Poemas surrealistas :  Amargor cortante
Arrebatos para sellar el asfalto
En trincheras yace el cuerpo herido
Sangre de lobos sus chorros bañan el camino
Asusta el precipicio desde lo alto de la presa
se ve el caudal retenido
con ganas de cambiar de nido

En herida abierta rabia asoma
cuando agarra la vena aorta
la muerte brinca sola
Subsanar errores alegra los corazones
tapona los incubos maléficos

Los muertos deben tener vela en los entierros
desenrredando la madeja que curtieron

El amor atraveso desfiladeros
con la esperanza de descansar
en el valle florecido

El desquite escrupuloso
hará callar los tambores diabólicos

La alegria reflexión reflejada en la paz
Sedosa seducción melosa
que engatusa al meandro celoso

Burla despreciativa
la mofa se mofa
Desaparece el cuadrilátero
dejando los guantes ensangrentados

Los pianos creados por los ventosos pinos
Perplejas canas refieren secretas cábalas

Basura ingenua clarividente
Terrorífico ensayo
de un beiicoso visualuzado encuentro
entre gansos y galgos


18/04/2021
©Dikia
Poeta

Poemas surrealistas :  Caixões falantes
Caixões falantes
Línguas cadavéricas sussuram em idiomas perdidos, o hebraico
Antigo, o ciríaco, o babilônio e farsi só se ouvem nas medidas
Mortuárias estranhas, confusas, a cada passo mortuário
Línguas escondidas movem-se nos caixões falantes...



Vórtices azulados, negros, purpúreos sussuram em linguagens
Metafísicas, acaso vais aos países dos mortos em que toda
A vida não é mais que um sono distante e pesado?
Acaso procuras um sentido metafísico ou inteligível?



Nos pensamentos executados por caixões ébrios, teu espírito
Conclama aos Altos Céus que nunca o deixem falar, e que toda
Voz seja apenas mudo secretismo de antigos mistérios...



Sobre o céu estrelado, ouve-se litanias murmurosas...
Estações despreendidas de sacrilégios removem
A vida, a morte, a fecundidade para o abismo deletério,
E o cetro de Hades decreta toda a Vida finda amargamente.



Linguagens de caixões serão ouvidas nos absconsos
Poços aquáticos, e cada murmúrio é uma nova fecundação
Que leva a um novo corpo a decompor-se nas imagens
Vermelha, negra, marrom de verões e outonos olvidados!
Poeta

Poemas surrealistas :  Pobre del espejo negro
“Su reflejo no celebro . . .”

Este enigma es algo serio,
su existencia es un misterio
proveniente de las sombras,
si lo conoces te asombras.

He visto al espejo negro,
de su suerte no me alegro
porque tiene cicatriz,
como huella de un desliz.

El cristal se encuentra herido,
está triste, compungido,
hoy, le cambió la fortuna,
alguien lastimó esa luna.

Alguien mancilló su rostro,
cruel actitud, yo, denostó,
fino vidrio, fiel raigambre,
regó astillas, cual desangre.

He visto al espejo negro,
en sus fisuras me pierdo,
convergen todas al centro,
mi acechanza queda adentro.

Pues la atrapa el laberinto
de tan tétrico recinto;
su reflejo no celebro,
pobre del espejo negro.

Adoptó una forma extraña,
parece brillante araña
que se apodera del nido,
de ese quebranto dolido.

Tal situación lo degrada,
la imagen me desagrada,
ha quedado más oscuro,
como en penumbras, impuro.

De su vida me desmarco,
aunque aguantó por el marco,
ha quedado como fiambre,
ya no quiero en el mirarme.

¿De quién serán los siete años
de mala suerte, los daños
que se causan en el alma?,
¿quién no podrá tener calma?

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
Ciudad de Santiago de Querétaro, Estado de Querétaro, México, . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
Poeta

Poemas surrealistas :  Elixir
El impulso de los guijarros
salteadores de caminos
Entrecortada hierba
estaba escondido el mirlo
Achuchaba el trueno
el relampago crispaba el cielo
alimentando el heno

Pulsamine el envierno
de cabalgatas austeras
por los tiempos venideros
con costosos encierros
Encasilladas ausencias
de pretroyanos piromanos
En ciernes de su piel pagana
encienden incienso al alba
Descendientes de centollos
descendiendo por el agua

Cruel nada
nada en la nave del posible
Inmaculado destino
Precoz disimulo del alguacil
del inframundo
Chismorreaba de como
mostrar la daga
alejando tesoros
de la ambicionada inmortalidad
Hiel sin hiel
Aguaceros de miel
en espera de un crujir parpadeante
del vivir ajeno

Acuestate niño
con ajo y pereguil
en las nalgas
Auyentando corvos y corzos
que maizales desean
Tonos embriagadores
claman tu quehacer
No les escuches por tu bien
que solo envidian tus pies
como un ciempiés
con puas para introducir en tu piel
para arrebatarte tu sien
con el elixir de un mentor
ciego de poder

28/12/2020
©Dikia
Poeta

Poemas surrealistas :  Miedo infernal
Ardientes lanzas
como clavos se agarran
en el corazón muriente
Traspasa la realidad viviente
al crujir en mil piezas
el muro transparente

La blanca paloma acorta sus alas
al mirar la tierra ardiente
por un fuego truculento
como el rojo sol
La desidia implementa la masacre
con despiadadas espadas

Una ola de polvo se extiende
al galope de los jinetes
Los eslabones convertidos en escombros
Las flechas envenenan
las almas rotas
azotadas al crepúsculo

Gloria mezquindad
arrasa el juicio
La herradura del caballo gira
imponiendose la locura
Cara y cruz
tan similar a teoria y practica

Gigante soledad
Enorme desconsuelo
El eje de la rueda cede
La cúpula cae
Las canas surgen
en consecución del propio dominio

Vulnerables brechas
Necesitan sacrificios con osidiana
para recuperar la herencia
Depositada en lagos pantanosos
sobrevivir a tigres de bengala
y construir arcos de acacia

Guardianes del arca
Rastreadores del desconocimiento
del sentir humano
en insondables dimensiones
Parar su enesima destrucción
por manipulaciones inimaginables

04/12/2020
©Dikia
Poeta

Poemas surrealistas :  ¡Quisiera Volar!
¡Quisiera Volar!
Quisiera volar, 
Alcanzar las aves en el cielo, 
Sentir la presencia de aquellos algodones en mi rostro. 

 
Quisiera volar, 
Estar cerca de los luceros en el cielo. 
 

Quisiera volar, 
Escuchar más de cerca el murmullo del viento nocturno, 

 

Quisiera volar, 
Presenciar la salida del hermoso farol anaranjado. 

 
Quisiera volar, 
Tocar el hermoso cielo celeste del bello día. 

 
Quisiera volar, 
Pasar el día, acariciando la suave textura de las hermosas nubes blancas 


Quisiera volar, 
Quisiera volar. 



- José -
Poeta

Poemas surrealistas :  UN CUENTO PARA DOS
En la orilla de un cenote
Se bañaba una mestiza
De repente sintió una punzada
Como cuando clava sus aguijones el pesar
Rodó entonces una lágrima
Encerrado en ella un trocito de corazón
La sintió tan ligero el agua
Que desde el fondo la corriente lo arrastró
Oh milagro de los cielos!
Al pedacito salieron aletas y por océanos viajó
Quedó varado luego en un río
El río de la Plata habrá sido
Y como para Dios no hay imposibles
Las aletas transformó en alas
Y así las pampas sobrevoló
Hasta el hogar de cierto gaucho
Dónde en versos su historia le narró
Lo escuchó muy atento el noble gaucho
Y en su mismo pecho preparó
Un rinconcito que fuera solamente para él
Y soñó desde entonces con aluxes y con selva
Soñó tambores y pirámides
Y con una mestiza que sin verla cautivaba
Ella meciéndose en su hamaca se imaginaba
Al galope abrazando la cintura
De un vaquero de las pampas
Se sorprendía en las mañanas
Sosteniendo en sus manos boleadoras
Y en las brumas de sus sueños repetía:
Argentina, Argentina
Poeta

Poemas surrealistas :  EL DIOS DE LOS CIELOS
EL DIOS DE LOS CIELOS
En tus labios rojos pecadores, mis sueños
Aprendieron a volar,
Y sus alas alzaron al viento,
A que los llevara por éste mundo incierto.

Entre primavera y primavera
Solo hojas verdes
Y flores de lozanos pétalos, ellos,
En llovizna diurna solían acercarse a acariciar.

Y volaron cuan alto y lejos los llevara el viento,
Todo aquello que pudieron,
Vieron y tocaron,
Mas nada extranjero para sí guardaron.

Verdes océanos cruzaron divisando en su larga
Travesía, a sirenas y tritones,
Quienes en alegre vergel de risas y canciones,
Disfrutaban de su ignota vida.

Ascendieron a los azules cielos, más allá de las
Más altas montañas de la tierra
Y, oh… sorpresa…!!! Pudieron mis sueños ver
Y oír cantar a Dios…!!!

Ardorosas melodías se esparcían por el cielo, en
Cadenciosas notas envolvían el espacio
Su voz como una espada,
Cortaba las maldades de los corazones.

El Dios de los cantares celestiales
Ensayaba una obra con seres de luz espiritual,
Fue hermoso escuchar a éste gran señor
Del cielo: Dimash Kudaibergen.

Delalma
28/08/2020
Poeta

Poemas surrealistas :  Antónimo de las cadenas
Sin dueño carga en su lomo,
lágrimas y gritos
de luces (antónimos),
crías de una bestia llamada “justicia”.

Llevando atada a sus alas,
palabras inmunes de miedo
y silencio.

Tú que despiertas
desde el sur hasta el norte,
del este al oeste;
firme irrumpes segura
aun en caída…

Provienes de un habitad
dónde ningún hombre ha estado;
paseas la vista y las garras
aun en el costal de la prisa.

Déjanos ser anfitriones
de hoy tu apremiante visita,
de tus revoloteos,
causantes de cambios en el viento,
y a tu alrededor…

Déjanos contemplarte
sin sangre a tu paso,
y ser de tu gravedad jinetes,
como testigos de tu longeva suerte;
… Y de tu nutrir a cualquier suelo.

Tú que vives posada en ventanas
y puertas de anhelos…
que anidas en espacios anchos
y estrechos…

… Que trazas e impones tu vuelo
en la selva de asfalto,
y en el bosque sin tiempo…

Quiero aferrarme a tu pecho,
a tus extremidades de antaño,
a tus alas cargadas de vegetación
y cascadas,
partes de tu ser, cual no puede
atraparse.

Tú que polinizas en tus “gotas”,
imaginación y sueños,
desde rincones fríos y secos;
en lejanos párrafos, y anexos,
de un libro escrito por la vida…

Ven a mí, ave inquieta,
vuela lejos, vuela alto,
en todo el mundo, en todas partes,
llega a todos, a muchos, veloz y risueña;
a tí, que muchos llaman “libertad”,
tú, que eres derecho y potestad
de todo aquel que existe;
que nunca se apague tu alegría,
ni se apacigüe de polvo tu vuelo…
Poeta

Poemas surrealistas :  Laberintos
Laberintos

El infinito regodeandose de ausencias
se desnuda en la esfera limitada
y un laberinto de aritméticas promesas
se construye en el polvo del destino.

Cuando aullan los lobos a las lunas
se corrigen los halos de la historia
Cuando brilla el maullido de los gatos
los roedores se bañan de miserias.

Las luciérnagas, estrellas de praderas,
con sus luces alumbran el camino
y no hay llanto que no traiga algún consuelo
y no hay calma que no traiga una tormenta.

Los silencios esconden alaridos
las sonrisas esconden duras penas
y las rabias se muestran manifiestas
cuando el miedo remueve sus cadenas.

Laberintos indulgentes que convidan
a quedarse encerrado entre paredes,
laberintos tenebrosos que intimidan
deteniendo los relojes del espanto.

Laberintos en las mentes prodigosas
que descubren tantas leyes naturales,
laberintos en las mentes fragmentadas
que destruyen esperanzas conflictivas.

Laberintos que eclosionan de miradas
taciturnas, irrequietas o dolidas,
laberintos que se forman inclementes
en los sueños e ilusiones despedidas.

Laberintos extraviados en el limbo
de memorias sepultas en la arena.
La tristeza barbechada en un suspiro
que desteje su ovillo contingente.

Y la gente
esta gente que parece perseguirse
caminando presurosa en las aceras,
laberintos de ciudades en desorden
caotizadas por la sobrepoblación.

Y es constante la palabra que desmiente
el poder de la nueva comunión
laberintos que laceran los instintos
descubriendo los secretos del panteón .

Infinitos que regresan a la mente
como ideas que no tienen solución
entre tantos laberintos imprudentes
que se hacinan y amontonan sin parar.

El infinito se retuerce en sus ausencias
y las sombras acompañan a sus cirios.
Los delirios de grandeza ya no importan
pues no cumplen su función epistolar.
Poeta