Poemas de amor :  ESE HOMBRE
Mis palabras son solo migas
que el espíritu esparce
a veces amargas y otras dulces
como la vida se muestra tantas veces

Pero hay un hombre con alma de juglar
que como buen samaritano las recoge
como si fueran finas perlas extraídas
del más profundo y fiero mar

Será acaso que él sabe como
sortear en su navÍo la tempestad
sabrá tal vez cómo remontar el cielo
para ir en pos de la ilusión

A veces me imagino que por equipaje
en una mochila carga excelsos poemas
y silbando una canción emprende el viaje
cruzando llanos e intrincadas selvas
mis palabras siguiendo como pistas
que lo guían al Yucatán

Pienso que en mi presencia
desbordaría esos poemas
como se desbordan de los ríos los caudales
y en su pecho incendiado me mostrara
todas esas migas reluciendo como joyas

A veces me imagino en la canoa
acompañada por escuadras de nacomes
y bordeando la amada América
como a un santuario por destino

Y entregarle como ofrenda
solo a paganos Dioses destinada
guirnaldas perfumadas de pasión
sabrá el cielo si algún día
pudiera tal quimera consumar

Mientras ese hombre que se desvela
creando tantas rimas como estrellas
las palabras siempre son bellas
cuando las escribe el corazón
Poeta

8 puntos
0 2 3
Los comentarios son propiedad del autor. No somos responsables de su contenido.
LUZ MARINA MENDEZ CA
Publicado: 21/10/2020 21:08
Interesado
Unido: 6-10-2020
De: Colombia
Comentarios: 8
 Re: ESE HOMBRE

Muy bonito.

Ludico
Publicado: 21/10/2020 23:28
Interesado
Unido: 8-9-2020
Comentarios: 5
 Re: ESE HOMBRE

Saludos distinguida y admirada poeta , su poema me ha hipnotizado.
Con referencia a la nota a modo de epilogo, creo que la historia tiene la virtud de no dejarse silenciar por aquellos hombres que la escriben, quizás sea tergiversable por las emociones de aquellos humanos que intentan reproducirla; pero jamás silenciarla. Aplaudo su obre con emoción infinita.

Yamila Valenzuela
Publicado: 22/10/2020 19:39
Simpatizante
Unido: 29-9-2020
De: Turbo, Antioquia, Colombia.
Comentarios: 59
 Re: ESE HOMBRE

Hermoso poema.
Apapcho!