Poemas :  Ser y no ser
Ser y no ser

No es la belleza física la que hace a una mujer hermosa
Es su bello interior y su corazón que late lleno de amor en su silencio maravillosa
No es el tallo espinoso que hace ver a la rosa con sus pétalos esplendorosa
Son sus fragancias y sus bellos colores que esparcen perfúmenos de olores deliciosas
No es el hábito que hace de la monja una mujer religiosa
Es su entrega al más necesitado y con sus obras de caridad que la hacen valerosa
No es el ego y la vanidad que hacen ver del hombre su inteligencia asombrosa
Son sus valores éticos y morales que lo encumbran como un ser y una persona respetuosa
No es el mejor país el que tiene los mejores recursos de la naturaleza exuberante y grandiosa
Sólo el que tiene el mejor pueblo, que cuida en armonía con el medio ambiente en forma afectuosa
No es el mejor vecino el que tiene el mejor automóvil y que hace parrandas escandalosas
Es aquel vecino, él que le tiende la mano, lo ayuda y lo aconseja con alegrías armoniosas
No es el mejor amigo, aquel que está en los momentos de euforia y gloria victoriosa
Sólo es el mejor amigo, el que está en los momentos tristes y afugias, de enfermedad y dolor con el saludo y abrazo con alegrías contagiosas
No es la compañera, ni la amante ideal, aquella que da cantaletas y revoletea como mariposa ardiente y vigorosa
Sólo aquella preciosa, la que vibra con su amor cariñosa, leal y fiel y la hacen la amiga confidencial en el hogar y ser una mujer gloriosa y majestuosa
No es el mejor patrón o empresario, aquel que le paga un salario y lo trata en forma déspota, rigurosa y espantosa
Buen patrón es aquel que le paga un salario más que justo y lo hace ver en su empresa como persona importante y amistosa
No es aquel ser, que se cree importante, que grita y vocifera con palabras de calibres peligrosas
Tampoco es aquel sumiso y obediente que baja la mirada complaciente silenciosa
Es la persona que tiene en su interior el alma buena y pura que resplandece en su rostro de alegrías esplendorosas
El que se desprende de algo terrenal para dárselo al más necesitado en forma amable y generosa
Aquel ser humano que ve y siente la presencia de un ser superior que todo lo puede en forma amorosa y asombrosa
El que ve la vida placentera en forma armoniosa alegre y con felicidades majestuosa
Y no para vivirla con miedos y espantos, con maldades de terrores tenebrosa
La vida es un sueño hecho realidad, llena de encantos de su naturaleza milagrosa
Por qué la transitamos por caminos polvorientos y espinosos y nos rodeamos de envidias, de egos, de orgullos ¿de soberbias y de traiciones rencorosas y dolorosas?
¿Acaso no has contemplado a solas la bella naturaleza, los animales en la pradera, el cántico de las aves, el hermoso arcoíris y el revoleteo de las mariposas fabulosas?

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga julio 07-2024
Poeta

Poemas :  ¿A qué huele la guerra?
¿A qué huele la guerra?

Huele a sangre derramada
A tierra fértil arrasada
Huele a pólvora de misiles disparada
Apesta a vísceras en las trincheras arrancadas
Huele a azufre, que arde en los ojos apagada
A familias enteras diseminadas
A niños huérfanos de lágrimas y llantos en sus rostros tristes lloradas
Huele a hogares arrasados por la crueldad, sin razón visitadas
Huele a invasión del fuerte al débil, sin causa justificada
La guerra huele a muerte y la vida inmisericordemente terminada
Huele a pesadillas, a miedos y espantos, sin sueños, nunca ni jamás soñada, ni olvidada
Hiere al corazón y el alma sufre y se desgarra en llantos manchada
Huele a morteros en trincheras de tanques y aviones rodeadas
La guerra huele a incomprensión de la humanidad, que huye despavorida y asustada
La población humilde pide agritos con pañuelos blancos, que por favor de los misiles mortíferos sea salvada
De nada sirven los ruegos, las reuniones, las conferencias, si todo queda en habladurías murmuradas
¿Acaso los que sufren los avatares de las guerras, han sido por el resto de las poblaciones olvidadas?
Recuerden que el paso por esta tierra, la vida sólo es por unos instantes prestada
La guerra huele y apesta a cadáveres putrefactos, de las potencias evitada
Huele a la espeluznante muerte, cadavérica y huesuda, olorosa y desnudada
¿Acaso la hermosa y placentera vida, que Dios nos ha dado no es respetada?
La vida de los seres humanos por las guerras y sus horripilantes muertes, ha sido una y otra es golpeada
¿Acaso la preciosa vida con la muerte cruel de los misiles de la guerra ha sido amenazada?
Todo lo que atente contra la vida del ser, las guerras, el poder, es una acción equivocada
Todo en la vida se puede con voluntad y armonía, la tierra alcanza para todos y debe ser repartida y negociada
¿Por qué pasamos de agache y no queremos ver el sufrimiento de aquel ser y su vida vilmente asesinada?
¿Acaso no sentimos en carne propia a aquel ser que sufre y llora, padece sufrimientos, hambre y sed de las guerras, por otros provocada?
¿Acaso la vida de los otros, de aquellos humildes, de los que mueren, de aquellos que luchan por un pedazo de tierra, no vale nada y debe ser de sus vidas ignoradas?
¿Has pensado en un instante a qué huele la guerra?
¿Qué dolor se siente al ver pasar un tanque disparándole a la vida?
Qué pueden ver los ojos de aquel bello ser, de aquel niño huérfano al ver cruzar los cielos de aviones y misiles, ¿Qué explotan con soberbias destruyendo sus casas y hogares, que una vez jugaron con sus padres y hermanos de abrazos y risas admiradas y acariciadas?
Ya no mas guerras, ya no más olores a pólvora, ya no mas ruidos de sables, ni de tanques, ni sonidos de misiles, ni el retumbar de los aviones, ni del uno, ni del otro, pisoteando de la vida por el fuerte dominada
El olor a guerra debe ser por toda la humanidad con empeño, con ahínco y con voluntad política y con todas las fuerzas rechazada

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga mayo- 2024
Poeta

Poemas :  Mujer esquiva
Mujer esquiva

¿Qué me has hecho, que me tiene rendido a tus pies mujer querida y preciosa?
Desde el día en que se posó en mi camino, como mariposa ardiente y vigorosa
Qué has hecho mujer, que mi vista al verte se puso oscura y borrosa
Me haces ver de tu cuerpo, el jardín florecido como pétalos de orquídeas y rosas
Verte de cerca, mi alma vibra de alegría, sonriendo con lágrimas sudorosas
Me dejas ido y atónito al ver tu caminar, mujer esplendorosa y hermosa
El aire arrastra tus fragancias, dejando el ambiente impregnado de perfúmenos, de aromas deliciosas
Me tiene rendido a tus pies y a tu tierna mirada de ojos gachos adormecidos, mujer cariñosa
¿Qué le has hecho a los latidos de mi corazón con tus encantos, mujer maravillosa?
Me tienes loco y alucinante con tu sonrisa seductora, pasionaria, ardiente y maliciosa
Enamorado y perdido, errante y vagabundo de tus placeres del abismo, que acelera del precipicio, las mieles de los amores misteriosa

Mujer ingrata, que hieres mi alma sin contemplación con desaires, infame desagradecida
Pasa esquiva junto a mi lado, elegante, atrevida y dulcemente vestida
Distraída en su mirada, sin escuchar las súplicas, eludiendo mis piropos como mujer creída
¿Qué le he hecho mujer querida, para que martirice con tus desprecios, mi acalorada y sufrida vida?
Mi camino se torna árido y polvoriento y mi vista en el horizonte está ida y vagamente perdida
En mis sueños ya no te veo, ni en el silencio del atardecer, ni en las noches apacibles apareces esfumada dormida
Me tienes rendido a tus pies y por más que quiero, mi corazón sangrante no te olvida
Ni en la cantina, ni en la soledad, mujer ingrata, eres mi única y burbujeante bebida
Sólo me persigue tu sombra como llamarada en mi pabilo, en lenguas de fuego encendida
Rendido a tus pies, sin confesión, ni pecado alguno, mi alma fue poseída
El riachuelo crecido y desbocado, arrastró mi cuerpo sin un beso, sin un abrazo y sin una triste despedida
Ingrata traidora, de todas las mujeres hermosas, tú fuiste de mi corazón, la única escogida
Me entregaste con tu desprecio en los confines de los extramuros del fatídico precipicio estremecida
Se acabó una vida, una pasión, un amor y el corazón sangrante con el alma triste y acongojada fue destruida
Por una mujer bella, querida y hermosa, pero ingrata y esquiva, que, con su belleza y encantos, me arrastró a tus pies y mi triste vida fue en llamas y en cenizas consumida.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla- Bucaramanga abril 25-2024
Poeta

Poemas :  Jesucristo
Jesucristo

Jesucristo es el Mesías, que con sus enseñanzas nos regaló amor y en las parábolas sus verdades
Es el Salvador y Redentor de los hombres, rompiendo las cadenas y los barrotes del pecado, llenando el corazón y el alma de libertades
Es el Hijo de Dios, de naturaleza divina, lleno de amores, de bondades y humanidades
Jesucristo es el Ungido, el elegido por Dios, para desterrar tinieblas, sombras y miedos, fantasmas y oscuridades
Es el Jefe y Salvador que, con amor, fe y esperanza, cura sufrimientos y enfermedades
Se llenó de amor por la humanidad entera, sufrió y padeció con sangre y dolor en la cruz, con lágrimas de sus ansiedades
Derramó con sudores su sangre, pero se mantuvo incólume como Hijo de Dios, hasta las eternidades
Jesucristo siempre está ahí alrededor de nuestra sombra y con la suavidad y en el silencio de nuestras intimidades
Está presente en la Eucaristía en cuerpo y sangre, con amor que late en el corazón a grandes intensidades
Estar con Jesucristo, es desterrar odios y rencores, envidias y soberbias, intrigas y crueldades, que sólo acarrean maldades
Estar en su presencia, también destierra de nuestros corazones, espantos y fantasmas, miedos y cobardías, pánicos y fobias, también vendavales, huracanes y tempestades
------
Hablar con amor de Jesucristo, es llenarnos de felicidad, de pasiones y alegres sensaciones
Es arroparnos de inteligencia y con la conciencia llena de razones
Es el silencio desde el interior, que lleva a pensar en Jesucristo, en la soledad de las reflexiones
Dedicarle unos instantes y momentos Dios, que con amor nos envió a su amado Hijo, que palpita en nuestros corazones
Es hablar a solas del sufrimiento de Jesucristo, para que nunca nos abandones
No solamente adorarlo y recordarlo en Semana Santa, su sufrimiento, su padecimiento en la cruz, sus sudores y lágrimas de sangre y sus gritos, sus lamentos y sus pasiones
Abrirle un espacio en nuestro interior y recibirlo siempre con amor, porque Él siempre está ahí, en nuestra alma y corazón sagrado, en nuestro quehacer diario, en nuestros sueños e imaginaciones
A solas y en medio de la inmensa soledad, imaginemos su sufrimiento y lapidación en la cruz, que dio la vida por nuestro bienestar, desterrando preocupaciones
Llenemos de felicidad y alegría el alma, el espíritu y la ardiente vida, por su resurrección, por sus enseñanzas, por su vida y obra, llena de amor, de alegrías y satisfacciones
Nunca dudes, ni te acobardes, ni huya responsabilidades, viva la vida con amor e inteligencia, que Dios y su amado Hijo, te guían con adoradas bendiciones
No temas en recibir a Jesucristo, no sufras más, no te flageles, no se victimice, que Jesucristo siempre está hoy y siempre contigo a tu lado y es la sombra que te protege y llena de amor, de felicidad y consideraciones.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga marzo 28-2024
Poeta

Poemas :  Día de la mujer
Día de la mujer
Día para conmemorar sus luchas, sacrificios,
muerte y sangre que ha sufrido por sus reivindicaciones

Ocho de marzo, día de la mujer y dedicarle con amor, dedicación y cuidado, su merecida atención
Día para recordar con respeto las luchas, peleas y batallas en su conmemoración
Sacrificios, llantos y gritos de angustia, de miedo, de sombras, de valor y desesperación
Conmemorar su día, es llenar el alma y el espíritu de sentimiento, de silencio y reflexión
Es un llamado que se hace a diario por su labor, por su entrega y por mejorar su situación
Día de la mujer, para conmemorar aquellas lágrimas y las tristezas de su pasión
Sentir desde el ayer, el derramamiento de su sangre, acabando con la muerte y su ilusión
Luchas, batallas, sangre, lágrimas y muerte, que han valido la pena, para cumplir en la tierra su querida y amada misión
No es día para regalos, ni cosas materiales, ni día para algarabías, ni vítores, ni celebración
Sólo un ramo de rosas y orquídeas y todo un jardín florecido, por su valentía, por su coraje y por el grito inmarcesible de su revolución
Un beso a escondidas y robado, un abrazo y un té quiero, mujer querida y la venia con amor y admiración

Todavía y aún en estos tiempos modernos, ocultamos el sol ardiente y la luna llena y sus realidades
Aún queda mucho camino espinoso y árido por recorrer y espantar de la mujer, sus esfuerzos, que se esconden en las oscuridades
Luchas y batallas por combatir la igualdad real, con ímpetu y arrojo, arañando voluntades
Brecha salarial y presencia igualitaria en puestos laborales, políticos, sociales y económicos, que aborden con su inteligencia, preparación y cultura, sus necesidades
Que se abran las puertas al empoderamiento de la mujer y se llene su corazón de complacencia y felicidades
Ocho de marzo, día de la mujer, reivindicando sus derechos y el grito ensordecedor e inmarcesible de sus libertades
Y seguirán pasando muchos soles y veranos calurosos, que destierren de la mujer, sus solicitudes, sus carreras, sus afugias, sus temblores y dificultades
Pasarán muchas noches esplendorosas de luna llena, pidiendo de las estrellas luminosas, sus esperadas y añoradas oportunidades
Día para conmemorar y reforzar mensajes y valores, de disputas y revueltas entre las naciones, territorios, caseríos y campos, eliminando el ego y la vanidad de las sociedades
Mantener viva la llama ardiente y la memoria de los acontecimientos históricos, que el tiempo se lleva y olvida a grandes velocidades
Mujer hermosa y aguerrida, debe seguir demostrando y derribando obstáculos y barreras y salir de aquellos abismos, que se asoman en las profundidades

Ocho de marzo, día de la mujer incansable y aguerrida, llena de amor y sensaciones
Mujer, que llena el alma de paz interior y alegra los ardientes corazones
Mujer, sinónimo de belleza, de amor, de compañía y comprensión en todas las ocasiones
Día de la mujer luchadora y trabajadora, con mando y poder en sus decisiones
Mujeres esplendorosas y bellas, que, con su cajita mágica, dan la vida en esta placentera tierra, con emoción y pasiones
Con su alegre sonrisa, conquista con su inteligencia, sabiduría y belleza, llenando la naturaleza de satisfacciones
Mujer, hoy y siempre te rendimos un sentido homenaje en conmemoración, por sus huellas imborrables, por sus luchas interminables, por sus lágrimas de sangre y por calmar en algo el suplicio de sus desesperaciones
Mujer, eres tierra fecunda para el amor, para la vida y se merece con creces todas las alegrías, todas las felicidades y todas las admiraciones
El saludo, el beso y el abrazo, lleno de emociones y consideraciones
Conmemoramos el ayer y el día de la mujer y brillará con luz propia en nuestros corazones
Y en verdad, que sus luchas han valido la pena y las llevaremos por siempre, arraigadas en nuestras almas, hasta más allá de las eternidades y de Dios, todo el amor con sus esperadas bendiciones.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga marzo 08-2024
Poeta

Poemas :  El jinete sin cabeza del caballo muerto
El jinete sin cabeza del caballo muerto.
De historietas, de cuentos, de mitos y leyendas

Una noche fría, de rayos, truenos, de relámpagos y de centellas tormentosas
De espantos y de oscuridades que se escondían entre arbustos, que azotaban sombras peligrosas
La luna se había escondido entre nubarrones, de tinieblas escalofriantes misteriosas
Bajaban por un camino serpenteante, hacia la quebrada de los espantos de alaridos y quejidos tenebrosas
Los cuatreros, con ganados y caballos, de robos y asaltos, de sangres y lamentos horrorosas
Bandoleros y salteadores de caminos y haciendas, malhechores de actividades vergonzosas
Se sentaron entre las piedras de la quebrada de los espantos, con gritos y vítores bulliciosas
Y a la luz de una linterna, contaban las reses en forma sigilosa y animosa

Cuenta la historia, entre mitos y leyendas, de cuentos, de sombras fantasmales
De esos escalofriantes, que hacen estremecer los espíritus malignos, que se esconden entre los matorrales
Era una noche fría y oscura, en que los facinerosos entraban robando a los corrales
Salteadores de haciendas y cuatreros fugitivos, que azotaban con sus armas infernales
Dejando a su paso sangre y muerte, llantos y lágrimas, que corrían a raudales entre los cafetales
Salió el mayordomo de la hacienda, montando en su caballo en medio de la algarabía que acechaban las oscuridades
Jinete y caballo a galope, persiguiendo a los cuatreros, defendiendo con amor y valentía sus propiedades
Y allí al borde del abismo del precipicio, se encontró con los malhechores, que lo desafiaron, mostrándole las armas de sus crueldades
La noche oscura y borrascosa, presagiaba tempestades, muerte, sangre y barbaridades

Un bandolero, maleante y ladrón, saltó sobre la montura, cercenando de un solo tajo con un machetazo, la cabeza del jinete, acabando con el sueño y canto de los ruiseñores
Acabando inmisericordemente con la vida bella y placentera, incrementando sus temores
La cabeza del jinete rodó por la pendiente hasta el lecho de la quebrada de los espantos, dejando una estela de sangre, de fantasmas y dolores
El caballo relinchaba y en dos patas desafiaba y defendía a su amo de los bandidos, asaltantes y malhechores
El caballo inclinó las orejas hacia el peligro, relinchando con resoplidos ansiosos y temerosos de sus cazadores
Bufaba y chillaba de miedo, defendiendo con patadas y coces violentos y certeros hacia los temibles salteadores
Pero una lanza de un facineroso, atravesó con furia y soberbia el corazón del caballo y moribundo y agonizante, cayó junto al jinete sin cabeza, como los únicos de esa noche escalofriante, los valerosos perdedores
Se silencio la vida y allí quedaron tendidos, agonizantes, pálidos de inertes, brotando a borbotones sangre, que corría por el desfiladero hacia el precipicio y lecho de la quebrada de espantos, dejando una estela llena de gritos escalofriantes, de espantos y horrores

Jinete sin cabeza y el relincho del caballo agonizante, se volvió leyenda, de cuentos y mitos escalofriantes amenazadores
De habladurías, acompañado de relatos terroríficos, de sombras y tinieblas, entre pueblos campos, veredas y caminos, de escritos e historias apasionantes, de escalofríos atemorizantes, de tenebrosidad, de sombras y temores

De pronto, los cuatreros empezaron a sentir una ventisca fría, que helaba la sangre, el alma, el corazón y las extremidades
El ganado empezó a mugir de miedo y angustia, de algo tenebroso que presagiaban en medio de la quebrada de los espantos y sus profundidades
Se apoderó de los malhechores, el horror, el pánico y el asombro, presa de los cobardes y sus temeridades
Reses y caballos formaban círculos mugiendo y bramando de espanto, babeando de terror y ansiedades
Y allí, encima de una piedra inmensa y en medio de aquella noche oscura, apareció la figura siniestra del jinete sin cabeza, montando en su caballo atravesado por una lanza, sacando chispas de fuego, en medio de las oscuridades
Ganados y caballos en manada, huyeron en estampida y despavoridos ante la amenaza que corrían sus libertades
Rodeados entre piedras, quedaron los cuatreros a la orilla de la quebrada de los espantos, apesadumbrados, mudos, perplejos y paralizados de presenciar aquella figura maléfica del averno, con el nerviosismo de sus ansiedades
Blandiendo el látigo al rojo vivo, lo descargó sobre el espinazo de los malhechores, con fuerza descomunal, con el terror de sus brutalidades
Estalló contra las piedras sus agonizantes y sangrantes humanidades
Y con el resoplido y el rugir del caballo, los hundió en el fondo de la quebrada, pagando con la vida, las agresividades de sus atrocidades
Al cabo de un rato, reinó el silencio y la soledad de la noche y sólo se oía el golpeteo de las aguas de la quebrada y los croares de ranas y sapos en sus intimidades
Amaneció con el sol alegre y con alborada deslumbrante y las reses y caballos mugían, bramaban y relinchaban en los corrales, en sus pastos y con la armonía de sus vitalidades.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga marzo 03-2024
Poeta

Poemas :  Cuando un amor se va
Cuando un amor se va

Cuando un amor se va, se rompen los ardientes corazones
Se acongoja y se arruga el alma solitaria en las habitaciones
Se esfuman las charlas amenas, las anécdotas y las alegres conversaciones
Cuando un amor se aleja sin escuchar disculpas, ni razones
Queda mudo el espíritu y se silencian las melodías y canciones
Se seca el jardín, que una vez fue florecido y alegraba la vida en los balcones
Los oídos se vuelven sordos y no escuchan consejos, ni explicaciones
Cuando un amor zarpa y la barca va sin timonel en un mar embravecido, lleno de rencores y maldiciones
Acecha la tormenta huracanada, haciendo ver fantasmas y dragones
El horizonte se nubla, oscureciendo el horizonte, llenando el alma de preocupaciones
Cuando un amor parte dejando en el ambiente caos, soberbias y confusiones
No había amor, ni alegrías, ni sonrisas, ni satisfacciones
Sólo había melancolía, soledad y desesperaciones

Cuando un amor se va, se lleva las pasiones y sus ardientes amores
Se lleva en su corazón, los errores y del ocaso, el candilazo de sus arreboles
Dejando a su paso lágrimas de sangre y lo escalofriante de sus dolores
Se lleva la rosa y orquídea del jardín, dejando escasamente sus fragancias, aromas y olores
Cuando un amor se marcha, dejando sólo las gotas de sus sudores
Queda impregnado el ambiente, la alcoba, la ropa y la almohada con su saliva y humores
Se desinflan los neumáticos del automóvil del amor y se apagan las bocinas y sus motores
Cuando de un amor se ausentan del rostro, las sonrisas y los rayos encantadores
No vuelve a salir la luna enamorada, ni a brillar con sus luces y resplandores
Sólo quedan ardientes veranos, que secan el corazón con sus rigores
Las noches se vuelven frías y congeladas, con pesadillas de los soñadores
Cuando un amor se va, acrecientan miedos, fantasmas, nervios, soledades y temblores
El vecindario se inunda de chismes, de habladurías y rumores
La habitación se llena de imaginaciones, de insomnios, de tragos y licores
La soledad invade el cuerpo y el alma con gritos angustiantes amenazadores
Cuando un amor se va, se apaga el pabilo ardiente de los seductores
Se esfuma el arcoíris, llevándose el rocío y el arco tornasolado de sus colores
Cuando un amor se va, parte con el la vida, derramando lágrimas de sangre de los perdedores.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga enero 23-2024
Poeta

Poemas :  Cumpleaños de vida
Cumpleaños de vida

La vida hermosa pasa y se lleva los años, como río vehemente, caudaloso en torbellino
Unos pasan y se van raudos y otros se quedan como lánguida posada de peregrino
Los años se llevan a cuestas, a veces son espinosos y marchan sangrantes por el polvoriento y ardiente camino
A veces son perfumados, con aromas y fragancias, qué alegran nuestro propio andar y nos llevan por el jardín florecido
Con el transcurrir de la vida, los años y sus cumpleaños son como un pozo, que lleva sus aguas por tormentosos remolinos
Los cumpleaños, son alegrías, son llantos, son lágrimas que se derraman en soledades y en clandestino

Los años van pasando, como huracán desmedido, cercenando y azotando con fuerza nuestras esplendorosas vidas
Cada año, el festejo es más esporádico, como beso arrebatado de aquella bandida querida
Un cumpleaños más, que llega cercando y acechando desde lejos, nuestra lúgubre y escalofriante partida
Un año más de existencia y uno menos de vida, de recuerdos y anécdotas desaparecidas
Los cumpleaños son como las aguas que caen y se congelan en las cascadas de la vida estremecidas
Ha valido la pena vivir y el humo de la pólvora, resonando sus ecos en la montaña, a lo lejos perdida
Un cumpleaños más, con amor y pasión, la vida hermosa con placer, entendida y comprendida
La vida sigue su raudo camino y el tiempo pasa, que, en los anaqueles de la historia, nunca, ni jamás olvida
Las cicatrices en el camino de la vida, marcan los años en el cuerpo y en el alma, con señales por siempre, permanecidas
Una velita más en los cumpleaños, iluminará el corazón, con el pabilo ardiente encendida
Un saludo y un abrazo con emoción, con una oración a Dios, por siempre será ofrecida
Una torta y ponqué, con un brindis, al agasajado, será en sus cumpleaños sorprendida
Besos, abrazos y sorpresas en papel regalo, de promesas, de amores y pasiones escondidas
De bendiciones, de cabellos plateados y de arrugas por doquier, con amor por la vida y valor cumplidas

Los años vienen, unos se quedan y otros no sé cómo se van, llenos de enfermedades y soledades
Vienen uno tras otro, marcando la existencia de la vida, como los versos del poeta, que quedan para siempre en las eternidades
Cumpleaños, que se aproximan muy rápido y llegan a grandes y escalofriantes velocidades
Año tras año, los cumpleaños de la vida, debilitan los pasos y la labor de sus facultades
Hay que recibirlos con emoción y devoción y darle gracias al Creador, por la vida deslumbrante y luminosa en sus bondades
No cuentes los años, sino las alegrías y las sonrisas de familiares y amigos, llenas de calor y regocijo, con sonrisas llenas de felicidades
En los cumpleaños, no hay que sacar el paraguas, sino eludir con amor y destreza las tempestades

En los cumpleaños de la hermosa y placentera vida, que siempre soplen vientos de amores y bendiciones
Que refresquen la acalorada vida y llenen el alma y el corazón de alegres sensaciones
Que la brisa y el saludo de Dios, abrace su cuerpo y lo llene de regocijo de risas y de atenciones
Que la felicidad reine en su corazón, en sus familiares y amigos y se llene el ambiente de vítores, de algarabía, de amores y sensatas satisfacciones.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga diciembre 13-2023
Poeta

Poemas :  El portillo
El Portillo

¿Por qué el hombre no abre la portezuela del portillo?
¿Por qué en medio de su soberbia, no da paso al manantial para que calme la sed del humilde chiquillo?
¿Por qué lo hieres, cercenándole la vida con la sed de su martirio?
¿Por qué no abres el portillo, para dar paso a las nebulosas que claman la sed del delirio?
Portillo de alambres, de púas, que separan vidas humanas en el desierto de sus olvidos
Portillos cerrados, que claman alaridos de espantos, en las penumbras de las oscuridades
¿Por qué se construyen murallas sin portillos, acabando la vida, el horizonte y el sueño de niños, destrozando sus lugares y sus comunidades?
¿Por qué predomina la arrogancia, la altanería del poder, con sus atrocidades y monstruosas vanidades?
¿Por qué esperamos que llegue la muerte antes del tiempo, con sus tormentas truenos y tempestades?
¿Por qué el hombre permite que se cierren los portillos, acrecentando el dolor, el hambre y la mortandad de seres, con sus horribles guerras, que azotan con sus barbaridades?
¿Por qué la vida del ser inocente, se castiga con sangre y con las horripilantes hostilidades?
Pueblos hermanos, sangre de la misma sangre, que sufren en carne viva las calamidades
¿Por qué no se abre por unos instantes el alambrado, dando paso por el portillo, para dar un respiro a la vida hermosa, que clama a Dios perdón en sus inmensidades?
No más muros, no más cercas, no más inmensas paredes, que destrozan la vida y derraman la sangre del inocente, con sus cruentas y sanguinarias ferocidades
Por favor, abran el portillo para que llegue el riachuelo, con su preciado líquido, que calme la sed del cuerpo, que agoniza en sus fragilidades
Portillo abierto hoy y siempre, para que llegue por ese paso y circule el agua, el pan, para la vida placentera, que está llena y brota de amores y felicidades
No más soberbias, no más odios, no más muertes, no más guerras, ni batallas, ni más rencores los unos contra los otros, con sus atroces agresividades
Que se abran los portillos y vuelva a florecer el jardín florecido, con sus amores entre vecinos y el saludo con sus libertades
No más angustias, no más disparos, no más cañones, no más trincheras, no más misiles, no más angustias, ni ansiedades, ni maldades
¿Por qué no somos capaces de vivir en paz y que vuelva a renacer y a florecer la vida hermosa en campos, pueblos y ciudades?
Si la tierra es inmensa, esplendorosa y alcanza para todos y está llena de riquezas por cantidades
La vida divina es una sola y hay que saberla vivir a plenitud, que está llena de amor, de hermandad, de armonía y felicidades
El tiempo viene y la vida se esfuma en guerras, en combates, en envidias, que azotan al interior de las sociedades
¿Dónde está la inteligencia el ser humano y la calidad de sus dignidades?
¿Por qué dejamos acabar y destruir la vida hermosa y nos adentramos en el abismo oscuro y tenebroso, con sus penosas y horribles oscuridades?
Hagamos un alto en el camino y pidámosle a Dios en la soledad de la intimidad, que nos ilumine la mente y la conciencia con sus bendiciones y gratas bondades
Pidámosle siempre a Dios, en su infinito amor, que ilumine a los gobernantes de las naciones, para que retorne la calma entre los hermanos y vuelva el saludo y la alegría entre los pueblos, con sus sabidurías y amabilidades

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla- Bucaramanga, octubre 19- 2023
Poeta

Poemas :  Amor de ayer
Amor de ayer

Ayer te quise con ganas y emociones amar
Hoy te quiero con ansias de querer y adorar
Y de reojo, a escondidas, de cerca tu rostro mirar
Ayer a tu corazón, con pasión ardiente quería anidar
Acercarme y escuchar el susurro de tu voz al hablar
Hoy no hay en mi corazón a quién recordar
Ayer me invitaba a tu casa alegremente pasar
Me decía al oído y en silencio, que conmigo te querías casar
Vestida de blanco y como novia al altar, con felicidades llegar
Hoy no hay a quién, por tu paradero preguntar

Ayer recordaba ese amor pasionario y querido
Sentarse a mi lado y a acompañarme a ver el excitante partido
Me parece verla en la alcoba, medirse elegantemente su vestido
Todo se acabó por otro amor, que apareció del ayer, en su corazón conocido
Ayer llegó y se escuchó el bostezo solitario y dormido
Hoy todo está acabado y en sombras oscuras que asustan en el en el horizonte perdido
Todo viene y todo pasa, hasta el amor se tira con soberbia al olvido
La vida viene, llega, se va y se olvida lo de ayer, con lágrimas y sucedido
El amor fue una pasión de nubes, que el viento arrastró y se llevó desaparecido
Ayer fue un infierno, que el corazón ardía en llamas de pasión como león enfurecido
Hoy son cenizas, que las arrastró el aire lentamente, sin hacer ruido
Se fue con otro amor, con otra pasión encontrando la emoción que le profesa su nuevo y querido marido
León advertido muere combatiendo en la selva a pesar de derramar su sangre y ser mortalmente herido

Otras mujeres, llenas de pasiones y llenas de emociones llegarán, cargadas de quereres y de nuevos amores
Otros jardines florecidos, llenos de orquídeas, de rosas, de tulipanes y margaritas, otras fragancias y otros aromas llegarán con sus nuevos olores
Otras mariposas revolotean alegres con sus bellos y esplendorosos colores
Otras abejas llegarán al panal, con otras mieles dulces y sabores encantadores
Otros poemas para otras musas, otras acuarelas y otros bocetos, para otros pintores
Vendrán otros atardeceres y otros arreboles, otros candilazos, otros crepúsculos, con sus bellos y excitantes resplandores
Llegarán otras hermosas y placenteras mujeres y tras de ellas, otros furtivos cazadores
Otros ríos, otros riachuelos, otras aguas transparentes y nítidas, otras cañas y otras carnadas para los ávidos, alegres y pacientes pescadores

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga, octubre 24-2023
Poeta