como sables respetuosos en su venia,
viendo pasar a quien yo ya no soy.
Tengo dos cuencas bajo la frente como remansos,
y un cerebro que ya no arde.
Siento que la tierra me roba las sales de mis huesos,
carezco de toda carga eléctrica
y también de dolores y miedos.
Hay algo de Gestalt en lo poco que me queda,
como cuando meditaba;
un descanso perfecto, como aquellos.

©Gustavo Larsen, 30 de mayo de 2017
Poeta

Poemas de introspectíon :  Solo
Solo de soledad, estoy
Navegando mares de olvido y de tristeza
Miro hacia atrás y solo veo el reflejo del sol,
Un camino cubierto de almas y de muerte
Solo de soledad, ya nadie me escucha
Grito en la oscuridad y el eco no responde
El silencio, solo el silencio, se escucha en la inmensidad de un oscuro túnel, que no tiene fin;
Solo de soledad, aunque tal vez... no este solo
Porque me acompaña tu recuerdo.


Por conrado Augusto Sehmsdorf



[img width=300]http://4.bp.blogspot.com/-aTwzIlzg63M/UV3CxjLpmLI/AAAAAAAAAIo/5SOQ1y9-VkY/s320/navegando.jpg[/img]
Poeta

Poemas :  Spuzza
Por las vidas que por mi frente pasaron,
enmudeciendo hasta su grito de madera y tierra,
por la creciente de voces
atadas al poste de los perros,
llevo todo con dos brazos en guardia,
y una sombra que es mácula
de una ilusión de dientes rotos,
salivando un hambre eterna.
Llevo impudicias arropadas
que renquean tullidas detrás mío,
sus pulmones tosiendo las vergüenzas
de mis fantasías viscosas.
Por los cientos de clamores
que se congelaron en mi lengua,
y su dialecto que murió
con las ráfagas de un nuevo invierno,
por cada ala rota ante mis ojos
que no cesan de opacarse,
por todo eso
llevo un canto claro y una corbata sobria,
una compostura circadiana para mi lunes.


©Gustavo Larsen, 24/08/2016
Poeta

Poemas góticos :  ANGEL DE LAS SOMBRAS
Vive en virtud, 
sin deseo, 
en el cementerio, 
un coro de ángeles, 
miras al cielo y te preguntas por qué, 
nadie puede verlos en el cielo. 


Es la noche,
la oscuridad es omnipresente,
matices de color negro,
encajes y seda marcados por la noche.


Bienvenida la oscuridad,
sombras errantes,
tenebrosas y bellas,
tu lado oscuro,
tu lado luminoso,
están en ti.


Justo ahora, 
cuando las nubes se van a dormir, 
los ángeles pueden ser vistos,
en la guardia del cielo, 
solos por las noches, 
en el miedo se preguntan por qué, 
Dios no maldice a un ángel cuando muere,
no contradice ni odia,
solo ve las cosas,
desde ciertas perspectivas.


Erick R. R. Torres
(Ángel Negro)
Poeta

Poemas de desilusión :  Pueblo Fantasma
Y yo aquí, medianamente vivo,
absolutamente solo en la hora
muerta de la siesta muerta
del pueblo muerto que siquiera
despertará cuando yo muera
con tal de no dejarme esperanzar.

Sin embargo decidí vivir aquí
con estatismo de lagarto al sol
y ocasional presencia, apenas,
de alguna mata de ilusión reseca
que pase rodando con el viento
como pasan de mí las alegrías.

En las noches planeo dedicarme
a cantinero del bar abandonado
y embriagarme de fracasos nobles
con mis espíritus de amores idos.
O inaugurarme solitario crónico
y apático escritor de endechas.

Una así, por ejemplo: quién dijo
que nací para vivir acompañado.
Soy cactus del desamor; espinas
fuera y recóndito frescor, brazos
al infinito diciendo: gracias señor
por este solo y desértico lugar.

Y dormirme puteando el universo.




Safe Creative: 1601176268929
Poeta

Poemas :  Entretelones de bodegón (lipograma bivocálico)
Es en estos bodegones
donde se ensombrece el leproso reflejo del neón.
Perece en los espejos del desmedro,
sobre el rostro de otro remoto desvelo,
desde el descenso del decoro en despecho.

En breve los perros feroces del Fernet
me comen el porte solemne.
Pernocto en este petróleo enfermo,
los sorbos tejen engendros de sonetos rotos.
No…no elevo los telones de los héroes del perdón,
no descorcho el polvo de los cerezos en versos hermosos.
Ofrezco breves sermones de credos beodos.
Penetro (no del todo erecto)
en el etéreo sendero del pedregoso descontrol.
Espoleo el hondo estertor del cerebelo
en los besos locos del oporto o del jerez,
elfos nocheros del mero peso
de dos enormes torpedos de cemento.
Hembreo como cerdo en celo,
entre potentes hedores de estrógeno.
De fondo, los bemoles del bolero ensordecedor
me prometen el bostezo del solfeo experto.

Beberemos de todo, todos …
El esplendoroso escote del polo norte
se descongeló entero en este retrete de bodegón,
entre fermentos hechos de hombres
por el decreto del eterno ron erógeno.
Demeter (no es secreto)
entregó el corsé completo
por Hefesto en este templo.
Es donde observo como nos venden
por dos doblones de bronce,
los perfectos doctores, los benévolos coroneles,
los docentes correctos,
los congresos llenos de hombres decentes,
todos ellos, grotescos leones o corderos,
novelescos toreros
del stronzo mondo en desenfreno.


©Gustavo Larsen, 04/01/2015

[img align=center width=420]https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a7/Hals,_Dirck_-_Merry_Party_in_a_Tavern_-_1628.jpg[/img]
Poeta