Poemas :  La elegancia
La elegancia

La elegancia, es el comportamiento desde el interior de la vida
Es una cualidad, que fluye en la sangre del ser con amor conseguida
Nutre y alimenta el alma, con alegrías y felicidad permanecida
La elegancia, despierta el conocimiento y al intelecto va dirigida
Se mueve con gracia y sencillez, en belleza adorada y añorada convertida
Es un conjunto de valores, de la naturaleza al ser humano, con amor ofrecida
La elegancia es gracia y es una virtud, con nobleza agradable, del pabilo encendida
Es la libertad de elegir, es el camino ideal de la vida adorada y querida
Es el grito emancipador, que sale del espíritu, la expresión ideal preferida
La elegancia es la mezcla de lo natural y humano, de aires y mentes atrevidas
Que sale desde el interior, es el caminar, es el hablar y del vestir sorprendida
Es saber buscar el amor y la pasión, es el deseo que sangra por la herida
La elegancia es saber fornicar, saber escribir, callar, otorgar y llorar en la huida
Es arte, es intuición, es genio y figura, es personalidad hasta en la despedida
Es un cúmulo de grandes y pequeños detalles, que arropan al ser y la hacen una persona distinguida
La elegancia hechiza con sus encantos, la belleza hermosa de un don especial revestida
Es un jardín florecido, que embriaga con sus fragancias la vida placentera, por todos, más que justa y merecida
Es un aroma, es un perfume, que hipnotiza de su esplendorosa naturaleza agradecida
La elegancia, es una ola del mar, que va y viene en sus arenas blanquecinas recogida
Es un riachuelo, que fluye transparente y armonioso de sus aguas puras protegida
Son los rayos de la luna llena, que arden de emoción, la pasión con fuego prendida
La elegancia es una filosofía, en el trasegar de la vida, extenuantemente exigida
Va adherida a la prudencia con naturalidad y caridad, sin régimen establecida
Es el glamur y el encanto del ser humano, con delicadeza y tesón construida
La elegancia es la armonía, que llena de espontaneidad, la bendición de Dios concedida
Es llenar la vida con mesura, sin extremos, ni chabacanerías, ni de miradas aburridas
Es rociarse de colonias y oler sus agradables esencias de pétalos de flores, por abejas atraídas
La elegancia es el silencio, que doblega la soledad de la vanidad prohibida
Es la sonrisa, que irradia en el rostro, la felicidad del alama pura y buena consentida
Es el hábito, que anida en la virtud del interior del corazón desprendida
La elegancia, es la gracia maravillosa de porte y distinción, del ser complacida
Es la sobriedad, que cubre de pulcritud y respeto y de buenos modales concebida
Es la riqueza del alma y el perfume del espíritu, por todos apetecida

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga sep 23-2022
Poeta

Poemas :  La muelona
La muelona

Una noche oscura, de gruñidos y alaridos de bestias y otros animales
Caminaba un desgraciado andariego, vociferando pestes de sus horribles males
Bajó entre piedras el camino oscuro, hacía la quebrada los cristales
De pronto empezó a sentir presagios de sombras y señales
Voces de ultratumba hacían eco en las montañas que adornan a los mortales
Una ventisca huracanada estremecía los arbustos y los escasos matorrales
Un olor a azufre se esparcía por la estancia, donde acechan los criminales
Y allí, apareció en medio de la oscuridad, una esbelta mujer, con ritos macabros excitantes y sexuales
Hermosa y bella, de cabellera negra y de risas tenebrosas infernales
Movía su esbelto cuerpo con escalofriantes bailes de sexo fantasmales
Sus ojos grandes hechizaron al desgraciado vagabundo, presagiando sus funerales
Boquiabierto, ido e hipnotizado, cayó en los brazos de aquella mujer, de besos ardientes conyugales
Esplendorosa y risueña, abrió su descomunal boca y aparecieron sus muelas inmensas colosales
Con sus afilados y enormes dientes, destrozó el rostro del desgraciado, con mordidas letales
Le arrancó con sus muelas el corazón y las entrañas sangrantes viscerales
Manchada de sangre putrefacta, destrozando la presa, como las hienas y sus chacales
Y allí en medio del camino oscuro, quedó tendido el vagabundo, hecho piltrafas, sin ruidos, ni ritos ceremoniales

Cuenta la historia de mitos y leyendas de la época colonial, de parroquianos vivida y sufrida
Mujeres hermosas venidas de tierras lejanas, de esclavitud y de huidas espantosas ocurridas
Cautivadoras, amorosas y de favores sexuales de dineros sudorosos conseguidas
De magia y de rezos, pócimas y ungüentos, leyendo la mano, de naipes y de fumarolas de tabacos calientes y chimeneas viejas podridas y raídas
Con argucias y artimañas “la Maga” con hechizos y componendas a los terratenientes les daba la bienvenida
Esta placentera mujer se apoderó de fincas y haciendas, ganados y caballos, la Doña, dueña y ama reconocida
Montó bares y tabernas de mala muerte, de enfermedades venéreas de lejanas tierras traídas
De jugadores, borrachos y bebedores empedernidos, era escalofriadamente adorada y temida
Era la hermosa reina de estas tierras, de jardines de pétalos de rosas y orquídeas florecidas
Y una noche de lluvias huracanadas, fue vilmente asesinada por un forajido, su cuerpo y alma al infierno, por siempre desaparecida

Desde entonces “la Maga” muelona vaga errante, mostrando su esbelto cuerpo y su inmensa dentadura, como diosa del inframundo bella y hermosa
Persigue a los mujeriegos, desgraciados, forasteros, jugadores de bares, en forma furiosa y espantosa
Se esconde entre piedras y quebradas, en noches oscuras de tinieblas tenebrosas
Destroza a los desvergonzados como fiera, mostrando ser amorosa y cariñosa
Los acecha sigilosa entre cañaduzales, con alaridos de ultratumba escalofriantes horrorosas
Los cubre de abrazos y al besarlos saca sus afiladas muelas, desproporcionadas voluminosas
Descuartiza con su descomunal dentadura a su presa sangrante y de quejidos desgarradores, quejumbrosa
Los devora con su fuerte y atroz mandíbula, de soberbias de odios y rabias ojerosa y azarosa
Con su risa maléfica y malvada, retumba su eco entre las piedras, de alaridos y quejidos espeluznantes, de escenas lastimeras horrorosas.
“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga septiembre 16-2022
Poeta

Poemas :  La mansión del terror
La mansión del terror

Una noche oscura, de relámpagos y truenos, de nubarrones y borrascas tormentosas
Caminaba un forajido solitario, por un camino empedrado de sombras tenebrosas
Pasó presuroso el puente colgante, de movimientos y vaivenes de alaridos angustiosos
De aquel precipicio de la quebrada de los espantos, de los angustiantes y desterrados leprosos
El malhechor, sudaba a borbotones del miedo de caminar errante, agitado y presuroso
Se escuchaban a lo lejos, aullidos de hambrientos lobos y pisadas de huellas quejumbrosas
Aceleró el paso y el camino se estrechaba del desfiladero entre la oscuridad montañosa
El maleante miró hacia atrás y el paso de cerraba, con una tupida neblina blanca espumosa
De repente divisó muy cerca, una casa negra, descuidada, sucia y andrajosa
El portón antiguo de madera se abrió con chirridos alarmantes, con movimientos estrepitosa
El bandido escuchaba muy cerca el resoplido de los lobos y entró a la casona, tropezando en forma estruendosa
Allí dentro, toda era oscuridad y miedo, de calma, sorpresas y sosiegos parsimoniosas
Afuera empezó a tronar con relámpagos, que iluminaban la casona grande, nauseabunda y espaciosa
El pulso se le aceleró al bribón y se llenó de pavor y pánico, de ver que algo se movía en forma silenciosa y misteriosa
Las mechas del hampón se encresparon y la piel se le erizó ansiosamente de estupor temblorosa
De un aposento salió un esqueleto, danzando dantescamente con movimientos asombrosa
Al granuja, se le hizo un nudo en la garganta, mudo y sin voz, de señales de auxilios angustiosas
Revoleteaban por el recinto unas calaveras y se bamboleaban como sombras presurosas
Empezó a escuchar voces de ultratumba, espeluznantes, pavorosas y horrorosas
Salían del sótano y subían por las escaleras, gritos alucinantes horrendos escalofriantes y espantosos
El facineroso, estaba en una guarida de difuntos encantados, apestosos, nauseabundos y olorosos
Eran muertos endemoniados de quejidos dantescos, morbosos y tumultuosos
El resplandor de los relámpagos dejaba ver el tejido de telarañas fastidiosas y escabrosas
Las escaleras empezaron a crujir y empezó a sentir un pánico que hiela la sangre atroz y peligrosa
De pronto, sobre la pared empezó a surgir la escalofriante sombra de lucifer, con cachos y rabo de olores a chivo viejo y azufre, de movimientos fantasiosa
El bribón estaba metido en la mansión del terror, de misterio, de horrores de tumbas cavernosas
Escuchaba voces de espíritus del más allá, malignos alucinantes y pavorosos
Fuerzas oscuras de satanás, que albergan en almas de orgullos y de maldades estruendosas
Ímpetu, malicia crueldad, muerte y depravación del ser de egos de riqueza y de robos lujuriosas
Se arrinconó sobre el alero de un cobertizo pidiendo perdón el malhechor y se empezó a abrir el piso, como tierra de arenisca polvorosa
Y comenzó a surgir de la tierra un sarcófago, con la tapa del ataúd abierta, sacudiéndose y moviéndose estruendosamente garbosa
Mansión del terror, llena de catacumbas, de muertos, de esqueletos de sombras oscuras resbalosas
Y sobre los pies del tenebroso antisocial, se abrió otro sepulcro oscuro y nauseabundo de cubierta haraposa
Se resbaló en la tierra movediza y cayó de bruces en la sepultura sin cajón y la tapa se cerró en forma silenciosa y misteriosa
Se escuchó el crujir al cerrarse la tapa del sarcófago y allí quedó el villano, que, en cuerpo y alma en el inframundo, de dolores angustiantes reposa
Encerrado en el infierno y en tinieblas angustiosamente por nadie visto y se esfumó en forma vaporosa
Se fue la vida de un malhechor, de un asesino, de un corrupto, sabiendo que la vida es preciosa, linda esplendorosa y muy hermosa
Y allí en la mansión del terror, quedaron esparcidos sus alaridos, sus lágrimas, sus maldades, sus atrocidades, sus robos, sus masacres, sus crimines y también sus miedos, en forma de alaridos y sombras melodiosas.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla -Bucaramanga agosto 25-2022
Poeta

Poemas :  Déjame mujer
Déjame mujer

Déjame salir mujer, de su ardiente y palpitante corazón
Déjame suspirar en otro amor y respirar en otra relación
Ver otra luz, otro sol, otro cuarto y otra habitación
Presenciar otra luna, otra oscuridad, que alumbre con su vela la cena y su función
Déjame componer otra poesía, otra melodía y entonar otra canción
Gritar con el alma el grito emancipador de la revolución
Déjame acariciar otros rostros y besar otros labios llenos de emoción y pasión
Quitarme de encima sus cobijas que, en las noches frías, enfriaban la relación
Deja que lleguen otros veranos, otros otoños y alejen el invierno de su estación
Déjame acariciar otros jardines, oler otras rosas que cuelgan de otro lejano balcón
Oler otras fragancias, otros perfúmenos, otras caricias y otra ilusión
Soñar y volar tranquilo en la soledad de mi imaginación
Déjame mujer susurrar otros oídos y escuchar de otros labios, otra información
No me espantes más, ni me llene de pánico, ni de caos, ni de confusión
Déjame conducir el camino de mi vida y manejar mi caballo, mi yegua y mi camión
Deja de robarme el alma, que me deja el espíritu desnudo, como ladrón sin pantalón
Ver otra película, otro final en otro teatro y otra acalorada función
Contemplar otros volcanes, otros triángulos amorosos y otra mirada de admiración
Déjame estar a solas y pedirle a Dios, su gracia, mi perdón y mi adorada bendición
Me llenas de pecados mujer, sin cura, sin reflexión, ni espacio para la confesión
Déjame besar otros labios, acariciar otro cuerpo y tener otra tentación
Solo veo su camino árido y polvoriento, que me acorrala en su callejón
Deja que el coronavirus se aleje de mi respiración y se alivie el agitado pulmón
Déjame volar a otro planeta, ver otra luna, otras estrellas y otra dimensión
Deja de enloquecerme con sus cantaletas, rabietas, soberbias y su espelúznate sermón
Me voy a dormir en otra estera, porque no hay espacio en su cama, ni en su colchón
Envenenaste el queso de la emoción y mataste la pasión y el rabo del ratón
Chamuscaste mi cuerpo en las llamas ardientes de su corazón y me jedaste como un carbón
Me arrebataste el lápiz, el boceto, el verso de la poesía y la musa de mi inspiración
Ya no serás más, mi dulce Dulcinea, ni yo seré su querido y adorado Napoleón
Me ahorcaste con el lazo de su amargura en el palacio de su inquisición
Me encerraste en la cárcel con sus barrotes, sin pena, sin reo, ni acusación
Déjame presenciar por última vez la bella naturaleza y su esplendorosa vegetación
Me herviste en su caldera con su pócima y ungüentos y me envolviste en su sazón
Me marcho para siempre de su lúgubre y terrorífica mansión
Deja de hacerte la crucificada y la que carga siempre con su procesión
Ya no me quitaras los pantalones, ni yo volveré a quitarte el brasier, ni la fragancia de su calzón
Deja que mi barca parta a otro puerto, buscando otro amor, otro placer y agite mi acalorada embarcación
Mujer, déjame tocar una melodía de despedida y mi última poesía, que salen de mis versos hechas canción, en mi acordeón
Vendrán otras adoradas y queridas mujeres, otros amores, otras pasiones, otros nudos, otro crucigrama, otra huida y otra salida sin eslabón
“Joreman” Jorge Enrique Mantilla- Bucaramanga agosto 24-2022
Poeta

Poemas :  El vino, bebida de los dioses
El vino, bebida de los dioses
Vino, que alegra el interior del alma y cambia el semblante de la vida
Placer encantador que cierra las brechas de la sangrante herida
Vino, que relaja los sentidos y hace ver linda y hermosa a la amante querida
Vino, que lo transporta por lugares mágicos y exóticos, la existencia vivida
Llena de sensaciones al ser, de placer, desterrando las nostalgias y las soledades desaparecidas
Vino, bebida de los dioses del olimpo, que arde en el cuerpo la llama encendida
Bebida exquisita, suave y amable, hecha y fermentada a la medida
Vino, que acompaña la cena a la luz de la vela, con la hermosa mujer preferida y la única elegida
Bebida que embriaga, brinda y sonríe con sus burbujas, alejando penas del ayer sufridas
Vino, que acompaña a la humanidad desde la antigüedad, de tiempos remotos, olvidadas y divertidas
Calma y apacigua el dolor, la enfermedad, de la existencia de Dios, con su Don protegida
Segaron la cosecha y se llevaron las uvas verdes, rojas y moradas, las mejores escogidas
Las fermentaron en toneles, en pipas de madera de silencios estremecidas
Vino añejo con los años, como la vida, que se arruga con el brindis, el placer, acogida
De tonos y texturas de colores, sabores y aromas, que el paladar degusta de atardeceres o de anochecidas
El vino es vida, es el momento sublime de la consagración de Cristo, su sangre derramada por el hombre entendida

El vino abre el júbilo a la ardiente y acalorada pasión
Arde en las agitadas entrañas, aclarando el horizonte y la nublada visión
Deja al descubierto el palpitar acelerado del sangrante corazón
Brindis burbujeante, que, a la amada furtiva, estrecha el cuerpo y la emoción de su relación
Vino, que envuelve el ocaso del atardecer, llenándolo de arreboles en la agitada sensación
Aromas que desprenden del acantilado, las burbujas de la imaginación
Vino, que arrastra los pensamientos, los versos para el amor y las poesías hechas canción
Sus sabores y fragancias son placeres que agitan el alma, con el brindis y el grito de la revolución
Bebida que mueve la vida de noche y de día, de negocios, de alegrías, de amores que llevan a la admiración
Se añeja en cántaros, como se añeja la vida, con pensamientos y reflexión
Viñedos que descuelgan los ramos de uvas, fermentando el pecado de la confesión
Vino, que hace olvidar traiciones y sangrantes penas, lleva al saludo, al abrazo y al brindis de la invitación
Familiares y amigos, brindan con vino, por la salud, por la amistad, pidiendo a Dios la bendición de su protección
Tomar una copa de vino es disfrute, es gozo, es alegría, es brindar con júbilo el bacanal con jolgorio de exclamación
El vino es una bebida que inspira al amor, a la pasión, al éxtasis, sin recodo ni vacilación
Vino burbujeante y frío para acompañar y brindar con la mujer querida y amada, en el balcón, en el comedor o en cualquier rincón de la habitación.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga agosto 17-2022
Poeta

Poemas :  Cachones y cornudas
Cachones y cornudas

Cuentan los escritos de mitos y leyendas, de la historia antigua maravillosa
Muchos siglos antes de la llegada de Jesucristo a esta tierra hermosa
Floreció en Grecia una cultura de dioses del olimpo, de reyes asombrosa
Con sus mansiones de cristal, desde las cumbres decidían el destino de los humanos en forma cruel y temerosa
Y en la isla de Creta, la civilización Minoica, de edad de cobre y bronce, de dioses valerosa
Minos, descendiente de Zeus, ascendió al reino de Creta, asesinando a sus hermanos en forma misteriosa
Ofreció un sacrificio al dios Poseidón, dios de los mares calmados y de vaivenes tormentosas
Le pidió un toro, que surgió de las profundidades del mar en olas fantasmales monstruosas
Y Minos prometió al Cielo, sacrificar al hermoso y esplendido animal, a su dios con un ritual de llamaradas victoriosas
Pero al ver el toro tan hermoso, no le cumplió al dios Poseidón y sacrificó otro toro con desleal mentira engañosa
Y Poseidón castigó al rey Minos, inspirando en su bella esposa Pasífae, de pasiones ardientes peligrosas
Una emoción arrebatadora y perversa por aquel precioso toro, de fogosidad y de lujurias amorosas
La encantadora Pasífae se sentía engañada y maltratada por Minos, con llantos de sufrimientos y de lágrimas piadosas
Porque el rey Minos, mantenía relaciones sexuales con infinidad de mujeres bellas y muy preciosas
Y la primorosa esposa Pasífae, incitada y acalorada por su acuciante pasión, dichosa y caprichosa
Acudió al carpintero Dédalo, para que le construyera una vaca de madera hueca, escultural y majestuosa
Forrada y olorosa a piel de bovino y se metió allí Pasífae, con las piernas metidas en los cuartos traseros, con su fragor ardiente y vigorosa
Dédalo hizo rodar la vaca donde pastaba el hermoso toro, de belleza de dioses esplendorosa y fabulosa
El toro del dios Poseidón, se le encaramó a la vaca y copuló en la vagina de Pasífae, temblorosa de gritos sexuales calurosa
De esta unión bestial de contubernio, nació un niño mitad humano y mitad animal, de cachos protuberantes, del deseo carnal vergonzosa
La reina Pasífae llamó a la bestia Asterión, el Minotauro de pasiones carnales, vengativas presurosas
Al ver al niño con su cornamenta, el rey Minos descubrió la aventura bestial de su amada esposa, de perdones y de lágrimas llorosas
-2-
De las leyendas, de mitos, de dioses, de hombres, de reinos, de bestias y sacrificios que llaman las atenciones
Se remonta desde la antigüedad, la denominación de cornudo, en las intimidades secretas de las conversaciones
Al marido cuya esposa le ha sido infiel en la relación conyugal, alterando el amor, del caos y de las horrendas confusiones
Cornudo y cachón, apelativos al marido y esposo inocente al clamor de sus desesperaciones
Hoy en día, en una sociedad igualitaria, donde la mujer se, equipara con el hombre en sus labores y obligaciones
La cornamenta de la infidelidad es pareja, en las nuevas y liberadas generaciones
Las andanzas secretas y furtivas de los casquivanos, hacen llorar los agitados y sufridos corazones
Cornudos y cachones van de la mano, con cornudas y cachonas, al elixir de la pasión en las acaloradas emociones de las habitaciones
La esposa se siente sola e ignorada, sin apreciar la fragancia y el perfume de sus amores y la belleza de sus atenciones
Se pierde la conexión de la pareja, agobiadas por la rutina, llena de soledades y melancolías, en el rostro de sus expresiones
Se llenan de venganza por el engaño y la baja autoestima, encerrando los espantos de sus iras, sin perdón, ni reflexiones
Cachones y cachonas, cuernos de la bestia que azota y martiriza los amores, con pesadillas espantando el sueño de las imaginaciones
Más amor, más comprensión, más tolerancia, menos egos y vanidades de poder y grandeza, en sus lánguidas mansiones
Más afecto y ternura de las parejas en la adoración de su predilección, alejando los horrores y los temores de las desesperaciones.
“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga agosto 15-2022
Poeta

Poemas :  Mujer ajena
Mujer ajena

Me enamoré de una señora placenteramente bella, pero de caricias y de corazón ajena
Perdóname Dios, por desear la mujer del prójimo, que con su amor me oxigena
Mujer de otro, que, con su pasión ardiente, me asfixia y con su pócima me envenena
Mujer ajena, que con su fogosidad a mi cuerpo y alma desordena
Eres una lengua de fuego, convertida en llamarada que me quema y me condena
Mujer ajena, de lujurias que con frenesí me golpea el rostro con su melena
Llena de erotismo y éxtasis, dejándome extenuado y agotado al fragor de su faena
Eres toda una abeja, que pica arriba y abajo, arrastrándome al aposento de su colmena
Mujer bella y ajena, delirio y seducción, el arrebato que a mi corazón sangrante cercena
Eres mi jardín florecido, mi orquídea, mi rosa, mi tulipán y mi adorable azucena

Cómo me duele verte partir en las madrugadas, triste y llorando en su despedida
Dejando el corazón palpitante, desordenado con la fragancia de su aroma en su partida
No sé si el amor se queda o parte raudo, dejándome el alma sangrando por la herida
La esperan otros brazos, otros besos, otras pasiones, otros toros furtivos y otras corridas
Mujer ajena, incierta y vacilante, que el tiempo pasa y el corazón nunca olvida
Llegaste en un bar, como mi cerveza, mi ron, mi yerba, la bebida de mi vida
Eres mi tuza, mi moza, la taberna del sexo ardiente, en mi cuerpo permanecida
Mujer ajena, que me diste su encanto, su hechizo, sus pócimas en pasión convertida
Eres mi diabla, mi infierno, mi averno, mis tinieblas, que prenden mi arrebato en llamas encendidas
Mujer de otro, mi fantasía, mi alucinación, mi ceguera, que vuela en mi imaginación, la desnudez atrevida
Dejas mi cuerpo agonizante, restregando con sal y vinagre, las llagas de mis heridas
Mujer, que me arrastra en la oscuridad de sus tinieblas y encadena mi lánguida huida
Eres un fantasma, una silueta femenina bella y un espíritu misterioso, que asusta escondida
Mujer ajena, que llegaste como paloma mensajera anidando en el calor del lecho de mi vida

Quisiera huir y marcharme, zafarme de este amor fugaz, en las tinieblas encontrado
Evadir los espantos que me atormentan de ese amor pasionario, con lágrimas recordado
Escabullirme y esquivar a la mujer ajena, sin comprometer las promesas de confesado
Perder la contienda y el combate, de la cama y del sexo ardiente, que con ansias me ha entregado
Mujer ajena, que, con su pasión y fogosidad de su cuerpo bello y hermoso, con mis fuerzas deseado
Me dejas agonizando y nervioso, del corazón latiendo preocupado
Mujer ajena, que llegaste como borrasca huracanada, la mejor tormenta, que con su furia me ha golpeado
Abriste mis entrañas y moribundo en mi boca, sus ardientes labios, con frenesí me has besado
Me diste amor, pasión y emociones, todo ha concluido porque mi cuerpo agonizante ha enfermado
Adiós para siempre mujer bella y ajena, mi espíritu vuela al infinito, no sé si al cielo o al infierno, la pesadilla ha finalizado y con la muerte, el amor y la pasión ha terminado.
“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga agosto 12-2022
Poeta

Poemas :  Eres todo lo que quiero y amo
Eres todo lo que quiero y amo

Eres mi estrella, mi lucero que vaga en el infinito perdida
Mi luna llena, que alumbra mi cabaña, en las madrugadas dormida
Eres todo lo que quiero y amo en esta hermosa y placentera vida
Mi llamarada, que arde en mi corazón con fuego encendida
Eres mi abeja, que chupa el néctar de mi alma, del panal sorprendida
Eres la cirugía, que remienda y cura mi sangrante y escalofriante herida
Eres todo lo que quiero y adoro, por los caminos del horizonte de mi agitada vida
Mi ola del mar, que va y viene en las arenas blanquecinas, de playas prometidas
Eres mi flor y mi orquídea, la fragancia olorosa de tu cuerpo poseída
Mi risa, mis carcajadas, la felicidad con sonrisas revestidas
Eres toda mi pasión, mi seducción, el frenesí de mi alma divertida
Todo lo que quiero y amo con veneración de Dios, por siempre agradecida
Eres mi cerveza, mi aguardiente y el licor en las noches de amanecida
Mi comida y mi plato preferido, que mi paladar, en tu boca compartida
Eres mi yerba, mi cigarrillo, mi éxtasis de fumarolas estremecidas
Mi adorada y consentida mujer, mi bandolera, asesina y bandida
Eres todo lo que quiero y adoro, mi bendición del Creador concedida
Mi huracán, que arrastra mis ventiscas con borrascas estremecidas
Eres mi culebra, mi cascabel, que me introduce el veneno en tu apasionada mordida
Mi ciudad, mi pueblo, mi calle real, convertida con tu belleza en esplendorosa avenida
Eres mi dolor de cabeza, mi jaqueca, la migraña de tu ardiente amor atribuida
Eres mi revolución, el grito de emancipación, que retumba en mi corazon transmitida
Eres el atardecer de mi ocaso, que nos agarró en la maleza escondida de anochecida
Mi suma, la multiplicación de mi delirio y frenesí, en tu alma dividida
Eres mi sota de copas, mi naipe, mi as bajo la manga, para ganar la partida
Mi diosa del olimpo, mi nube y mi neblina, en el infinito desvanecida
Mi hermosa dulcinea, cabalgando en mi lomo de rocinante, con besos exhibida
Eres mi diente y la muela de mi boca, del paladar sin fuerzas extraída
Mi jardín, mi rosa, mi tulipán y margarita de tus fragancias, del aroma seducida
Mujer linda, hermosa, bella y placentera, de egos, vanidades y de andares presumida
Eres el sol ardiente, que quemas mi piel rojiza y de callos endurecida
Eres mi agonía, mi sombra y mi demonio, del infierno enloquecida
Mi dulce hechizo, el maleficio de mi perdición y la muerte en mi panteón, entristecida

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga agosto 03-2022
Poeta

Poemas :  La sabiduría
La sabiduría

Ser sabio, es haber aprendido de la vida sus inagotables lecciones
Es descubrir y trasegar diariamente los caminos llenos de sabiduría y reflexiones
Ser sabio, es enseñar desde el alma, los conocimientos a las nuevas generaciones
Dejar los recuerdos y anécdotas escritas en bocetos, con la sabiduría de las informaciones
Ser sabio, es extender de la mano del entendimiento a las investigaciones
Es la experiencia del hoy, que queda en el ayer, para el mañana y llenarse de admiraciones
La sapiencia es el carácter de la inteligencia, con discernimiento en las discusiones
Es la prudencia en aplicar el conocimiento, con profundidad de sus conclusiones
Es la sensatez y claridad del juicio, con cautela y responsabilidad en las precisiones

La sabiduría tiene sus enemigos, en la inmadurez de la insolencia
En el odio, en el rencor y en la soberbia, que arrastran los egos de sus violencias
La angustia, el sufrimiento, el desespero y el hambre, cierran el conocimiento a la inteligencia
Son sombras huracanadas del mal, que nublan la sapiencia de odios y rabias, con furor y vehemencia
El que no escucha al sabio, lo atormentará la desgracia y la soledad de su lánguida negligencia

Dios, es la fuente de toda sabiduría, inteligencia, amor, paz y conocimiento
Todo lo sabe, todo lo conoce y es Omnisciente y en Él están los secretos de los pensamientos y sentimientos
Le dio al ser humano el cerebro y la fortaleza de la sabiduría para adentrarse en sus descubrimientos
Con bondad, la sabiduría es luminosa y eterna, con la perfección de los argumentos
La sapiencia lleva a razonar y pensar con inteligencia y educación, por los recorridos y travesías de los entendimientos
La sabiduría es el saber, es la sapiencia y cultura, es el camino que lleva a encontrar a Dios, en sus razonamientos

El conocimiento, con la inteligencia del entendimiento, hacen del ser su inagotable grandeza
Arropa a la sabiduría con su aprendizaje, llenando de información el castillo de su riqueza
El ser sabio se llena de reflexiones, de valores y conocimientos, haciendo de su interior la trinchera de su fortaleza
Ancestralmente la sabiduría se les atribuía a los ancianos, por la experiencia en la sapiencia de sus nobles destrezas
Hoy se ha perdido esa leyenda del viejo sabio, que lo llenaba de orgullo y respeto en su naturaleza
Se han ido al olvido los recuerdos de los ancianos sabios, que nos llenan de lágrimas y tristezas

La sabiduría, es una habilidad del conocimiento, que fluye misteriosa y silenciosa
Es el conocimiento profundo del ejercicio del estudio, generoso, luminoso y maravilloso
Es el uso de la razón, del buen juicio minucioso, de su interior majestuoso
Ser sabio, es ser justo, es llenarse de valores y reflexión, de virtudes, grandioso y respetuoso
Ser sabio, es llenarse de sabiduría, de sapiencia, de responsabilidad, cauteloso y cuidadoso
El ser humano atesora conocimientos con discreción y previsión, estudioso y hacen ver de la vida su alegría y de horizontes armoniosos

“Joreman” Jorge Enrique mantilla – Bucaramanga agosto 01-2022
Poeta

Poemas :  Padre querido
Padre querido

A todos los padres, hoy en su día, con cariño y abrazos, nuestras felicitaciones
A ese padre querido, que alegra los ardientes corazones
Pidiéndole siempre a Dios, en su infinita bondad, que nunca nos abandones
Ese padre adorado, también se merece junto a la madre querida, todas nuestras atenciones
Ese padre amado, el que está ahí al frente de la batalla, en las trincheras y en todas las situaciones
A veces se ve serio y riguroso, pero también está lleno de agradables sensaciones
En su rostro también brilla la alegría, el regocijo, las risas cargadas de satisfacciones
Padre apreciado, lleno de sueños para sus hijos, atiborradas de futuras imaginaciones
Es el encargado de los cuentos, de las leyendas y del esparcimiento en las agradables reuniones
Padre querido, siempre atento a calmar y solucionar los miedos y preocupaciones
Se le mide a todo, a los espantos, a los adefesios y pánicos, al peligro sin medir consideraciones
Siempre está ahí al lado de sus hijos, luchando por el bien, con ahínco en sus obligaciones
Temperamental y recio, también tiene su espacio para los amores, pasiones y gratas emociones
Hoy en el día del padre, para él, de Dios, todas las amadas y religiosas bendiciones

Ser padre, es un honor, es el que engendra al hijo con la amante, mujer y esposa, lleno de fervientes y apasionados amores
El que cría al vástago, inculcándole valores éticos y morales, como aquellos antiguos profesores
El que enseña y orienta al retoño por el camino del bien, respetando el honor y la gloria de sus superiores
Aquél, que como todo humano y pecador, con sacrificio enmienda sus caídas y errores
Padre que protege al fruto de su amor, con su trabajo y con sus ardientes y sofocantes sudores
Aquél, que valientemente espanta del hogar, miedos, peligros y enfermedades, fantasmas y horribles temores
Padre es aquél, que da confianza al amado descendiente y le enseña los avatares de la vida con rayos encantadores
Padre abnegado, luchador y trabajador para sus herederos, está pendiente de aquellos furtivos cazadores
El que sólo alberga en su corazón, por sus hijos, ayudas de amores y cariños protectores
Es aquél, que empieza la rumba, la alegría y el festejo, es el de la música, con detalles y pormenores
También tiene su lado amable y de sus adorables reinas, es el picaflor de amores seductores

¡Oh! Padre adorado y querido, ya estás llegando a viejo y lento en sus movimientos
Ya eres un tierno abuelo, lleno de recuerdos y nostalgias, llenas de sentimientos
Sembraste valores, cariños y amores fraternales y hoy estás recogiendo su cosecha y sus frutos llenos de reconocimientos
Padre, su cabello se tiñó de brillantes canas y su conciencia se atiborró de conocimientos
Veterano de mil batallas, como no dedicarle un bello poema y por su crianza, elevarle una estatua en sus monumentos
Me parte el alma, verlo hoy tiste, solitario, acongojado y meditabundo, en la habitación de sus alojamientos
Padre adorado y abuelo querido, se llenaste de pastillas, de enfermedades y medicamentos
Pedirle siempre al Creador, su adorable bendición y para él, todos mis abrazos, mis saludos y mis lágrimas en sus últimos abatimientos.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla- Bucaramanga junio 26-2022
Poeta