Poemas :  Tierno vértice
TIERNO VÉRTICE

Lunas mareadas,
ásperas e inocuas,
acarician al olvido,
desplazado y gris.
Y que el rojo espere,
con pies empecinados.

Por eso, acompáñame,
noble adversario hoy,
por cada sueño ligero,
sin pena ni congoja,
y dejemos luz al helecho,
en éxtasis expropiado.

Tan acogedor y lácteo,
estridente y arbitraria luz,
que rosa caprichosa nube,
con virginal decoro, plata,
sin contarlo afiligranado,
en la esquina aceitunada.

Construye con silencios,
ligeras columnas bajas,
y el blanco nieve fuego,
de miel y limón la vida,
y el verde arrastre paja,
con líquida luz serena.

Ya el pico presuroso ríe,
del clarín bastardo lento,
y la vista enturbia tarde,
al que enternece frágil,
la piel desnudando dura,
y la adormece ágil noche.

Allá el camino, contrito camina,
donde perdió un viejo zapato.
¡Ven, ven!...
Veamos, al árbol que no corre,
a las sombras, ni a las hojas,
ni quita gorriones al recuerdo.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta

2 puntos
0 0 1
Los comentarios son propiedad del autor. No somos responsables de su contenido.
ltslima
Publicado: 27/3/2020 6:20
Incondicional
Unido: 11-12-2014
De: Brasil
Comentarios: 374
 Re: Tierno vértice

Sim elas sempre estarão ali com suas folhas a mudar no outono, onde os olhos vibram juntos com os pássaros. Baço.