Poemas :  Nuestros Eclipses
Las tantas veces que debo alejarme,
son el inicio de una lucha incesante,
para no estrellarme en un voraz torbellino
de nostalgia, de languidez, de sed infinita,
para no permitir que el frío y el abandono
corroan la esperanza y la memoria,
para apuntalar la cordura y la fuerza
que me llega de tus encantadoras imágenes
y que rompen con las alucinaciones
y los tantos demonios que asechan
los sueños, para trastocarlos en pesadillas.

Quedan en mi piel aun los rastros
del exquisito roce de la tuya y siempre
en mi mente los instantes indescriptibles
del embeleso que ansía extender tiempo
y espacio para sentirte más dentro, más mía,
quedan en las yemas de mis dedos
aún latente el nerviosismo de vibrar
con los espasmos delicados de tus valles,
tus montes, tus fuentes y mares y siempre
esta sed loca de continuar besándote toda.

Este es parte del blindaje, de los vientos,
del equipaje y de la fortaleza que me das
con tu ternura, la paciencia y todo el amor
para mantener las alas desplegadas y fuertes
para navegar de vuelta a casa,
donde unidos alcancemos nuevos eclipses
que junten nuestros universos,
volcados uno al otro como tormenta cósmica,
que explosiona y aquieta el solaz del guerrero
de regreso por fin en tu mágico oasis
de encanto, solitud, algarabía, consuelo, locura…
Poeta

7 puntos
1 0 2
Los comentarios son propiedad del autor. No somos responsables de su contenido.
Claudia
Publicado: 10/9/2011 21:48
Incondicional
Unido: 17-1-2011
De: México
Comentarios: 2442
 Re: Nuestros Eclipses

Muy bello poema, con notas de nostalgia, con destellos de pasión infinita, teniendo que partir pero deseando quedarse con quien se ama. Felicidades Miltinho, muy hermoso. Un saludo y u abrazo. Claudia Alhelí Castillo

miltinho
Publicado: 12/9/2011 2:25
Incondicional
Unido: 25-6-2011
De: Ecuador
Comentarios: 1269
 Re: Nuestros Eclipses

Para los emigrantes que no pueden poner con su maleta, al ser que aman, hay que apuntalar los espacios que fortalecen la esperanza y el camino de vuelta a casa; empesemos por las sensaciones que siguen habitando dentro y fuera de cada uno... Gracias el comentario querida Claudia