Poemas :  Qué Talco II
Dado que este tiempo inconcluso
relame las aspas del diario molino,
todo es directa consecuencia
de un mar de tempestades no deseadas,
(o de deseos como marejadas)
y por eso es que te echo de menos
como el prado a un verano
que le dio semillas vedaderas.
No fui menos antes,
con la coherencia dictaminada,
ni menos cuando dijeron
que el cerebro marca pasos
inapelables de responsos
cuando nos llega la hora.
Ni lo soy -menos- ahora,
con el ala empatillada,
con la mirada que titila
entre lo debido y lo agraciado.
Nunca olvides que acecho inerme,
pero agazapado con el filo de una idea,
nunca con las armas del que aprueba
con temblores de conejo
sancionando cada paso en su vida.

©Gustavo Larsen 10/05/2016
Poeta

0 puntos
0 0 0