Poemas de reflexíon :  Libro abierto
“Veo tus hojas, . . . te me antojas.”

Tus hojas, no son de un árbol,
ni de acero, ni de mármol,
son de papel pergamino,
de una imprenta, su destino.

Tus hojas, no están en ramas,
son lisas, delgadas, planas,
páginas de la cultura,
fabricadas con mesura.

Tus hojas, no lucen verdes,
son de un beige, que nunca pierdes,
pues conservan letras negras,
signos con que nos alegras.

Tus hojas, no van al viento,
pues guardan razonamiento
de un autor, tan inspirado,
que nos deja su legado.

Tus hojas, jamás se abaten,
simplemente vibran, laten,
cuando sienten, con delicia,
la vista, como caricia.

Tus hojas, nunca se arrugan,
sin embargo, se corrugan,
cuando un dedo se desliza,
sobre su cuerpo, sin prisa.

Tus hojas, nunca se doblan,
más bien, esfuerzos redoblan,
por mostrar discernimiento,
sabiduría, pensamiento.

Tus hojas, no son sencillas,
pues germinan las semillas
del escritor más sagrado,
por su texto, consagrado.

Tu hojas, no tienen plaga,
pues su contenido halaga
al lector, siempre exigente,
al estudiante ferviente.

Tus hojas, no aroman feo,
huelen bien, cuando las leo,
enriquecen mi intelecto,
me hacen un ser muy selecto.

Tus hojas, no contaminan,
con la ignorancia terminan,
en la escuela, en biblioteca,
grafos de la a, a la zeta.

Tus hojas, no se marchitan,
porque a la lectura incitan,
palabras, conocimientos,
de la educación cimientos.

Tus hojas, no se desprenden,
ya que, cosidas, comprenden
al cáñamo enamorado
de ejemplar encuadernado.

Tus hojas, no caen al suelo,
que nos sirva de consuelo,
gozan pegadas al lomo
de empastado, bello tomo.

Tus hojas, no morirán,
antes bien, perdurarán,
por los siglos de los siglos,
enseñando, sin remilgos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 23 de abril del 2018
Dedicado a la Maestra María Teresa Leyva Rodríguez
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

0 puntos
0 0 0