Poemas de reflexíon :  José Luis Galván Rivera
“Feneció Galván Rivera, . . . en su tumba delibera.”

La existencia es pasajera,
¿el alma imperecedera?,
¿la vida es una quimera
o es la cosa más certera?

José Luis Galván Rivera
no fue persona cualquiera,
fue simiente de honda huella
que brilló con propia estrella.

José Luis Galván Rivera
digno sol de fuerza entera,
ser muy recto, circunspecto,
su fortuna . . . el intelecto.

José Luis Galván Rivera,
servir, su pasión primera,
funcionario responsable,
la razón empleó por sable.

José Luis Galván Rivera,
Tlaxcala su primavera,
político serio, amable,
su pérdida irreparable.

José Luis Galván Rivera,
la mar calma en su ribera,
fiel ejemplo del esmero,
por siempre buen consejero.

José Luis Galván Rivera
cumplidor en esta tierra,
anecdótico, conversador,
poeta, . . . fino bebedor.

José Luis Galván Rivera,
intuición amplia, certera,
Dios cuidó su trayectoria,
escribirá nueva historia.

José Luis Galván Rivera,
de vivir, hoy, se libera,
suba al cielo en su escalera
pues, el Señor, ya lo espera.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda (aún, con lágrimas en los ojos . . .)
México, Distrito Federal, a 05 de abril del 2014
Reg. SEP Indautor No. 03-2014-073110472600-14
Poeta

Poemas de amistad :  Teofaz Pineda
“Vi la tristeza en tu faz, hermano . . . descansa en paz.”

Se ha ido Teofaz Pineda,
caminó surco, vereda,
sentimiento se me enreda,
su imagen lo desenreda.

En “Cadillac” lo recuerdo,
fatalidad por ti pierdo
amistad, la de los dos,
les diré aquí, entre nos.

Aunque lejana, muy sana
charla, anécdota cercana,
café negro, ¡estaba flaco!,
copas, licor y tabaco.

Exhalaba una humareda,
de fumadas polvareda,
por sus chivas fiel entrega,
siempre amigo, ¿quién lo niega?

Inteligencia su alhaja,
jugó dominó, baraja,
la trampa es falsa moneda,
enseñanza se me queda.

De pláticas de la historia
de México, de su gloria
referida a la Bandera,
oda al viento, justiciera.

¿De la muerte que te ataja?,
la vida es sólo una paja
quebradiza, que se raja,
sábana blanca, mortaja.

La existencia se tropieza,
así acaba lo que empieza,
entrañas del cementerio
de los mortales misterio.

Falleció Teofaz Pineda,
su rostro . . . grietas de seda,
arrugas en piel no gruesa,
en su corazón grandeza.

La tez de crucifixión,
le rezaré una oración,
estoy triste por Pineda,
réquiem y compás de espera.

Le lloro a Teofaz Pineda,
mi lágrima mustia rueda
llegando a su cuerpo inerte,
tras de él anda mi suerte.

Ya no nos fuimos a Iguala,
quedamos en la antesala,
extrañaré su consejo,
¡era buen tipazo el viejo!

Fue muy serio, respetuoso,
se merece buen reposo,
mas, he de aclarar un punto
que ha de ilustrar este asunto.

De esas cosas curiosas,
no era Cleofas, era Teofaz,
como “la cara de Dios”,
Señores, díganle adiós.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 29 de marzo del 2012
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de tristeza :  Adiós a "Chilo"
Tengo poco que decir,
por eso, no debo mentir,
no fui su hermano, su amigo,
pero eso sí . . . fui testigo.

De su entierro doloroso,
juventud cayendo a un pozo,
culpa de la enfermedad,
pa´ fallecer no hay edad.

En este mundo fue Isidro
como un árbol, como un cedro,
yo diría como un poliedro,
en su memoria me pierdo.

Miré como le lloraron,
su tumba de llanto ahogaron,
el cielo se puso gris,
de la existencia desliz.

Muchas lágrimas por “Chilo”,
¿qué es la vida sino un hilo
que se rompe?, eterna muerte,
mortales amen la suerte.

De estar vivos, ¡qué paisaje!
morirse no es sólo un viaje,
ni ataúd vistoso traje,
tierra, gusanos, que ultraje.

Vi palada tras palada
sumergiéndolo en la nada,
polvo que llegó a los ojos,
iris cansados . . . muy rojos.

El sentimiento brotó,
el alma se alborotó,
se pone china mi piel,
adiós al “Chilo” más fiel.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Pátzcuaro, Apúpato, San Pedrito, Huecorio, Michoacán, México, a 18 de marzo del 2012
Dedicado al joven Isidro Becerra (QEPD)
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de despedida :  Al Maestro Tata Aurelio
“Llanto amargo en su sepelio . . .”

El Lago de Pátzcuaro deplora el deceso
del Maestro Aurelio, así es que, por eso,
las aguas y el viento le rinden tributo,
el silencio reina, es triste, absoluto.

El luto ha asolado los alrededores,
no zarpan las lanchas de los pescadores,
lágrimas, tragedia, colman la tarraya,
la muerte triunfante, pues, jamás desmaya.

Hoy, la sinfonía la dirige el llanto,
la pena, a las olas, cubre con su manto,
el vaivén restringen, la aflicción las mece,
el pescado blanco bailar no apetece.

Este golpe es duro, pa’ la danza, seco,
de las mariposas queda solo el eco;
tanta inspiración que dio el fiel cerebro
del compositor, cuidemos su acervo.

La música calla, allá en su “orillita”,
por la ausencia, sola, se encuentra marchita,
sufren un martirio el tul, la chuspata,
las aves no graznan, ¡ay, desgracia ingrata!

Hasta el gran Morelos, magno monumento,
llegan desconsuelo y aciago lamento,
la efigie del “Siervo”, en cantera rosa,
conoce el trayecto, la historia gloriosa.

Del genial artista, con el puño al cielo,
le dice: ¡presente! en un vivo anhelo
de que sus pirekuas, rítmicas virtudes,
impregnen los aires de otras latitudes.

Falleció De La Cruz Campos Aurelio,
“Los Hijos de Itzihuapa” están en su sepelio,
las islas Yunuén, Tecuena, Pacanda,
le preparan misas porque Dios lo manda.

Huérfana armonía enmudece presta,
en Janitzio hay duelo, no toca la orquesta,
en paz la vihuela, el sax, la trompeta,
la mustia guitarra desdicha respeta.

El arpa, violines, bajo, el mismo piano,
se van con su Tata lejos, a lontano,
instrumentos varios resguarda el estuche,
que el músico inerte nuestro rezo escuche.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
Ciudad de México, a 01 de marzo del 2021
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de tristeza :  Murió Fernando del Paso
“La cultura, . . . en el ocaso.”

Murió Fernando del Paso,
que no supo del fracaso,
solo de triunfos, victorias,
por sus letras, dignas glorias.

Excelso, gran escritor,
diplomático, pintor,
buen rapsoda, novelista,
locutor y publicista.

Literato, narrador,
del idioma protector,
leal ensayista impoluto,
la academia está de luto.

Por “Sonetos del amor
y de lo diario”, primor,
de su libro “José Trigo”,
mundo lector fue testigo.

En “Palinuro de México”,
exceso de fino léxico,
usó pluma de hombre serio
con “Noticias del imperio”.

“La muerte se va a Granada”,
obra de teatro versada,
sublimes “Cuentos diversos”,
sucesos ficticios, tersos.

Rimador, “De la A a la Z
por un poeta”, “Paleta
de diez colores", pa’ niños,
sus textos fueron genuinos.

De galardones, bastantes,
obtuvo el Premio Cervantes;
bien que estamos extrañando
al buenazo de Fernando.

Antiguo, muy ilustrado,
vestido de pop, lustrado,
poco rasuró la barba,
la que usaba, blanca, larga.

Sus labios callan, silentes,
¿qué obras leerán sus lentes
si sus ojos se han cerrado
para siempre, clausurado?

¿Qué empuñará, pues, su mano,
diestra artista, de hombre sano?,
¿qué aprisionarán los dedos,
para escribir sus denuedos?

¿Qué tintas surcarán las hojas?,
antes negras, pintan rojas,
su cálamo, hondo, hueco,
hoy, quedó seco, reseco.

Murió Fernando del Paso,
por favor, ábranle paso
al cortejo, en el panteón,
recémosle una oración.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 14 de noviembre del 2018
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de aniversario :  Luto musical
Por la muerte del jarocho,
a la vida, yo, . . . reprocho,
un día seis de noviembre
quedó su figura inerme.

Hoy, no puedo contenerme,
guardo luto musical,
Agustín, vuelve a quererme
con tu melodía vital.

El dos, te dejé de ofrenda
varias cajas de Pall Mall,
piano de cola, en prenda,
y tu coñaquero alcohol.

Bella, vieja partitura
con la pauta más oscura,
por ser líder del argot
un Cancionero Picot.

Arco del violín, llorando,
guitarra suena discreta,
muy dolida va callando
triste nota, la trompeta.

Tonada, La-ra, lucero,
trovador, siempre el primero,
rumbero ha de ser tu cielo,
musical, rítmico anhelo.

Estás presente en mi mente,
pues, te sigo venerando,
“Flaco de Oro” refulgente,
fiel, por ti, estoy . . . rezando.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 6 de noviembre del 2008
Dedicado a el C. Arq. Gabriel Abaroa Martínez, apasionado y gran biógrafo larista
Reg. SEP Indautor No. 03-2009-061613310400-14
Poeta

Poemas de esperanza :  Y retiemble en sus centros la tierra
“Si Bocanegra, . . . supiera.”

Otro temblor de tierra, es por demás,
este bendito suelo no aguanta más,
aunque la alarma sísmica, bien, nos avisa,
la cicatriz del pecho, se profundiza.

El temor nos invade, no es poca cosa,
gente rumbo a hospitales, otra a la fosa,
algunos atrapados, bajo el escombro,
la labor de “los topos” nos causa asombro.

Un binomio canino, busca la vida,
la vida, en un derrumbe, es tan sufrida;
ser solidario es parte del ser humano,
esa virtud ya es propia del mexicano.

Ante tales desgracias, brinda el apoyo,
de corazón, con alma, ésto no es “rollo”,
expone su existencia, que es resistente,
frente a la parca muerte, como un valiente.

La ayuda fluye, llega, de las personas
caritativas muestras, harto luchonas,
ya en brigadas divinas, dándole al mazo,
cadenas que, hermanadas, sacan cascajo.

“El miedo paraliza”, dice aquel dicho,
más esa frase queda en el entre dicho,
cuando danzan el piso y un edificio,
surge el valor azteca, . . . el sacrificio.

Se refleja en la calle, jamás desmaya,
leal, fraterno, coopera, no ostenta falla,
alimenta al maltrecho, agua le ofrece,
le obsequia la despensa, eso enaltece.

Que decir de bomberos, de socorristas,
que prestan su respaldo, siempre altruistas,
de nuestra respetada cruz roja, amada,
que, diligente, asiste al área dañada.

El pueblo, entusiasmado, trabaja intenso,
la marina, el ejército, loable esfuerzo,
hasta los federales, patriota empeño
que, como ciudadano, nunca desdeño.

Llegar de rescatistas del extranjero,
a éllos otorguemos calor sincero,
dispensan, generosos, digna experiencia,
traducida en auxilio, basado en ciencia.

Pobre mi Capital, azas querida,
está muy afectada, se encuentra herida,
muchas bellas colonias están “tocadas”,
Condesa, la Del Valle, rete admiradas.

La Roma, la Narvarte, la gran Doctores,
lloran, medio caídas, tienen dolores,
las “réplicas” generan incertidumbre,
no ha nacido “chilango” que se acostumbre.

Mucha faena aguarda a sus habitantes
que, por lo pronto, esperan, bien expectantes,
dictámenes de riesgo de construcciones,
a la vez que murmuran . . . sus oraciones.

Dios mío, que no todo se vaya al traste,
se ha declarado “zona de desastre”,
requerimos, urgente, gobierno diestro,
que vengan los recursos, un Plan Maestro.

Esperamos, ansiosos, que los partidos
políticos, apáticos, desentendidos,
suelten pronto el dinero de “sus campañas”,
pa’ la reconstrucción, ¡un no a las mañas!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
México, D. F. a 24 de septiembre del 2017
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas de amor :  ÁRBOL DE LUTO
Tan lejos,
pero aún así tan cerca,
tantos días,
he tenido que contar,
el sentido de la vida.

Se hace realidad cuando estoy contigo,
porque en ti hay una flor que crece,
porque en ti hay una luz que resplandece,
se hace realidad ese hermoso sueño.

Una noche mas,
que paso contigo mi querida niña,
una noche mas,
que beso esos labios carmesí.

A través de los vientos estoy aquí,
susurro a través de la brisa a no tener miedo,
el gusto por la lluvia lo que siento cuando me abrazas,
llegar a los vientos que compartimos.

Compartimos nuestras alegrías,
compartimos nuestras tristezas,
junto al árbol del luto,
contemplamos el atardecer,
hasta llegar la luz de la luna.

Erick R. R. Torres
(Ángel Negro)
Poeta

Poemas :  Tempo destruidor
Disputo com as horas
uma vaga no tempo.
Um segundo é ouro,
neste nosso tão desperdiçado
tempo.

Agora, um pouco tarde,
quando nunca é tarde
para nada.
Descobrir o Brasil
ainda é válido.

Corro, literalmente escrevendo,
para que as ideias(?) se fixem.
E luto ainda mais com o tempo,
porque ele só cuida
de apagá-las.

A.J. Cardiais
Poeta

Poemas :  Las diez soledades
LAS DIEZ SOLEDADES

Un día se juntaron gordos minutos,
kilómetros de veces.
¡Las nueces incomunicadas!.
Por él. Del paisaje sedientas, unas más.
Delgadas y encantadoras, otras.
Menos importantes. ¡Solo vía sin tren!.
Pasajero aislamiento de un segundo.
¡Qué vuelve suspendido!.

Con.
Un.
Reloj.
De ríos congelados.
Y
Angelados.
Pensamientos plásticos.

Fueron diez lenguajes sin historia.
Siglos de ventanas y penumbras.
Ocultos continentes enormemente pequeños.
Al juntarse, apasionadas, acérrimas.

Se pintaron perfumes blandos.
Se aceptaron condiciones inflexibles.
En la húmedas sombras, curvas, puntiagudas.
Unas de lutos muslos y maduros frutos.
¡Al gusto de discreto jamón!.

Otras.
Veces.
Daba igual. Todo daba igual. ¡Callando!.

Luego.
Luego, salieron acompañadas.
Enterrando años. Suspiros emboscados.
¡Con la diadema de recintos clausurados!.
Millones de algodonosos alfileres oxidados.
Paralíticas. Lágrimas de risa. ¡Raudas!.
¡Ruedas de cúbicos ayeres!. ¡Multicolores!.

Las
Diez. Las diez soledades.
Las
Diez, diez, diez, soledades y soledades.

¡Las diez asfixias clandestinas!.
¡Los tiempos vigorosamente lentos!.
Irredentos.
Irredentos, vidrios y nieves esteparias.
Todo. Todo.
Hasta. El. Fondo. ¡Más, más, más!.

¡Todo un apocalíptico rgasssmooo lvidadooo!.
Las.
Soledades.
Vecinas. ¡Diez, diez, conchas!.
Choles. Sí, sí. ¡Choles tocayas!.
Choles.
Comadres. Aprobadas. ¡Por los dedos!.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Poeta