Poemas de reflexíon :  Crónica rimada Antilópez (09-VIII-2019)
¿Dios, porqué nos pasa esto?,
el escenario dantesco
en Uruapan, Michoacán,
se apareció el mal satán.

Diecinueve ejecutados
masacrados, desmembrados,
varios hombres y mujeres,
sin distingo de estos seres.

Aparecieron colgados,
los puentes bien adornados,
espectáculo bestial,
el “gobierno” federal.

Dice que son las venganzas
de los cárteles bien transas,
entre el “Jalisco” y los “Viagra”,
aquí, no hay pero que valga.

El narco es el más astuto,
el ridículo absoluto
en la estrategia de López
aunque nos demos de topes.

Su “abrazos y no balazos”
solo habla de fracasos,
el lema de “amor y paz”
añade otros muertos más.

En Puebla, por Veracruz,
que nos ampare Jesús,
aparecieron linchados
otros tantos “embolsados”.

Como ven puros reveses,
dijo el peje hace unos meses
que “la guerra” terminó,
nada más nos engañó.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 09 de agosto del 2019
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Crónica rimada Antilópez (05-VIII-2019)
El ridículo es en pleno,
el “apantalle” de lleno,
sucedió una “mañanera”
Dios mío, pues, ¿quién lo dijera?

López se inclina en la mesa
para firmar la “promesa”
sobre su “no reelección”
que está en la Constitución.

¿Si tal principio es de ley,
si es “vox populi vox dei”,
a quién quiere sorprender,
qué mensaje hay que leer?

¿Si está claro como el agua
qué es lo que el peje fragua?;
para más insensatez,
pa’ mayor desfachatez.

Para hacerlo más notorio
hasta fue por un Notario
para que eso certifique,
y . . . no quieren lo critique.

Amlo mencionó, sin tiento,
“voy a durar todo el tiempo
que el pueblo quiera”, así dijo,
pasándose de canijo.

Todo se vuelve un entuerto,
recuerdo el “denme por muerto”,
estos dichos y actitudes
hablan de malas virtudes.

De inhumanas perversiones,
sean cuales sean las versiones
llevan un oculto engaño
que solo nos causa daño.

¿Por qué López no respeta
Carta Magna que es la neta,
por qué no cumple la ley
y ya, siéndole fiel a su grey?

No requiere hacer promesas,
suscribir actas aviesas,
ni emplear fedatario adjunto,
que honre la norma, punto.

Esta es la segunda vez
que este “circo” arma Andrés,
ya me imagino algún fraude,
¿el pueblo “sabio” esto aplaude?

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 05 de agosto del 2019
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  De López y el avión presidencial
“Una obsesión . . . demencial.”

Amlo necesita, urgente,
un asesor que lo oriente
fiel, experto mercader,
para un buen avión vender.

Presidencial aeronave
que, en su campaña, fue clave
para embaucar a millones
de chairos en elecciones.

Con una infame mentira
por la que López delira;
negocio no concretado
el pueblo “sabio” engañado.

Otra promesa incumplida,
¿qué hay oferta de salida?,
pues, si a nadie le interesa,
tal patraña se ha hecho inmensa.

Falsedades y reveses
por más de dieciocho meses,
allá, en California, anduvo
el avión y no se pudo.

Llevar a cabo su venta,
de mantenimiento y renta
de hangares treinta millones
de pesos por locaciones.

Lo acaban de regresar
para meterlo a otro hangar,
ha estado siempre en el piso
no más porque el peje quiso.

Bien lo pudo haber usado,
cuando menos alquilado,
emplearlo en la contingencia
cual transporte de emergencia.

De apoyo en esta desgracia
siquiera como ambulancia,
trayendo la medicina,
una estupidez genuina.

Que para dichas acciones
se sigan fletando aviones
de Aeroméxico, rentados,
por supuesto bien pagados.

Un capricho sale caro,
pero miren que descaro
no se ha logrado la venta
viene rifa fraudulenta.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 22 de julio del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  El fraude a damnificados
“Muy dañados y . . . engañados.”

Pero, que baja calaña,
cuando toda la campaña
se la pasó pregonando,
a voz en cuello, gritando.

Que la moral por delante
y, tan solo en un instante,
Morena enseña el peor cobre
engañando hasta al más pobre.

Pero, que baja calaña,
cuando toda la campaña
de la voz hizo su gala
que la corrupción es mala.

Para cometer un fraude,
para más darle en “la madre”
a tristes damnificados
de sismos, tan consternados.

El embuste fue conciso,
con solo un fideicomiso
queda expuesta la verdad
en toda su majestad.

Setenta y ocho millones
de pesos pa’ los “ratones”,
¿pero, cómo justifica
ser peor de lo que critica?

Tal cual, López Obrador
se ha pasado de hablador,
por la transa, la indecencia,
tiene sucia la conciencia.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 21 de julio del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Del cuento de lo del Papa
“México no está en su mapa.”

Que cosa tan pervertida,
la mentira repetida
por más de un ciento de veces
se vuelve verdad, en mieses.

Que el Pontífice estará,
que, bien, participará
en los muy mentados foros
para la paz, sin desdoros.

Portavoz sale y desmiente
esa falsedad creciente
expresada en la campaña
de López, con mucha maña.

El Estado Vaticano
es un ente nada vano,
serio por antonomasia
que maneja diplomacia.

El Papa no es ser cualquiera,
respeto, pues, ni siquiera
estaba bien invitado,
tal “show” va causando enfado.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 18 de julio del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de reflexíon :  Se fueron sin decir adiós
“Han de estar cerca de Dios . . .”

Se fueron, eran velas encendidas,
se apagaron sus vidas prendidas
dejando aspiraciones truncas,
múltiples ilusiones difuntas.

Se fueron en una encrucijada
muy desgraciada, tan despiadada
que no pudieron dar despedida,
terrible, su esencia está perdida.

Se fueron en un desplome de vía,
por supuesto, nadie lo percibía,
pretendiendo regresar a su hogar
la muerte se vinieron a encontrar.

Se fueron en el caos del metro,
por la vil negligencia retro,
retrotraída casi trece años
que dejó muchas víctimas, daños.

Se fueron por los “funcionarios”,
“servidores públicos corsarios”,
se fueron entre hierros retorcidos,
por corruptos “renglones torcidos”.

¿Responsables son Ebrard, Mancera,
Sheinbaum?, culpa un peritaje espera;
se fueron sacrificados por todo,
su inocencia deja huella en ese lodo.

Se fueron personas muy valiosas,
veintiséis, todas enjundiosas,
les quitaron la sana existencia,
les negaron su clara presencia.

Se fueron ninguno lo sabía,
qué pena nadie lo merecía,
se fueron sin pensar en nada
a fuerza, juntos, a su nueva morada.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Alcaldía de Tláhuac, Ciudad de México, a 04 de junio del 2021
Dedicado a los 26 muertos de la tragedia del Metro Estación “Los Olivos”, acontecida el día 3 de mayo del 2021 . . . (QEPD)
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Textos :  Termodinámica para poetas: los sillares del engaño
En termodinámica, los conceptos de (1) minimización de la energía (y por ende, de alcanzar un equilibrio energético), y de (2) probabilidades de cierto estado o configuración (entropía), son de fundamental importancia.

Inmediatamente abajo, vemos tres versos del poema “Un muchacho andaluz” de Luis Cernuda (en rojo), y una copia que intenta enmascararse (en azul, trazada por quien escribe), que utiliza el primer principio, pero que cae víctima del segundo:

Eras emanación del mar cercano?
Fuiste el vapor de un cielo hermano?
A: Primer elemento natural, en dinamismo
Eras el mar aún más
Fuiste más cielo todavía
B: Nexo aumentativo de comparación
que las aguas henchidas con su aliento,
que las nubes preñadas de sus vientos,
C: Segundo elemento natural, aumentativo

Analizados a la par, es probablemente correcto sostener que ambos fragmentos alcanzaron cierto equilibrio energético: quizás no aparezcan como forzados el uno más que el otro. Su lectura navega sin grandes sobresaltos los tres versos, dejando los particulares gustos de lado a fines de la elección de las palabras. En definitiva, pasan creo estos fragmentos la prueba del “papel de Litmus” del primer principio listado más arriba. Sin embargo, uno tal vez es, desde el punto de vista ético (plenamente subjetivo de mi parte, en este punto) un plagio.

El problema reside en el factor entrópico: La entropía desde el punto de vista general, nos dice que todos los sistemas tienden a un estado de máxima probabilidad, donde el desorden de los indivisibles elementos constitutivos de cierto “ensamblaje” es el rey absoluto. Un corolario de esto, es que dos estados donde el “ensamblaje canónico” (es decir, como se arreglan las células estrucuturales indivisibles) es idéntico, deben responder a puras leyes de probabilidad. En este caso, es obviamente muy improbable encontrar al azar ensamblajes canónicos tan similares como los de esos seis versos, hermanados en una suerte de copia disfrazada. Lógicamante, las unidades canónicas en este caso, no fueron las palabras, sino los versos.

En la casi infinita sopa de letras de los poemas escritos y por escribir, es sencillo distribuirle a un poema una máscara aparentemente azarosa a las mismas. Sin embargo, detrás de la máscara residen los sillares indivisibles con los cuales el poeta contruye la columna vertebral del poema. En concreto, dichas unidades a mi entender en este ejemplo, fueron las categorías A, B y C que definiera más arriba. Usted puede rotularlas como le parezca, quizás con un mayor rigor literario.

El problema (sin ser experto en leyes de “copyright”) es que la ecuación ética, moral y del derecho humano es lo suficientemente compleja como para vernos obligados a probablemente tener que inferir que no hay plagio, por el mero beneficio de la duda. En efecto, la probabilidad de que estos ensamblajes idénticos en espíritu hubieran ocurrido al azar ¡no es exactamente cero!, y es precisamente el cero absoluto lo que demostraría la condición de plagio en forma concluyente de los versos en azul.

Las personas de buena voluntad seguramente coincidan que desde el punto de vista ético, uno es una “copia”. Pocas dudas al respecto tengo. Lo interesantemente complicado, es que este concepto de “fraude por ensamblaje canónico de muy baja probabilidad” puede cruzar la vereda hacia otros estilos, haciéndolo aún mas difícil de detectar. No hace falta aclarar por supuesto, que la copia no inventa nada, y que mucho menos aún sea una noble herramienta para crear nuevos Cernudas. Y ciertamente, nunca va a dejar al lector avezado con la sensación de haber leído algo nuevo.

Además de una migración estilística, otras formas más sofisticadas de este “plagio ético” involucrarían, a) redistribución del orden de los elementos constitutivos del ensamblaje canónico, y b) diseño de poemas antagónicos, como por ejemplo haber escrito:

Fuiste el hedor de un infierno lejano?
Fuiste más negro todavía
que las tierras enfermas de sus fuegos


No es descabellado pensar que esto podría ser programable en un código de “software” de detección, y otro de generación de poemas (el maldito Ying-Yang). El problema sería la enormidad del banco de datos de partida, y en definitiva esto pudiese ser algo que a nadie le interese, y mucho menos en el campo de la literatura. Sin embargo, no me cabe la menor duda de que T. S. Eliot se referió a este problema, cuando alguna vez dijo que el “buen poeta roba”.

©Gustavo Larsen, 12/01/2016
Poeta

Poemas :  El ingeniero
[img align=center width=450]http://iq.cucei.udg.mx/Templates/template_archivos/torreindex.jpg[/img]

Desháganse del ingeniero.
La espada del cálculo no negocia.
Nos pincha el globo del discurso.
Cuantifica la probabilidad del decretado milagro.
Esclarece mensajes con sus teorías.
¡ Echen a patadas al verdugo del panfleto !
Traigamos la alegría de nuestros artistas:
un contador creativo, el economista corbatudo.

¡Que sujeto, por Dios!
Siempre midiendo,
ahora mide los costos, la temperatura, la presión
y las reacciones de esta multitud en el estadio.
Llévenselo, antes que nos diga cómo diseñar
una boleta de votación de simple entendimiento.


©Gustavo Larsen, 01/10/2014
Poeta