Poemas sociales

Selección de poemas, frases y mensajes más populares del tema poemas sociales


Ya estoy muerto

En la turbia oscuridad de su mirada,
se ve el odio, la ira, la venganza, su cruel mano aprieta fuerte
el fiero puñal con que me ataca

Siento el frío metal, que me atraviesa.
las vísceras al aire, la sangre fluye
pero no alcanza a calmar toda su saña,
quiere mi lugar, mi vida y mi fortuna

Me culpa de todo el mal que hay en su vida,
las drogas, la cárcel, el alcohol, la policía.
No puede entender, no sabe como,
que el y yo somos las victimas

De una justicia que no le importa,
de una política que los margina.
En el denso entre sueño que comienza
alcanzó a pensar que culpa tengo,

Pero ya es tarde la muerte me saluda
mi cuerpo cae,
ya no hay odio, ni ira, ni venganza
ya no hay nada.....ya estoy muerto

Credo 8 de Marzo 2010 Catriel Cuestas Acosta

CON EL PUEBLO

JUNTO AL PUEBLO

He tirado mi vida a la marchanta
papando moscas y empujando el carro,
creyendo que marchaba hacia el futuro,
me hundía hasta los higos en el barro.
De puro zurdo, le hice pata a todas,
las utopías de los hombres sabios
y en ese compromiso militante,
me banqué los estigmas del calvario.
Resucité de entre los muertos vivos
para vengar a los que estaban muertos,
sepultando sus restos en el osario
y en la gayola verdugos y falsarios.
Hoy que estoy en el debe de la vida,
me detengo a bichar el escenario,
y me basta con ver al enemigo,
para saber adonde estoy parado.
Por nacido en mi paÍs soy argentino,
por conciencia de argentino, americano.
Prefiero equivocarme junto al pueblo,
que ser parte de gorilas y cipayos.

Rebrote

“Uruguay tiene la tasa de suicidios más elevada de América Latina, junto a Cuba. La tasa de suicidios en Uruguay se ubica en 16,6 autoeliminaciones cada 100.000 habitantes, según datos difundidos por el gobierno”. (¿El gobierno que los acorrala a morir?) Dedico este poema-prosa a quienes, con válida razón, entre tanto escollo de prójimo insensible, han perdido y/o vendido la utopía, motor de la vida por “el vil precio de la necesidad”.

Cuando yo era ni más ni menos que el transcurso más importante de vida en esta vida con su noche de seda azul y su millar de agujeros de haber sido claveteada hasta que pudiese sostenerse allá arriba para mí, (entonces, tanto el universo como el resto de la humanidad, estaban a mi disposición) yo, con mi sino rojo verano y verde limón, era feliz.

Feliz y desdichado también, por errores de la vida madre, como ahora. Solo que antes, toda contradicción se revertía mágicamente y yo, como rama desenganchada de un escollo, continuaba frenético y alegre en el torrente
de la vida.

Hallo que hoy, la corriente es más lenta y son más las barreras; las impuestas socialmente sobre todo, y que vivo cada vez más y más impedido de recursos: laborales, amistosos y de amor (de juventud en realidad). Mi salud por el piso, su medicina por las nubes y este futuro que le sigue quitando peldaños a la esperanza. No, mi vida ya no es vida.

Me comparo al tren casi caduco, inesperado como fuerza de viejo, que dos veces por día pasa tratando como yo, de darle ritmo a pitazos y bufidos a su impulso romántico. A veces me dan ganas de gritarle: ‘Tenemos la fuerza viejo, lo sé, pero sucede que la vida se ha vuelto ordinaria y cree que ya no nos precisa. Justo cuando perfeccionamos: tú, tu marcha y yo mi oficio’.

Así medito sentado debajo del parral, viendo sus primeros rebrotes. Las parras son viejas como momias y después de un invierno cruel parecen resucitar como si hubiesen hallado vida después de la muerte. Hasta insinúan la exuberante y verde marejada de su tenaz resurrección.

Uno de estos días arreglo algunos asuntos, pongo a la vista y en orden mis documentos, me despido de mi último amigo vivo y con un libro de Mario Benedetti, me siento a leer en la vía de espaldas al rumbo de mi viejo colega el tren; quién sin duda, me hará el último y piadoso favor en este mundo.

Quién sabe si no rebroto y mi otra vida es rojo verano y verde limón.

Soldadito de Plomo

Soldadito de plomo pintado con sangre,
sicario del narco, la política y el hambre,
soldadito de plomo de mirada punzante,
no hay ejemplos adultos ni hay ideales.
Tu mundo es la jungla que devora tu mundo
soldadito de plomo de valor descartable,
en tus bolsillos no guardas inocencias joviales,
solo ira y odio alimentando tu carne
para engordar al banquero que cuenta las muescas
que marcas con sangre.
La injusticia te guía sin héroes ni credos,
tu alma está rota por hombres con fueros.
Soldadito de plomo funcionales, sociales
de populistas gobiernos, mentirosos seriales.
Soldadito de plomo se quema tu tiempo,
se vierte tu sangre a nadie le importa,
que siga el descarte...

creado 25/09/2019
Catriel Cuestas Acosta

PATRIA MIA

PATRIA MIA
[img width=300]http://1.bp.blogspot.com/-sjslerriYbM/USfh9ulX3cI/AAAAAAAAFPQ/eRp-PJ2USlY/s1600/Guatemala.jpg[/img]
En tus cielos contemplé la grandeza del Creador,
en tus tierras la tenacidad del campesino,
en la mar, percibí y comprendí la faena del pescador,
en mi barrio compartí, la cordialidad con el vecino.

Patria mía, en tu seno conocí el amor;
en la sonrisa de tus doncellas,
en el tenue rojo de tu flor,
en las noches pobladas de estrellas.

Patria mía Guatemala, tú no eres mala,
son tus hijos quienes se han descarrilado,
ofuscando la vida del hermano, con una bala,
ante gobiernos que chachalaquean en el Estado.

Patria mía, qué diría Miguel Ángel Asturias
si viviera en nuestros días,
seguramente desataría su furia, al ver tantas penurias
Y con su sable de poeta, atacaría las ironías.

Oh patria mía, excelsa madre amada,
Me dueles en el alma de bardo,
esa que por nada se quedará callada
aunque así tenga que salir de mi pecho gallardo.

Patria mía, como diría un amigo poeta
¡Cómo me dueles Guatemala!
Al ver tus niños con la pansa grieta
mientras otros juegan con la bala.

Patria mía Guatemala, sean mis letras,
un aliciente ante el dolor de tu gente,
que yace cansada de sus cetras,
del político que traiciona, roba y miente.

Autor: Edwin Yanes
www.poesiagt.com
www.filosofiagt.com

Sangre azteca.

Sangre azteca.
[img width=300]http://img5.imageshack.us/img5/2466/popocatpetleiztacchuatl.jpg[/img]

Quizás el tiempo ha pasado, pero nunca pasara
el inmenso amor que siento por ti, mi México Querido,
y si muero algún día lejos,
no me dejes sin ti bendita tierra.

Sangre azteca.

Soy tu sangre azteca mi México querido,
soy tu orgullo poeta que en tus entrañas ha nacido,
soy el que escribe letras por el cielo concebido,
acarreando siempre mis poemas,
para que por el mundo sea leído.

Soy hijo de la malinche y de Cuauhtémoc,
hijo de antepasados que hicieron mi lindo México,
sangre que nunca dejara de ser su sangre,
aunque el tiempo y la vida junto a los años pasen.

Soy tu sangre azteca mi México querido,
lo grito y lo digo con inmenso valor,
como el valor de tus grandes guerreros,
de las grandes luchas y revoluciones por tu honor.

A ti dedico mis letras, las mismas letras
que escribo siendo poeta,
porque llenan mi alma de alegría,
de ser por siempre mexicano.

Mexicano, toda mi vida…

Y si algún día muero lejos de ti bendita tierra,
no dejes que me entierren donde no me tengas,
y cobíjame entre tu manto como hijo tuyo que murió lejos,
pero amándote siempre, junto con mis versos.

Porque soy tú sangre azteca,
mi México querido…

Todos los derechos reservados
A nombre de JORGE BANDA.
Copyright Noviembre 27 2012.
Long Beach California USA
(El ángel de la melancolía)

Compa

“Compa”

Permítame llamarle “compa”,
si a usted compañera que sonríe
y a usted compañero que aún confía
a usted también amigo que nada cansa
y que aprieta el paso para seguir,
para no ser sombra, para ser luz…

A ustedes compas, a todas y a todos
que seguimos en esta batalla sin tregua
para recuperar la Patria para Siempre,
para abrazarla como propia en todos sus rincones,
para sentirla desde la raíz de la memoria,
cuando recuperemos también la verdad…

A este presente de todas las manos,
las voces, las voluntades, el corazón
que vibra desde todos los cuerpos,
que crispan los puños y las mentes
para avanzar, para decidir juntos,
¡para gritar que esta revolución es nuestra!...

Nuestra para el fondo… desde las minas,
los malditos obrajes, las mitas y haciendas,
nuestra desde el corazón y las lágrimas
tantas veces derramados en nuestros muertos,
que hoy dicen presente ¡carajo!... en sus miradas
llenas de esperanza que nunca consiguieron apagar.

No, no hay descanso, no puede haber tregua,
al pasado, la ignominia y la opresión…
La Patria para Siempre vamos a construirla
cada día con toda la alegría y la esperanza,
con infinito amor como dice Rafael,
porque es con amor conque crece el amor…

Y el futuro luminoso, la libertad plena,
tiene que ser una obra de amor,
de nuestros mejores y más tiernos esfuerzos,
para juntar a tu sonrisa mi promesa y
a tu promesa mi hombro, todas las manos,
los sueños todos, porque el futuro es nuestro.

Entonces compa, no importa si no caminamos juntos
importa si que lo hagamos en la misma dirección
y que recojamos en el camino más sueños y
nuevos compas, para seguir buscando ese nuevo
horizonte amplio y lejano que cobije generoso
todos los hogares, ilusiones y más utopías…

El esputo de un canalla

Desde su desvencijada apariencia
vi como incorporaba su cuello antes recogido
como galápago viejo, como fiera acechando,
alzó luego su nariz de gancho para escupir,
justo arriba de su estrecha frente…
su escupitajo salió como fuetazo insolente,
mascullando sin decirlo, el más soez insulto.

La miseria exhibida tan sórdida y grotesca,
aunque su boca se llene de dioses y rezos,
la podredumbre de sus intrigas y sospechas,
hacen juego a su forma de vivir, aunque ahora,
el canalla se presuma digno y fiscal a pesar
de la podredumbre que arrastra en su cara,
de facciones cortadas, pobre gárgola taciturna.

No repugna la sorna y agresividad,
de la injuriosa frase suelta mordaz.
Si indigna, que sin el menor decoro
busque pureza y castidad en sus víctimas,
el canalla patea hasta su sombra
exigiendo lealtad y respeto que nunca dio,
el canalla es un sujeto, tan solo eso…
un sujeto que degrada y avergüenza.

Huelgan los detalles, esto no es un retrato,
es tan solo una aproximación a una,
de las tantas caras de un canalla recibiendo
por gravedad y como golpe de mano,
su propio esputo sanguinolento…
No se requiere esfuerzo, la basura siempre
pierde consistencia, colores y aromas…
pronto, muy pronto, es evidente su presencia…

La Culpa No Es Del Chancho...

Llueve. A la entrada del supermercado
donde, como paloma aterida suplica
mendrugos una madre con tres niños,
me detengo a poner en su ala extendida,
unas monedas para sus pichones.

Sé, que no es la solución y reflexiono
sobre cómo se adaptó el gobierno
a la miseria ajena, decretándola en secreto
‘patrimonio nacional’.

¿Cuándo decidirá por fin el pueblo
tratado como perro, mojado además
por la orina de cupulares alturas,
sacudirse este gobierno
como oprobiosa lluvia que es?

Pero no: ¡Meta historia caduca y fútbol!
¡Meta folclore, cumbia y tango
y rock y rap, nomás! ¡Isa!
O debería gritar: ¡Huija!
Aunque por nuestra foránea realidad,
lo más apropiado es un: ¡Yea!

Llueve. Y por reflexionar estas pelotudeces,
¡me cerraron el ‘Supermarket’!
¡Y la re...punta de un sauce verde!
Ahora, a pagar sobrevaluado a los tiburones
nocturnos que el gobierno enseñó a robar.

Don Quijote de la Mancha

Don Quijote de la Mancha
¡Oh, valiente caballero
que en su imaginación creó,
a un gran héroe que luchó
por el bien del mundo entero!

Con su espada bien erguida
partió en busca de aventuras
y las daba por vencidas
en su inconsciente locura.

Anduvo por montes y valles
luchando con fe y valor,
en las más oscuras calles
se defendió con honor.

Su corazón valeroso
nunca a nadie defraudó
y su alma conquistó
a Dulcinea del Toboso.

Fue caballero ejemplar
en su aventura vacilante,
a nadie pudo derrotar
como caballero andante.

Con su gruesa vestidura
el triunfo en su mente creó
y Sancho Panza le llamó,
el de la Triste Figura.

Julio Medina
1971

Alina

Alina
[img width=300]http://4.bp.blogspot.com/-dDpSQOK3Fy0/Tl6_cvAt2wI/AAAAAAAAklg/EsLslJidYeg/s1600/Prostituta%2B-%2BServidora%2BSexual.jpg[/img]

La calle está gastada por sus sueños
inutil mirar e irse ahora hacia atrás
su vida es un hogar con pocos leños
la noche es el factor que allí tendrás.

Alina
sabe que su cintura
no es tan pequeña
no es una pintura
sus ojos chiquitos
su rostro es greña
su pasos marchitos

Templada está su mente en todo el hastío
la rutina siempre es, el tiempo de vender
su cuerpo encogido parece un mar bravío
sexual, torturado en la prisión del querer

Alina
tiene sombras y locuras
su cuerpo sin belleza
solo venta de ternuras
solo tiene una verdad
un sueño de entereza
en su casa la felicidad

Porque ella cambia dentro de sus cosas
sus alma abre, no está en una atolladera
allí aroma y florece como ramo de rosas
con su niño ese angel, toda la vida entera

Alina
es la magia, también la lluvia
es cama, sudor y escremento
es el llanto, también el viento
porque ama, cobra y se repudia.

[img width=300]http://us.123rf.com/400wm/400/400/krasphoto/krasphoto1204/krasphoto120400129/13411290-cliente-y-la-prostituta-en-la-puerta-de-entrada.jpg[/img]

El Depredador

El Depredador, además era niño.
Niño abandonado doblemente;
padre y madre le fallaron y allí quedó:
con ropa casi piel, debatiéndose inocente
en el desamparo y sin guía para crecer.
Carencias que jamás debe sufrir nadie,
porque ello ante todo es delito y luego
desgracia y hasta pecado si lo hay.

Sus ocho años, apenas, los vivió
discriminado también por la gente
y como pudo: un mendrugo aquí,
otro allá, alguna misericordia,
alguna bondad 'extrasocial' con límite
y alguna que otra paliza para obligarlo
a mendigar, o por fobia, a manos
de esas manos sórdidas y sádicas
que de repente saca el mundo.

Él oía a las madres
llamar a sus hijos a comer.
Hijos que no jugaban con él
por ser un discriminado.
Y aunque tenía amigos de su condición,
al ver a estos otros niños especiales
entrar a sus casas, sus refugios,
sentía hondamente la falta de un hogar.
En ocasiones veía televisión a través
de alguna de sus ventanas:
Veía fracciones del Cartoon Network
hasta que lo sorprendían y con caras
y gestos furiosos de personajes,
padres o niños solían echarlo
como a un dibujo animado intruso.
Y él, a veces reía de su celeridad
de escape de dibujito y otras,
lloraba su orfandad.

Pero el pequeño Depredador,
era un soñador y un día
se hizo de cuenta que vivía
en la mansión más grande del mundo:
Una mansión de cientos de cuadras
surtida a discreción y con pasillos
como laberinto de oportunidades
donde conseguir lo que carecía.
Solo debía obtener las llaves
de las distintas puertas de la ciudad,
o al menos una llave maestra.
La obtuvo: una pistola automática
que un perseguido de la justicia
le obligó a ocultar antes de su captura.

Hace un rato la policía acabó
con El Depredador, y la mayoría
respiró aliviada; ya no más la molesta
presencia furtiva del fisgón
de televisores ajenos, en suma
asaltante de sus negocios
y perturbador de sus familias
honestamente constituidas.

“Bien muerto está”, me comentó
alguien del grupo de mirones
que me incluía y agregó:
“Yo también me crié en la calle
y no por eso se me dio por delinquir.
Hoy tengo un negocio en el cual
me va de maravillas, amparado
por mi religión a la que aporto
mi diezmo rigurosamente”.
‘Bueno, como mortal que es,
algún defecto debía usted tener’,
le contesté, y me fui sintiendo
el escalofrío de haber sido rozado
por el mismísimo aura egoísta
de los con dios aparte, por pago.

Calle arriba, las sirenas policiales
le cantan al pequeño Depredador,
al hijo dormido de nuestra indiferencia,
el arrorró que nunca tuvo.

Safe Creative: 1410112309653

Treinta Mil

Treinta Mil
[img align=center width=400]http://static.flickr.com/47/115413945_34f23fca2f.jpg[/img]
“Treinta mil…¡ faltaban más !”, bramabas.
¡ No se le ruge cobarde a leones enjaulados,
ni se les troncha el abrazo del cachorro amado !.

Eran ellas y ellos las caras sucias de tu infancia,
compartiendo guardapolvos de la impúber letra
y una dulce tarde de verano, payanas y vagancias.

Ahora eras la gafa negra de acero y fogonazos,
bestial rompehuesos de la mazmorra en alaridos,
cabalgando motorizado en tu broquel cetrino…
en la noche artera de guerreros emboscados.

“Treinta mil…¡ recién empiezo !”, le proferías
a sus madres, cuando ya solo nietos aferraban.
¡ Mas la bota no veló por siempre la luz que destazabas,
ni la afrentosa bendición de armas redimió carnicerías !
©Gustavo Larsen, 22/07/2013

El Ford Falcon de tonalidad "cetrina" nos recuerda visiones nefastas de la Argentina del setenta.

Circulando

Cuando la vida se te vuelva contramano
y el amor sea la señal cruzada,
cuando no haya marcha atrás y si seguís,
la suerte del futuro que enfrentés,
te esquive a las puteadas,
ahí es cuando te digo yo,
que le metás para adelante hasta doblar
en la primera corta-racha,
sin dejar que el silbato de infracción te frene
ni la desgracia azul-social te caiga.
No parés esperando compasión, que no hay arreglo.
¡Volvete un trasgresor, hermano!
¡No dejés de circular, truchá carnet y chapa!
No des pelota si va en llanta el corazón
ni si el retrovisor te muestra olvido
ni si Dios es otro amigo que te falla
y transitá por la banquina hasta agarrar
la autopista rampa al carajo de ser vos
y en esa historia sí, manejá light, como si nada.

Safe Creative 1404080548848

Dile no al maltrato de los niños

Dile no al maltrato de los niños
Débiles son sus pasos, apenas va caminando,
en la inmensidad de su tierno cuerpecito
lleva marcadas las huellas que está callando.
Una furia de azotes lastiman su entorno, completito.

Repetidas veces ocurre el castigo mencionado,
sufre en el alma, graba en la mente el abuso recibido.
No pidió venir a un mundo de seres tan despiadados,
aunque existan leyes que sancionan el delito cometido.

Se encierra en el temor que los adultos le han mostrado,
humanos sin humanidad ¡en los que ha confiado!
Desde palabras soeces hasta la violación, que les ha hurtado;
la inocencia, la niñez, y los deja en la sociedad abandonados.

¡¡Óyeme padre injusto, escucha madre sin conciencia!!
No maltrates a los niños ¡enséñales cuál es la esencia!
Cuídalos, ese es el fruto de tu amor, no utilices la violencia,
desde el cielo Dios te mira, no habrá para ti clemencia.

Julio Medina
21 de octubre de 2011

Yo vengo de ti

Yo vengo de ti
Me agobia el alma la incesante sequía
de sentirte tan fría y no verte de cerca,
mas no eres culpable de la erguía
ni del semblante que ajado demarca;
me hallo en este espacio lejano
alejado de matices labrados de sueños
pintados en el cristal aguado del suelo
con hebras plateadas y encajes bordados;
en la magia densa de la bruma velo
al mar besando tu dorada arista.

Precisas en mi tu imborrable silueta
y en el asomo de luz te encuentras metida,
en el corazón nato que al latir prometa
las ansias de estar en tierra bendecida.

Inmensa sobresales entre la espuma
de olas estremeciéndose en los arrecifes;
plétora belleza el don de tus valles
y tus montañas de un fabuloso colorido
deleitan el paisaje esplendoroso
perfumado por las flores de tu encanto.

Algodonado estrato techado
teñido del añil infinito;
ataviado aparece el amanecer…
Los áureos rayos de sol van cayendo
sobre el diverso palmar arrullado
entre conchas, corales y estrellas.

Y en el crepúsculo rojizo
del escenario marcado por el ocaso,
el horizonte afilado… ¡Henchido de perlas,
los más preciosos brillantes,
candilejas del anochecer!
Colman de nostalgia mi pensamiento,
pero no eres tú la responsable
del distanciamiento
que me parte adentro…
¡Oh, noble tierra, tú que me viste nacer,
si yo vengo de ti!
Nací en un cálido lecho cubierto de azahares,
aromado de dulzura de la caña y del frondoso pico,
fui mojado en el retozo alborozado de tus mares,
soy el fruto rociado por la nieve y por el frío
y no quiero morir apartado de aquí;
separado de esta isla sin fronteras
donde la gaviota el tiempo desaltera,
de esta tierra que le agrada de las aves
sus épicos acordes y sus melodías tiernas.
Quiero dormirme en la entonación del coquí,
y lanzar las piedras que rebotan en el río.
Terruño entrañable ¡pídeme lo que quieras,
mira que vengo de ti!
Del café colao, de la hamaca, del bohío,
del cantar que el gallo aflora en la madrugada,
del aguinaldo, de la bomba, de la plena,
la trova es la sangre que corre en mis venas,
yo vengo de ti… Yo soy Puerto Rico.

Julio Medina
11 de julio del 2012

Condenado dinero

Condenado dinero
Rendida persistencia
entrega las armas, ya no hay resistencia
ni las ansias de lucha contra la maldad,
tiemblan los caídos en la guerra sin fronteras
-inocentes o culpables-,
víctimas baleadas a fuego y a sable
flagelo opulento, cruel y despiadado…
La sangre perdida no valió la pena
hoy la ley del humo contagia la tierra
veneno insaciable ya lanza sus garras
devora conciencias de caras rastreras
de aquellos incautos que el alma le amarra;
la diversión empieza con la marihuana,
¿Qué viene más tarde en la caravana?
¡Abrirán las puertas para la esnifada,
dinero maldito…!
Arcas disfrazadas de falso bienestar
se cuecen en el mal para aparentar
curar la escasez que un pueblo padece.
¡Qué ironía la vida suele dar!
Se pierde la fuerza de los policiales
y el sonido de la autoridad enmudece…
Ahora la infamia brota a borbotón
en los estados de Colorado y de Washington
cabezas con tufo y la mente sanana
facultadas hacer lo que se les pegue la gana,
culpables los que promueven nefasta legislación
le vale más el dinero que obtienen de esta condenación.

Julio Medina
10 de enero del 2013

ANIMO, LEVÁNTATE, TÚ ERES ÚNICO Y VALIENTE

ANIMO, LEVÁNTATE, TÚ ERES ÚNICO Y VALIENTE

Recuerda, que tú eres una persona muy importante,
muy valiosa para perderse por el mundo.
nada de lo que hay por las calles, son verdad,
todo son fantasías que, en nuestro cuerpo termina.
No escuches los malos consejos, no dejes que la
mala influencia llene tu vida.
Tú eres distinto, tú eres una joya custodiada por
los ojos de Dios, Él te ama, y desea tu libertad.
Recuerda, que eres un varón lleno de virtud.
Recuerda, que eres una mujer capacitada para
llevar adelante lo que deseas.
No des lugar a las heridas, a las palabras que tratan
de desanimarte, tú has nacido para cumplir las metas,
tú no eres ningún fracasado, tampoco eres feo,
tú eres la persona más bella y preciosa que pueda
existir. Animo y a sacudirse como el perro se sacude
del agua.
Estas son mis palabras para todos los que leen.

(José A. Monnin)
05/03/2013

Esto es una nota para todas las personas, que creen que sus vidas no son nada, que no tienen sentido, que son ofendidos por los demás, que han perdido las fuerzas y las esperanzas de continuar. Deseo que te levantes y tomes posesión de tu lugar, ese lugar único que es la pieza original. Les dejo un abrazo anorme a todos. TÚ ERES MUY IMPORTANTE. No lo olvides

¿Qué estamos haciendo?

¿Qué estamos haciendo?
[img align=center width=410]http://cache.boston.com/universal/site_graphics/blogs/bigpicture/athens_12_15/a01_17270959.jpg[/img]
Galopantes locuras
enlazan la Tierra.
Ambiciones de tomar y timar
de marchar y machacar
de vencer y vender.

Doblegados los pueblos,
desmoronados…
hermandad sin manos,
prosa sin rosa,
rosa sin bocas,
bocas secas,
salobres dolores,
dolores de pobre.

©Gustavo Larsen, 24/10/13

Hijo nativo

Hijo nativo
[img align=center width=420]http://www1.rionegro.com.ar/diario/2009/05/26/images/100150_original.jpg[/img]
Hay en tus manos de alfarero profundos abismos.
Son tristes y te condenan a vivir.
La noche se alarga como tu día de trabajo.
Es fría como tu jornal.
Pero tus pies han siempre caminado limpios,
por un camino de rocas cristalinas
que nuestros zapatos no encuentran.
Tus migajas son inmaculadas,
aunque el rancho tenga un piso de tierra
y un techo de vinchucas.
©Gustavo Larsen, 09/01/2013