Poemas :  CABO DE HORNOS
Es donde la altivez de la muerte
concibe su puñal de espanto,
donde el miedo escribe la ancestral súplica
y sus fauces babean espumas heladas.
La cordillera dejó unos pies enfermos
muriendo dentro de él.
Nunca habrá una flor o una calandria.
Nunca un allegro, siempre un responso.
Nunca una sal que presagie el tenor de un amanecer
y sus cuerdas fucsias.
Y aunque las mismas pecas de luz
nos cubran a los dos esta noche,
yo no soy el ballenero y su desgarro,
la insolencia de su vida.
Todo es agua de veranos invernales
e inviernos indecibles.
Tiempo y latitud convertidos en una espada de hielo.
Aquí nació el ruego irrepetible de este pueblo
de hijos primigenios pringados.
Aquí yacen todas sus esperanzas
ahogadas dentro de un témpano.
Aquí y por siempre,
lo único que también existe
es este innombrable vórtice meridional.

©Gustavo Larsen, 25/12/2015

[img align=center width=425]http://cleangreengems.com/bounty/images/capehorn.jpg[/img]
Poeta

0 puntos
0 0 0