Poemas sociales :  Ese soy yo
Ya no quiero ocultar mis profundas cicatrices
me cancé de esconder mis añejos  defectos
me cansé de escapar de las hoscas traiciones
que se imponen impias con sus mil condiciones
ya no quiero escuchar excusas o razones.

Y me niego a dejar que revoquen sin más
los derechos que tengo por haber yo nacido
no seré la escultura perfecta que buscabas
pero amor sé dar cuando amor yo recibo.
Y si el mundo se asqueara con mi vulgar presencia
es problema de ellos , no es problema mío
yo soy como soy, como quiero ser
y al que no le guste nada puedo hacer

Miren a otro lado, quitenme el saludo
tosan sus agravios con sus estornudos
yo no tengo culpa de ser como soy
ni pido disculpas donde quiera que voy.

Con mis sombras a cuestas me dibujo un edén
que reluce piedades y propaga empatias
un edén sin modelos donde hay que encajar
un edén de sinceros estallidos de paz.

Un edén de miradas que acarician al ver
un edén de sonrisas que refrescan la piel
Yo no quiero eludir las pupilas que ofenden
cabizbajo, inseguro, con el miedo de herir
con mi sola presencia a la gente que pasa.

Como Dios me ha creado me presento a la gente
sin caretas ni máscaras que te observan y mienten
quién eres tú para juzgar a Dios
quién eres tú para juzgar Sus obras

Soy como debo ser,
soy lo que quiero ser
acéptame o dime adiós
pero no pretendas que me entierre en lo hondo
de las fosas oceánicas para no ver mi rostro.
Ni me pidas que muestre falsas esperanzas
ni me exijas que cambie por dimes y diretes.

Este soy yo
te guste o no
este soy yo
gústele a quien le guste
duélale a quien le duela...
Poeta

Poemas sociales :  Un mundo caliente
El campo magnético circunda el orbe todo
y nos protege del viento solar
pero fue en verano que me insolé
mi piel blanca enrojeció de pronto
y un ardor escozor ardor se adueñó de mi mente.

El cambio climático ya nos alcanzó
los automóviles flotaban ayer en Palermo
como canoas ávidas de Venecia.

Y el sol poderoso quema en pocos segundos
podrías freír un huevo con sólo hecharlo sobre la acera.

Yo no sé qué esperamos para dejar de quemar fósiles
yo no sé qué porvenir puede haber
si el planeta se parece a Venus.

El campo magnético nos protege
de las fuerzas solares
pero no basta para enfriar un mundo
cada día más caliente.

Esperaremos a qué hiervan los océanos
o tal vez sólo esperamos una fanfarria.
Poeta

Poemas sociales :  He visto
He visto a la bella durmiente
vestida de blanco en su caja
como una muñeca preciosa
sin aire ni aliento ni vida.

He visto nevar en Abril
y he visto tres terremotos
tierra que danza y se agita
bailando al tambor de los vientos.

Oh cuánto dolor bajo el sol
Oh cuánta pena yaciente.
Las dagas se entierran en llagas
las pústulas derraman su hiel

He visto los pies purulentos
cojear con dolor caminante
y he visto las manos artrosas
de dedos desviados y arqueados.

He visto a las fieras feroces
depredar al más débil del grupo
y un círculo de tontos mirando
la escena cruda y morbosa.

He visto sangre seca en las aceras,
he visto cadáveres dormidos
he visto heridas palpitantes
he visto el llanto del olvido.

He visto la polucion
ensuciando los océanos
y a la sobrepoblacion
de una plaga de ignorantes.

He visto incendios dolosos
que vuelven el verde en cenizo
y a los glaciares cediendo
ante el calor improviso.

Y habiendo visto todo esto
me pregunto y me cuestiono
me cuestionó y me pregunto
qué será esta vida incierta
que nos toca tolerar...

Qué será de este planeta
que tenemos que habitar
y qué será de esta vida
que nos dura tan poquito.

Un suspiro de un aliento
un diminuto momento
que se escurre con los años
.
Cortos años, pocos lustros
y un sinfín de sinsabores
que se agolpan y acumulan
como castillos de arena
en una playa desierta.

He visto a la bella durmiente
posada en su caja leñosa
como una muñeca preciosa
sin aire ni aliento ni vida.
Poeta

Poemas sociales :  Me olvidé de Venezuela
Me olvidé de las filas kilometricas en las panaderías
solo para descubrir que se había acabado el pan.
Me olvidé de las largas colas en los cajeros automáticos
solo para descubrir que se había acabado el efectivo
¡y el dinero no se come!

Me olvidé de las largas filas en los mercados y supermercados
solo para encontrar estantes vacíos.
Me olvidé de la ausencia de medicamentos en las farmacias
¿Y para qué abren si no tienen nada? Preguntaba
Si no abro me expropian - contestaban.

Me olvidé de los camiones de ganado que transportaban gente porque ya no había autobuses... ni ganado.
Todo se había perdido...

Me olvidé de los cortes cotidianos de luz
me olvidé del agua hedionda y sucia saliendo de los grifos
me olvidé de liceos cayéndose a pedazos
me olvidé del mercado negro y del mercado fúnebre.

Me olvidé de los médicos y enfermeras huyendo por las fronteras
de los profesores que ya no daban clases
unos por escapar y otros por buscar mejor salario.

Me olvidé de los militares disparando le a las marchas pacíficas
de las FAES, de la DISIP, de la PNB, de la GNB todos esbirros y lacayos de un imberbe que no sabe ni hablar

Me olvidé de los niños y ancianos comiendo de las bolsas de basura
peleando con los perros por un pedazo de hueso podrido

Me olvide de las elecciones fraudulentas cada año para disfrazar de democracia una dictadura vil, genocida, narcotraficante y terrorista.

Me olvidé de un país arrodillado ante la bota extranjera
de rusos y bielorusos, chinos, cubanos e iranies


Me olvidé de Venezuela destrozada por un comunismo obsoleto y trasnochado.

Me olvidé de Venezuela
Dios me perdone
por haber olvidado a mi pueblo...
Poeta

Poemas sociales :  Mami
Mami, ¿por qué suenan las sirenas?
Corre hijo, vamos al refugiio
¿Que es el refugio, mami?
Mami ¿por qué vamos al refugio?
Porque van a bombardear
ya se escucha el rugir de los motores
ya no hay tiempo
Ven hijo, ¡ven debajo de la mesa!

Mami, ¿estamos jugando a las escondidas?
Si bebé
¿Y quién está contando?
Poeta

Poemas sociales :  Pandemia
A través de una ventada, detrás de la vida
Veo pasar a los mismos hombres con manos
Llenas de odio, sosteniendo piedras.
A través de una ventana, detrás de sus almas
Veo la maldad de la humanidad que no cambia jamás.
Hace más de dos mil años, eran leprosos sus objetivos
Hoy su mira apunta a los médicos héroes
De esta pandemia inventada por la avaricia y la codicia
De grandes empresarios y de políticos corruptos.
Los mismos que te roban y esclavizan trabajadores
No les importa la vida, son aliados de la muerte.
Venden la existencia por un par de monedas , de metal noble.



Por Conrado Augusto Sehmsdorf



[img width=300]https://www.eltiempo.com/uploads/2019/08/28/5d670bdcecc38.jpeg[/img]
Poeta

Poemas sociales :  Caigan muros, surjan puentes
Una turba de alacranes de aguijones venenosos
se avecina a la colina de una esfera incorruptible
El veneno se dispersa sobre el lomo de la esfera
y resbala cuesta abajo por su azul circunferencia.

Y el azul es maravilla que disfraza los amores
y es el canto melodioso de un millón de ruiseñores.
La esperanza regenera las vivencias malheridas
y en un cuento fabuloso se dibujan escondidas.

Alegría manifiesta que me anuncia un nuevo mundo
de cien mil celebraciones y canciones y poemas.
Entre abrazos de locura, mariposas sobrevuelan
esas flores que se niegan a perder su lozanía.

Cuánto engaño ha sometido a las buenas intenciones
cuánta estafa ha generado malestar en decisiones.
Pero el tiempo nos regala su cordial sabiduría
y volvemos a confiar en que surja un nuevo día.

Utopía
mi obsesión y mi consuelo
mi esperanza, mi ilusión,
la belleza de creer en lo bueno en cada humano
sea quien sea
y resurge la amistad con un apretón de manos.

Utopía
nuevamente
me seduce la radiante sensación de la piedad
en las risas y sonrisas de los hombres del futuro.

Caigan muros
surjan puentes
con el agua bendecida de las fuentes
con fraternos corazones de simientes
que germinan y dan fruto por millón.
Poeta

Poemas sociales :  Tumbas de cemento yacen
Tumbas de cemento yacen bajo cielos citadinos carbonizados;
los vientres de los siete mares vomitan petróleo,
vientos pletóricos de estornudos radioactivos
deambulan extasiados por la atmósfera,
narcotizados están los ángeles
y los santos están asqueados,
mientras los demonios gozan, se burlan, se rien
de las desdichas del hombre.

Hay guerras despiadadas en donde se arrancan cabezas incautas,
hay mataderos en que desgarran las carnes pueriles hasta el hueso,
hay; por doquier, estallidos de guadaña iniciados por hipócritas carcajadas,
hay bullicio, estrépito de gritos, disparos y explosiones,
y hay quietud, silencio de féretro y de mármol,
silencio de lápidas, de capillas, de claveles.

Se desatan epidemias como enjambres de langostas que todo lo devoran,
hay leprosos, sidosos, tuberculosos, leucémicos, cancerosos.................
enfermos de todas las razas, enfermos de toda índole.
Y la sequedad inexpugnable de los desiertos avanza y no perdona,
los incendios devastan y devoran inocentes clorofilas;
hay pestilencias y genocidios de colores epidérmicos,
y odios; rencores profundos, arraigados en la sangre.

Hay querellas jamás declaradas, semejantes a besos de Judas,
y hay bolsas plásticas colmas de olores a fosa común.
Hay niñas deshojando sus más íntimas flores
por necesidad o por capricho o por deseos de gloria.

Hay ocultamiento y exposición de heridas nauseabundas y podridas,
hay manos sin uñas, bocas sin dientes, lomos sin piel, hombros sin cabeza,
gangrenas, heridas profundas, cicatrices inútiles.

Y aun hay cojos, mancos, chuecos, ciegos, sordos, mudos,
parapléjicos, locos y dementes en cantidades industriales.
Hay miríadas de caudillos de la muerte,
ejércitos desviándonos impunes de la buena suerte.

Hay atracos, ajustes de cuentas, secuestros, sicariatos y guerrillas,
urbanas y rurales...
y aun hay viudas, huérfanos, niños de la calle, ancianos en total abandono
buscando qué comer en los basurales periféricos.
Hay desaparecidos, torturados, inocentes ejecutados,
presos políticos y políticos presos.

¡Víctimas todas ellas del mal!, ¡sí, las hay!

¿Quién osa buscar el infierno
en las páginas de la Biblia?

Tumbas de cemento yacen
por doquier.
Poeta

Poemas sociales :  Algunos desnudos
Desnudos
y cubiertos de ropaje
y aun así desnudos;
desnudos de alma
mirada desnuda
sonrisa desnuda
-no fabricada-

Intenciones desnudas
arropadas por la nada
Pretensiones desnudas
Desnudo el dolor del que desnuda su tinta
sin vergüenza y sin decoro
Desnuda la paz del que vela desnudo
desde la intimidad de su YO
Desnuda vigilia la de aquél
que desnuda la vida de un plumazo
y desnudo de obligaciones
y desnudo de allanamientos
encanta con su desnudez
a los que rasgan sus vestiduras
tratando de ¿desnudarse?
Poeta

Poemas sociales :  El Racismo
"Toda acción genera una fuerza de igual intensidad y de sentido contrario"
(Mecánica clásica)

El racismo es el error de sociedades
que no miran más allá de sus narices.
El racismo es la falacia más extraña
evocada desde un odio sin razones.

El amor que no conoce de fronteras,
diferencias, divergencias o colores
mira el alma que nos brilla desde adentro
con su luz que despeja oscuridades
y esa luz tan brillante y emotiva
nada importa bajo qué piel ella se esconde.

El equívoco racista que condena
sin piedad a todo aquel que es diferente
no comprende que sólo hay un Homo Sapiens
y hermanados estaremos ante Dios.

El racismo, enfermedad que engendra males
desastrosos cómo fieros huracanes
es veneno que intoxica corazones.
¿No es acaso el Homo Sapiens uno solo?

Y qué importa si tu piel es amarilla,
negra, blanca o pintada de violeta
es que acaso el sentimiento no nos fluye
desde el alma y a todos por igual.

Con los ojos también lloran los ajenos
a tu raza, a tu enia, a tu piel
y ellos aman a sus hijos como tú
como tú también tienen emociones.

Si la sangre es siempre roja y carmesí
si en su pecho también late un corazón
si sus manos me sostienen y me ayudan
cómo quieres que me importe su color.
Y mis manos que te ayudan y sostienen
son las manos que me diera mi Creador.

Y el Señor, Nuestro Creador
ama la variedad.
Poeta