Poemas

Selección de poemas, frases y mensajes más populares del tema poemas


MI PUEBLO

MI PUEBLO

Mi pueblo es muy pequeño,

un poco más que nada,

perdido en la llanura

del oeste, dormido,

sobre sábanas verdes,

en otoño amarillas.

Arrullado por vientos,

por lluvias bendecido

no lo adornan montañas,

ni lo surcan los ríos.

Horizonte lejano que no tiene camino,

de atardeceres rojos, donde las nubes pintan

oníricos paisajes, efímeros, cambiantes,

cuando todas las aves regresan a sus nidos

y anticipa la noche un concierto de trinos.

Mi pueblo es casi nada,

pero mi pueblo es todo,

se agranda en la memoria

de tiempos muy lejanos,

cuando yo era del pueblo

y ese pueblo era mío.

Cuando todo era grande en mis ojos de niño,

mi familia, mi perro, los juegos, los amigos,

los primeros deseos y el pecado escondido.

Solamente recuerdos,

nostálgicas historias,

que nunca han sucedido, ´

que vuelco en unos cuentos

para seguir pensando

que no soy forastero,

que aún hay alguien que sabe

mi nombre, mi apellido,

que comparte mi abrazo

y se llama mi amigo.

Neco Perata

INVENTARIO

Teníamos una casa común
junto a los prostíbulos del pueblo.

Teníamos un caballo llamado Zepelín
y una perra casi ciega.

Teníamos un violín cedido en préstamo
y un par de muletas que fueron del abuelo.

Teníamos un retrato del abuelo.

Teníamos un baúl de madera
y una bola de billar escondida en el recuerdo.

Teníamos un frasco de agua bendita.

Teníamos un azadón y dos peinillas
y mil caminos diarios a los surcos.

Teníamos un anillo de cobre en el meñique.

Teníamos un encendedor de yesca
y un almanaque de Bristol.

Teníamos una mata de sábila
para ahuyentar la mala suerte.

Teníamos una mentira a flor de labios
para engañar la miseria.

Teníamos una miseria
que difícilmente se dejaba engañar.

TE AMO ABUELO

Es cierto que hoy ángeles en el cielo te rodean,

También es cierto que junto a Dios me esperas,

Pero lo que también es cierto, es que en esta bella tierra,

Tienes una nieta que te ama y siempre te recuerda,

Es que mientras estuvisteis aquí me amaste de mil maneras,

Y mientras yo siga aquí, me acordare de ti, siempre y donde sea,

Fuiste mi amigo, un padre, un amor, eso fuiste tú mi abuelo,

No tengo porque escribir todo lo bueno que hiciste por mí,

Aunque lo intente sé que no terminaría, porque no hay palabras,

Que describan y expresen todo el amor que diste por mí,

Pero en mi vida presente, en el futuro y mi muerte, si diré siempre,

Lo mucho que te amo, día a día, noche tras noche, en la vida o la muerte,

En la tierra o en cielo, siempre vivirás en mí, mi amor no tiene medidas,

Es infinito e incalculable porque eso aprendí de ti mi abuelito querido,

Hoy con el corazón delante de Dios te digo te extraño,

Por medio de este verso delante de Dios te digo te amo,

Ay querido abuelo solo se decir que te amo, te amo, te amo abuelo.

Este poema es una dedicatoria al memorial del abuelo de una amiga, la misma me pidió tal detalle, pero antes de dárselo quiero que me den sus comentarios, esa vez desde 507 el Oso necesita del amor y expresión de ustedes.

Sentencia

Sentencia
Ya no quiero volver hacer lo que hice antes,
he repetido el mismo error tantas veces
que la soledad se niega acompañarme
en la angustia que a mi corazón adolece;
duele en el alma la ausencia agonizante,
ese vacío errátil colmado de escaseces,
falto de sombras que vengan a devorarme
el sentimiento de un inmenso amor sufrido.
¡Y no quiero seguir en este cerco de olvido
sin derramar lo que me quema por dentro!
Llorar oculto eso deseo y no encuentro
alianza en la soledad vaciando la sentencia
que me tuerce la vida y no quiere liberarme
de un pasado maniatado a la inconsciencia.

Julio Medina
24 de noviembre de 2012

CERCA DEL CIELO

CERCA DEL CIELO
A través del cristal del universo
Que separa el cielo de la tierra,
Sobre la luna, yo puedo divisarte
Caminando sonriente, con tu vestido
Blanco y tu pelo color de las estrellas.

Ahora que estás cerca del cielo,
Pienso que tu alegría ha de ser más,
Escuchando la música celestial que los
Latidos de mí corazón, hicieran para ti, en
Tiempos que ya, de tu memoria se borraron.

Yo no estoy triste, porque puedo
Disfrutar tan bien de tus alegrías,
Al final, Eso era lo que yo quería,
Mi alma goza contigo, con cada paso
Que das, cuando atrevida pisas las nubes
Y asomas tu cara, niña de ojos morenos.

Delalma
1/10/2020

Te regalo mi mar (L.G.)

Te regalo mi mar   (L.G.)
[img width=300]http://www.edebiyatdefteri.com/resim/resimli_siir/buyuk/322881.jpg[/img]

Te regalo mi mar (L.G.)
[img width=300]http://2.bp.blogspot.com/_A1R0_mW0lNU/SkQKquXNJ2I/AAAAAAAABNw/sXhwpOhyl2U/s1600/439857hze1vgnqaz.gif[/img]
El mar de mi país fue mi único testigo,
el que me dio fuerza para abrazarte…
para amarte…para esperarte,
no sé si decidirme, por tus ojos
o por el azul del mar, no sé cual
me atrae más y me confunde.

Te obsequio la arena de mi mar,
la cual te cubrió y escondió tu piel
con tanta ternura y jugó con tu cuerpo,
la que acaricio tus negros cabellos.

Te obsequio la playa donde nos besamos
en sus orillas , donde tuvimos de testigo
el sol poniente y el horizonte que contempló
el tiempo detenerse, donde te entregué
todo mi amor…toda mi pasión.

Te obsequio la brisa, la que acarició tu rostro,
la que levantó la arena que te regalé, la que
entona la misma melodía, la que nos deleitó
con su enamorado canto.

Te obsequio el horizonte el que se confunde
con el cielo en la lejanía, el que nos distancia,
el que me inspira para escribirte los poemas
que quizás no sabes que son para ti.
También te obsequio el atardecer, el que oculto
los rayos del sol para no quemar tu piel.
Te regalo mi mar…

[img width=300]http://2.bp.blogspot.com/_A1R0_mW0lNU/SkQKquXNJ2I/AAAAAAAABNw/sXhwpOhyl2U/s1600/439857hze1vgnqaz.gif[/img]
Ligia Rafaela

JUEGO FATAL

Empecé a escribir estas cosas a las 2:30 de la mañana, hora en que me hallaba despierto por estar prestando un turno en una Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, encargada de atender principalmente los casos de homicidios. La verdad es que este mundo no tiene nada que ver con la literatura. Trato de encontrarle algo que me sirva de referencia, pero por ningún lado veo esos elementos que nutren, por ejemplo, a la novela policiaca. Ahora entiendo por qué los escritores de ciencia ficción (¿Es la ficción una ciencia?) son tan prolíficos… Es que hablar de lo que simplemente cabe en la imaginación es más fácil que hablar de la realidad misma. Creo que todos los que estamos en este sitio escribimos sustentados en una realidad particular y por eso –al menos ese es mi caso- nos cuesta tanto recrearla, darle un cariz poético. Pero más allá de esas circunstancias que edifican nuestro día a día, en el mundo de las Unidades de Reacción Inmediata hay una meta-realidad que sólo conocemos quienes por razón de un oficio nada envidiable hemos acudido ciento de veces a una escena del crimen, ya sea como investigadores o como parientes de la víctima. Aquí no es deleitándonos con la exuberancia del “realismo mágico”. Aquí la cosa es cargando con el “realismo trágico” de la muerte. Pero no de la muerte que se esconde tras el maquillaje literario sino de la que cae por sorpresa y pone fin a una historia en proceso.

Llevo 19 horas trabajando sin parar. Sin embargo, a riesgo de ser inoportuno, quiero compartirles un poema que escribí hace varias semanas, muy al propósito de lo que he dicho. Nada a cambio. Sólo quiero compartirlo.

Al doblar la esquina la muerte aguarda sin afanes
al transeúnte que aúpa las pisadas
como tratando de alcanzar los linderos de su sueño.
Nada presagia que al doblar la esquina
la sombra del que espera resguardado en el miedo
se recorta en un juego de fatales decisiones.
Nada hace pensar que a sólo cinco pasos
-como cinco fracciones de lo eterno-
Una Pietro Beretta será el solo argumento
que acecha a quien empuja su afán y su designio
sin siquiera imaginar que inevitablemente
la vida se le escapará en un abrir y cerrar de ojos.

¡Y yo enamorado de ella!...

¡Y yo enamorado de ella!...
¡Y yo enamorado de ella,
y ella enamorada de él;
yo le daba a ella la flor más bella,
y ella se iba con él para dejarse querer!

Colgué una escalera del cielo
para llevarla hasta la luna,
pero ella le entregó a él su desvelo
y él le amó como a ninguna.

¡Qué cosa más grande tiene la vida,
yo solo intentaba que ella en mí se fijara;
mientras ella quería sentirse querida
por quien a su corazón ilusionaba!

Y yo seguía enamorándola,
aún sabiendo de que era tiempo perdido;
y él continuó con ella amándola,
y yo tuve que acallar
aquella imagen que se había ido.

Julio Medina
5 de julio del 2013

Pacem in Terris

Pacem in Terris
[img align=center width=400]http://3.bp.blogspot.com/_cFoTKZRHMqc/TJQWJxhJdeI/AAAAAAAAAks/Ew9qT1xOtuE/s1600/bunchopeace.jpg[/img]
La paz tiene una boca húmeda,
piel tibia y una mirada que acoge.
Tiene un valle de verdes permanentes,
un ademán suave, y veranos realmente
flanqueados por el otoño y la primavera.
La paz tiene a pequeños bien comidos,
preocupados solo de jugar al sol.
La paz tiene las manos de mi madre,
cuando troza un pan caliente sin cuchillos.
La paz susurra al oído, nunca grita,
tiene la frente lisa y distendida,
tiene venas enteras,
sanas y repletas de sangre,
y ríos de aguas limpias.
©Gustavo Larsen, 31/08/2013

Solamente.

Solamente, puedo amarte, hoy. Ayer, ya paso, irremediablemente.
Ese día, vino solo por un día, y recogió sus cosas, y se fue. Solamente, puedo amarte
en este momento-que ya paso. Pero, te sigo amando, en una serie de momentos
Sucesivos que se acumulan, y los recuerdos que nos quedan, es el amor.
Solamente, puedo amarte, como te amo, sin indagar profundamente,
Porque el amor es una frágil ilusión que nace de escombros como la mariposa.

SOMNOLIENTA MONTEVIDEO

SOMNOLIENTA MONTEVIDEO

Absurda e ingrata letanía
por su aparición y tamaño,
dolor inesperado el engaño
que incita solo a la poesía.

Punto perdido en el universo
austero sentimiento el desencanto
impulsa a escribir amargo llanto
que será el motivo de mi verso.

Exequias de un amor que al perecer
levanta un alto muro a lo prohibido
pero sobrevive intacto sin olvido
viviendo en el corazón de esta mujer.

La rutina de mis dias y mi eterno paseo
por lugares que solíamos transitar
no solo no me ayudan a olvidar
sino que hacen somnolienta a mi Montevideo.
Solange(Sol)

Inapelable

Volveré de lo profundo,
arrancando de las tinieblas alaridos,

Regresaré armada con demoníacos conjuros,
en pesadilla y venganza convertida

Volveré entre las sombras escondida,
con las Furias y las Parcas como amigas,

Romperé las cadenas del averno,
para traerles como obsequio mi castigo,

Mi retorno será una tormenta,
que asolará cada noche las conciencias,

Volveré de donde no se vuelve
cargando por eterno mi condena,

Soy el resultado de lo malo,
hija del vicio y del pecado

Soy la tortura del espíritu y la mente
la que inapelable imputa la condena
... Yo soy la Culpa

Creado 07/07/2013 Catriel Cuestas Acosta

DONDE ANIDA EL CÒNDOR...

DONDE ANIDA EL CÒNDOR...
[img width=300]http://www.animalesenpeligro.info/wp-content/uploads/condor-andino-en-extincion.jpg[/img]

En las altas cumbres donde anida el cóndor,
donde con las manos se tocan las nubes,
donde el silencio se transforma en música,
donde no hay horarios, donde sobra el tiempo.

En ese lugar construí mi casa y me puse alas
y al lado del cóndor yo puedo volar,
en mi cabaña enciendo la hoguera
se entibia el ambiente y suele pasar
que desde la ventana en noches de luna
estiro mis brazos, la puedo tocar.

Cuando escucho el viento , danzo a su compás
rio, grito , canto , mientras voy girando de felicidad.
El sol despierta mis musas, me inspira poesías,
corro a mi cabaña ...comienzo a escribir
ojalá mañana yo vuelva a soñar
y sueñe de nuevo con ese lugar.

Griselda Susana Diaz

Acerado ser

ACERADO SER

Más
Lo
Siento
Ya no
Quiero
Esperar más
Y al sol ser
Solo
Un monosílabo.
¡Al tempestear intempestivo!.
No y sí
De los vaivenes
Del intrépido templarse
Ser sí a veces
No otras tantas
Con valentía serena
Amadas piel a piel¡Sin horizonte, sin mañana!.
En la serenidad del valeroso desasirse.
Con el vitalizar solo en la visura.
Más
Lo
Siento
Eligiendo la inocencia.
Ya no del caracol silencio.
¡Quiero en la curiosidad saber!.
De nuevo al filo de los rayos.En las estatuas que abisman.
En su seno la obscuridad intrusa.Ya no
Quiero
Esperar más
Encendiendo al infinito.
Inmóviles los mástiles.
En el mapa musical.
De las luciérnagas.Por la infancia.
¡Tempestear!.
De la voz ante el espejo.
Intempestivo. ¡Oh, si ser, intempestivo!.
Acaso
Solo... Del ocaso, acaso, a veces.
¡Hasta los sonidos de los huesos!.
Intrépidos.
Matando la serpiente sigilosa.
Por los años.
¡En la vocación desolado camaleón!.Cuando
Acusa a la nieve de tristeza.
Cuando.
El fuego amargo suspira y quema.
Todo.
Al amparo trágico enhebrando.
Todo.
Por tempestear la misma.
¡Pasión intempestiva!.
Serena.
Valentía.
¡Donde el ser solo, se templa!.
Acero uno flexible metálico, invisible, ser y ser.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Una Cáscara

Colgada del fin del mundo,
se encuentra mi alma,
de un hilo muy fino
péndula mareada,

Ella triste mira,
por estar exiliada,
prófuga se esconde
para no ser hallada,

El mal que la aqueja
no tiene ya cura,
pues no existe remedio,
para sanar su locura

Así se encuentra mi cuerpo,
desierto sin alma,
tan solo lo habita
el dolor del recuerdo

Solo queda una cáscara,
un envase vació,
una fragua oxidada,
sin fuego ni brasas

solo la patética imagen
de un oscuro recuerdo,
donde nada se escucha,
donde todo es silencio

solo queda el polvo
que se lleva el viento,
solo queda el polvo
de mi amor que ha muerto

Creado 18/07/2013

Arrojada ensoñación... (Experimental)

ARROJADA ENSOÑACION

Del soñar me dices vengo.
Alborear quizá anocheceremos.
Porqué sé, creo, nacerá en alguna vez.
¡El otro corazón del tiempo!.
En esa claridad que se refleja, lejos latido.
Con la mística substancia acústica.
En los textos.
Demasiado imposibles, al espejo,
que se limpia en la sangre muy tarde,
denegándonos haber partido.
¡Entre panorámicos pórticos incólumes!.
Me dices. ¡Vengo!
Como si hubiere llegado el invierno, cubre al fuego del espejo al que se limpia.
En el viento paralelo donde florece.
¡Una llama repentina herida habiendo sido!.
Una y otra vez.
Al final del futuro que se ha ido.
¡Encordando al deshelar las escépticas posturas!.
Aquéllo donde yazgan las horas perdidas.
En la ruta del reloj interminable.
Torneando el aliento del alfarero.
De arcilla la desdicha amasando.
¡Al pasado fallecido que ha teñido!.
Nacerá de alguna vez.
El corazón en un latido, ido, inventado.
El momento de túnicas vistiendo.
¡Al vapor enredado al soñar arrojado!.
Rojo rojo, ensoñación arrojada, enrojecida siendo.
Porqué, creo, tal vez.
Del significado repentino escapar.
Del mismo tiempo al que retorno.
Por haber habido un vivir aliquebrado.
En un soñarme, demasiado. Dices:
Estuve crucificando noches.
En la fragancia peculiar del arcoiris.
En la marcha de la tarde abrupta.
Porqué, sé, creo, tal vez.
Cultivar del viento el aroma.
Volando después los años.
¡Antes de tejer al tiempo!.
Los pasados, amasando, el camino.
¡Aliento del reloj, arcilla humana!.
En la paz que refleja el reposo.
Una ausencia presente en el espejo.
¡En los himnos sin palabras!.
Sabores, sombras, colores, dolores.
¡Qué se hayan en ésto!.
Y en aquéllo.
En el sendero abundante de la ignorancia.
Del soñar me dices: ¡Vengo!.
Del soñarme con tu sueño, vengo despertando.
Porqué, sé, creo, tal vez.
¡Qué neutral es cualquier nunca!.
Creo, tal vez.
¡Qué parcial es ningún siquiera!.
Tal vez.
¡Porqué vengo del soñarme, con tu sueño!.
Vengo rojo, rojo, con ensoñación arrojada, enrojecida. La noche que dices me sueña, despertando al día.
Porque vengo del soñarme con tu sueño.
Y al sueño, sueño y dejo, durmiéndome.
Al cerrojo arrojado al sonrojo.
Ensoñación.
Enrojeciendo del alma la sangre.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

Alborada

Alborada
Cayó una sombra de la penumbra
posándose
sobre el destello de una estrella,
pero una ráfaga de luz intensa
le dominaba
y la estrella continuaba siendo bella…
Como el cáliz de hermosas rosas
su candidez suntuosa alumbra
y arrullándose junto a la aurora
ahora descansa,
mientras la sombra avergonzada
se disipaba
ante el fulgor de la alborada.

Julio Medina
1 de diciembre del 2012

PADRE

PADRE
[img width=640]http://anibal-manuel.16mb.com/wp-content/uploads/2013/04/Padre-540.png[/img]

Poema de Amor X

Poema de Amor X
[img align=center width=400]http://2.bp.blogspot.com/-snYBjUy3ab0/TnETiL7_yTI/AAAAAAAAGDI/Zh16aB8Qlto/s400/Th%25C3%25A9ophile-Alexandre+Steinlen55.jpg[/img]
Llegaremos juntos a donde queremos ir.
Mi sanar será esos musgos
ahora secándose indefensos
en el techo de mis historias.

A lo nuestro le absorberé las lanzas,
para que se yerga por las mañanas.
Y a cambio le cobraré los ópalos de sus playas
y las esmeraldas de sus campos. Tú también.
Volveré despacio a mi vieja ciudad,
a aquel parque de rubíes con olor a albas.

Llegarán soles fríos y cálidos, pero siempre soles,
llegarán en bandadas los pájaros
que nutren el pecho hambriento,
alegrando hasta nuestros muertos.
Apagaremos calderas estelares, ¡insignificantes!
con cuatro manos de brasa.

Y cuando echemos raíces juntos,
las de ese pino generoso
que nos cure todos los dolores,
habremos finalmente llegado juntos,
ahora fuertes,
con las flechas y los broqueles
de las huestes del corazón lleno.
©Gustavo Larsen, 08/25/2013

Cayéndose al abismo

Cayéndose al abismo
De espalda a la pared
me dejo caer en la inmensidad de la vida,
un abismo complejo de incertidumbre
me espera al final de la caída.

Es un terreno baldío de barreras
en donde todo parece extraño,
tropiezo constantemente con el pedregal filoso,
apenas avanzan mis pasos cortados.

Respiro el fuego del aire envenenado
abrasando las entrañas,
voy enlodado escupiendo cenizas hartas
sobre las grietas de un condenado.

Acuosas larvas ¡tan largas!
Llegan hasta la última entrada
de un mundo inundado por la mediocridad
de los mutantes malvados.

Ellos dominan, controlan, son numerosos,
mientras los incautos continúan creyéndoles,
tomándose las sobras brotadas de sus gargantas,
inmundo pedazo babeado de fariseísmo.

Inocentes no son… ¡Nada hacen
para combatir al perverso!
Ya nadie camina de frente, van cayéndose
al abismo, así de espaldas, sin lumbre.

Julio Medina
5 de febrero del 2014