Chaloaranda

Poemas, frases y mensajes de Chaloaranda

Selección de poemas, frases y mensajes mais populares de Chaloaranda


De López y de sus rifas

“Ocurrencias, . . . puras pifias.”

López, necesita, urgente,
otro asesor, que lo oriente
por la senda productiva
de la labor efectiva.

La patria está en recesión,
en crisis está la nación
y al trabajo no recurre,
a él, solo se le ocurre.

Llevar a cabo una rifa,
en esos arranques cifra
su transformación de cuarta,
¿de engañar, de eso se trata?

¿No da más su “inteligencia”
o se trata de demencia?,
¿a México un sorteo sostiene?,
mas, él, en eso se entretiene.

Su salida, a los problemas,
son los circos, sus emblemas,
consultas, complots, sin tientos,
mediáticos linchamientos.

Decálogos, estampitas,
gansadas, caprichos, citas,
mentiras, sus propios datos,
tras sus rollos tan ingratos.

Ya basta de sus locuras,
que son necedades puras,
con tanta idea repentina
al país no más empina.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 17 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

La ranita Toronjita

Mi papi se la encontró,
en una selva preciosa,
la vio linda, muy bonita,
delicada mascotita.

A mí, me la regaló,
me la dio en una cajita,
estaba tan pequeñita,
¡qué ternura me causó!

Yo, le puse Toronjita,
por gordita, jugosita,
me parece una cosita
de las que manda Diosito.

Sus ojitos son saltones,
tiene las patitas largas,
luce diversas manchitas,
que son oscuras, negritas.

Mueve, mueve, su garganta,
pues se la pasa comiendo,
solo estira esa lengüita
alcanzando el alimento.

La Ranita Toronjita,
come, come, sin parar,
come grillos, cochinillas
y no deja de engordar.

Le voy a echar su guayaba,
pa’ que se le hagan mosquitos,
pobrecitos, tan chiquitos,
también los va a devorar.

Por las mañanas, le gusta,
que le dé el sol, un poquito,
regresando a su nidito,
que entre las aguas está.

En la cuevita de lodo,
permanece, muy tranquila,
ahí está bien quietecita,
saliendo solo a cazar.

¡Ay, Ranita Toronjita!,
no te quiero regordeta,
me encantas en miniatura,
quisiera verte flaquita.

Si tú sigues de glotona,
no vas a caber en casa
y, pronto, vas a aprender
que la vida . . . no es comer.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 02 de octubre del 2006
Dedicado a mi Chalita, ¡te amo a ti!
Reg. SEP Indautor No. 03-2007-082112003600-14

De López, el indignado

“Por Madero, . . . su adorado.”

López, necesita, urgente,
un asesor, diligente,
un curandero del alma,
que lo haga pensar con calma.

Que, lo enseñe a bien tratar,
honrar, apreciar, respetar,
a víctimas del delito,
lo que sucede, aquí, cito:

Varios grupos activistas,
colectivos feministas,
por varias motivaciones,
tomaron instalaciones.

De manera muy formal,
de la Comisión Nacional
de los Derechos Humanos,
que, más bien son inhumanos.

Ya que sienten que, en la misma,
no los protegen del cisma
que crímenes les provocan,
injusticia, al punto, invocan.

En la toma susodicha,
ha imperado la desdicha,
se han causado daños diarios,
a inmueble y a cuadros varios.

Entre ellos, al de Madero,
ídolo, imperecedero,
de Andrés que, sin duda alguna,
no entiende causa ninguna.

Al contrario, consternado,
mucho enojo ha demostrado,
porque tal lienzo han rayado
y de cabeza han volteado.

Dijo, sin cerrar el pico,
que tal asunto es político,
sin excepción, pues, a todas,
las llamo conservadoras.

Acusó, en fin, a los medios
de comunicación, de no serios,
salió con el cuento eterno,
que se afecta su gobierno.

Mas, no expresó indignación,
ni se tentó el corazón,
por víctimas del delito,
ahí, no se mostró contrito.

No reflejó pena, ni una,
por muerta, violada, alguna,
ni por niñas, ni mujeres,
secuestradas, ¡pobres seres!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 08 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Pluma poética

“Fuente del ser más . . . sapiente.”

Cálamo, de hueco pecho,
grafo, letra, signo estrecho,
negro, azul, que se desliza,
con inspiración precisa.

En las hojas de blancura,
corre tinta, limpia, pura,
la escritura es una liebre
que deja huella indeleble.

Bolígrafo que le agrada,
a una mano consagrada,
versando, con elegancia,
odas, rimas, consonancia.

Como las de aquella pluma,
cuyo estilo no se esfuma,
esencia, punta bendita
que, el poeta, necesita.

Portadora del repuesto
que estará, siempre, dispuesto,
a imprimir los pensamientos
que no se llevan los vientos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 21 de marzo del 2016
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14

De López y sus festejos

“De la insensatez, . . . reflejos.”

López, necesita, urgente,
de asesor inteligente
que le toque el corazón,
que lo haga entrar en razón.

Para el quince, ha prescrito
la celebración del Grito
Nacional de Independencia,
anda en la plena demencia.

Pues, México está de luto,
lúgubre, en lo absoluto,
hoy, no estamos para fiestas,
las penas son manifiestas.

Su actitud resulta vil,
van muertos setenta mil,
por el covid diecinueve,
pero, ni eso lo conmueve.

Es persona desalmada,
delincuencia desatada,
la crisis es delirante,
el desempleo galopante.

Y, él, pensando en un festejo,
de inconsciente tiene el dejo,
verdadera decepción,
no le importa la nación.

De forma muy irredenta,
sueña en rifa fraudulenta,
en estúpidas antorchas,
tiene las neuronas mochas.

Su discurso, harta, cansa,
la “flama de la esperanza”,
ya no sabe que inventar,
con el fin de apantallar.

Hasta un desfile prepara,
nada cuerdo, se descara,
al ejercito involucra,
con el populismo lucra.

Debe cancelar su “grito”
y cambiarlo por un rito
de duelo, muy nacional,
bien sencillo, . . . emocional.

México, en la dependencia
de un López en decadencia,
a sus caprichos plegado,
me siento muy indignado.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 11 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Yo, . . . Mayté

“Con Ilitía, . . . me cité.”

Hoy, estoy en las entrañas
de Samantha, en las mañanas,
en las tardes, en las noches,
de su amor me hace derroches.

Ya me quiero ver nacida,
por el mundo bienvenida,
en mi bello Amecameca,
la vida es preciosa beca.

Seré una niña divina,
junto a Sor Juana, genuina,
camino del Sacro Monte,
veré pronto el horizonte.

Me cuidarán dos volcanes,
con sus nieves, sus afanes,
Izta, Popo, son cordiales,
blanquísimos, celestiales.

Traigo el alma muy dispuesta
y un corazón, que se apresta
a iniciar linda aventura,
bajo la buenaventura.

A mi Dios le doy las gracias,
me librará de desgracias,
prometo ser cariñosa
con mis padres, respetuosa.

Espérenme, se los ruego,
Marijose, tenme apego,
pongan velas, con anhelos,
llega Mayté . . . de los cielos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 16 de septiembre del 2016
Dedicado a mi hija, Samantha Ramos Hernández (te amo a ti . . .)
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Y retiemble en sus centros la tierra

“Si Bocanegra, . . . supiera.”

Otro temblor de tierra, es por demás,
este bendito suelo no aguanta más,
aunque la alarma sísmica, bien, nos avisa,
la cicatriz del pecho, se profundiza.

El temor nos invade, no es poca cosa,
gente rumbo a hospitales, otra a la fosa,
algunos atrapados, bajo el escombro,
la labor de “los topos” nos causa asombro.

Un binomio canino, busca la vida,
la vida, en un derrumbe, es tan sufrida;
ser solidario es parte del ser humano,
esa virtud ya es propia del mexicano.

Ante tales desgracias, brinda el apoyo,
de corazón, con alma, ésto no es “rollo”,
expone su existencia, que es resistente,
frente a la parca muerte, como un valiente.

La ayuda fluye, llega, de las personas
caritativas muestras, harto luchonas,
ya en brigadas divinas, dándole al mazo,
cadenas que, hermanadas, sacan cascajo.

“El miedo paraliza”, dice aquel dicho,
más esa frase queda en el entre dicho,
cuando danzan el piso y un edificio,
surge el valor azteca, . . . el sacrificio.

Se refleja en la calle, jamás desmaya,
leal, fraterno, coopera, no ostenta falla,
alimenta al maltrecho, agua le ofrece,
le obsequia la despensa, eso enaltece.

Que decir de bomberos, de socorristas,
que prestan su respaldo, siempre altruistas,
de nuestra respetada cruz roja, amada,
que, diligente, asiste al área dañada.

El pueblo, entusiasmado, trabaja intenso,
la marina, el ejército, loable esfuerzo,
hasta los federales, patriota empeño
que, como ciudadano, nunca desdeño.

Llegar de rescatistas del extranjero,
a éllos otorguemos calor sincero,
dispensan, generosos, digna experiencia,
traducida en auxilio, basado en ciencia.

Pobre mi Capital, azas querida,
está muy afectada, se encuentra herida,
muchas bellas colonias están “tocadas”,
Condesa, la Del Valle, rete admiradas.

La Roma, la Narvarte, la gran Doctores,
lloran, medio caídas, tienen dolores,
las “réplicas” generan incertidumbre,
no ha nacido “chilango” que se acostumbre.

Mucha faena aguarda a sus habitantes
que, por lo pronto, esperan, bien expectantes,
dictámenes de riesgo de construcciones,
a la vez que murmuran . . . sus oraciones.

Dios mío, que no todo se vaya al traste,
se ha declarado “zona de desastre”,
requerimos, urgente, gobierno diestro,
que vengan los recursos, un Plan Maestro.

Esperamos, ansiosos, que los partidos
políticos, apáticos, desentendidos,
suelten pronto el dinero de “sus campañas”,
pa’ la reconstrucción, ¡un no a las mañas!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
México, D. F. a 24 de septiembre del 2017
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

De López y sus dominios

“De derechos, . . . exterminio.”

López, necesita, urgente,
un asesor, que lo oriente
en el aspecto profundo
de libertades del mundo.

Me refiero a los derechos,
por él, ahora maltrechos,
al tránsito, a la expresión,
baluartes de la nación.

Garantías, prerrogativas,
que ha hecho restrictivas
para el pueblo “sabio”, sano,
en fin, para el mexicano.

Pues, demente, descocado,
nuestro Zócalo ha cercado
de manera deleznable,
el acceso es infranqueable.

Para peatones, viandantes,
transeúntes y caminantes,
los reprime con la “tira”,
vehículos, ni se diga.

De una manera canalla,
ordeno poner mil vallas,
sus metálicas barreras,
lo impensable en otras eras.

Es imposible pasar,
pero, no quiere escuchar,
otra vez, con “mano dura”,
nos muestra su dictadura.

Desea vivir a sus anchas,
sin plantones en la plancha,
marchar impide, reacio,
no quiere ruido en Palacio.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 22 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Que difícil es ser chairo

“Echar maromas . . . a diario.”

Que difícil es ser chairo,
echar maromas a diario,
“defender” lo indefendible,
llegando hasta a lo increíble.

Contratarse como bot,
ser del “gobierno” un robot,
desquitando la croketa
para calmar hambre inquieta.

Que difícil es ser chairo,
tener el deber primario
de hacer memes de a montón,
sin chiste, sin ton ni son.

Que difícil es ser chairo,
vil solovino incendiario,
ser fanático, irredento,
que pena, tanto lo siento.

Que difícil es ser chairo,
actuar de modo corsario
y, por respaldar a López,
con actitudes muy torpes.

En forma desenfrenada,
emplear mucha leperada,
la amenaza, nada grata,
¡ay, qué vida tan ingrata!

Que difícil es ser chairo,
para nada solidario
con las causas del país,
comer puro arroz, maíz.

Frijoles, durante días,
como ordena su “mesías”,
tener un par de zapatos,
más mejor si son baratos.

Que difícil es ser chairo,
seguir siendo partidario
de la peor de las opciones
desde aquellas elecciones.

De criterio adolecer,
seguir sin reconocer
que se equivocó al votar,
sin tal yerro reparar.

(Versión abreviada)

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 26 de septiembre del 2020
Dedicado a todos aquellos que se sientan identificados con el contenido de mis versos . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

La ranita Toronjita III

Toronjita, . . . falleció,
se fue al cielo de las ranas,
en un charquito flotante
ya trova por las mañanas.

Con una orquesta de grillos
y un coro de cochinillas,
afina bien su garganta
tarareando tonadillas.

Ha puesto lindo nidito
en la nube algodonada,
no comerá ni un mosquito,
tendrá la panza delgada.

La Ranita Toronjita,
canta, canta, sin parar,
canta tangos, sus boleros
y no deja de croar.

Le acompaña fiel mariachi
al son de rancheras bellas,
con tal dieta entona más
melodías a las estrellas.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 02 de octubre del 2018
Dedicado a mi Chalita, ¡te amo a ti! . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Pequeñito

“Del cielo, un pedacito . . .”

Como de Dios, bendición,
nos ha nacido un varón,
es chiquito, pequeñito,
bebé, luz, un lucerito.

Su madre y padre, lo adoran,
por eso es que al cielo imploran,
que alumbre, pues, la familia,
niño, infante, que concilia.

Con su pedacito de alma,
abuelos y tíos desarma,
ser humano que gravita,
corazón que bien palpita.

Respira, se oye su llanto,
ojalá que fuera canto,
risas, miles de oraciones,
nene de las ilusiones.

Proyectadas en mil juegos,
primas que serán apegos,
su amigo, Ángel de la Guarda,
dicha, fortuna, no tarda.

Vino, al mundo, Ian Santiago,
regalo en vida, empalago,
que nos dio Nuestro Señor,
grato mensaje de amor.

Ya tiene su amanecer,
con que se deje querer,
la prosperidad le auguro,
todo lo demás, . . . seguro.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 23 de octubre del 2014
Dedicado a mi pequeñito nieto, Ian Santiago Mora Ramos, el día de su nacimiento . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

San Jerónimo

San Jerónimo, bendito,
vengo a ti, te necesito,
mi existencia se desarma,
quiero encomendarte el alma,

Santo Patrón de Janitzio,
ando al pie del precipicio,
no he comprendido la vida,
¿cuál es su justa medida?

Docto Señor de la Biblia,
¿tal desgracia, quién concilia?,
¿sin fe, con desesperanza,
la paz interna se alcanza?

Soy fiel siervo, el más pequeño,
anhelo cumplir mi sueño,
busco amor desesperado,
dime, ¿cuento con tu amparo?

Miro la naturaleza,
tú cuidas esta grandeza,
cuando navego en el lago,
pienso . . . ¿cuál será mi pago?

¿Para encontrarme contigo,
merezco duro castigo?,
lacerado, sangro inerte,
llego hincado a conocerte.

En tu templo, fortaleza,
mi ser entero te reza,
ojalá que me escucharas
y, a mi corazón, le hablaras.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Isla de Janitzio, Pátzcuaro, Michoacán, México, a 05 de agosto del 2012
Dedicado al Señor Leonel Calderón López
Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14

Mi adorado Xochimilco

“Ante tu grandeza, . . . me hinco.”

Del náhuatl, raíz, origen,
las palabras que te rigen,
superficie, etnia, pueblo,
con mis versos, yo, celebro.

Tu Señorío, tan grandioso,
magno, ancestral, poderoso,
tu economía, en sociedad,
de agro-signo, identidad.

Altépetl, “montaña de agua”
que, en la leyenda, se fragua,
chinampas, te han dado arrullo,
de México, eres orgullo.

Xochimilco, de canales,
con sus cauces celestiales,
que bañan lluvia, volcanes,
par de lejanos guardianes.

Xochimilco, de riberas,
de orillas con sus laderas,
bordeadas por ahuejotes,
por sauces, de dignos brotes.

Eucaliptos, alcanfores,
alegran con sus colores,
entre plantas, como el lirio,
la ninfa, que es mi delirio.

Xochimilco, edén bendito,
sitio de magia, de rito,
lugar de lacustres dotes,
de prehispánicos islotes.

Que quede, en ti, mi alabanza,
bella “tierra de labranza”,
“sementera de las flores”,
de aromáticos olores.

Alcatraz, clavel, azalea,
el cempoaxóchitl, la dalia,
floripondio, clavelina,
girasol, gladiola fina.

Región de cultivos varios,
de pueblos originarios,
catorce que, ahí, se asientan,
su cultura, representan.

Las milpas cuentan la historia,
de hortalizas que dan gloria,
bien regadas por las aguas,
lo pintan Códices Nahuas.

En tu vergel territorio,
costumbrista adoratorio,
técnica agrícola antigua,
la chinampería atestigua.

Que has brindado el alimento,
dando comida, sustento,
a los nativos, sin tiento,
a la Ciudad, hace tiempo.

Con maíz, chile, epazote,
coliflor, chilacayote,
calabaza, jitomate,
lechuga, acelga, tomate.

Pepino, quelite, el haba,
cilantro, que no se acaba,
por citar solo unas cuantas
verduras, pues, nos das tantas.

Natura, con sus encantos,
bosque, en los lares más altos,
coexisten: ahuehuete, pino,
tepozán, ocote, encino.

Tienes variedad de flora
y fauna, que vida implora,
ajolote, pato, rana,
tilapia, mojarra sana.

Liebre, tlacuache, tejón,
el zorrillo, el escorpión,
tuza, ardilla, comadreja,
teporingo, una rareza.

En turismo eres bastión
flotante, de tradición
centenaria, que navega
en trajinera, rejega.

Salgo del embarcadero,
llevado por, fiel, remero,
el grato paseo en “chalupa”,
avispar la vista ocupa.

Llegar hasta la compuerta,
con el alma bien abierta,
es costumbre muy bonita,
dar un ramo a la damita.

De flores, de la “marchanta”,
navegar, canta, que canta,
al son de lira, marimba,
mariachi, corazón timbra.

Chucho Monge, Agustín Lara,
le han cantado, en forma clara,
a tus riquezas preciosas,
a tus mujeres hermosas.

Flor más bella del ejido,
te dedico este cumplido,
mi admiración muy febril,
tal fiesta es el mes de abril.

Ya visité los viveros,
los mercados, los museos,
las arqueológicas ruinas,
haciendas, parques, son minas.

En inagotable viaje,
la Pista de Canotaje,
la “Isla de las Muñecas”,
pasé por las discotecas.

Los restaurantes, los bares,
sin fin de lindos lugares,
para el que quiera pasearse,
comer, beber, sin hartarse.

El espectáculo asoma,
ya, regresó “La llorona”,
con su música, la danza,
la ficción, el mito, avanza.

No olvidaré los Conventos
que, de la fe, son cimientos,
ni, en la Parroquia devota,
pedir favor, al Niñopa.

Pues, tienes problemas, varios,
en tus diecisiete barrios,
el peor, sobre ecología,
requieres sabiduría.

De esa, tu indígena herencia,
que demuestre su querencia,
el amor, con mucho ahínco,
sobre de ti, . . . Xochimilco.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 08 de abril del 2019
Dedicado a mi compadre Prisciliano Membrillo, “El Chato” . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Benjamín Le Barón

“Una loa para el varón.”

En una campiña,
digna, como niña,
creyó ver nacer
justo amanecer.

Preciosa llanura,
de fe, de cordura,
regada por Benjamín,
cual fiel, ideal, jardín.

El sol, por aliado,
brillo pulcro, al lado,
de su amor sagrado
he oído, escuchado.

Cobarde atentado,
el mal encarnado,
de muerte fue herido,
ciclo destruido.

Su vida está muda,
se quedó desnuda,
cubriose con manto
de niebla, de llanto.

Por hoy, la inconsciencia
torció la decencia,
las almas se pierden,
las sombras se ciernen.

Se alaba la mugre
y la podredumbre,
el mundo global
llegará al final.

Solo desvarío,
mi cielo al vacío,
estoy aturdido,
lúgubre, rendido.

El prócer ha muerto,
ya, mora en un huerto,
la tristeza al viento
y, . . . en el firmamento:

Que quede su ejemplo,
vayamos al templo,
a senda, camino,
de Dios, el Divino.

Descifrar las penas,
volverlas serenas,
sacar perlas buenas
de graves gangrenas.

Una loa, . . . para varón,
a Benjamín Le Barón,
un héroe, un paladín,
a su lejano confín.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 09 de septiembre del 2009
Reg. SEP Indautor No. 03-2010-032412383400-14

Ahuehuete, "El Sargento"

“Tu caso, triste presagio, de la humanidad, . . . naufragio.”

Árbol del gran Moctezuma,
permite que te presuma,
hacia arriba, dos vertientes,
copa, ramas imponentes.

Predilecto de natura,
cuarenta metros de altura,
quince de circunferencia,
marcaste, así, diferencia.

“Centinela” de las frondas,
raíces profundas, hondas,
del bosque todo un Señor,
“Viejo de Agua”, el más mayor.

Ahuehuete, “El Sargento”,
hace tanto, tanto tiempo,
te sembraron, ahuehuete,
¿lo añoras?, fuiste cadete.

De tronco firme, muy regio,
diste sombra a aquel colegio,
al Colegio Militar,
te mereces un altar.

A las faldas del Castillo,
te nutrió sol amarillo,
fuiste nido de “aguiluchos”,
te rociaron con cartuchos.

Centuria mil ochocientos,
como han soplado los vientos,
soportaste las batallas,
de aquellos “gringos”, canallas.

Que invadieron vuestros pastos,
que recuerdos tan nefastos,
en tu cima de sabino,
se escuchó el fragor de niños.

¡Niños Héroes, mi ahuehuete!
muertos en cuarenta y siete,
de la historia fiel testigo,
¡marchito, que cruel “castigo”!

El Cerro del Chapulín,
triste vio llegar tu fin,
año del sesenta y nueve,
siglo veinte, se conmueve.

Secular, sacro ahuehuete,
¿por qué quedaste al garete?
tus milenios se acabaron,
¿por qué, a ti, te abandonaron?

La tragedia, así, se fragua,
bien seco por “. . . falta de agua
y contaminación . . .”, traspié,
reza una placa a tu pie.

Falta de agua, . . . qué ironía,
¿es qué, nadie lo sabía?,
sed e infección, tu martirio,
¿qué pensaría Don Porfirio?

De la polución y ozono,
que funesto desazono,
tú no tienes sustituto,
Chapultepec . . . negro luto.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 13 de septiembre del 2015
Reg. SEP Indautor No. 03-2016-070109301200-14
Dedicado a mi hermano, el Sr. General de Brigada e Ing. Constructor (en retiro), Adrián Ramos Aranda.

Yo, . . . el nopal

“He nacido en noble cuna, soy el padre de la tuna.”

Provengo de las cactáceas,
a mi Dios le doy las gracias,
de habitar la noble tierra
que, en mi ser, amor encierra.

Suelo seco de aquel llano,
hace tiempo, no lejano,
fui sembrado, tras lomita,
¡ay!, mi corazón palpita.

Verde, espinoso de fuera,
crecí en una nopalera,
que sobrevivió, por terca,
con sus vigorosas pencas.

No soy cultivo cualquiera,
también llamado chumbera,
cardo, de pie, estoy parado,
digno estandarte sagrado.

Soy opuntia, irresistible.
deseado, cual comestible,
milagro de hoja carnosa,
bien silvestre, muy fibrosa.

Ostento figura oval,
me denominan, nopal,
orgulloso grito, al viento:
¡qué tengo espinas, lo siento!

Si tal presencia te ofende,
mi arrogancia me defiende,
soy una planta arbustiva,
que se ha vuelto reflexiva.

Soy símbolo nacional,
patriota sensacional,
de mi cuerpo brotan tunas,
xoconostles de fortunas.

Formo parte de la historia
de México, de su gloria,
pues águila real, . . . osada,
posose desenfadada.

Sobre uno de mi especie,
ojalá el pueblo lo aprecie,
que aparezco en la bandera
tricolor, sacra, . . . señera.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 15 de septiembre del 2017
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

De López y su esperanza

“A la que ha choteado, . . . a ultranza.”

López, necesita, urgente,
otro asesor, que lo oriente
con una actitud pensante
frente al caos, tan reinante.

El país está en la quiebra
y, él, festeja, celebra,
en el peor luto, el más negro
y, a él, le falla el cerebro.

Cada que tiene un problema,
que se enfrenta a algún dilema,
raudo, diligente, a ultranza,
se escuda tras su “esperanza”.

A su partido morena,
lo bautizó con el lema
prístino de “la esperanza
de México”, no descansa.

De invocarla para todo,
ya le agarró bien el modo,
para engañar, muy falsario,
a su amado pueblo “sabio”.

En su más reciente rito,
quiero referirme al Grito
Nacional de Independencia,
orondo, con displicencia.

Se saco de la chistera
otra ocurrencia placera,
“la llama de la esperanza”,
su inventiva no descansa.

Para ahuyentar la pandemia,
tanta muerte, ya, lo apremia;
a López, hay que decirle
que no es dable ya pedirle.

Tanto, tanto, a la esperanza,
porque la misma se cansa,
frente a su tanta ignorancia,
ineptitud, arrogancia.

Ni la fe, ni magia, alcanza,
mucho menos la esperanza,
sin quehacer, sin construir,
no hay nada en el porvenir.

Sin trabajo, sin labor,
la patria, pues, da pavor,
si su cordura descansa,
lo que hay es desesperanza.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 16 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

De López y el movimiento FRENAAA

“Al que, ya, . . . nadie lo frena.”

López, necesita, urgente,
un asesor, muy consciente,
que lo enseñe a respetar
al pueblo, sin mancillar.

Derechos elementales,
libertades esenciales
sagradas, sin excepción,
que han forjado a esta nación.

Diecinueve de septiembre,
en la memoria se siembre
del mexicano esta fecha,
de “democracia” maltrecha.

Sábado de represión,
de grave vulneración
a los derechos humanos,
con actos malos, insanos.

Miles de manifestantes,
pacíficos, incesantes,
rumbo al Zócalo marchaban,
a tomarlo se aprestaban.

Lo que, al fin, fue impedido,
tal deseo fue contenido
por policía citadina,
de una forma muy ladina.

El peje, allá, por Tlaxcala,
como mucho esto le cala,
en error, infame, craso,
les mandó cerrar el paso.

Para cualquier contingente
que, en su marcha diligente,
bien serena y educada,
pues, ya no pudo hacer nada.

Por los “gendarmes”, cercados,
fueron harto “encapsulados”,
hubo agresiones, frustradas
ilusiones, decomisadas.

Muchas casas de campaña,
injusticia, atroz, tamaña,
violando, sin compasión,
la libertad de expresión.

Y el tránsito libre, al punto,
censura, veto, barrunto,
hoy, López, con “mano dura”,
nos mostró . . . su dictadura.

Haciendo gala, a la vez,
el “Rey del Plantón”, Andrés,
de una franca desmemoria,
ya lo juzgará la historia.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 19 de septiembre del 2020
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Marchemos, marchemos

“Anhelo . . . alcancemos.”

Marchemos, marchemos, pacíficamente,
la expresión, derecho, magno, de la gente,
la Constitución, consagra tal acto,
artículo sexto, para ser exacto.

Marchemos, marchemos, tomemos las calles,
contra dictadura, tú, jamás te calles,
ya que, el socialismo, latente, amenaza,
quiere hacer, de México, por siempre, su casa.

Marchemos, marchemos, hagamos historia,
el manifestarnos, nos dará la gloria,
partamos del Ángel de la Independencia,
de otro Monumento, mostrar resistencia.

Marchemos, marchemos, alcemos la voz,
en esta protesta, contamos con Dios,
plenos, en justicia, millones de humanos,
caminemos juntos, cual fieles hermanos.

Marchemos, aliados, pues, hombro con hombro,
el día de la cita, . . . causemos asombro,
somos ciudadanos, no estamos de acuerdo,
con el peje inepto, “gobierno” no cuerdo.

Marchemos, marchemos, con toda decencia,
pobres, clase media, ricos, sin violencia,
llevemos pancartas, clamemos consignas,
que sean razonables, elocuentes, dignas.

Marchemos, marchemos, diligentemente,
es un privilegio ser inteligente,
andemos la ruta con educación,
por lograr un cambio, total convicción.

Marchemos, marchemos, porque está muy mal,
pésimo “mandato”, hay caos nacional,
la inseguridad, crisis, mil motivos,
sociedad, el pueblo, sentimientos vivos.

Marchemos en paz, con la cara en alto,
con paso pausado, sin un sobresalto,
dejemos, a un lado, desidia, indolencia,
de forma consciente, hagamos presencia.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, . . .
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

El Ilustre Tata Vasco

“A Pátzcuaro y Santa Fe, consagró su santa fe.”

Te evoco a ti, Don Vasco de Quiroga,
grandioso de obra que la ignorancia ahoga,
quisiera recordar tu tierna esencia,
luego abundar . . . en tu benevolencia.

Querer al prójimo, ahorrarle lo sufrido,
del nuevo mundo anhelo esclarecido;
un cuento de hadas aquella fiel nacencia,
en magra España de plena efervescencia.

Allende Madrigal de las Altas Torres,
se dio la tersa cuna de tus fulgores,
sobre el Reino de Castilla la Vieja,
magistral presagio de tal grandeza.

El año de mil cuatrocientos setenta,
de cierta oscuridad, siempre irredenta,
nacieron contigo los deseos de bondad,
de fe, de austeridad, de abrigo y caridad.

De dos seres hermosos, tú, brotaste,
cariño en la niñez así encontraste,
más, Dios, bien te dotó de algo inmanente,
abriendo el cielo a tu corazón, latente.

¿Quién cinceló ese ser maravilloso,
sensible, desprendido, generoso?,
¿quién esparció en tu mente, de soñador,
la semilla de la humildad, leal candor?

Te marcan Erasmo, Vives, Santo Tomás,
les captas lo bueno, te instruyen sin más,
das honra a Petrarca, al gran Pedro Mártir,
con México sueñas, piensas compartir.

Sacros ideales de perfección cristiana,
con la raza p’urhépecha, michoacana,
al indio tendiste muy franco la mano,
por ese detalle fue más que tu hermano.

Azas, estudiaste derecho canónico,
leyes, fuiste Juez de corte platónico,
Oidor, Sacerdote, Obispo muy sano,
todo lo que hiciste nunca fue en vano.

Noble castellano, castizo hombre hidalgo,
entregaste todo, sin quedar con algo,
tierna simpatía por tus semejantes,
de los buenos tratos todos demandantes:

“Poder de juicio, acertado,
todo individuo tu aliado,
forjando psique espiritual,
educas su ser corporal.

Santa Fe de la Laguna,
sociedad como ninguna,
Hospital-Pueblo anhelado,
un deseo cristalizado.

La “Utopía” de Tomás Moro,
trabajo, alma, amor, decoro,
la hiciste una realidad,
tolerancia, humanidad.

Virtudes tuyas, sinceras,
con abnegación, de veras,
pacifista religioso,
forjaste núcleo enjundioso.”

En Pátzcuaro, se te valora y admira,
habría que desechar crueldad, violencia, ira,
gracias a esa enseñanza, reconciliadora,
apegarnos los seres humanos a tu aurora.

Mira, que bella está la Basílica,
en la que moran osamenta y súplica,
tus ánimos, que velados por la Virgen
de la Salud, nos reflejan tu origen.

Déjame decirte, Ilustre Tata Vasco,
la dádiva hace de la miseria . . . un asco,
¡viva tu modestia, ideario, fidelidad,
que, en este suelo, jamás impere maldad!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Pátzcuaro, Estado de Michoacán de Ocampo, México, a 14 de marzo del 2012
Reg. SEP Indautor No. 03-2012-030612580800-14