Default

Poemas, frases y mensajes sobre Desamor

Selección de poemas, frases y mensajes más populares sobre Desamor


Tu Adiós

Allí, al final de esa calle empinada
donde se recuesta borracho de viñas el sol,
allí vi tu silueta por última vez, y a la noche
me quedé oyendo graznar los cuervos azules
de la melancolía sin poder quitar
de mi mente tu figura resuelta
a inmolarse en el ocaso
hasta desaparecer.

Yo no sé, diciéndote feliz conmigo
por tanto tiempo, qué impulso te hizo
dejar de amarme hasta quitarle
a tu desinterés, su máscara placida
y arrojarla a mis pies como una culpa mía.
Yo, que te traje a escuchar la rumba del mar
sonando sus maracas en el atolón,
yo, que te salvé de la perdición
para que me salvaras.

Cuántas veces con tus cabellos
y túnica al viento me gritaste te amo
y cuántas veces hice que mi egolatría salvaje
se arrodillara ante ti como un potro dócil.
No me alcanzan las estrellas del cielo
para contar las veces que nos narramos
la historia de cuando nos conocimos.
Historia que quedó conmigo, ambos
sin importancia para ti.

Hoy, en el estanque que es mi vida
figuro mi esperanza de lo nuestro
burbuja trémula que nace y explota.
Y aunque porfiada de tu ausencia me ande
una angustia atea de la muerte irreversible
de tus besos, así como el ahínco tenaz
de éste poema que, "tocando fondo, cava",
desde que le puse cerrojo al horizonte,
ya no me quemo los ojos en el crepúsculo
por verte regresar.

Más bien cuando el lucero tirita hecho lágrima
y heráldico el gallo me recuerda que no dormí,
sonrío triste y dulce porque te perdí
menos de lo que me perdiste
y te pido perdón.

Safe Creative: 1412172794134

DESILUSION

Te esperé… Te esperé en vano.
Mi mirada se alegró al creer escuchar tus pasos.
Con tu ausencia…, ahora mis sueños deshilvano.

Deshilvano también de mi alma la ilusión,
Seguiré sin ti mi camino,
Aunque seguirás por siempre en mi corazón.

Corazón terco, que no deja de amarte,
Aunque su llanto provoques,
Y ahora no puedo de mi piel arrancarte

Arrancarte de mi vida…,
Seria quedar a merced de la soledad,
Llevaría en mi alma tristeza y desconsuelo ceñidos.

Ceñidos están aún tus labios a mi boca
Arida ahora sin tus besos,
Que poco a poco, tristeza y locura provoca.

Provoca que te transforme en recuerdo
Obligando a la cordura y la razón…
Aunque mi corazón… este en desacuerdo

Claudia Alhelí Castillo
09-12-12

Luego

[img align=center width=480]http://mardelcine.files.wordpress.com/2012/11/000-la-nuit-den-face1.png?w=480[/img]
Como rey harapiento en la pradera de su derrota,
donde se postran las lanzas de su trono caduco,
así se siente, beso de cierre,
ya exangües los labios,
donde corrieran las aguas de la noche
y las promesas como pechos de un lucero ardiendo,
festín ya concluído en los picos curvos
del ave del olvido,
como ocasos enterrando amantes exhaustos,
inmóviles y sin el misterio de los muertos.
Es el invierno sobre la última nervadura
de la hoja de tu historia,
la vergüenza de la ceniza de un héroe olvidado,
sin recibir el honor de sus debidos rituales,
la sombra donde habita la serpiente abyecta del adiós.
©Gustavo Larsen, 19/02/2014

ME HARÉ VIENTO

Me haré viento para volar hasta encontrarte
hallarás aromas conocidos en el aire…
en tibio beso rozaré tu boca y tus mejillas
me verás como un fantasma tomando tu cintura.

Por inaudito que parezca, oirás viejas canciones
y poemas que eran nuestros
girando en torno a ti…
como un rumor del viento.

Tendrás un pequeño desvarío…
abrazarás la brisa esperando de mis labios
sentir el beso amante…
y extrañarás de mí, lo que yo extraño de ti.

Me creerás a tu lado como antes…
con mi amor, mis besos y caricias,
entornando los ojos musitarás mi nombre…
sonriendo por bellos recuerdos, vivos en la lejanía.

Sentirás mi cuerpo apartándose del tuyo
lágrimas de dolor rodarán por tus mejillas,
querrás tenerme…
y no podrás detenerme.

¿Qué sucede mi amor? ¿Alguna pena escondida?
¿Acaso el recuerdo de algún viejo querer?;
a tu lado, tal vez, alguien preguntará…
y volverás a la dolorosa y cruda realidad.

Enjugando tus lágrimas y ocultando tu pena,
pensando en mí responderás…
¡No!... ¡Es el viento que me entró en los ojos!…
-Bien, entonces yo llevaré a la nena.


delalma

POR EL MIEDO AL "NO"

Sigo sacando mi error
De no mostrar mi interior
Todo por el miedo al "no"

Eres una entre un millón
Y yo un simple vulgar
Que te entrega su corazón

Todo lo que pensaba
Todo lo que esperaba
Me apareció de la nada

Cuando llegaste a mi vida
¿Y ahora que he de hacer?
¿Luchar por ti o dejar que todo siga?

Si tu contaras conmigo
Si estuvieras con mi voz
Te daría toda mi vida te daría mi calor

Si tu contaras conmigo
Te enseñaría a creer
Que el mundo,aunque no lo creas,esta a tus pies

El miedo me consume y las dudas aparecen
¿Te digo lo que siento o me callo para siempre?
Si yo estuviera,al menos,un segundo en tu mente

¿Y tú lo sientes? tengo miedo a eso,a que no sea así
A que tu ya estés feliz
A que no sea yo tu razón para sonreír

De otro...serás de otro
Y yo revolcándome en mi dolor
Quizás el te dé lo que no me atrevo a darte yo

Por el miedo al "no",todo se resume a eso
A que todo se rompa
Por esa palabra al salir de tu boca

Tan breve pero significativa para mí
Tan punzante como un puñal
Tan oscura como un final

Por el miedo al "no" eso me hace frenar
Por que algunos días te haces de rogar
Y otras me das razones para pelear

Porque a veces noto esa magia entre los dos
Y otras veces parece que te importo poco
Y me entristece tu silencio roto

Por el miedo al "no" a sentirme humillado
Estar pensando en ti
Y tu tener a otro al lado

A que no seas capaz de dejarlo todo por mi
A que mi vida sea demasiado desarraigada para ti
Tengo miedo quizás a ser feliz

Para no sufrir he de cambiar de parecer
Y tengo que aprender a perder
Y cerrar mi corazón,por tenerle miedo al "no"

@IorellBrito
www.elpentagramadepalabras.blogspot.com

Al Gris Del Desamor

A esta altura de mi vida, más que nunca,
una lluvia calma cae sobre mi corazón.
Siempre disfruté de la lluvia,
la neblina entre los árboles o edificios
y esas cosas grises del tiempo,
más que los días de sol.
Los días rozagantes y despejados
son para todos, los grises no.
No es por egoísmo ni exclusividad
que los prefiero, sino por misantropía natural
de mi espíritu que elije esos días
como mi sentimiento elije explorar
los dominios del desamor.
Alguien tiene que hacerlo, me dije una vez,
el desamor está muy solo y debe ser indagado
y hasta asistido, quizá, con un abrazo
sabedor de desconsuelos.
Puro amor, puro amor es como día soleado
y fácil; no tiene misterio a mi gusto
y al final, reseca ilusiones.
Sol de mañana y de tarde sol, qué otra cosa.
No tiene el enigma de un día nublado;
de lo que además de lluvia se traen sus dedos
de carbonero colosal ni lo arcano
de la niebla o los ojos grises del desamor.
No tiene la poesía de la pena.
No, no, los días de sol no son para mí...
Pero puedo refugiarte hasta que escampe.

Safe Creative: 1409151973222

A DONDE IRA EL AMOR...??

A donde irá el amor cuando se acaba...?
Cuando un beso, no significa nada...
Cuando la llama de la pasión se apaga...
A donde irá..??

A dónde ira el amor cuando se acaba..?
Cuando abandona tu lecho...
Cuando enmudecen las palabras...
A dónde irá...??

A dónde irá el amor cuando se acaba...?
Cuando la risa se convierte en llanto...
Cuando sus caricias rehuyen tu piel...
A dónde irá...??

A dónde irá el amor cuando se acaba...?
Cuando tu cuerpo muere de frío,
por esperar un cariño en vano...
cuando el placer se convierte en hastío

A donde irá el amor...?

Claudia Alhelí Castillo
07'06'11

Faz de conta

Faz de conta
Faz de conta que alguém tem que vencer,
para não ficar os dois perdidos;
para não ficar os dois vencidos.

Se você está bem,
então siga o seu caminho...
Deixe-me aqui, sozinho,
enfrentando minha realidade.

Deixe-me sentir saudade.
Não posso ficar como seu amigo,
pois corro o perigo
de nunca me libertar.

Vá... Vá viver, vá amar...
Deixe as lembranças comigo.

A.J. Cardiais
imagem: google

Aquel Llanto

Tras nuestra despedida aplazada una vez más,
como anhelada redención conciliatoria y hasta feliz,
al menos de mi parte, hicimos el amor.

Casi al final, mío, empezaste a llorar en silencio.
Lloraste por tu cuenta como a veces, lloraste
sobriamente como nunca. Te pregunté el porqué,
y me dijiste algo referente al amor a salvo.

No me dijiste la verdad y es al presente,
que no sé si lloraste por haberme amado y ya no
o porque me engañaste con alguien más y te remordía,
si te arrepentiste de no irte por lástima de mí, de los dos
o de no irte, o si no sabías lo que querías, o todo junto.
Lo que sí sé, es que no lloraste por amor.

Irremisiblemente, poco tiempo después,
nuestros años de convivencia se partieron en dos
como una foto de ambos y sin más tema
nos despedimos para siempre.

Pero hasta el día de hoy, redundo, y con miras
de hasta el fin de mis días, me persigue la incógnita
de aquel llanto, que aún sin saber su motivo,
me convenció que además de nuestra entereza
de ‘pareja indestructible’ sostenida hacía mucho
a duras penas, tu corazón no me pertenecía
por uno o varios porqués que jamás me revelaste.

Y eso es lo que me tiene mal; perder sí, pero
sabiendo el motivo, insisto, de aquel llanto, pues
lo intrínseco de él tiene la clave de quién fui y soy
ante tus ojos, y se me antoja que a los ojos del mundo.

Si descifrara tu impulso podría subsanar mi error
a favor de mi actitud; no puedo andar por la vida
fallando de ese modo.

Pero, por compasión, temor a más prórroga,
simple desinterés o lo que demonio sea,
no me ayudaste y me hiciste más daño todavía.

Sé que en alguna de éstas mis palabras
y en aquel llanto tuyo, está el secreto
de nuestras verdades, y a no ser ya de tu boca,
únicamente la intuición de otra mujer, imparcial
si es posible, tendría, creo, la condición de esclarecer
ese misterio que a veces me ahonda buscando
mi propia vertiente y la halla y la libera…
Y no sé si mis lágrimas tienen razón de ser.

Mientras, y hasta tanto, aquel triste enigma tuyo
seguirá manando de mi congoja y yo, reflexionando
sobre lo que no entendí de ti ni de mí ni de tu desamor
(único sentimiento que vislumbra mi sensatez) y sobre
el hecho de aquel llanto que hoy me importa más que tú.

Safe Creative: 1405090830282

Arrebato Pasional

No quise ser, che mina*, te lo juro,
un tierno d’esos que los mata el corazón;
pero talló* romántica la ley de la natura
y maliciando que ya andás por olivarte*,
me veo muriéndome de amor por vos.

Por eso es que hoy te gozo fieramente.
Y como en póstumo arrebato pasional,
nacido mismo de la luz de tu abandono,
brillo y me apago con la funda de tu piel
como destello belicoso de puñal.

Glosario lunfardo:
Talló:
Tomó decididamente el mando de un asunto.
Mina:
Mujer (ANON. 1), hembra (AD.)// prostituta (AD.),
mujer que cohabita con uno, a quien sostiene
con sus puterías y ayuntamientos carnales con otros//
concubina, querida (AD.).
Olivarse:
Evadirse, escaparse, fugarse, irse.

Safe Creative: 1504253930064

LAGRIMAS SALADAS

Tristeza...
Te apoderaste de mi alma,
imprimiendo tus sucias huellas en mi corazón.
Indiferencia templando mi vida...
Escucho tus palabras de agrio sabor...
Lágrimas saladas, emprenden de mis ojos la huida,
zurcando mis mejillas, con ardoroso dolor.

Tristeza...
Echaste fuera la alegría,
Apagaste la luz de la ilusión,
Cambiaste a grotesca mueca la límpida sonrisa,
en su lugar has dejado
amargura y sinsabor.

Tristeza...
Que entretejes melancolía y recuerdos,
y los tiendes al Sol en el olvido...
En la soledad de mi alma, formaste tu nido...
Más triunfarán el amor y la esperanza......
¡¡¡y te echarán al olvido!!!

Claudia Alhelí Castillo
01-06-12

SONIDOS DEL SILENCIO

En esta detestable soledad,
el ruido de tu voz y tus recuerdos,
son los sonidos del silencio,
que a mi vida dan claridad.

Bullicioso silencio irreverente,
que acarrea con el viento,
el eco de tus besos,
haciendo divagar mi mente.

Lágrimas saladas por tu ausencia,
mi alma destila por la noche,
y muero poco a poco,
sin el agua de tu boca..sin tu presencia.

Aceptar, tanto cuesta,
los sonidos de un mustio silencio,
cuando el corazón envía un "te quiero"
y solo encuentra el mutismo, por respuesta.

Claudia Alhelí Castillo
13-07-12

.

LONDRES

LONDRES
La magia ha muerto en la ciudad
en la que nunca sale el sol.
El viejo Ben marca las 3 pm
de un Jueves muy amargo.

Una vez más la niebla está aquí,
cubriendo toda Londres.
Es tan……….
Es tan espesa,
que se ha perdido,
esperando no encontrarte.

En aquella vieja terminal,
hay un hombre sentado,
esperando entre las sombras.

Trenes vienen,
trenes van.
Y esa niña que sonríe,
podrías ser tú.

El Puente de la Torre,
se está cayendo a pedazos.
El teme cruzar
y encontrarte al otro lado.

El Ojo de Londres gira
sin mucha fortuna.
Y el hombre se ha hecho viejo.
Ahora, el continúa esperando,
en aquella vieja terminal.

Trenes vienen,
trenes van.
Y esa niña que sonríe,
podrías ser tú.

El Támesis arrastro todos
sus sueños un otoño.
Ahora, el quiere ser como la bruma
y ocultar todo lo que alguna vez sintió
por ti.

[img align=center]http://www.latinopoemas.com/uploads/img50a5a78f4123a.jpg[/img]

Mal Camino

Te fuiste de mi vida
como se va un camino
del cual yo desconozco
su fin y su destino

sin requerir de mí,
tu afán desconocido,
mis besos, que parece
no hubiesen existido.

Y se quedó a la vera
fugaz de tu cariño
mi sentimiento ¡macho!,
llorando como un niño.

Safe Creative: 1505204130342

Un nuevo amanecer

Un nuevo atardecer en tu ausencia
Un rayo de luz más que sigue su camino
El crepúsculo reclama tu presencia
Y aunque no lo sepas, aun te llevo conmigo

Rodeado solo del mar…
Asilado en una isla de pensamientos
Se me hace de noche y al futuro no puedo mirar
Borrosa una luz distante, parece titilar en el firmamento

Las gaviotas vuelan sobre mí y me cantan
Espero no se estén burlando entre ellas
Una paleta de colores me humedece el alma
Y recuerdo que solo en la oscuridad, se pueden percibir las estrellas

A pesar que la noche con su negro velo
Ha cubierto mis más anhelados sueños
No me rendiré levantaré el vuelo
Y tendré que comenzar a construir unos nuevos

Te he amado como nunca lo había hecho
Siempre fuiste tú la princesa del cuento
Me enseñaste a entregar el corazón en un beso
Y a encontrar en tu sonrisa el cielo

Que injusto es el amor a veces
Que no mide cuánto daño causa
Te vas y esta vez para siempre
Dejando atrás una vida desolada
Tendré que comenzar a vivir sin ti
Imaginarme con otra tomando el café
Si nunca fue suficiente lo que te di
Y sentí que toda mi alma entregué

Entonces ya no vale la pena insistir
No existe una posible reconciliación
Para que soñar con una historia sin fin
Y obtener la misma desilusión

Si tan solo tu recuerdo no volviera a mí
Como lo hacen las olas a la orilla de la playa
Quisiera un minuto dejar de pensar en ti
Y que este amor que llevo dentro, de una vez se vaya

Sé que lo puedo lograr
Ya a ti te lo he visto hacer
Borrar las huellas y caminar
Y esperar… un nuevo amanecer

Antonio Fuenmayor

Olvidos Recordados

A veces,
vuelven súbitamente a mi memoria, cosas,
hechos y personas que olvidé durante años
como si nunca hubiesen existido.

¿En qué gaveta
de mi mente las archivó el tiempo?
¿Dispuso él de mis gratos o malos recuerdos?
¿Cuánto de bueno que hoy me haría mal y cuánto
de malo que hoy me haría bien, habré olvidado?

No sé,
lo mejor es dedicarme a lo afectivo que tengo:
A mi gata, por ejemplo, que anda por ahí maullando,
pidiéndome algo insistentemente como niña callejera,
como todo el mundo.

Ronroneándome
su propósito cariñoso y traicionero; tan buena
como malvada ella, pobrecita, como tú, como yo.
Espero no olvidarla un día como a ti para recordarla
veinte años después con todo el amor conque,
tarde para todo, te recuerdo.

Me Gusta El Otoño

Me gusta el otoño; caminar su ocaso
con un viento suave como éste de ahora
que recita sombras de próximo invierno
mientras a suspiros limpia al paraíso
sus lágrimas gualdas.

Mirar la humareda gris perla, esfumada,
nacida de hogueras de invisibles fuegos
que en ralo conjunto figuran los álamos
contra el verde ileso de los eucaliptos.

Como de costumbre, hoy me vuelvo solo
del crepúsculo manso, con el suave arpegio
de tu nombre amado tañendo en lo hondo
de mi sentimiento y memorando aquellos
tus ojos dorados de otoñal ternura, tú,
la inolvidable…

Cuando de repente, a oficio de viento,
una majadita de hojas ya caducas,
(como el amor tuyo) rozando la calle
su marrón crujiente, con raudo alborozo
me sale a encontrar.

Y a mí me dan ganas de volverme calle
y que sea el otoño, la estación perpetua
que arrastre en mi pecho rozándome leve
tu caricia yerta; si de mí se trata.
(Mi pecho de asfalto).

Vuelvo como dije, acopiando mientras
frases como hojas, al viento también, para
éste poema que al gentil otoño, mi proyecto
lírico el día de hoy, tenía en prioridad. Mas
cual todo asunto de un tiempo a esta parte,
a fin de nombrarte se sale de tema.

Por tanto retomo mi caro propósito
y en verso prosigo: Me gusta, me gusta
el otoño, y más… si estuvieras.

SafeCreative: 1505314210330

HEMOS TERMINADO

Algunas veces,
pienso que lo nuestro,
no funciono como debio ser,
no fue lo que esperaba de ti.

Tal ves no era suficiente,
que saciaras tu sed de sangre,
tus instintos salvajes,
no fue lo suficiente.

Hemos terminado,
no se porque,
pero es mejor,
que nos separemos.

Es el fin,
de nuestra relacion,
no fue lo que esperaba de ti,
no fue eso,
solo estare,
hasta buscar otra amante.

Erick R. R. Torres
(Angel Negro)

Otoño Mío

Llega el otoño mientras tu amor emigra.
Las hojas del parral caen y danzan en torno mío
bajo el cielo gris, aprovechando los suaves espirales
que sopla mi tristeza.

El portal, el patio, la casa, surcada su mejilla
por una lágrima caracol, están serios como dolientes
después de un entierro y mi gato, como tu amor,
duerme desentendido entre las hojas.

Y yo, solo de tu apoteosis, me siento manso
a contemplarme en las manos los años perdidos
y el código ya inútil de haberle enriquecido
entre ambos el idioma a la pasión.

Solo, hasta éste poema mira hacia donde te fuiste.
Y me pregunto dónde iré sin tu verano amable,
sin la túnica de pájaros conque me arropabas cada vez.
Solo, ya que éste poema no ama más que a ti.

Nostalgia Carnal

El día que no me ames,
te llevarás de mí lo que tú quieras
pero no lo que me diste: tu imperioso
interés del principio: de verme
de besarme, de encenderme piel
y sexo con palabras y con hechos;
de amarme a cada rato,
de dar por mí la vida o la de alguien,
de reírte conmigo y de mí,
de superarme y esperarme,
de aguantarme, de recrearme a tu modo
aunque seas como la vida que al final
estropea su creación sin miramientos.
Y sí, te llevarás de mí, quieras o no,
estos versos como dedos en la piel
que por nostalgia de la razón carnal,
inaceptables, distantes, ya imposibles,
ignorando que nunca me olvidaste,
algún día emplearás para tocarte
en tanto gozas y me niegas
y te agravias y me ofendes a furtiva
trasgresión de tu ‘firme’ nunca más,
remedando ese vestigio mío.

Safe Creative: 1504023757150